/ miércoles 9 de marzo de 2022

Norma Ledezma, 20 años luchando por erradicar la violencia de género

El 2 de marzo de 2002 se cumplieron dos décadas de la desaparición de su hija Paloma; el 29 de ese mismo mes fueron hallados sus restos y al día siguiente su funeral

Norma Ledezma Ortega, directora de Justicia para Nuestras Hijas, conmemora este mes de marzo 20 años del feminicidio de su hija Paloma Angélica y del nacimiento de la organización Justicia para Nuestras Hijas.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

En este mes se cumplen 20 años del aniversario del feminicidio de Paloma, así como también de la organización de la organización Justicia para Nuestras Hijas que acompaña a víctimas y madres de víctimas de desaparición forzada, feminicidio y violencia.

El 2 de marzo de 2002 se cumplieron dos décadas de la desaparición de Paloma; el 29 de ese mismo mes fueron hallados sus restos y al día siguiente su funeral. A partir del 1 de abril nació una nueva Norma Ledezma, cuya vida dedicada a desempeñarse en una empresa maquiladora se transformó en un apostolado de pelear por justicia y esclarecimiento de la muerte de su hija, -que las autoridades habían tergiversado culpando a un exnovio de Paloma-, y a la procuración de justicia a víctimas de crímenes similares en un mundo de hombres.

Justicia para Nuestras Hijas trabaja en 17 municipios del estado de Chihuahua, en temas de violencia familiar, violencia sexual, trata de personas, feminicidios, homicidios y desaparición forzada.

“Es cuando nace una nueva Norma Ledezma para poder seguir enfrentando estos retos en otro escenario, en un sistema de justicia, donde realmente sí nos ven para abajo. Me tocó hace dos décadas entrar a un mundo de abogados, en un sistema que eran sólo hombres, desde procuradores, fiscales y no había ninguna mujer. El 30 la sepultamos, y el día lunes 1 de abril, un velo se me cayó, pude ver que era realmente un mundo de hombres, es decir, también mi cultura y formación, estaba sujeta a que por ser mujer, tenía que ser sometida. Luchaba en esos escenarios por instinto, no por conocimiento. Desperté con una conciencia, y esta fue mi reflexión desde el día que la tuve en la tumba, pero al siguiente día tomé mi decisión: se la llevaron porque era mujer, de tan sólo 16 años; porque la estuvieron vigilando. A mi hija la torturaron sexualmente, la golpearon, le quitaron la vida, que nadie tenía derecho a quitarle y finalmente la fueron a tirar ahí, en un mundo de hombres”, expresó Norma.

Como promotora de la Fiscalía de Género, mencionó que la atención que jerárquicamente se le da a la Fiscalía Especializada en Mujeres es diferente a la atención que se les da al resto de las Fiscalías, porque representa lo femenino en la estructura del Sistema de Justicia y le da la última atención.

“Le dan la atención que sobra, no se tiene el mismo recurso destinado. Para lograr los apoyos para la Fiscalía tenemos que enfrentarnos a un mundo de hombres”, indicó, al tiempo que puede ver diferencias incluso a la atención en desaparición de hombres y homicidios, a la que se brinda en desaparición de mujeres y feminicidios.

La activista y luchadora por los derechos humanos de las mujeres, quien venció sus propios paradigmas, se descubrió en un mundo religioso, educativo y legal manejado por hombres que, según señala, estaban en contra de muchas mujeres; por lo que decidió cambiar para enfrentar un mar de injusticia de un mundo patriarcal, que también resultó ser un mundo de mujeres educadas por un sistema machista que hasta en la religión, en las creencias se tiene que someter, y les quitan su libertad de vivir y ser humana.

“Mi vida en estos veinte años ha estado llena de trabas, ignorada, muy humillada. Primero, por ser mujer, en segundo lugar por no tener el conocimiento ni poder económico. He vivido toda mi vida en una colonia popular. En los estudios, todo lo que tenía era mi certificado de primaria, y luchar en un mundo de injusticia y en un sistema patriarcal era como una oveja en un mundo de lobos. Todos habían fabricado quién era el culpable de la muerte de Paloma, según ellos, en un mundo de hombres. Fabricaron que el exnovio era el culpable, todo fabricado por hombres. Cuando vi el lugar donde lo encontraron, y me enfrento a la autoridad”, refirió.

En la lucha que ha encabezado durante todo este tiempo recordó a sus maestras de vida, también las mujeres que se conmemoran el 8 de marzo, quienes lucharon en una fábrica de Estados Unidos, las hermanas Mirabal; y otros casos de los que destacó a los esfuerzos de mujeres que a la luz pública han sido invisibles, como su propia madre y abuela.

“Me he topado con humillaciones no sólo de hombres, también de mujeres. Humillaciones porque conocía mis derechos, porque apenas sabía leer y escribir. Me fui abriendo paso, después, estudié mi secundaria abierta, después la preparatoria, después licenciatura. Hubo muchas personas que me tendieron la mano, también fui apoyada por hombres y mujeres. Tengo que reconocer que soy defensora de derechos humanos, no he cambiado yo, el cambio es para luchar por un mundo de igualdad, pero no ha sido fácil”, explicó.

Manifestó que a nivel institucional todavía puede observar mayor celeridad en atención de trámites para hombres, a diferencia de cuando son para mujeres. En el tema social, también subrayó el cuidado de la imagen de las mujeres y de los hombres, en la que el desprestigio es más severo en el caso de mujeres, y que se celebra en hombres, en determinadas conductas o situaciones.

Norma Ledezma Ortega se reconoció como parte de un linaje por parte de su familia Ortega de mucha resistencia y terquedad, que le han permitido sentirse satisfecha de dedicarse dos décadas ininterrumpidas al frente de JpNH.

“He pasado muchos caminos oscuros, tormentas, y sigo con el tema que atendemos de las agendas del gobierno estatal con muchas familias que siguen creyendo y acompañando a nuestra organización, y un equipo operativo con psicólogas, trabajadoras sociales, que forma el Consejo Directivo funcional, que en estos 20 años lo hemos sostenido, que se viven rápido, pero se viven difíciles”, expresó.


Norma Ledezma Ortega, directora de Justicia para Nuestras Hijas, conmemora este mes de marzo 20 años del feminicidio de su hija Paloma Angélica y del nacimiento de la organización Justicia para Nuestras Hijas.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

En este mes se cumplen 20 años del aniversario del feminicidio de Paloma, así como también de la organización de la organización Justicia para Nuestras Hijas que acompaña a víctimas y madres de víctimas de desaparición forzada, feminicidio y violencia.

El 2 de marzo de 2002 se cumplieron dos décadas de la desaparición de Paloma; el 29 de ese mismo mes fueron hallados sus restos y al día siguiente su funeral. A partir del 1 de abril nació una nueva Norma Ledezma, cuya vida dedicada a desempeñarse en una empresa maquiladora se transformó en un apostolado de pelear por justicia y esclarecimiento de la muerte de su hija, -que las autoridades habían tergiversado culpando a un exnovio de Paloma-, y a la procuración de justicia a víctimas de crímenes similares en un mundo de hombres.

Justicia para Nuestras Hijas trabaja en 17 municipios del estado de Chihuahua, en temas de violencia familiar, violencia sexual, trata de personas, feminicidios, homicidios y desaparición forzada.

“Es cuando nace una nueva Norma Ledezma para poder seguir enfrentando estos retos en otro escenario, en un sistema de justicia, donde realmente sí nos ven para abajo. Me tocó hace dos décadas entrar a un mundo de abogados, en un sistema que eran sólo hombres, desde procuradores, fiscales y no había ninguna mujer. El 30 la sepultamos, y el día lunes 1 de abril, un velo se me cayó, pude ver que era realmente un mundo de hombres, es decir, también mi cultura y formación, estaba sujeta a que por ser mujer, tenía que ser sometida. Luchaba en esos escenarios por instinto, no por conocimiento. Desperté con una conciencia, y esta fue mi reflexión desde el día que la tuve en la tumba, pero al siguiente día tomé mi decisión: se la llevaron porque era mujer, de tan sólo 16 años; porque la estuvieron vigilando. A mi hija la torturaron sexualmente, la golpearon, le quitaron la vida, que nadie tenía derecho a quitarle y finalmente la fueron a tirar ahí, en un mundo de hombres”, expresó Norma.

Como promotora de la Fiscalía de Género, mencionó que la atención que jerárquicamente se le da a la Fiscalía Especializada en Mujeres es diferente a la atención que se les da al resto de las Fiscalías, porque representa lo femenino en la estructura del Sistema de Justicia y le da la última atención.

“Le dan la atención que sobra, no se tiene el mismo recurso destinado. Para lograr los apoyos para la Fiscalía tenemos que enfrentarnos a un mundo de hombres”, indicó, al tiempo que puede ver diferencias incluso a la atención en desaparición de hombres y homicidios, a la que se brinda en desaparición de mujeres y feminicidios.

La activista y luchadora por los derechos humanos de las mujeres, quien venció sus propios paradigmas, se descubrió en un mundo religioso, educativo y legal manejado por hombres que, según señala, estaban en contra de muchas mujeres; por lo que decidió cambiar para enfrentar un mar de injusticia de un mundo patriarcal, que también resultó ser un mundo de mujeres educadas por un sistema machista que hasta en la religión, en las creencias se tiene que someter, y les quitan su libertad de vivir y ser humana.

“Mi vida en estos veinte años ha estado llena de trabas, ignorada, muy humillada. Primero, por ser mujer, en segundo lugar por no tener el conocimiento ni poder económico. He vivido toda mi vida en una colonia popular. En los estudios, todo lo que tenía era mi certificado de primaria, y luchar en un mundo de injusticia y en un sistema patriarcal era como una oveja en un mundo de lobos. Todos habían fabricado quién era el culpable de la muerte de Paloma, según ellos, en un mundo de hombres. Fabricaron que el exnovio era el culpable, todo fabricado por hombres. Cuando vi el lugar donde lo encontraron, y me enfrento a la autoridad”, refirió.

En la lucha que ha encabezado durante todo este tiempo recordó a sus maestras de vida, también las mujeres que se conmemoran el 8 de marzo, quienes lucharon en una fábrica de Estados Unidos, las hermanas Mirabal; y otros casos de los que destacó a los esfuerzos de mujeres que a la luz pública han sido invisibles, como su propia madre y abuela.

“Me he topado con humillaciones no sólo de hombres, también de mujeres. Humillaciones porque conocía mis derechos, porque apenas sabía leer y escribir. Me fui abriendo paso, después, estudié mi secundaria abierta, después la preparatoria, después licenciatura. Hubo muchas personas que me tendieron la mano, también fui apoyada por hombres y mujeres. Tengo que reconocer que soy defensora de derechos humanos, no he cambiado yo, el cambio es para luchar por un mundo de igualdad, pero no ha sido fácil”, explicó.

Manifestó que a nivel institucional todavía puede observar mayor celeridad en atención de trámites para hombres, a diferencia de cuando son para mujeres. En el tema social, también subrayó el cuidado de la imagen de las mujeres y de los hombres, en la que el desprestigio es más severo en el caso de mujeres, y que se celebra en hombres, en determinadas conductas o situaciones.

Norma Ledezma Ortega se reconoció como parte de un linaje por parte de su familia Ortega de mucha resistencia y terquedad, que le han permitido sentirse satisfecha de dedicarse dos décadas ininterrumpidas al frente de JpNH.

“He pasado muchos caminos oscuros, tormentas, y sigo con el tema que atendemos de las agendas del gobierno estatal con muchas familias que siguen creyendo y acompañando a nuestra organización, y un equipo operativo con psicólogas, trabajadoras sociales, que forma el Consejo Directivo funcional, que en estos 20 años lo hemos sostenido, que se viven rápido, pero se viven difíciles”, expresó.


Chihuahua

Fue Sinaloa el estado que más se benefició con bombardeo de nubes

En Chihuahua se realizaron seis vuelos con una precipitación de 711.7 hectómetros cúbicos, lo que no tuvo un gran impacto para la agricultura de la región

Salud

¿Dónde y cómo puedo aplicarme la vacuna contra la viruela del mono en México, EU y Canadá?

Ante el avistamiento de mayores índices de contrayentes de viruela símica en el mundo, la OMS alerta sobre las vacunas óptimas para combatirla

Política

Ante ola de violencia, AMLO ampliaría reuniones de seguridad y realizaría conferencias en sábado

El mandatario señaló también que sus adversarios utilizan los fines de semana "para distorsionar la situación del país"

Mundo

Sube a seis la cifra de muertos por explosión en mercado de Armenia

Las operaciones de rescate han continuado hasta la mañana de hoy pues se cree que aún hay personas atrapadas bajo los escombros

Chihuahua

Publicarán convocatoria para aspirantes a la Rectoría de la UACh

Autoridades universitarias señalaron que la publicación de la convocatoria será un día o dos después del inicio a clases que se celebra mañana 15 de agosto

Chihuahua

Envío de más elementos a Juárez no descuida operativos en Sierra Tarahumara: FGE

Sedena envió cerca de 600 militares más para reforzar la seguridad en Juárez tras los hechos violentos ocurridos el pasado jueves en los que murieron 11 personas

Juárez

Miedo por violencia desplomó la actividad económica en Juárez

Los empresarios de todos los sectores aún siguen muy afectados por los hechos violentos del jueves 11 de agosto en Ciudad Juárez