/ jueves 15 de agosto de 2019

Da Cáritas alimentos a 30 mil personas al mes

En un cuarto frío conservan los alimentos que donan a adultos mayores y familias

Dar alimento al más desvalido es la misión del Banco de Alimentos de Cáritas, al mes reparten 140 toneladas de frutas, verduras, lácteos y pan, entre otros, con lo que se benefician de entre 25 y 30 mil personas.

El Banco de Alimentos Regional de Cáritas cuenta con un ejército de voluntarios, quienes desde las 8:00 horas se encargan de preparar el contenido para las despensas que se reparten.

El presidente del Banco de Alimentos, Tomás Rodríguez Yáñez, explicó que se adecuó un espacio con parrillas para enseñar a los beneficiarios a preparar los alimentos que se les otorgan, ya que detectaron que algunas verduras las tiraban porque no sabían cómo cocinarlas, ahora se cuenta con un chef voluntario que les dará recetas y diversas formas de preparación para que puedan aprovechar cada verdura y leguminosa que se les brinda.

FOTO: DANIEL ACOSTA

En la zona sur de la ciudad, en la calle Sierra del Cuervo, en la colonia Primero de Mayo, se ubican las instalaciones, donde se cuenta con refrigerador y cuarto frío para la conservación de los alimentos, ya que al mes se reciben 140 toneladas de alimento, con lo cual se elaboran las despensas para apoyar a ciudadanos, asilos, casas hogares, centros de rehabilitación, comedores e instituciones de beneficencia, en total son 153 a quienes se les dota alimento de manera semanas, quincenal o mensual.

Además se cuenta con un programa de padrinos, quienes les ayudan a llevarles alimento a adultos mayores, quienes se encuentran en cama o bien no cuentan con los medios necesarios para trasladarse hasta el banco.

Desde hace 26 años nació el Banco de Alimentos, gracias al apoyo de los locatarios de la Central de Abastos, ahora se cuenta con instalaciones más funcionales que les permiten atender a los beneficiarios, los cuales son seleccionados tras una entrevista y una visita del área de trabajo social, personal que se encarga de ver las necesidades de las personas, ya que además en Cáritas de Chihuahua se cuenta con el Cari-Bazar, programa de salud y promoción y asistencia social.

“Se aprovecha la visita para ver si sólo es la necesidad de la alimentación, o les hace falta ropa, muebles o atención médica, ya que contamos con un médico voluntario que atiende en la calle Morelos 405, en la zona Centro”, comentó Tomás Rodríguez, en esas instalaciones además se cuenta con un comedor.

FOTO: DANIEL ACOSTA

A la fecha se benefician a casi 30 mil personas, pero la mira es alta, ya que en 18 meses pretenden llegar a la atención de 150 mil personas y en 30 meses a 200 mil personas, ello conforme a los donativos que se vayan recibiendo, ya que buscan llegar a todas las colonias de la ciudad, sobre todo a las más alejadas al norte de la ciudad.

Hasta el banco llegan madres de familia solteras y adultos mayores, en su mayoría; a las mujeres se les apoya por seis meses mientras consiguen empleo. Las despensas que reparten están bien surtidas, por ellas se pagan 30, 70 y 100 pesos. La dinámica es sencilla, pues los beneficiarios deben de recibir primero una plática en el área de capacitación, donde además se les brindan servicios odontológicos gratuitos, consultas médicas o pláticas motivacionales; el más nuevo servicio son las recetas de cocina que estará compartiendo con ellas y ellos un chef para una buena alimentación y aprovechamiento de los productos que contiene la despensa.

Al término de la capacitación a los beneficiaros se les pasa al área de caja donde pagan su despensa, luego se forman en el área de entrega de alimentos, en la primera ventanilla recogen la bolsa llena de verduras y frutas, ayer por ejemplo les dotaron tomate, jícama, lechuga, chile jalapeño, zanahoria, cebolla, pepino, calabaza.

Luego pasan a la otra ventanilla donde les dan la despensa básica que se conforma de 2 litros de jugo, 2 litros de leche, 10 yogures, queso panela, galletas, y maicena. En otra ventanilla les entrega una bolsa de pan dulce y otra de pan blanco.

Tomás Rodríguez Yáñez señaló que en caso de las instituciones, primero pasan a la caja a liquidar sus dotaciones y luego pasan a los andenes a cargar el alimento.

FOTO: DANIEL ACOSTA

Los que hacen posible esta enorme tarea agradecieron a los benefactores, quienes les proveen los alimentos que se reparten y se llevan a la mesa de las personas que viven en situación de pobreza.

Si desea apoyar puede hacerlo a través de la cuenta Scotiabank 215041414152.

Te recomendamos:

Dar alimento al más desvalido es la misión del Banco de Alimentos de Cáritas, al mes reparten 140 toneladas de frutas, verduras, lácteos y pan, entre otros, con lo que se benefician de entre 25 y 30 mil personas.

El Banco de Alimentos Regional de Cáritas cuenta con un ejército de voluntarios, quienes desde las 8:00 horas se encargan de preparar el contenido para las despensas que se reparten.

El presidente del Banco de Alimentos, Tomás Rodríguez Yáñez, explicó que se adecuó un espacio con parrillas para enseñar a los beneficiarios a preparar los alimentos que se les otorgan, ya que detectaron que algunas verduras las tiraban porque no sabían cómo cocinarlas, ahora se cuenta con un chef voluntario que les dará recetas y diversas formas de preparación para que puedan aprovechar cada verdura y leguminosa que se les brinda.

FOTO: DANIEL ACOSTA

En la zona sur de la ciudad, en la calle Sierra del Cuervo, en la colonia Primero de Mayo, se ubican las instalaciones, donde se cuenta con refrigerador y cuarto frío para la conservación de los alimentos, ya que al mes se reciben 140 toneladas de alimento, con lo cual se elaboran las despensas para apoyar a ciudadanos, asilos, casas hogares, centros de rehabilitación, comedores e instituciones de beneficencia, en total son 153 a quienes se les dota alimento de manera semanas, quincenal o mensual.

Además se cuenta con un programa de padrinos, quienes les ayudan a llevarles alimento a adultos mayores, quienes se encuentran en cama o bien no cuentan con los medios necesarios para trasladarse hasta el banco.

Desde hace 26 años nació el Banco de Alimentos, gracias al apoyo de los locatarios de la Central de Abastos, ahora se cuenta con instalaciones más funcionales que les permiten atender a los beneficiarios, los cuales son seleccionados tras una entrevista y una visita del área de trabajo social, personal que se encarga de ver las necesidades de las personas, ya que además en Cáritas de Chihuahua se cuenta con el Cari-Bazar, programa de salud y promoción y asistencia social.

“Se aprovecha la visita para ver si sólo es la necesidad de la alimentación, o les hace falta ropa, muebles o atención médica, ya que contamos con un médico voluntario que atiende en la calle Morelos 405, en la zona Centro”, comentó Tomás Rodríguez, en esas instalaciones además se cuenta con un comedor.

FOTO: DANIEL ACOSTA

A la fecha se benefician a casi 30 mil personas, pero la mira es alta, ya que en 18 meses pretenden llegar a la atención de 150 mil personas y en 30 meses a 200 mil personas, ello conforme a los donativos que se vayan recibiendo, ya que buscan llegar a todas las colonias de la ciudad, sobre todo a las más alejadas al norte de la ciudad.

Hasta el banco llegan madres de familia solteras y adultos mayores, en su mayoría; a las mujeres se les apoya por seis meses mientras consiguen empleo. Las despensas que reparten están bien surtidas, por ellas se pagan 30, 70 y 100 pesos. La dinámica es sencilla, pues los beneficiarios deben de recibir primero una plática en el área de capacitación, donde además se les brindan servicios odontológicos gratuitos, consultas médicas o pláticas motivacionales; el más nuevo servicio son las recetas de cocina que estará compartiendo con ellas y ellos un chef para una buena alimentación y aprovechamiento de los productos que contiene la despensa.

Al término de la capacitación a los beneficiaros se les pasa al área de caja donde pagan su despensa, luego se forman en el área de entrega de alimentos, en la primera ventanilla recogen la bolsa llena de verduras y frutas, ayer por ejemplo les dotaron tomate, jícama, lechuga, chile jalapeño, zanahoria, cebolla, pepino, calabaza.

Luego pasan a la otra ventanilla donde les dan la despensa básica que se conforma de 2 litros de jugo, 2 litros de leche, 10 yogures, queso panela, galletas, y maicena. En otra ventanilla les entrega una bolsa de pan dulce y otra de pan blanco.

Tomás Rodríguez Yáñez señaló que en caso de las instituciones, primero pasan a la caja a liquidar sus dotaciones y luego pasan a los andenes a cargar el alimento.

FOTO: DANIEL ACOSTA

Los que hacen posible esta enorme tarea agradecieron a los benefactores, quienes les proveen los alimentos que se reparten y se llevan a la mesa de las personas que viven en situación de pobreza.

Si desea apoyar puede hacerlo a través de la cuenta Scotiabank 215041414152.

Te recomendamos:

Local

Sigue libre la causante de choque con 5 muertos

Conducía en estado de ebriedad a 185 kph; le negaron amparo federal

Local

Lo privan de la libertad por unos minutos y roban su auto

El hecho fue reportado por la misma victima que fue dejado en un terreno de la calle 11 de Febrero, de acuerdo a su declaración

Local

Solicitan investigar licitación en Delicias

La propuesta de “Cactus Traffic” para semaforización fue por $3.9 millones, misma que fue desechada por una de $8.7 millones

Local

Sigue libre la causante de choque con 5 muertos

Conducía en estado de ebriedad a 185 kph; le negaron amparo federal

Local

Lo privan de la libertad por unos minutos y roban su auto

El hecho fue reportado por la misma victima que fue dejado en un terreno de la calle 11 de Febrero, de acuerdo a su declaración

Deportes

Sexto juego se suspende por lluvia

En la parte baja de la segunda entrada con ventaja para Indios 1-0 sobre Algodoneros