/ viernes 30 de octubre de 2020

De fiesta de cumpleaños a la muerte de Jennifer Amador

“Decían que yo era sicario, que era una casa de seguridad, nos tiraron con todo”

Eran como las tres de la tarde cuando los agentes de la Comisión Estatal de Seguridad comenzaron a montar un operativo de revisión en el domicilio Mecánicos 9005, mientras que al interior se celebraba el cumpleaños del hijo de René Amador, pero esto se convirtió en la peor pesadilla que pudieron imaginar.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas en tu correo electrónico las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Al interior René Amador, su hija Jennifer Amador, dos hermanos más y su madrastra estaban de manteles largos festejando a uno de los menores de edad, se disponían a probar algunos alimentos cuando escucharon algunos gritos al exterior, que se convirtieron en golpes en la vivienda y en la puerta.

Los hijos de René comenzaron a gritar que policías o personas armadas querían ingresar al domicilio; aunque él pedía calma a todos, la vivienda se inundó de desesperación y de preocupación, pues los golpes eran tan agresivos que no sabían qué es lo que iba a pasar y si todos estarían bien.

Todo lo anterior son anécdotas que recuerda el señor René Amador Peña, quien el pasado 27 de octubre perdió a su hija de 15 años, Jenny, quien a causa de los elementos de la Comisión Estatal de Seguridad murió en un operativo fallido donde intervendrían un domicilio de unos presuntos narcomenudistas.

Pese a los gritos, pasos en el techo y después detonaciones de armas de fuego, la preocupación se desató cuando vieron cómo los impactos ingresaban al domicilio y peor aun cuando en el suelo se encontraba la niña de 15 años agonizando con un disparo en la cabeza, el cual podría arrebatarle la vida en cuestión de segundos.

La escena fue vivida por todos los integrantes de la familia, mientras su padre René intentaba reanimarla, pero sabía que esto era casi imposible porque alcanzaba a ver la lesión que tenía en la cabeza, una lesión expuesta con una importante profundidad que poco a poco terminaba con la esperanza y vida de Jennifer Amador.

Finalmente los policías lograron ingresar al domicilio, al dialogar con la familia se escudaron diciendo que ellos habían sido objeto de una agresión armada y por lo cual respondieron a tiros, sin embargo, esta versión ha sido negada por la familia afectada, que hasta el momento sigue buscando justicia por la vida de la menor.

René recuerda que cuando intentó levantar a su hija sólo vio cómo los agentes ingresaban al domicilio, pues no le permitían retirarse del lugar para pedir auxilio y después toda la calle se llenaba de patrullas y de policías, que se llevaron detenidos a tres elementos de seguridad.

Al momento de dialogar con los agentes, recuerda que le dijo que lo acusaron de ser sicario, de tener una casa de seguridad y de otras cuestiones ligadas con el crimen organizado, a lo que respondió que él no tenía nada que ver y que no tenía armas en su domicilio para que hubieran actuado de esa forma.

Eran las ocho de la noche y los agentes de la Fiscalía General del Estado seguían procesando la escena del crimen, después se llevaron el cuerpo sin vida de la menor hacia las instalaciones del C4, donde practicaríanla necropsia de ley.

A pesar de que los hechos ocurrieron el día 27 de octubre por la tarde-noche, el cuerpo de Jennifer no fue entregado el día 28 y lo pospusieron hasta el 29 por la mañana, que fue cuando se llevó a cabo el velorio en la Funeraria Miranda ubicada en la avenida Tecnológico.

Ya en el funeral los amigos de la Secundaría Federal 13 acudieron a despedir a Jenny, todos con lágrimas y llevándose una buena imagen de la menor de 15 años de edad, a quien recordaron como alegre y positiva, además de ser reconocida en sus resultados en sus estudios en la secundaria.

Al centro fue colocado el féretro de Jenny, lo acompañaban algunas coronas fúnebres y todo el tiempo se mantuvo abierto, para que los seres queridos, conocidos y amigos pudieran despedirse de ella por última vez, para que siempre se llevaran su imagen y recuerdo de la menor de edad.

En el velorio algunos familiares externaron algunas palabras pidiendo justicia para Jennifer Amador, toda vez que de una mala práctica por parte de los agentes estatales perdió la vida, ya que era inocente y aún tenía una vida por delante.

René Amador Peña durante el velorio de su hija Jennifer Amador Moreno, pidió justicia para su memoria, pues dijo que le habían arrebatado la vida a una niña inocente durante una confusión por parte de varios agentes estatales, quienes sin motivo alguno comenzaron a disparar en contra del domicilio.

Por parte de los compañeros de la escuela compartieron el siguiente mensaje seguido de una fotografía de Jenny: "Lamentablemente ayer fue tu partida, fue tan rápido, pero vas a dejar una huella por tu alegría, lo que eras, tu carácter y entusiasmo al hacer las cosas... hoy y siempre te vamos a recordar como la gran persona que fuiste... un beso y un abrazo hasta el cielo mi niña hermosa. Te amamos".

Hasta el momento los agentes Jasón Constantino R.M., Marco Antonio O.R. y Aarón A.M. se encuentran detenidos por la Fiscalía General del Estado y este día serán presentados ante un juez de Control para que sean juzgados por el delito de homicidio, en perjuicio de la menor de 15 años de edad.

Te puede interesar:



Eran como las tres de la tarde cuando los agentes de la Comisión Estatal de Seguridad comenzaron a montar un operativo de revisión en el domicilio Mecánicos 9005, mientras que al interior se celebraba el cumpleaños del hijo de René Amador, pero esto se convirtió en la peor pesadilla que pudieron imaginar.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas en tu correo electrónico las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Al interior René Amador, su hija Jennifer Amador, dos hermanos más y su madrastra estaban de manteles largos festejando a uno de los menores de edad, se disponían a probar algunos alimentos cuando escucharon algunos gritos al exterior, que se convirtieron en golpes en la vivienda y en la puerta.

Los hijos de René comenzaron a gritar que policías o personas armadas querían ingresar al domicilio; aunque él pedía calma a todos, la vivienda se inundó de desesperación y de preocupación, pues los golpes eran tan agresivos que no sabían qué es lo que iba a pasar y si todos estarían bien.

Todo lo anterior son anécdotas que recuerda el señor René Amador Peña, quien el pasado 27 de octubre perdió a su hija de 15 años, Jenny, quien a causa de los elementos de la Comisión Estatal de Seguridad murió en un operativo fallido donde intervendrían un domicilio de unos presuntos narcomenudistas.

Pese a los gritos, pasos en el techo y después detonaciones de armas de fuego, la preocupación se desató cuando vieron cómo los impactos ingresaban al domicilio y peor aun cuando en el suelo se encontraba la niña de 15 años agonizando con un disparo en la cabeza, el cual podría arrebatarle la vida en cuestión de segundos.

La escena fue vivida por todos los integrantes de la familia, mientras su padre René intentaba reanimarla, pero sabía que esto era casi imposible porque alcanzaba a ver la lesión que tenía en la cabeza, una lesión expuesta con una importante profundidad que poco a poco terminaba con la esperanza y vida de Jennifer Amador.

Finalmente los policías lograron ingresar al domicilio, al dialogar con la familia se escudaron diciendo que ellos habían sido objeto de una agresión armada y por lo cual respondieron a tiros, sin embargo, esta versión ha sido negada por la familia afectada, que hasta el momento sigue buscando justicia por la vida de la menor.

René recuerda que cuando intentó levantar a su hija sólo vio cómo los agentes ingresaban al domicilio, pues no le permitían retirarse del lugar para pedir auxilio y después toda la calle se llenaba de patrullas y de policías, que se llevaron detenidos a tres elementos de seguridad.

Al momento de dialogar con los agentes, recuerda que le dijo que lo acusaron de ser sicario, de tener una casa de seguridad y de otras cuestiones ligadas con el crimen organizado, a lo que respondió que él no tenía nada que ver y que no tenía armas en su domicilio para que hubieran actuado de esa forma.

Eran las ocho de la noche y los agentes de la Fiscalía General del Estado seguían procesando la escena del crimen, después se llevaron el cuerpo sin vida de la menor hacia las instalaciones del C4, donde practicaríanla necropsia de ley.

A pesar de que los hechos ocurrieron el día 27 de octubre por la tarde-noche, el cuerpo de Jennifer no fue entregado el día 28 y lo pospusieron hasta el 29 por la mañana, que fue cuando se llevó a cabo el velorio en la Funeraria Miranda ubicada en la avenida Tecnológico.

Ya en el funeral los amigos de la Secundaría Federal 13 acudieron a despedir a Jenny, todos con lágrimas y llevándose una buena imagen de la menor de 15 años de edad, a quien recordaron como alegre y positiva, además de ser reconocida en sus resultados en sus estudios en la secundaria.

Al centro fue colocado el féretro de Jenny, lo acompañaban algunas coronas fúnebres y todo el tiempo se mantuvo abierto, para que los seres queridos, conocidos y amigos pudieran despedirse de ella por última vez, para que siempre se llevaran su imagen y recuerdo de la menor de edad.

En el velorio algunos familiares externaron algunas palabras pidiendo justicia para Jennifer Amador, toda vez que de una mala práctica por parte de los agentes estatales perdió la vida, ya que era inocente y aún tenía una vida por delante.

René Amador Peña durante el velorio de su hija Jennifer Amador Moreno, pidió justicia para su memoria, pues dijo que le habían arrebatado la vida a una niña inocente durante una confusión por parte de varios agentes estatales, quienes sin motivo alguno comenzaron a disparar en contra del domicilio.

Por parte de los compañeros de la escuela compartieron el siguiente mensaje seguido de una fotografía de Jenny: "Lamentablemente ayer fue tu partida, fue tan rápido, pero vas a dejar una huella por tu alegría, lo que eras, tu carácter y entusiasmo al hacer las cosas... hoy y siempre te vamos a recordar como la gran persona que fuiste... un beso y un abrazo hasta el cielo mi niña hermosa. Te amamos".

Hasta el momento los agentes Jasón Constantino R.M., Marco Antonio O.R. y Aarón A.M. se encuentran detenidos por la Fiscalía General del Estado y este día serán presentados ante un juez de Control para que sean juzgados por el delito de homicidio, en perjuicio de la menor de 15 años de edad.

Te puede interesar:



Local

Pide diputada Chávez reapertura de gimnasios con 25% de aforo

La diputada priista Ana Elizabeth Chávez Mata propuso exhortar al Gobierno del Estado la reactivación de los gimnasios con un aforo del 25% , estableciendo las medidas preventivas

Local

Javier Corral rechaza persecución política contra Maru Campos

Alcaldesa busca la forma de hacerse la víctima, asegura Corral, y agrega que no puede “cargar con las responsabilidades ajenas”

Futbol

Maradona pidió ser embalsamado para "permanecer eterno en la gente": periodista

"A la familia le van a hacer llegar un papel firmado por Diego para que su cuerpo sea embalsamado", añadió el cronista

Local

Propone Carrera feminicidio no deje de perseguirse por perder vigencia

Con el propósito de adicionar dicho delito a los establecidos en el artículo 105 del Código Penal del Estado de Chihuahua

Policiaca

Localizan restos óseos en Cusihuiriachi

En una brecha que conduce al rancho El Mortero

Local

Pide diputada Chávez reapertura de gimnasios con 25% de aforo

La diputada priista Ana Elizabeth Chávez Mata propuso exhortar al Gobierno del Estado la reactivación de los gimnasios con un aforo del 25% , estableciendo las medidas preventivas

Sociedad

Patrones pagarían luz e internet con la regulación del "home office"

Entre las obligaciones, está el instalar y dar mantenimiento a las herramientas de trabajo: sillas ergonómicas, impresoras, computadoras, entre otros