/ miércoles 11 de julio de 2018

Detectan arsénico y flúor en tomas de agua en Meoqui

Causan problemas estomacales y dientes manchados

Dientes manchados, problemas estomacales, son los principales problemas que provoca el arsénico y el flúor, presentes en el agua de las escuelas de la cordillera de Meoqui, esto según un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Chihuahua. El Consejo de Estacionómetros convoca a empresas e instituciones a participar en el proyecto “bebederos agua de calidad”.


Angélica Rodríguez Nieto, gerente administrativa de Estacionómetros, explicó que a raíz del estudio realizado por la UACh, se dieron a la tarea de investigar la situación en que se encontraban los bebederos de las escuelas del municipio, principalmente en la cordillera.


Las tuberías de los bebederos resultaron en pésimas condiciones, en donde los niños se abastecen de agua después de hacer ejercicio o simplemente para calmar la sed. Los padres ni mucho menos los niños se imaginan que la tubería picada y oxidada se debe a los niveles imperceptibles de arsénico y flúor.


La entrevistada confirmó que no sólo es una escuela la que tiene este problema, sino la gran mayoría de la cordillera y más las instituciones adonde asisten niños de muy bajos recursos, pues no pueden solventar los gastos de comprar diariamente agua purificada, a pesar de que los maestros aseguran hay ausentismo por problemas estomacales.


Según información de la Organización Mundial de la Salud, se sabe que la exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas. También se ha asociado a problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes.


Por lo que la intervención más importante en las comunidades afectadas consiste en prevenir que se prolongue la exposición al arsénico implantando un sistema seguro de abastecimiento de agua potable, es por eso que el Consejo de Estacionómetros ha colocado por lo menos 19 bebederos seguros para el consumo humano.


Por medio del proyecto “bebederos agua de calidad”, Estacionómetros aportará el 70% de la inversión para instalar tomas de agua seguras y la asociación de padres de familia de cada institución un 30%, “sin embargo conscientes de que no todas las escuelas podrán hacer este desembolso, por parte del consejo invitamos a instituciones y empresas para que participen con el porcentaje con el que puedan colaborar a esta noble causa”, comentó Rodríguez Nieto.


La gerente de Estacionómetros invitó a los directivos de las diferentes escuelas a acercarse a las oficinas ubicadas en el centro de la ciudad para informarles sobre los requisitos que deben de cubrir para la instalación de bebederos con agua de calidad.


Dientes manchados, problemas estomacales, son los principales problemas que provoca el arsénico y el flúor, presentes en el agua de las escuelas de la cordillera de Meoqui, esto según un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Chihuahua. El Consejo de Estacionómetros convoca a empresas e instituciones a participar en el proyecto “bebederos agua de calidad”.


Angélica Rodríguez Nieto, gerente administrativa de Estacionómetros, explicó que a raíz del estudio realizado por la UACh, se dieron a la tarea de investigar la situación en que se encontraban los bebederos de las escuelas del municipio, principalmente en la cordillera.


Las tuberías de los bebederos resultaron en pésimas condiciones, en donde los niños se abastecen de agua después de hacer ejercicio o simplemente para calmar la sed. Los padres ni mucho menos los niños se imaginan que la tubería picada y oxidada se debe a los niveles imperceptibles de arsénico y flúor.


La entrevistada confirmó que no sólo es una escuela la que tiene este problema, sino la gran mayoría de la cordillera y más las instituciones adonde asisten niños de muy bajos recursos, pues no pueden solventar los gastos de comprar diariamente agua purificada, a pesar de que los maestros aseguran hay ausentismo por problemas estomacales.


Según información de la Organización Mundial de la Salud, se sabe que la exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas. También se ha asociado a problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes.


Por lo que la intervención más importante en las comunidades afectadas consiste en prevenir que se prolongue la exposición al arsénico implantando un sistema seguro de abastecimiento de agua potable, es por eso que el Consejo de Estacionómetros ha colocado por lo menos 19 bebederos seguros para el consumo humano.


Por medio del proyecto “bebederos agua de calidad”, Estacionómetros aportará el 70% de la inversión para instalar tomas de agua seguras y la asociación de padres de familia de cada institución un 30%, “sin embargo conscientes de que no todas las escuelas podrán hacer este desembolso, por parte del consejo invitamos a instituciones y empresas para que participen con el porcentaje con el que puedan colaborar a esta noble causa”, comentó Rodríguez Nieto.


La gerente de Estacionómetros invitó a los directivos de las diferentes escuelas a acercarse a las oficinas ubicadas en el centro de la ciudad para informarles sobre los requisitos que deben de cubrir para la instalación de bebederos con agua de calidad.


Policiaca

Detiene Policía Municipal a hombres que intentaron robar en restaurante

Los 3 detenidos radican en la colonia UP y fueron puestos a disposición del Ministerio Público

Mundo

Trump considera a la UE como enemigo económico de Estados Unidos

En los últimos meses ha argumentado que sus políticas hacen las cosas más difíciles a los exportadores estadounidenses

OMG!

No me puedes dejar así, Luis Miguel… Hoy termina la primera temporada de la serie de Netflix

Hay dudas que necesitamos que sean resueltas: ¿sabremos el destino que tuvo Marcela, la madre del cantante? ¿Cómo murió Luisito Rey? ¿Lo perdonó Luis Miguel?

Mundo

Al menos 10 muertos en operación policial en Nicaragua

Seis de los muertos son civiles, entre ellos dos menores de edad, y cuatro policías antimotines, según un informe preliminar de La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos