/ jueves 15 de febrero de 2018

Disputan dos primos Guachochi y Batopilas

Añeja rivalidad entre ambos grupos del Cártel de Sinaloa ha desatado sangrientas balaceras que ha cobrado varias vidas

A pesar de que ambas familias, Los Salgueiro y Los Salazar, están al servicio del Cártel de Sinaloa, permitieron la disputa entre los primos hermanos por el territorio de Batopilas y Guachochi, que data desde aproximadamente 5 a 6 años.

El punto de encuentro entre ambos territorios de los narcotraficantes es la comunidad de Yoquivo, en donde se dan principalmente los enfrentamientos entre “los Chapos Calin” y el grupo de “el Servandito”.

Los motivos por los que pelean la plaza los grupos del Cártel de Sinaloa se desconocen, pero datan desde que Juan Meza Osorio, alias “el Palancas”, controlaba el territorio de Batopilas.

Uno de los enfrentamientos más cruentos entre los grupos criminales ocurrió en septiembre de 2014 y a éste le siguieron otros más entre los territorios de Batopilas y Guachochi, que dejaron al menos 20 personas fallecidas, según los registros de la Fiscalía General del Estado.

La rivalidad entre ambos grupos del crimen organizado pertenecientes al Cártel de Sinaloa cobró la vida de Aurelio Urtuzuástegui, reconocido criminal por haber sido el que “estrenó” el nuevo Sistema Penal Oral en Chihuahua. A Urtuzuástegui Chávez lo asesinó Mario Estorbellin Loya, alias “el Indio Mario” por la disputa del territorio de Guachochi entre la misma organización criminal.

Los enfrentamientos en Guachochi y Batopilas que datan de 2015 hacia atrás son los antecedentes de la pelea entre los grupos del Cártel de Sinaloa que buscaban ampliar sus terrenos de influencia.

El punto crítico de la zona es Yoquivo, comunidad de Batopilas, en donde la presencia de los pistoleros de Servando Meza es permanente, ya que es el paso de Guachochi a los municipios que controla.

Decenas de habitantes de dicha comunidad han sido desplazados por la pelea entre los grupos rivales, que se enfrascan en diversas escaramuzas que no llegan a conocerse públicamente en los medios de comunicación por el temor que existe entre los habitantes para denunciar.

Los grupos de los primos Servando Meza y Melquiades Díaz luchan por mantener el control del cultivo de droga (principalmente amapola), y la ruta de su trasiego hacia las zonas urbanas de la entidad.

Los pistoleros de ambos bandos patrullan constantemente las comunidades aledañas a los centros urbanos como Guachochi, en donde la presencia de las autoridades es más constante.

Aunque no se cuenta con un registro exacto de las muertes en ambos bandos, son decenas, casi cerca del centenar de personas que han fallecido por la disputa que mantienen desde hace varios años.

ESCUELAS, EL SEMILLERO DE PISTOLEROS

Información de inteligencia de la Fiscalía General del Estado confirma que ambos líderes criminales aprovechan las instituciones escolares para reclutar a miembros de sus grupos de pistoleros.

Los jóvenes que se congregan en las escuelas son convencidos por los integrantes de los grupos criminales, algunos otros son obligados a participar en las actividades delincuenciales.

Es a través de informantes que la FGE logró detectar el reclutamiento de los jóvenes estudiantes directamente de las escuelas.

EL CHAPO CALIN

Melquiades Díaz Meza, “el Chapo Calin”, nació el 14 de abril de 1974 y antes de ser el líder del grupo criminal en Guachochi, vivía en Ciudad Juárez, en donde inició con su vinculación a los grupos criminales del Cártel de Sinaloa, siendo reclutado por la familia Los Salgueiro.

En marzo de 2016 fueron los primeros indicios que la autoridad estatal tuvo sobre su participación en actividades criminales en Guachochi, donde eran apoyados por Ruperto Salgueiro Nevárez, alias “el 37”.

“El Chapo Calin” es quien encabeza el grupo criminal y bajo su mando se encuentra Carlos Díaz Meza, alias “el 5”, quien es su hermano y lo apoya en las actividades criminales que realizan. Según la información de inteligencia, “el 5” comanda varias decenas de pistoleros.

Entre la información con la que cuenta la Fiscalía sobre Melquiades Díaz Meza, es que él ordenó el rescate de Luis Alfredo Carrasco Gill, quien era transportado de Guachochi a Parral en noviembre de 2016 cuando pistoleros atacaron a los policías procesales, logrando liberarlo.

Aunque “el Chapo Calin” controla toda la región de Guachochi para “el 37”, en la cabecera municipal compartía el liderazgo de la organización con Manuel Rafael Payán Balderrama, alias “el Gabacho”, abatido la semana pasada por policías estatales.

“El Gabacho” estaba encargado principalmente de la distribución de cocaína en algunos sectores y fue heredero de Ignacio Bernal, alias “el 14”, anterior líder criminal de Guachochi y quien fuera ejecutado en el 2014.

Según la información, “el Gabacho” no pertenecía al grupo de “el Chapo Calin”, pero trabajaba cercano a él por ser uno de los hombres de confianza de Ruperto Salgueiro, quien le permitió controlar una pequeña cantidad de narcomenudistas, mientras no interfiriera con las actividades de Melquiades Díaz Meza.

A este personaje y su hermano se les mencionó en una manta que fue colocada en marzo de 2017 en la vialidad Los Nogales, en la capital del estado. En el mensaje, dirigido al gobernador Javier Corral Jurado, se pedía el apoyo de la Marina en Guachochi, que estaba asediado por Melquiades Díaz Meza y su hermano Carlos Díaz Meza.

“EL SERVANDITO” Y/O “EL 21”

Servando Meza Osorio, alias “el Servandito” y/o “el 21” quedó al frente de la organización criminal tras la muerte de Juan Meza Osorio, alias “el Palancas” en enero de 2015; desde entonces controla las actividades criminales para el Cártel de Sinaloa en Batopilas y Morelos, con el apoyo de la familia Los Salazar.

Nacido el 22 de octubre de 1988, “el 21” controla a un gran número de personas armadas que se dividen en dos grupos, principalmente a cargo de Juan Manuel Olivas García, alias “el Melo”, quien es su lugarteniente en Batopilas y Lorenzo Antonio Morales Pérez, alias “Tony Tormenta” lugarteniente en Samachique.

Según la información de inteligencia, aunque Samachique es una comunidad de Guachochi, por la cercanía del poblado a Batopilas, pertenece al territorio de influencia de “el Servandito”.

Es esta comunidad uno de los puntos clave en el territorio de dicho grupo criminal, pues se encuentra en la entrada a Guachochi y Batopilas, por lo que desde ahí se lleva a cabo la vigilancia del paso de vehículos, mercancías y personas.

Tanto “Tony Tormentas”, como “el Melo”, tienen un numeroso grupo de pistoleros a su cargo, quienes cuentan con vehículos robados en distintas partes de la entidad, así como armamento de grueso calibre.

Del grupo que encabeza “el Melo”, la Fiscalía General del Estado tiene identificados a varios de sus integrantes: Salomé Osorio Gill, Héctor Germán Meza Cárdenas, alias “el Palanquitas”; Refugio Guadalupe Cárdenas Gil, Adriel Ismael Cervantes Méndez y Fernando Morales Félix.

Dentro del grupo de “Tony Tormenta” se encuentra el hermano de éste, Armando Morales Pérez, así como personas identificadas sólo por su primer nombre o alias: Israel, Luciano, alias “el Norawa”, “el Gordo”, “el Malandro”, “la Bala”, “el Chango”, “el Bola”, Sergio, alias “el Pelón” y “el Baleado”.

Cabe resaltar que “el Servandito”, es primo hermano del padre de José Noriel Portillo Gill, alias “el Chueco”, quien es el líder criminal para el grupo del Cártel de Sinaloa en Urique, y quienes también tienen un fuerte vínculo con la familia Los Salazar.

A pesar de que ambas familias, Los Salgueiro y Los Salazar, están al servicio del Cártel de Sinaloa, permitieron la disputa entre los primos hermanos por el territorio de Batopilas y Guachochi, que data desde aproximadamente 5 a 6 años.

El punto de encuentro entre ambos territorios de los narcotraficantes es la comunidad de Yoquivo, en donde se dan principalmente los enfrentamientos entre “los Chapos Calin” y el grupo de “el Servandito”.

Los motivos por los que pelean la plaza los grupos del Cártel de Sinaloa se desconocen, pero datan desde que Juan Meza Osorio, alias “el Palancas”, controlaba el territorio de Batopilas.

Uno de los enfrentamientos más cruentos entre los grupos criminales ocurrió en septiembre de 2014 y a éste le siguieron otros más entre los territorios de Batopilas y Guachochi, que dejaron al menos 20 personas fallecidas, según los registros de la Fiscalía General del Estado.

La rivalidad entre ambos grupos del crimen organizado pertenecientes al Cártel de Sinaloa cobró la vida de Aurelio Urtuzuástegui, reconocido criminal por haber sido el que “estrenó” el nuevo Sistema Penal Oral en Chihuahua. A Urtuzuástegui Chávez lo asesinó Mario Estorbellin Loya, alias “el Indio Mario” por la disputa del territorio de Guachochi entre la misma organización criminal.

Los enfrentamientos en Guachochi y Batopilas que datan de 2015 hacia atrás son los antecedentes de la pelea entre los grupos del Cártel de Sinaloa que buscaban ampliar sus terrenos de influencia.

El punto crítico de la zona es Yoquivo, comunidad de Batopilas, en donde la presencia de los pistoleros de Servando Meza es permanente, ya que es el paso de Guachochi a los municipios que controla.

Decenas de habitantes de dicha comunidad han sido desplazados por la pelea entre los grupos rivales, que se enfrascan en diversas escaramuzas que no llegan a conocerse públicamente en los medios de comunicación por el temor que existe entre los habitantes para denunciar.

Los grupos de los primos Servando Meza y Melquiades Díaz luchan por mantener el control del cultivo de droga (principalmente amapola), y la ruta de su trasiego hacia las zonas urbanas de la entidad.

Los pistoleros de ambos bandos patrullan constantemente las comunidades aledañas a los centros urbanos como Guachochi, en donde la presencia de las autoridades es más constante.

Aunque no se cuenta con un registro exacto de las muertes en ambos bandos, son decenas, casi cerca del centenar de personas que han fallecido por la disputa que mantienen desde hace varios años.

ESCUELAS, EL SEMILLERO DE PISTOLEROS

Información de inteligencia de la Fiscalía General del Estado confirma que ambos líderes criminales aprovechan las instituciones escolares para reclutar a miembros de sus grupos de pistoleros.

Los jóvenes que se congregan en las escuelas son convencidos por los integrantes de los grupos criminales, algunos otros son obligados a participar en las actividades delincuenciales.

Es a través de informantes que la FGE logró detectar el reclutamiento de los jóvenes estudiantes directamente de las escuelas.

EL CHAPO CALIN

Melquiades Díaz Meza, “el Chapo Calin”, nació el 14 de abril de 1974 y antes de ser el líder del grupo criminal en Guachochi, vivía en Ciudad Juárez, en donde inició con su vinculación a los grupos criminales del Cártel de Sinaloa, siendo reclutado por la familia Los Salgueiro.

En marzo de 2016 fueron los primeros indicios que la autoridad estatal tuvo sobre su participación en actividades criminales en Guachochi, donde eran apoyados por Ruperto Salgueiro Nevárez, alias “el 37”.

“El Chapo Calin” es quien encabeza el grupo criminal y bajo su mando se encuentra Carlos Díaz Meza, alias “el 5”, quien es su hermano y lo apoya en las actividades criminales que realizan. Según la información de inteligencia, “el 5” comanda varias decenas de pistoleros.

Entre la información con la que cuenta la Fiscalía sobre Melquiades Díaz Meza, es que él ordenó el rescate de Luis Alfredo Carrasco Gill, quien era transportado de Guachochi a Parral en noviembre de 2016 cuando pistoleros atacaron a los policías procesales, logrando liberarlo.

Aunque “el Chapo Calin” controla toda la región de Guachochi para “el 37”, en la cabecera municipal compartía el liderazgo de la organización con Manuel Rafael Payán Balderrama, alias “el Gabacho”, abatido la semana pasada por policías estatales.

“El Gabacho” estaba encargado principalmente de la distribución de cocaína en algunos sectores y fue heredero de Ignacio Bernal, alias “el 14”, anterior líder criminal de Guachochi y quien fuera ejecutado en el 2014.

Según la información, “el Gabacho” no pertenecía al grupo de “el Chapo Calin”, pero trabajaba cercano a él por ser uno de los hombres de confianza de Ruperto Salgueiro, quien le permitió controlar una pequeña cantidad de narcomenudistas, mientras no interfiriera con las actividades de Melquiades Díaz Meza.

A este personaje y su hermano se les mencionó en una manta que fue colocada en marzo de 2017 en la vialidad Los Nogales, en la capital del estado. En el mensaje, dirigido al gobernador Javier Corral Jurado, se pedía el apoyo de la Marina en Guachochi, que estaba asediado por Melquiades Díaz Meza y su hermano Carlos Díaz Meza.

“EL SERVANDITO” Y/O “EL 21”

Servando Meza Osorio, alias “el Servandito” y/o “el 21” quedó al frente de la organización criminal tras la muerte de Juan Meza Osorio, alias “el Palancas” en enero de 2015; desde entonces controla las actividades criminales para el Cártel de Sinaloa en Batopilas y Morelos, con el apoyo de la familia Los Salazar.

Nacido el 22 de octubre de 1988, “el 21” controla a un gran número de personas armadas que se dividen en dos grupos, principalmente a cargo de Juan Manuel Olivas García, alias “el Melo”, quien es su lugarteniente en Batopilas y Lorenzo Antonio Morales Pérez, alias “Tony Tormenta” lugarteniente en Samachique.

Según la información de inteligencia, aunque Samachique es una comunidad de Guachochi, por la cercanía del poblado a Batopilas, pertenece al territorio de influencia de “el Servandito”.

Es esta comunidad uno de los puntos clave en el territorio de dicho grupo criminal, pues se encuentra en la entrada a Guachochi y Batopilas, por lo que desde ahí se lleva a cabo la vigilancia del paso de vehículos, mercancías y personas.

Tanto “Tony Tormentas”, como “el Melo”, tienen un numeroso grupo de pistoleros a su cargo, quienes cuentan con vehículos robados en distintas partes de la entidad, así como armamento de grueso calibre.

Del grupo que encabeza “el Melo”, la Fiscalía General del Estado tiene identificados a varios de sus integrantes: Salomé Osorio Gill, Héctor Germán Meza Cárdenas, alias “el Palanquitas”; Refugio Guadalupe Cárdenas Gil, Adriel Ismael Cervantes Méndez y Fernando Morales Félix.

Dentro del grupo de “Tony Tormenta” se encuentra el hermano de éste, Armando Morales Pérez, así como personas identificadas sólo por su primer nombre o alias: Israel, Luciano, alias “el Norawa”, “el Gordo”, “el Malandro”, “la Bala”, “el Chango”, “el Bola”, Sergio, alias “el Pelón” y “el Baleado”.

Cabe resaltar que “el Servandito”, es primo hermano del padre de José Noriel Portillo Gill, alias “el Chueco”, quien es el líder criminal para el grupo del Cártel de Sinaloa en Urique, y quienes también tienen un fuerte vínculo con la familia Los Salazar.

Local

Asegura Fiscalía rancho de 30 mil hectáreas de César Duarte

El predio fue adquirido a través del finado Carlos Hermosillo Arteaga

Policiaca

¡Falsa alarma! Reporte de suicidio en azotea de hotel

La movilización de elementos de la Dirección de Seguridad Pública municipal Se generó esta noche en la plaza Distrito 1  

Mundo

Holanda, al borde de ser narcoEstado

La falta de personal y recursos impide lidiar con cuatro de cada cinco casos de drogas y prostitución

México

Castigan a estudiantes por usar lengua indígena

Según el INEE 60% de las escuelas tiene maestros que hablan lengua indígena

Política

Quiero redignificar la política: Kumamoto

Candidaturas Independientes no son sinónimo de ser honestos y buenos, dijo

Finanzas

AMLO, por la apertura energética: Alfonso Romo

El consejero de Morena asegura que el candidato presidencial está abiertos a la inversión privada

Política

Meade acusa al PAN y al PRD de ser los artífices del gasolinazo

En reunión con los directores de los 60 periódicos de esta casa editorial, reprobó la corrupción