/ jueves 23 de mayo de 2019

“El miedo no anda en… Uber”

Conductores de Uber rechazan prestar servicio a Punta Oriente

Los choferes de las plataformas de transporte privado UBER y DIDI han declarado toques de queda para no brindar su servicio después de las nueve de la noche en colonias y fraccionamientos como Jardines de Oriente, Punta Oriente, entre otros, debido a los altos índices delictivos que se registran en aquella zona de la capital.

En varios grupos de WhatsApp y de Facebook los choferes de UBER y DIDI, las principales aplicaciones móviles para transporte privado, se han puesto de acuerdo para no brindar el servicio después de las nueve de la noche en varios sectores del oriente de la ciudad, esto luego de que varios de sus compañeros han sido golpeados, asaltados e incluso privados de la libertad.

La mayoría de los choferes de estas plataformas tienen en claro que al llevar a un usuario a una de las 17 colonias más conflictivas al oriente de la ciudad no es tan peligroso como el hecho de recoger pasaje ahí, ya que esto ha sido utilizado como un señuelo para detenerlos, robarlos, golpearlos y en algunos casos se han registrado incluso homicidios.

Los choferes de UBER y DIDI mantienen constante comunicación a través de grupos privados de teléfono en los que constantemente se están reportando entre ellos mismos cuando viajan a estos puntos de la ciudad que consideran como los más peligrosos.

“Cuando un chofer viaja a cualquiera de las colonias o fraccionamientos del oriente siempre le compartimos la ubicación a otros compañeros para que sepan dónde estamos y en caso de que algo nos pase al menos sepan dónde anduvimos por última vez”, expresó uno de los choferes.

Sin embargo las consecuencias de esta situación no sólo las sufren los choferes, sino los usuarios que habitan en el oriente, ya que cuando tienen una urgencia después de las nueve de la noche es difícil obtener el servicio de UBER o DIDI, ya que los trabajadores rechazan los viajes y cuando lo hacen las tarifas pueden ser de hasta 200 pesos a una distancia corta debido a la alta demanda de transporte.

Los choferes aseguran que les han tocado varios casos donde incluso niños y adolescentes tratan de bajarlos de los vehículos para despojarlos de sus pertenencias, y al no lograrlo terminan lapidando sus vehículos, por lo que evitan recoger pasaje durante la noche.

Te puede interesar:


Los choferes de las plataformas de transporte privado UBER y DIDI han declarado toques de queda para no brindar su servicio después de las nueve de la noche en colonias y fraccionamientos como Jardines de Oriente, Punta Oriente, entre otros, debido a los altos índices delictivos que se registran en aquella zona de la capital.

En varios grupos de WhatsApp y de Facebook los choferes de UBER y DIDI, las principales aplicaciones móviles para transporte privado, se han puesto de acuerdo para no brindar el servicio después de las nueve de la noche en varios sectores del oriente de la ciudad, esto luego de que varios de sus compañeros han sido golpeados, asaltados e incluso privados de la libertad.

La mayoría de los choferes de estas plataformas tienen en claro que al llevar a un usuario a una de las 17 colonias más conflictivas al oriente de la ciudad no es tan peligroso como el hecho de recoger pasaje ahí, ya que esto ha sido utilizado como un señuelo para detenerlos, robarlos, golpearlos y en algunos casos se han registrado incluso homicidios.

Los choferes de UBER y DIDI mantienen constante comunicación a través de grupos privados de teléfono en los que constantemente se están reportando entre ellos mismos cuando viajan a estos puntos de la ciudad que consideran como los más peligrosos.

“Cuando un chofer viaja a cualquiera de las colonias o fraccionamientos del oriente siempre le compartimos la ubicación a otros compañeros para que sepan dónde estamos y en caso de que algo nos pase al menos sepan dónde anduvimos por última vez”, expresó uno de los choferes.

Sin embargo las consecuencias de esta situación no sólo las sufren los choferes, sino los usuarios que habitan en el oriente, ya que cuando tienen una urgencia después de las nueve de la noche es difícil obtener el servicio de UBER o DIDI, ya que los trabajadores rechazan los viajes y cuando lo hacen las tarifas pueden ser de hasta 200 pesos a una distancia corta debido a la alta demanda de transporte.

Los choferes aseguran que les han tocado varios casos donde incluso niños y adolescentes tratan de bajarlos de los vehículos para despojarlos de sus pertenencias, y al no lograrlo terminan lapidando sus vehículos, por lo que evitan recoger pasaje durante la noche.

Te puede interesar:


Local

Hay 21 contagios de dengue en Jiménez

Actualiza reporte el Sector Salud: son 80 casos sospechosos; recomienda medidas preventivas

Local

Dejan poste derribado junto a museo Semilla

El museo que recibe visitas de personas con discapacidad vio bloqueado el paso peatonal

Policiaca

Resulta policía herida al impactar auto

Toyota Yaris tenía la luz verde a su favor y da vuelta terminando en choque contra la patrulla

Local

Hay 21 contagios de dengue en Jiménez

Actualiza reporte el Sector Salud: son 80 casos sospechosos; recomienda medidas preventivas

Sociedad

Choque de dos tráilers en autopista de Oaxaca deja un muerto

El conductor de uno de los tráilers no pudo salir y quedó prensado

Policiaca

Balean puesto de comida en la colonia Camino Real

Movilizó a las distintas corporaciones policíacas

OMG!

A un mes de que nazca su bebé, Erika Zaba fue asaltada en pleno tráfico

Su esposo Francisco temió por la seguridad de la cantante y de su futuro hijo

Futbol

[Video] ¡CR7 vuelve a hacer historia al marcar su gol 700!

El astro del futbol hizo historia nuevamente tras marcar su gol 700 como profesional