/ miércoles 20 de enero de 2021

Familia sufre por la lluvia en la colonia Las Norias

Piden material de construcción y despensa

La lluvia es una bendición en medio de esta sequía que azota a Chihuahua, pero para muchas familias de escasos recursos significa dolor y angustia, más cuando las gotas de agua se cuelan por el endeble techo y arrasa con lo poco que se tiene.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas en tu correo electrónico las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Este es el caso de la familia Ochoa González, quienes desde ayer han hecho malabares para tapar los agujeros del techo de hule, así como de las paredes de triplay. El frío cala hasta los huesos y hace mella en las pequeñas de 2 meses, 5 y 10 años.

Durante toda la noche llovió en la colonia Las Norias, ubicada en uno de los cinturones de miseria de la ciudad, donde las casas están fabricadas con materiales reciclados y madera en el mejor de los casos.

En la vivienda de Luis Omar Ochoa Armendáriz y Claudia Selene González, ubicada en las calles Del Bosque y Madre Selva, llueve más en el interior, las camas se mojaron, la humedad se palpa. En el piso de tierra el agua se acumula y se forman charcos de lodo.

Foto: Gerardo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Ellos fueron expulsados por la violencia que azota a su lugar de nacimiento en el Ejido El Largo Maderal, en el municipio de Madera, llegaron a la ciudad en busca de mejores oportunidades, pero la pandemia los ha condenado a la miseria.

Luis relató que en ocasiones trabaja de dos a tres días, con el sueldo deben de cubrir todas las necesidades del hogar y de las niñas, “no hay trabajo, ni tampoco he podido conseguir un empleo de planta para salir adelante, muchos lugares han cerrado por la situación económica que se vive a causa de la pandemia”

Luis trabaja en la construcción, afirma que tienen que “marear” el hambre, pues lo importante es que las niñas estén bien.

Claudia comentó que la pequeña de 2 meses amaneció con un poco de tos debido a la humedad, le hacen falta pañales y leche, a las otras dos niñas les falta ropa y zapatos, la mayor es talla M y la otra talla 12.

Para la vivienda les hace falta lámina que piensan colocar en el tejaban para evitar que se siga goteando y algo de cemento para poner un firme y evitar los encharcamientos. De paso algo de despensa.

Si usted desea apoyar a esta familia puede comunicarse con Claudia al celular 6145952732.


Te puede interesar:



La lluvia es una bendición en medio de esta sequía que azota a Chihuahua, pero para muchas familias de escasos recursos significa dolor y angustia, más cuando las gotas de agua se cuelan por el endeble techo y arrasa con lo poco que se tiene.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas en tu correo electrónico las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Este es el caso de la familia Ochoa González, quienes desde ayer han hecho malabares para tapar los agujeros del techo de hule, así como de las paredes de triplay. El frío cala hasta los huesos y hace mella en las pequeñas de 2 meses, 5 y 10 años.

Durante toda la noche llovió en la colonia Las Norias, ubicada en uno de los cinturones de miseria de la ciudad, donde las casas están fabricadas con materiales reciclados y madera en el mejor de los casos.

En la vivienda de Luis Omar Ochoa Armendáriz y Claudia Selene González, ubicada en las calles Del Bosque y Madre Selva, llueve más en el interior, las camas se mojaron, la humedad se palpa. En el piso de tierra el agua se acumula y se forman charcos de lodo.

Foto: Gerardo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Ellos fueron expulsados por la violencia que azota a su lugar de nacimiento en el Ejido El Largo Maderal, en el municipio de Madera, llegaron a la ciudad en busca de mejores oportunidades, pero la pandemia los ha condenado a la miseria.

Luis relató que en ocasiones trabaja de dos a tres días, con el sueldo deben de cubrir todas las necesidades del hogar y de las niñas, “no hay trabajo, ni tampoco he podido conseguir un empleo de planta para salir adelante, muchos lugares han cerrado por la situación económica que se vive a causa de la pandemia”

Luis trabaja en la construcción, afirma que tienen que “marear” el hambre, pues lo importante es que las niñas estén bien.

Claudia comentó que la pequeña de 2 meses amaneció con un poco de tos debido a la humedad, le hacen falta pañales y leche, a las otras dos niñas les falta ropa y zapatos, la mayor es talla M y la otra talla 12.

Para la vivienda les hace falta lámina que piensan colocar en el tejaban para evitar que se siga goteando y algo de cemento para poner un firme y evitar los encharcamientos. De paso algo de despensa.

Si usted desea apoyar a esta familia puede comunicarse con Claudia al celular 6145952732.


Te puede interesar:



Local

Conoce aquí las colonias más peligrosas de la ciudad

Alcanzan más del 50 por ciento de los delitos en tan sólo 18 colonias de la capital

Local

¿Seguir sembrando nogales o no?

Ante la sequía recurrente y la falta de agua, los especialistas advierten la necesidad de replantear las políticas públicas en uno de los principales cultivos… ¿Qué opinan los candidatos a la gubernatura?

Local

Necesaria la alianza entre Canadá, Estados Unidos y México: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que es necesaria una apertura con reglas claras y con una integración a partir de condiciones de igualdad

Policiaca

Se lesiona pareja en volcadura en la Sacramento

La pareja viajaba a bordo de un vehículo Honda Accor, circulando de norte a sur

Local

Reportan probabilidad de lluvias hoy para Chihuahua

Se espera una temperatura máxima de 19°C y mínima de 9°C, en la capital del estado

Local

Investiga Fiscalía a policías que colaboran en la venta de ‘cristal’

Brindan protección y ayudan a eliminar a narcomenudistas en la ciudad