/ viernes 27 de noviembre de 2020

Higinio Valles es el primer trabajador social en Chihuahua

Nos cuenta como ha sido su profesión a lo largo de su vida


Licenciado en Trabajo Social y maestro desde hace 30 años Higinio Valles de 78 años de edad y profesor dedicado a atender muchachos malcriados, “sin duda ha sido la crianza en la familia la base para no el buen comportamiento de los jóvenes”, comento el profesor Higinio maestro jubilado y consejero de cientos de jóvenes en su carrera como docente.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas en tu correo electrónico las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Un controversial y reconocido maestro el profesor Higinio Valles Armendáriz con más de 30 años de trayectoria en las aulas de primarias, secundarias y hasta preparatorias donde incursiono cono tutor de miles de jóvenes, a sus 78 años y originario de ciudad Camargo recuerda como en sus inicios, llego a firmar por padres de familia para sacar el tutelar para menores infractores a muchos jóvenes.

Foto: Ricardo Serrano | El Heraldo de Chihuahua

Sus hijas una maestra de música y la otra docente en nivel prescolar, y un varón que labora como intendente y con varias tías de profesión maestras, siempre admiro a las maestras tanto que al terminar su primaria en Camargo se vino a la ciudad pues aquí sí podría estudiar y trabajar, una vez en la capital termino su carrera de Trabajo Social, “yo fui el primer trabajador social graduado en la Escuela de Trabajo Social”.

En el área de trabajo social inicio prácticas en el entonces Tribunal Central para Menores, anexo a la Penitenciaria General del Estado, donde trabajaba con jóvenes denominados pequeños infractores, en ese entonces aprendí que “si no hubiera adultos irrespetuosos no habría muchachos majaderos” señalo el maestro.

El caso que mas le quedo en sus recuerdos es el de un jovencito que fue recluido en el sitio luego de haber sido responsable de robarse un sartén con frijoles en un internado el cual compartió con sus amigos pues tenían hambre, por los años 1959, muchos estaban por quejas de los padres por supuesta conducta ingobernable, pero los ingobernables eran los padres.

Las mamas llegaban llorado por que un joven se robo una gallina, ese tiempo se destacó mucho por que muchas mamas llegaban a poner a salvo a su muchacho y muchas para entregarlo, los padres se quejaban de muchas formas, había madres que luchaban por ellos y otras renunciaban a su autoridad de formadoras, decían hay se lo dejo haga lo que usted quiera con él, a esto se le llamaba dar a Rentas Muertas ya sea entregarlos a la policía o a alguien.

“Con los jóvenes se trabajaba intentando con platica, visitas domiciliarias, la consejería a padres y jóvenes no había psicólogo, ni psiquiatras, por lo que hacían de tripas corazón, en las escuelas no había más que los maestros y el conserje, todos estaban preparados menos este último”.

El profesor dijo que los jóvenes tenían que ser tratados tras una coordinación entre jóvenes y maestros para lograr la disciplina y los indisciplinados eran los principales candidatos a delinquir, y hacer acusados, muchas veces ya desde la casa iban acusados por su rebeldía, aunque su falla fuera mínima.

Las orejas de burro, el hincarse en el rincón, coscorrones, pegarle con el metro era la usanza hasta la expulsión de la escuela, que ya no se usa pues los tiempos modernos y la aparición de especialistas ayudo para quitar esas prácticas, y utilizar otros métodos menos invasivos para los niños, niñas y adolescentes.

“Antes el maestro corregía al niño, hoy en día el niño corrige al maestro”, ya no es el mismo orden, hoy el niño ha sido empoderado para su protección, ciertamente esto corrige abusos, pero también genera que el joven este fuera de control, al ser mal implementado.

El profesor Higinio Valles dio sus primeras clases en la escuela primaria Porfirio Parra, en la colonia Pacifico, de donde siempre ha sido vecino cercano, ya que siempre laboro en escuelas cercanas, como profesor y como directivo, donde desde esas épocas le sorprendían las historias contadas en las puertas de los baños.

Orgullos de poder participar siempre en la atención de los problemas de los jóvenes, un joven una vez se lo topo en la calle y le dijo al pasar frente a una escuela, oiga esos arboles los pusimos usted y yo, y le pregunto el que por qué, el joven le respondió por que cuando la profesora me sacaba del salón me mandaban con usted y usted me ponía a hacer los hoyos.

Generalmente les daba actividades comunitarias, en una ocasión debió someter a tratamiento contra la rabia a un joven pues fue mordido por una rata, la cual debimos cazar y la llevamos al centro de salud y debimos de cuidar la rata un mes para ver se no se moría, pues si eso pasaba había que poner las 18 vacunas en la panza.

Otras veces sacaba chamacos del tribunal, como aval y los fichaban para que en vez de estar detenidos se comprometían con los padres para que estudiaran a cambio de no estar presos, siempre y cuando sus causas no fueran graves, así trabajo el maestro Higinio 14 años en las aulas, siete más como director, y sus últimos siete en el consejo estatal de población.

Desde el 2016 ha colaborado con el oficial Jesús Fierro en el programa de atención a jóvenes y regreso al estudio, destaco que el jefe Fierro era su alumno y tras su carrera policial y generar ese sistema ayudo en muchos consejos pues desde joven era muy dinámico y le platico la posibilidad de asumir tal responsabilidad pues es muy bonito ayudar a la gente a salir de situaciones difíciles.

Ho día cada vez que se complica algo acude a su tutoría situación que le a servido para mejorar las técnicas en la atención de los niños, niñas y adolescentes y sus familias con el fin de reinsertarlos a la sociedad y sobre todo al estudio, la base del avance es el intercambio de experiencias las cuales adopta y transforma en correcciones adecuadas y modernas, duras pero útiles para los jóvenes.

“Quien educa a una mujer educa a una generación”, culmino el docente, al contar sobre sus asesorías dirigidas al comportamiento de los jóvenes, culmino dirigiéndose a la ciudadanía que no olviden que al “Vivir la vida y vivirla bien, después vivirás de sus recuerdos”.


Te puede interesar:



Licenciado en Trabajo Social y maestro desde hace 30 años Higinio Valles de 78 años de edad y profesor dedicado a atender muchachos malcriados, “sin duda ha sido la crianza en la familia la base para no el buen comportamiento de los jóvenes”, comento el profesor Higinio maestro jubilado y consejero de cientos de jóvenes en su carrera como docente.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas en tu correo electrónico las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Un controversial y reconocido maestro el profesor Higinio Valles Armendáriz con más de 30 años de trayectoria en las aulas de primarias, secundarias y hasta preparatorias donde incursiono cono tutor de miles de jóvenes, a sus 78 años y originario de ciudad Camargo recuerda como en sus inicios, llego a firmar por padres de familia para sacar el tutelar para menores infractores a muchos jóvenes.

Foto: Ricardo Serrano | El Heraldo de Chihuahua

Sus hijas una maestra de música y la otra docente en nivel prescolar, y un varón que labora como intendente y con varias tías de profesión maestras, siempre admiro a las maestras tanto que al terminar su primaria en Camargo se vino a la ciudad pues aquí sí podría estudiar y trabajar, una vez en la capital termino su carrera de Trabajo Social, “yo fui el primer trabajador social graduado en la Escuela de Trabajo Social”.

En el área de trabajo social inicio prácticas en el entonces Tribunal Central para Menores, anexo a la Penitenciaria General del Estado, donde trabajaba con jóvenes denominados pequeños infractores, en ese entonces aprendí que “si no hubiera adultos irrespetuosos no habría muchachos majaderos” señalo el maestro.

El caso que mas le quedo en sus recuerdos es el de un jovencito que fue recluido en el sitio luego de haber sido responsable de robarse un sartén con frijoles en un internado el cual compartió con sus amigos pues tenían hambre, por los años 1959, muchos estaban por quejas de los padres por supuesta conducta ingobernable, pero los ingobernables eran los padres.

Las mamas llegaban llorado por que un joven se robo una gallina, ese tiempo se destacó mucho por que muchas mamas llegaban a poner a salvo a su muchacho y muchas para entregarlo, los padres se quejaban de muchas formas, había madres que luchaban por ellos y otras renunciaban a su autoridad de formadoras, decían hay se lo dejo haga lo que usted quiera con él, a esto se le llamaba dar a Rentas Muertas ya sea entregarlos a la policía o a alguien.

“Con los jóvenes se trabajaba intentando con platica, visitas domiciliarias, la consejería a padres y jóvenes no había psicólogo, ni psiquiatras, por lo que hacían de tripas corazón, en las escuelas no había más que los maestros y el conserje, todos estaban preparados menos este último”.

El profesor dijo que los jóvenes tenían que ser tratados tras una coordinación entre jóvenes y maestros para lograr la disciplina y los indisciplinados eran los principales candidatos a delinquir, y hacer acusados, muchas veces ya desde la casa iban acusados por su rebeldía, aunque su falla fuera mínima.

Las orejas de burro, el hincarse en el rincón, coscorrones, pegarle con el metro era la usanza hasta la expulsión de la escuela, que ya no se usa pues los tiempos modernos y la aparición de especialistas ayudo para quitar esas prácticas, y utilizar otros métodos menos invasivos para los niños, niñas y adolescentes.

“Antes el maestro corregía al niño, hoy en día el niño corrige al maestro”, ya no es el mismo orden, hoy el niño ha sido empoderado para su protección, ciertamente esto corrige abusos, pero también genera que el joven este fuera de control, al ser mal implementado.

El profesor Higinio Valles dio sus primeras clases en la escuela primaria Porfirio Parra, en la colonia Pacifico, de donde siempre ha sido vecino cercano, ya que siempre laboro en escuelas cercanas, como profesor y como directivo, donde desde esas épocas le sorprendían las historias contadas en las puertas de los baños.

Orgullos de poder participar siempre en la atención de los problemas de los jóvenes, un joven una vez se lo topo en la calle y le dijo al pasar frente a una escuela, oiga esos arboles los pusimos usted y yo, y le pregunto el que por qué, el joven le respondió por que cuando la profesora me sacaba del salón me mandaban con usted y usted me ponía a hacer los hoyos.

Generalmente les daba actividades comunitarias, en una ocasión debió someter a tratamiento contra la rabia a un joven pues fue mordido por una rata, la cual debimos cazar y la llevamos al centro de salud y debimos de cuidar la rata un mes para ver se no se moría, pues si eso pasaba había que poner las 18 vacunas en la panza.

Otras veces sacaba chamacos del tribunal, como aval y los fichaban para que en vez de estar detenidos se comprometían con los padres para que estudiaran a cambio de no estar presos, siempre y cuando sus causas no fueran graves, así trabajo el maestro Higinio 14 años en las aulas, siete más como director, y sus últimos siete en el consejo estatal de población.

Desde el 2016 ha colaborado con el oficial Jesús Fierro en el programa de atención a jóvenes y regreso al estudio, destaco que el jefe Fierro era su alumno y tras su carrera policial y generar ese sistema ayudo en muchos consejos pues desde joven era muy dinámico y le platico la posibilidad de asumir tal responsabilidad pues es muy bonito ayudar a la gente a salir de situaciones difíciles.

Ho día cada vez que se complica algo acude a su tutoría situación que le a servido para mejorar las técnicas en la atención de los niños, niñas y adolescentes y sus familias con el fin de reinsertarlos a la sociedad y sobre todo al estudio, la base del avance es el intercambio de experiencias las cuales adopta y transforma en correcciones adecuadas y modernas, duras pero útiles para los jóvenes.

“Quien educa a una mujer educa a una generación”, culmino el docente, al contar sobre sus asesorías dirigidas al comportamiento de los jóvenes, culmino dirigiéndose a la ciudadanía que no olviden que al “Vivir la vida y vivirla bien, después vivirás de sus recuerdos”.


Te puede interesar:


Local

Redes sociales, mecanismo para campañas electorales ante contagios

Alejandro Domínguez, presidente del PRI, dijo que las actividades de proselitismo de los candidatos tricolor tendrán que cifrarse a las redes sociales y a los diversos medios de comunicación

Policiaca

Entregan municipales a detenidos a cartel en la ciudad

Tras la audiencia de dos policías detenidos la Fiscalía General ha demostrado esta relación

Local

Confirma Salud 309 nuevos contagios y 57 muertes por Covid-19

La cifra de decesos es de 6 mil 268, con 57 decesos más en la entidad

Local

Difícil conseguir cita en Clínica 4 del IMSS

Derechohabientes de la Clínica ubicada en Ávalos, acuden al exterior del inmueble desde las 6:00 horas, pues es la única manera

Círculos

[GALERÍA] Disfrutan del golf, XCVI torneo Nacional de aficionadas

El evento contó con la participación de representantes de Chihuahua, ciudad Juárez, Torreón y Monterrey

Local

Servicios Públicos del Municipio realiza labores en el Relleno Sanitario

Ricardo Martínez, director de la dependencia dio a conocer los detalles de los trabajos que a diario se realizan en el lugar

Sociedad

Noche violenta en Acapulco deja 17 negocios incendiados

Al lugar arribaron bomberos que sofocaron el fuego, donde no se reportaron personas lesionadas; policías estatales llegaron a resguardar la zona

Local

Hacen malabares para sobrevivir en cruceros de la ciudad

Ya sea juntas o separadas hacen su mayor esfuerzo para obtener un ingreso diario que les permita sobrevivir en medio de esta pandemia

Local

Médicos, quienes más mueren por Covid-19 entre trabajadores de salud

Han muerto 117 trabajadores de la salud, entre enfermeros, médicos y otras áreas