/ viernes 9 de febrero de 2018

Joven asesinada por su pareja en el CERESO estaba a punto de quedar en libertad

Fue doblemente víctima de violencia de pareja, la primera de una relación en la que sufrió abusos y vejaciones, y en la segunda, con Alaín Reyes Robledo quien contaba con un cargo de feminicidio cometido en Tijuana.

Carlos César Talamantes Lozano, padre de Sofía Marina Talamantes Moreno, comprueba que la muerte de su hija quien estaba internada en el Centro de Reinserción Social no fue suicidio, sino que fue un homicidio por asfixia mecánica por estrangulamiento y policontundida, cometido por su pareja sentimental, Alaín Reyes Robledo, como consta en el acta de defunción.

Sofía Marina de 24 años, madre de una pequeña de 4 años, fue doblemente víctima de violencia de pareja, la primera de una relación en la que sufrió abusos y vejaciones, y en la segunda, con Alaín Reyes Robledo (quien contaba con un cargo de feminicidio cometido en Tijuana del que se enteró en la lectura de cargos), fue arrastrada a presenciar la comisión de un robo bancario y finalmente asesinada en una celda del Centro de Rehabilitación Social.

La joven vivía con su mamá en Juárez y tenía relación de novios con Alaín desde hacía 6 meses. El 22 de diciembre convenció a Sofía de mudarse,  buscar una casa y conseguir trabajo en Chihuahua, porque se desempeñaban dando asesorías para computadoras por teléfono en empresas tipo call center.

Tenía dos cargos por robo agravado y por posesión de vehículo robado. El señor Carlos Talamantes mencionó que en el robo se recuperaron las chequeras y le fueron devueltas al demandante y la camioneta tenía daños mínimos que él se ofreció a pagar para disminuir la gravedad de la sentencia que pudiera alcanzar la joven madre de 24 años.

La pareja tenía apenas 6 meses de haber iniciado su relación y en diciembre, Alaín convenció a Sofía de cambiar su domicilio a Chihuahua para trabajar en algún call center. Sin embargo, por testimonio del padre de la víctima, fue obligada a presenciar un asalto bancario cometido por su pareja y fue detenida por transportarse en un vehículo robado, razón por la cual fue internada en el Cereso.

Carlos César Talamantes Lozano, padre de Sofía Marina Talamantes Moreno, comprueba que la muerte de su hija quien estaba internada en el Centro de Reinserción Social no fue suicidio, sino que fue un homicidio por asfixia mecánica por estrangulamiento y policontundida, cometido por su pareja sentimental, Alaín Reyes Robledo, como consta en el acta de defunción.

Sofía Marina de 24 años, madre de una pequeña de 4 años, fue doblemente víctima de violencia de pareja, la primera de una relación en la que sufrió abusos y vejaciones, y en la segunda, con Alaín Reyes Robledo (quien contaba con un cargo de feminicidio cometido en Tijuana del que se enteró en la lectura de cargos), fue arrastrada a presenciar la comisión de un robo bancario y finalmente asesinada en una celda del Centro de Rehabilitación Social.

La joven vivía con su mamá en Juárez y tenía relación de novios con Alaín desde hacía 6 meses. El 22 de diciembre convenció a Sofía de mudarse,  buscar una casa y conseguir trabajo en Chihuahua, porque se desempeñaban dando asesorías para computadoras por teléfono en empresas tipo call center.

Tenía dos cargos por robo agravado y por posesión de vehículo robado. El señor Carlos Talamantes mencionó que en el robo se recuperaron las chequeras y le fueron devueltas al demandante y la camioneta tenía daños mínimos que él se ofreció a pagar para disminuir la gravedad de la sentencia que pudiera alcanzar la joven madre de 24 años.

La pareja tenía apenas 6 meses de haber iniciado su relación y en diciembre, Alaín convenció a Sofía de cambiar su domicilio a Chihuahua para trabajar en algún call center. Sin embargo, por testimonio del padre de la víctima, fue obligada a presenciar un asalto bancario cometido por su pareja y fue detenida por transportarse en un vehículo robado, razón por la cual fue internada en el Cereso.

Local

Formula Fiscalía imputación a “El Cumbias”

El viernes se llevará a cabo audiencia de vinculación

Policiaca

Roban a mano armada expendio de leche del Marmol III

Dos hombres amagaron y despojaron de un aproximado de $3700 pesos al cliente y al dependiente del expendio Zaragoza, ubicado en la calle 15 y misión de Santa Bárbara, para luego darse a la fuga con rumbo desconocido. Tras la denuncia, al lugar arribaron unidades de la Policía Municipal, quienes levantaron el reporte del hecho, y montaron un operativo de búsqueda de los responsables, quienes aún no se sabe si huyeron en algún vehículo o a pie.

México

Así narró el exfiscal de Jalisco el atentado que sufrió en Guadalajara

Luis Carlos Nájera se mostró con aparente tranquilidad pero el vendaje en su mano izquierda por el impacto de bala que recibió era el fiel recordatorio de lo que había sucedido

Región

Combaten 98 voluntarios incendio forestal en Carichí

Trabajan en labores continuas para sofocar el fuego, logrando hasta el momento un avance de 60% de control

Local

Formula Fiscalía imputación a “El Cumbias”

El viernes se llevará a cabo audiencia de vinculación