/ domingo 30 de septiembre de 2018

Las cicatrices de la vanidad

El número de pacientes que acude a personal no capacitado para realizarse procedimientos estéticos va en aumento gracias a la ignorancia del cliente, quien sufre un daño irreversible en su salud física, su autoestima y finalmente en su calidad de vida.

“Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad”, se lee en Eclesiastés capítulo 1, donde se muestra que la vanidad del hombre es tan grande que en la búsqueda por la perfección estética se pueden encontrar caminos llenos de cicatrices marcadas en cuerpo y alma.

Mejorar la apariencia del cuerpo y de la cara con fines estéticos o reconstructivos por alguna deformidad, no siempre termina con resultados buenos; en los últimos años han aparecido técnicas no quirúrgicas que consisten en inyectar diversas sustancias modelantes bajo la premisa de que suponen métodos sencillos, poco dolorosos, económicos y aparentemente seguros.

Actualmente se sabe que algunas de las sustancias que han sido infiltradas a lo largo de la historia en diferentes partes del cuerpo son productos como la silicona líquida, el colágeno y cualquier tipo de aceites (de bebé, oliva, aceite vegetal, etc.), los cuales dañan de forma irreversible la salud de las personas y dan como resultado una enfermedad incurable y de difícil manejo conocida como “enfermedad por modelantes”, según lo explica Gordillo Hernández J., cirujano plástico y reconstructivo, en su escrito: “Abordaje multidisciplinario de la enfermedad humana por infiltración de sustancias modelantes.”

El desconocimiento generalizado de esta enfermedad explica por qué en México la aplicación de sustancias para moldear el cuerpo es una práctica frecuente y se ha convertido en un grave problema de salud. Y, como lo explica el licenciado Eduardo Yáñez, abogado del Colegio de Cirujanos Plásticos de Chihuahua, el estado grande es, lamentablemente, pionero en este tipo de situaciones.

Si bien las víctimas no son las culpables del engaño, la plena confianza que se otorga a las personas no certificadas para realizar este tipo de procedimientos, termina marcándolas con cicatrices tanto psicológicas como físicas, por lo que se recomienda informarse ampliamente antes de modificar cualquier parte del cuerpo.

“Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad”, se lee en Eclesiastés capítulo 1, donde se muestra que la vanidad del hombre es tan grande que en la búsqueda por la perfección estética se pueden encontrar caminos llenos de cicatrices marcadas en cuerpo y alma.

Mejorar la apariencia del cuerpo y de la cara con fines estéticos o reconstructivos por alguna deformidad, no siempre termina con resultados buenos; en los últimos años han aparecido técnicas no quirúrgicas que consisten en inyectar diversas sustancias modelantes bajo la premisa de que suponen métodos sencillos, poco dolorosos, económicos y aparentemente seguros.

Actualmente se sabe que algunas de las sustancias que han sido infiltradas a lo largo de la historia en diferentes partes del cuerpo son productos como la silicona líquida, el colágeno y cualquier tipo de aceites (de bebé, oliva, aceite vegetal, etc.), los cuales dañan de forma irreversible la salud de las personas y dan como resultado una enfermedad incurable y de difícil manejo conocida como “enfermedad por modelantes”, según lo explica Gordillo Hernández J., cirujano plástico y reconstructivo, en su escrito: “Abordaje multidisciplinario de la enfermedad humana por infiltración de sustancias modelantes.”

El desconocimiento generalizado de esta enfermedad explica por qué en México la aplicación de sustancias para moldear el cuerpo es una práctica frecuente y se ha convertido en un grave problema de salud. Y, como lo explica el licenciado Eduardo Yáñez, abogado del Colegio de Cirujanos Plásticos de Chihuahua, el estado grande es, lamentablemente, pionero en este tipo de situaciones.

Si bien las víctimas no son las culpables del engaño, la plena confianza que se otorga a las personas no certificadas para realizar este tipo de procedimientos, termina marcándolas con cicatrices tanto psicológicas como físicas, por lo que se recomienda informarse ampliamente antes de modificar cualquier parte del cuerpo.

Local

Aseguran mil litros de combustible de dudosa procedencia

Los hechos ocurrieron cuando agentes realizaban recorridos de vigilancia

Deportes

Comité Municipal busca promover y difundir la disciplina de Pole Sport

Uno de los objetivos es que trabajen regulados los gimnasios de Pole Sport

Local

Aseguran mil litros de combustible de dudosa procedencia

Los hechos ocurrieron cuando agentes realizaban recorridos de vigilancia

Sociedad

Hasta siete mil mdp suma la venta ilícita de medicinas: ANAFAM

Tan sólo el robo de medicinas equivale a cerca del 2% del valor de la producción en el país.

Local

Tardía atención en urgencias casi mata a su hija

Rocío sufre convulsiones, su madre pidió ayuda; media hora después, hasta que no la vieron tirada en el suelo, fue atendida por los médicos

Deportes

Comité Municipal busca promover y difundir la disciplina de Pole Sport

Uno de los objetivos es que trabajen regulados los gimnasios de Pole Sport

Local

Sin pista de hombre que violó a una jovencita

El pasado 24 de febrero, una mujer de 22 años fue atacada por un sujeto que la llevó con engaños a la parte trasera de las oficinas de la Secretaria de Cultura