/ martes 18 de agosto de 2020

Lleva año y medio viviendo en un árbol

Lleva habitando un año y medio en la copa de un árbol donde con un colchón acomodado en lo alto pernocta varias veces al día pues debe cuidarse de que no le roben lo poco que tiene.

Lleva un año y medio viviendo en la rama de un árbol

Martin de 48 años de edad lleva habitando un año y medio en la copa de un árbol donde con un colchón acomodado en lo alto pernocta varias veces al día pues debe cuidarse de que no le roben lo poco que tiene, Martin era un comerciante de la zona centro a quien la modernidad rebaso y poco a poco se fue quedando en la calle, hasta que un amigo le presto un árbol para vivir.

Descarga toda la edición impresa directo en tu móvil, tableta o computadora, da clic para suscribirte, primer mes gratis

El hombre del árbol

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

La gente ya le conoce como el hombre del árbol, Martin Salinas Varela es originario de ciudad Cuauhtémoc, dijo ser técnico en electrónica y que hace algunos ayeres solía tener una vida normal como todos y tener su local de reparación en el centro de la ciudad.

Con el paso de los años el avance tecnológico lo fue rebasando y poco a poco lo que sabía hacer no le sirvió de mucho, hasta quedarse sin trabajo, su mujer no lo apoyo y decidió dejarlo e irse para el otro lado.

Al perder todo lo que tenía pues debió pagar deudas, una tía le presto una casa pero al poco tiempo falleció y al paso del tiempo los familiares de ella le reclamaron la vivienda y debió salirse.

Vivió en las calles

Sin un peso primero anduvo rodando en las calles debió vivir en las banquetas y zonas donde los consuetudinarios duermen, fue invitado a drogarse y emborracharse pero no lograron hacerlo caer, según contó el mismo al decir que su único vicio es el cigarro.

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Pasado un tiempo recordó que conocía a la familia Muruato Méndez de los que dijo son dueños de varios predios a lo largo de la vialidad sacramento, a quienes les pidió permiso para quedarse ahí.

Inicialmente motivado a salir adelante busco trabajo en una maquiladora e incluso llego a hacerse de algunos muebles y construyo un jacal pegado a la barda de una ferretería que colinda con el terreno, donde hasta sanitario improviso.

El propietario de la ferretería le dijo que no podía vivir ahí e incluso varias veces lo acuso de que le tenía desconfianza pues podría hacer un boquete para robar el negocio, curiosamente al paso de los días al estar haciendo un trabajo su cuartucho se incendió y el fuego consumió todo lo que tenía.

Se queda sin trabajo

Tras quebrar la maquiladora donde laboraba siguió luchando por vivir y comenzó a dormir en la rama de un enorme álamo que se encuentra en el terreno, a donde estaba arrimando láminas y madera que le regalaban con la idea de hacer su casa en el árbol.

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Al paso de los días fue creando confianza en los habitantes de los alrededores y de pronto lo contrataban para realizar algunos trabajos de jardín o de albañilería, pintura o bien de reparación de algunos aparatos electrónicos.

Destaco que para realizar sus reparaciones usa una batería de motocicleta la cual deja cargando en un taller eléctrico, desgraciadamente muchos aparatos son ya muy modernos y no esta actualizado, pero le hace la lucha.

Luego en una casa de campaña

El dueño de un restaurant al saber su situación le obsequio una casa de campaña para que no estuviera a la intemperie, además con lo poco que gano compro un pequeño cilindro para tener gas e improviso una estufa.

Poco le duro el gusto de tener un espacio que sentía suyo con dormitorio, cocina y hasta cuadros que tenía como adorno para sentirse más en casa, al salir a buscar algo para el día los vándalos aprovecharon para robarle lo poco que tenía.

Esto lo llevo de nuevo a dormir trepado en las ramas del árbol donde coloco un colchón para dormir lo más cómodo posible, a donde sube por medio de una pequeña escalera y unos cables que improviso.

“Solo aguanto los moyotes y me tapo con un hule cuando llueve”, dijo Martin al momento que decía divagando un poco “al rato me voy a caer de allá arriba pero con un cable enredado en el cuello pues a veces me desespero”. Queriendo decir que a veces le da por quitarse la vida.

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Aprendió a comer cada tres días

Lo más desgarrador fue cuando conto aun con una sonrisa ingenua que ya se había acostumbrado a comer bien cada tercer día, pues desarrollo la estrategia de reunir durante esas tres lunas alimento que luego disfrutaba hasta llenar al juntar una buena cantidad.

“No se cómo le hice pero acostumbre a mi cuerpo a comer cada tercer día”, expreso el entrevistado, agrego que es horrible vivir en las calles por eso opto por vivir en el árbol, “quienes viven en la vía publica se exponen a muchos peligros, la gente no lo sabe pero es muy feo”.

Tras la charla el hombre del árbol aprovecho para clamar por ayuda ya sea con trabajo, una despensa, ropa, o material para construir su casa del árbol, pues asegura que no tiene a nadie en esta vida y que muchas veces quisiera ya no despertar.

Si usted desea ayudar a Martin puede buscarlo cerca del cruce de las calles Monte de la Bufa y Monte Celeste en la colonia Quintas Carolinas.


Te recomendamos:

Lleva un año y medio viviendo en la rama de un árbol

Martin de 48 años de edad lleva habitando un año y medio en la copa de un árbol donde con un colchón acomodado en lo alto pernocta varias veces al día pues debe cuidarse de que no le roben lo poco que tiene, Martin era un comerciante de la zona centro a quien la modernidad rebaso y poco a poco se fue quedando en la calle, hasta que un amigo le presto un árbol para vivir.

Descarga toda la edición impresa directo en tu móvil, tableta o computadora, da clic para suscribirte, primer mes gratis

El hombre del árbol

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

La gente ya le conoce como el hombre del árbol, Martin Salinas Varela es originario de ciudad Cuauhtémoc, dijo ser técnico en electrónica y que hace algunos ayeres solía tener una vida normal como todos y tener su local de reparación en el centro de la ciudad.

Con el paso de los años el avance tecnológico lo fue rebasando y poco a poco lo que sabía hacer no le sirvió de mucho, hasta quedarse sin trabajo, su mujer no lo apoyo y decidió dejarlo e irse para el otro lado.

Al perder todo lo que tenía pues debió pagar deudas, una tía le presto una casa pero al poco tiempo falleció y al paso del tiempo los familiares de ella le reclamaron la vivienda y debió salirse.

Vivió en las calles

Sin un peso primero anduvo rodando en las calles debió vivir en las banquetas y zonas donde los consuetudinarios duermen, fue invitado a drogarse y emborracharse pero no lograron hacerlo caer, según contó el mismo al decir que su único vicio es el cigarro.

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Pasado un tiempo recordó que conocía a la familia Muruato Méndez de los que dijo son dueños de varios predios a lo largo de la vialidad sacramento, a quienes les pidió permiso para quedarse ahí.

Inicialmente motivado a salir adelante busco trabajo en una maquiladora e incluso llego a hacerse de algunos muebles y construyo un jacal pegado a la barda de una ferretería que colinda con el terreno, donde hasta sanitario improviso.

El propietario de la ferretería le dijo que no podía vivir ahí e incluso varias veces lo acuso de que le tenía desconfianza pues podría hacer un boquete para robar el negocio, curiosamente al paso de los días al estar haciendo un trabajo su cuartucho se incendió y el fuego consumió todo lo que tenía.

Se queda sin trabajo

Tras quebrar la maquiladora donde laboraba siguió luchando por vivir y comenzó a dormir en la rama de un enorme álamo que se encuentra en el terreno, a donde estaba arrimando láminas y madera que le regalaban con la idea de hacer su casa en el árbol.

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Al paso de los días fue creando confianza en los habitantes de los alrededores y de pronto lo contrataban para realizar algunos trabajos de jardín o de albañilería, pintura o bien de reparación de algunos aparatos electrónicos.

Destaco que para realizar sus reparaciones usa una batería de motocicleta la cual deja cargando en un taller eléctrico, desgraciadamente muchos aparatos son ya muy modernos y no esta actualizado, pero le hace la lucha.

Luego en una casa de campaña

El dueño de un restaurant al saber su situación le obsequio una casa de campaña para que no estuviera a la intemperie, además con lo poco que gano compro un pequeño cilindro para tener gas e improviso una estufa.

Poco le duro el gusto de tener un espacio que sentía suyo con dormitorio, cocina y hasta cuadros que tenía como adorno para sentirse más en casa, al salir a buscar algo para el día los vándalos aprovecharon para robarle lo poco que tenía.

Esto lo llevo de nuevo a dormir trepado en las ramas del árbol donde coloco un colchón para dormir lo más cómodo posible, a donde sube por medio de una pequeña escalera y unos cables que improviso.

“Solo aguanto los moyotes y me tapo con un hule cuando llueve”, dijo Martin al momento que decía divagando un poco “al rato me voy a caer de allá arriba pero con un cable enredado en el cuello pues a veces me desespero”. Queriendo decir que a veces le da por quitarse la vida.

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Foto: Manolo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Aprendió a comer cada tres días

Lo más desgarrador fue cuando conto aun con una sonrisa ingenua que ya se había acostumbrado a comer bien cada tercer día, pues desarrollo la estrategia de reunir durante esas tres lunas alimento que luego disfrutaba hasta llenar al juntar una buena cantidad.

“No se cómo le hice pero acostumbre a mi cuerpo a comer cada tercer día”, expreso el entrevistado, agrego que es horrible vivir en las calles por eso opto por vivir en el árbol, “quienes viven en la vía publica se exponen a muchos peligros, la gente no lo sabe pero es muy feo”.

Tras la charla el hombre del árbol aprovecho para clamar por ayuda ya sea con trabajo, una despensa, ropa, o material para construir su casa del árbol, pues asegura que no tiene a nadie en esta vida y que muchas veces quisiera ya no despertar.

Si usted desea ayudar a Martin puede buscarlo cerca del cruce de las calles Monte de la Bufa y Monte Celeste en la colonia Quintas Carolinas.


Te recomendamos:

Local

No acuden abogados de Maru a comparar carpeta ente FGE

La Fiscalía General del Estado, citó a la defensa de María Eugenia Campos Galván en el auditorio de la dependencia para revisar hoja por hoja la carpeta de investigación

Local

Protestan maestros delicienses en el Centro

Manifestándose en contra de la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros

Local

Reinician el lunes actividades 23 centros comunitarios

Ofrecerán sericio de psicología, clases de inglés, zumba, karate, box, country, reductivo, jazz, ritmos latinos, taekwondo, entre otros

Local

Carece IEE de mapas de riesgo para el proceso electoral

Resaltó que el IEE no cuenta con un análisis propio o de las autoridades encargadas de la seguridad, en donde se arrojen puntos álgidos o graves en materia de inseguridad

Local

Se han preinscrito casi 90 mil estudiantes en educación básica

Se prevé la inscripción de aproximadamente 145 mil alumnas y alumnos de nuevo ingreso en planteles públicos, para el ciclo escolar 2021-2022

Deportes

Se alistan chihuahuenses para la Liga Mexicana de Baloncesto Profesional Femenil

El período del torneo será del 27 de marzo al 29 de mayo con el formato de round robin y enfrentamientos ida y vuelta en fines de semana

Automotriz

Suzuki Jimny es el regalo prometido

Desde su lanzamiento en nuestro mercado en noviembre del año pasado, el pequeño todoterreno de la firma japonesa se ha convertido en un objeto de deseo entre sus clientes

Local

Se suma planilla del PRI de Galeana al proyecto político del PVEM

Por su parte la candidata Brenda Ríos, agradeció el gesto de quienes hoy decidieron unirse en este nuevo proyecto que está por empezar

Mundo

Investigación del origen del coronavirus se presentará con total transparencia: Tedros Adhanom

En enero, la OMS envió a un equipo de especialistas a Wuhan, en el centro de China, donde se detectó el primer caso de coronavirus a finales de diciembre de 2019