/ lunes 1 de julio de 2019

México: la meca de sectas destructivas

Bajo una máscara de ayuda sicológica, lideres no especializados lucran con la necesidad de atención de ka gente vulnerable

PRIMERA DE DOS PARTES

Me encuentro en un lugar frío, no sé qué hora es…está oscuro. Llevo dos días sin comer adecuadamente, sin dormir lo necesario y sintiéndome expuesto a cada segundo; la falta de alimentación y sueño empiezan a quebrar cada parte de mí, incluso, aquellas que no sabía que podían quedar expuestas ante la más pequeña mirada. Ya son dos noches que los padrinos nos despiertan con sonidos ensordecedores argumentando que los pecados quedarán fuera si salimos a limpiar como sacrificio al Señor.

Aunque pareciera sacado de un relato de suspenso, en Chihuahua existen sectas u organizaciones que utilizan ese tipo de técnicas para “curar” milagrosamente a la gente que inocentemente confía en ellos con el propósito de resolver o encaminar nuevamente los problemas de su vida.

Las sectas, según la Real Academia de la Lengua, son aquellas organizaciones que utilizan técnicas de persuasión para coaccionar la voluntad de las personas a los caprichos del líder del grupo. Se definen como comunidades privadas, que promueven superación personal y beneficios espirituales, pero en realidad los “maestros” ejercen un poder absoluto ante sus seguidores, sin que estos se den cuenta de la sumisión en la que se encuentran, teniendo como efecto la persuasión coercitiva, la cual se genera como resultado de un programa coordinado de estrategias o técnicas hábilmente aplicadas por un dirigente que pretende controlar o manipular el comportamiento humano.

Una agrupación se define como “secta destructiva” cuando aparecen reportes de maltrato, fraude, mentira y engaño, según explica Myrna García, fundadora de la Red de Apoyo para Victimas de Sectas, una asociación internacional sin fines de lucro; las técnicas de persuasión coercitiva son prácticas como las penitencias, humillaciones, ofensas y desprecio, el castigo público, las repeticiones de frases que dirigen la atención, la práctica de nunca quejarse y el ejercicio de no mencionar la palabra “yo” como parte del gran esfuerzo de acabar con todo egoísmo.

“Como resultado, la moral de los miembros queda trastocada, y pretendiendo ellos hacer lo correcto, sienten la obligación moral de obedecer los preceptos, estatutos, compromisos y reglas establecidas por sus maestros. De esta manera quedan predispuestos a responder en distintas circunstancias de la vida, de manera específica”, explicó la fundadora de la asociación que desde el 2007 ha atendido a miles de víctimas de sectas, principalmente en Hispanoamérica.

Las terapias, cursos y talleres que ofrecen las sectas destructivas pueden ser presididos por profesionales, persiguiendo supuestamente el objetivo de la superación personal y el éxito para sus víctimas, pero terminan engañando, manipulando y controlando a su público. Sin embargo, la mayoría de ellas son dirigidas por personas sin estudios y sin conocimiento de cómo tratar adecuadamente a una persona con problemas psicológicos.

¿Qué me pasa?, ¿por qué siento esto?, ¿es normal sentirme así?, son algunas de las preguntas que rondan por la mente de las personas que deciden incorporarse a estos grupos, según explica la psicóloga chihuahuense Deyanira Vargas, quien asegura que en Chihuahua y en el país existe una necesidad real por saber qué nos pasa y al existir dicha necesidad, la gente comienza a crear un negocio.

“Es cómo ir con un dentista o con cualquier médico, nos volvemos un negocio para ellos, pero la diferente está en que el dentista o el especialista, estudia, realiza investigaciones y se prepara; en cambio, con la salud mental, cualquiera vende la idea de que puede curar o puede sanar y la realidad es que la mayoría se aprovecha de la vulnerabilidad y juega con la ignorancia de la gente.”, asegura la psicóloga.

En México se ha tenido un crecimiento de las llamadas sectas de coaching coercitivo, quienes según Myrna García, se vuelven destructivas cuando los asistentes comienzan a desarrollar un fanatismo por la organización, creyéndola milagrosa y desarrollando indiferencia hacia el sufrimiento, hacia las necesidades de sus seres queridos, anteponiendo las prioridades y objetivos del grupo por encima de las necesidades propias.

Además de realizar sacrificios grandes de dinero y trabajos voluntarios para el grupo, mientras dejan de cumplir con sus responsabilidades familiares y económicas. Sin darse cuenta, la persona comienza a darle más importancia a cumplir con el grupo y debido a su cambio de interés, comienza a tener conflictos sentimentales y mal carácter. Lo que comienza como un deseo de cumplir con ellos se transforma en poco tiempo en una gran necesidad.

El daño que ocurre sobre la personalidad de los miembros del grupo sectario va desde la falta de sentido de la dignidad, la estima propia, el respeto hacia sí mismos y hacia los demás, hasta la perdida completa del criterio propio y entrega completa de tiempo y recursos a las finalidades que disponga el líder.

“México puede ser considerado una Meca para las sectas”, explicó Myrna, pues la población de personas necesitadas en busca a una solución para sus conflictos económicos, sociales, laborales, de salud y familiares es muy alta debido a las condiciones económicas de alta desigualdad social, los niveles de pobreza, los problemas de salud y la idiosincrasia cultural y religiosa.

Características de una secta destructiva:

· Los líderes son carismáticos

Desarrollan liderazgo e implementan efectivas estrategias para atraer seguidores, creando empatía y poseen dos tipos de trastornos de la personalidad: el Trastorno Antisocial de la Personalidad (que les permite hacer daño sin sentir piedad ni compasión) y el Trastorno Narcisista de la Personalidad (sienten intensa necesidad, fuera de lo normal de poder y reconocimiento, alago admiración e idolatría. Necesitan sentirse poderosos, atractivos, importantes, y si posible sobrenaturales)

· No cuentan con estudios

Normalmente no tienen estudios universitarios, solo certificaciones que obtienen en seis meses o un año, sin que estos los preparen adecuadamente para atender problemas serios de salud mental.

· Funciona como la comida rápida

No hay conciencia y es como la comida rápida: tengo hambre, tengo hambre y llego por una hamburguesa o una pizza casi instantánea, como si no supiéramos que para estar bien todo lleva un proceso; funciona igual, estos programas o este tipo de coaching es rápido, en una semana o en un par de días te prometen “arreglar” tu vida, explica Vargas.

· Hacen todo lo posible por convertirse en tu “familia”

Se convierten en tu familia, pero por la falta de identificación propia. “Es el mismo sistema que la Mara Salva Trucha, todos los que entran llegan con miles de problemas y la mara los acobija y, aunque suene fuerte, no está mal decirlo porque es el mismo sistema… al final de cuentas, uno siempre hace todo por la familia”, asegura Deyanira.

Te puede interesar:

PRIMERA DE DOS PARTES

Me encuentro en un lugar frío, no sé qué hora es…está oscuro. Llevo dos días sin comer adecuadamente, sin dormir lo necesario y sintiéndome expuesto a cada segundo; la falta de alimentación y sueño empiezan a quebrar cada parte de mí, incluso, aquellas que no sabía que podían quedar expuestas ante la más pequeña mirada. Ya son dos noches que los padrinos nos despiertan con sonidos ensordecedores argumentando que los pecados quedarán fuera si salimos a limpiar como sacrificio al Señor.

Aunque pareciera sacado de un relato de suspenso, en Chihuahua existen sectas u organizaciones que utilizan ese tipo de técnicas para “curar” milagrosamente a la gente que inocentemente confía en ellos con el propósito de resolver o encaminar nuevamente los problemas de su vida.

Las sectas, según la Real Academia de la Lengua, son aquellas organizaciones que utilizan técnicas de persuasión para coaccionar la voluntad de las personas a los caprichos del líder del grupo. Se definen como comunidades privadas, que promueven superación personal y beneficios espirituales, pero en realidad los “maestros” ejercen un poder absoluto ante sus seguidores, sin que estos se den cuenta de la sumisión en la que se encuentran, teniendo como efecto la persuasión coercitiva, la cual se genera como resultado de un programa coordinado de estrategias o técnicas hábilmente aplicadas por un dirigente que pretende controlar o manipular el comportamiento humano.

Una agrupación se define como “secta destructiva” cuando aparecen reportes de maltrato, fraude, mentira y engaño, según explica Myrna García, fundadora de la Red de Apoyo para Victimas de Sectas, una asociación internacional sin fines de lucro; las técnicas de persuasión coercitiva son prácticas como las penitencias, humillaciones, ofensas y desprecio, el castigo público, las repeticiones de frases que dirigen la atención, la práctica de nunca quejarse y el ejercicio de no mencionar la palabra “yo” como parte del gran esfuerzo de acabar con todo egoísmo.

“Como resultado, la moral de los miembros queda trastocada, y pretendiendo ellos hacer lo correcto, sienten la obligación moral de obedecer los preceptos, estatutos, compromisos y reglas establecidas por sus maestros. De esta manera quedan predispuestos a responder en distintas circunstancias de la vida, de manera específica”, explicó la fundadora de la asociación que desde el 2007 ha atendido a miles de víctimas de sectas, principalmente en Hispanoamérica.

Las terapias, cursos y talleres que ofrecen las sectas destructivas pueden ser presididos por profesionales, persiguiendo supuestamente el objetivo de la superación personal y el éxito para sus víctimas, pero terminan engañando, manipulando y controlando a su público. Sin embargo, la mayoría de ellas son dirigidas por personas sin estudios y sin conocimiento de cómo tratar adecuadamente a una persona con problemas psicológicos.

¿Qué me pasa?, ¿por qué siento esto?, ¿es normal sentirme así?, son algunas de las preguntas que rondan por la mente de las personas que deciden incorporarse a estos grupos, según explica la psicóloga chihuahuense Deyanira Vargas, quien asegura que en Chihuahua y en el país existe una necesidad real por saber qué nos pasa y al existir dicha necesidad, la gente comienza a crear un negocio.

“Es cómo ir con un dentista o con cualquier médico, nos volvemos un negocio para ellos, pero la diferente está en que el dentista o el especialista, estudia, realiza investigaciones y se prepara; en cambio, con la salud mental, cualquiera vende la idea de que puede curar o puede sanar y la realidad es que la mayoría se aprovecha de la vulnerabilidad y juega con la ignorancia de la gente.”, asegura la psicóloga.

En México se ha tenido un crecimiento de las llamadas sectas de coaching coercitivo, quienes según Myrna García, se vuelven destructivas cuando los asistentes comienzan a desarrollar un fanatismo por la organización, creyéndola milagrosa y desarrollando indiferencia hacia el sufrimiento, hacia las necesidades de sus seres queridos, anteponiendo las prioridades y objetivos del grupo por encima de las necesidades propias.

Además de realizar sacrificios grandes de dinero y trabajos voluntarios para el grupo, mientras dejan de cumplir con sus responsabilidades familiares y económicas. Sin darse cuenta, la persona comienza a darle más importancia a cumplir con el grupo y debido a su cambio de interés, comienza a tener conflictos sentimentales y mal carácter. Lo que comienza como un deseo de cumplir con ellos se transforma en poco tiempo en una gran necesidad.

El daño que ocurre sobre la personalidad de los miembros del grupo sectario va desde la falta de sentido de la dignidad, la estima propia, el respeto hacia sí mismos y hacia los demás, hasta la perdida completa del criterio propio y entrega completa de tiempo y recursos a las finalidades que disponga el líder.

“México puede ser considerado una Meca para las sectas”, explicó Myrna, pues la población de personas necesitadas en busca a una solución para sus conflictos económicos, sociales, laborales, de salud y familiares es muy alta debido a las condiciones económicas de alta desigualdad social, los niveles de pobreza, los problemas de salud y la idiosincrasia cultural y religiosa.

Características de una secta destructiva:

· Los líderes son carismáticos

Desarrollan liderazgo e implementan efectivas estrategias para atraer seguidores, creando empatía y poseen dos tipos de trastornos de la personalidad: el Trastorno Antisocial de la Personalidad (que les permite hacer daño sin sentir piedad ni compasión) y el Trastorno Narcisista de la Personalidad (sienten intensa necesidad, fuera de lo normal de poder y reconocimiento, alago admiración e idolatría. Necesitan sentirse poderosos, atractivos, importantes, y si posible sobrenaturales)

· No cuentan con estudios

Normalmente no tienen estudios universitarios, solo certificaciones que obtienen en seis meses o un año, sin que estos los preparen adecuadamente para atender problemas serios de salud mental.

· Funciona como la comida rápida

No hay conciencia y es como la comida rápida: tengo hambre, tengo hambre y llego por una hamburguesa o una pizza casi instantánea, como si no supiéramos que para estar bien todo lleva un proceso; funciona igual, estos programas o este tipo de coaching es rápido, en una semana o en un par de días te prometen “arreglar” tu vida, explica Vargas.

· Hacen todo lo posible por convertirse en tu “familia”

Se convierten en tu familia, pero por la falta de identificación propia. “Es el mismo sistema que la Mara Salva Trucha, todos los que entran llegan con miles de problemas y la mara los acobija y, aunque suene fuerte, no está mal decirlo porque es el mismo sistema… al final de cuentas, uno siempre hace todo por la familia”, asegura Deyanira.

Te puede interesar:

Región

Obra pública mantuvo activa la construcción

La obra privada se encuentra en proceso de recuperación que esperan se acelere con el cambio del semáforo epidemiológico

Finanzas

Esperan recuperar 28 mdp de ingresos

Están limitados al 30% de aforo con el cambio de semáforo a amarillo

Local

AMLO dará informe de la aportación de México al Tratado de Agua

A un mes de las protestas de agricultores y de la muerte de una de ellas, el presidente dijo que cumplirán a como de lugar y llegarán a aun acuerdo con EU

Región

Empresa APTIV se expanderá en Parral

Gobierno del Estado signó un convenio con APTIV, para otorgar 400 becas y capacitar a igual número de trabajadores que serían contratados para la nueva planta en Parral

Gossip

A$AP Rocky, The Creator e Iggy Pop protagonizan nueva campaña de Gucci

Los raperos y roqueros son los protagonistas de colección del diseñador italiano Alessandro Michele que presenta atrevidas piezas

Delicias

Recibe Fiscal denuncias de ciudadanos en Delicias

César Augusto Peniche, encabezó la recepción de denuncias o cualquier asesoría en el municipio de Delicias, con el objetivo de incentivar a la ciudadanía a interponer cualquier recurso para la erradicación de delitos

Local

Confirman 180 nuevos casos de Covid-19 en 24 horas

El estado suma ya 15,401 contagios, dio a conocer la doctora Leticia Ruiz González, subdirectora de Prevención de la Salud

Policiaca

Abandonan feto en caja de zapatos

Fue esta mañana cuando vecinos del sector advirtieron la caja, que fue colocada en exterior del Jardín de Niños Cecilia González, en la Colonia Obrera

Finanzas

Esperan recuperar 28 mdp de ingresos

Están limitados al 30% de aforo con el cambio de semáforo a amarillo