/ miércoles 18 de diciembre de 2019

Pide Luisito carro y una bici a Santoclós

La familia llegó de la Sierra hace dos años, desplazados por el narcotráfico

“Luisito le está escribiendo a Santa, hace un árbol, me dice, ‘Oye, mamá, estoy escribiendo un árbol para pedir de Navidad, ¿me porto bien, o más o menos?’ Para saber si se merece el regalo y dice que a ver si es cierto que le llega en Navidad. Pero le digo, cómo le traigo el regalo, si no me alcanza, me pidió un carro y una bicicleta, es lo que quiere más”, relató Lidia sobre su hijo José Luis, de 5 años de edad, sobre la celebración de esta Navidad.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL HERALDO DE CHIHUAHUA DIRECTO EN TU WHATSAPP, DA CLIC PARA SUSCRÍBIRTE

Lidia, de 27 años, es mamá soltera, es de origen tepehuana y desde hace dos años migró a la ciudad de Chihuahua con sus dos hijos: Bryan, un bebé recién nacido que ahora tiene dos años y José Luis, a quien llama cariñosamente Luisito, de 5.

La familia de Lidia, tepehuana u ódame, son nativos de la zona de Tierra Blanca, cerca de Baborigame, en el municipio de Guadalupe y Calvo. Fueron desplazados por la violencia y crímenes brutales cometidos contra su familia para despojarlos de sus territorios ancestrales por narcotraficantes que operan en esa región. Todos los hombres adultos de su familia fueron asesinados, su papá, que se negó fervientemente a cederles sus tierras y todos sus hermanos. Los crímenes fueron sanguinarios, algunos de ellos también con sus mujeres, entre esposas y cuñadas en escenas dantescas.

Lidia enfrenta sola el mundo en una casita de renta por la zona de Vistas del Cerro Grande, con sus dos hijitos. Tiene que pagar renta, que le consume gran parte de su sueldo, pero agradece a Dios que en la ciudad haya trabajo, oportunidad que no tiene en su comunidad y también escuela para sus hijos, a la que asiste Luisito en 2º año de preescolar.

Con sacrificios ha acomodado sus horarios para trabajar de noche en un comedor industrial y en tercer turno, así puede pasar más tiempo con los pequeños y prodigarles amor y cuidados, entre carencias y necesidades, pero a salvo y juntos los tres.

“Ya tengo dos años en Chihuahua, es que allá no hay apoyo ni escuela. Aquí trabaja una y ya hay dinero. Allá en Baborigame está muy feo, hay puros narcos, y por eso nos vinimos acá. De ahí, de Baborigame, está lejos Tierra Blanca, hacemos de camino casi dos horas. Allá se quedaron solas las casitas, nos corrieron los narcos, porque querían los terrenos de mi papá, y no se dejó, lo mataron a él y a mis hermanos. Puras mujeres quedamos, mi mamá se fue a otra parte de la sierra”, narró.

Entre sus necesidades, mencionó que para la casa necesita cobijas y despensa; y le gustaría regalarle un carrito a cada uno de sus hijos, o una bicicleta como la que pide José Luis, pero el dinero no le alcanza para los alimentos y la renta, sería casi imposible sumar otro gasto más.

¿Desea ayudar?

Lidia y sus hijos reciben ayuda a través de la Campaña Navidar 2019 de El Heraldo de Chihuahua. Ambos niños de 5 y 2 años desean un carrito para Navidad, también una bicicleta para el hermanito mayor. José Luis necesita pantalones, por ser muy alto usa talla 12, y Bryan usa ropa talla 18 meses. También requieren despensa y cobijas.

Te puede interesar:

“Luisito le está escribiendo a Santa, hace un árbol, me dice, ‘Oye, mamá, estoy escribiendo un árbol para pedir de Navidad, ¿me porto bien, o más o menos?’ Para saber si se merece el regalo y dice que a ver si es cierto que le llega en Navidad. Pero le digo, cómo le traigo el regalo, si no me alcanza, me pidió un carro y una bicicleta, es lo que quiere más”, relató Lidia sobre su hijo José Luis, de 5 años de edad, sobre la celebración de esta Navidad.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL HERALDO DE CHIHUAHUA DIRECTO EN TU WHATSAPP, DA CLIC PARA SUSCRÍBIRTE

Lidia, de 27 años, es mamá soltera, es de origen tepehuana y desde hace dos años migró a la ciudad de Chihuahua con sus dos hijos: Bryan, un bebé recién nacido que ahora tiene dos años y José Luis, a quien llama cariñosamente Luisito, de 5.

La familia de Lidia, tepehuana u ódame, son nativos de la zona de Tierra Blanca, cerca de Baborigame, en el municipio de Guadalupe y Calvo. Fueron desplazados por la violencia y crímenes brutales cometidos contra su familia para despojarlos de sus territorios ancestrales por narcotraficantes que operan en esa región. Todos los hombres adultos de su familia fueron asesinados, su papá, que se negó fervientemente a cederles sus tierras y todos sus hermanos. Los crímenes fueron sanguinarios, algunos de ellos también con sus mujeres, entre esposas y cuñadas en escenas dantescas.

Lidia enfrenta sola el mundo en una casita de renta por la zona de Vistas del Cerro Grande, con sus dos hijitos. Tiene que pagar renta, que le consume gran parte de su sueldo, pero agradece a Dios que en la ciudad haya trabajo, oportunidad que no tiene en su comunidad y también escuela para sus hijos, a la que asiste Luisito en 2º año de preescolar.

Con sacrificios ha acomodado sus horarios para trabajar de noche en un comedor industrial y en tercer turno, así puede pasar más tiempo con los pequeños y prodigarles amor y cuidados, entre carencias y necesidades, pero a salvo y juntos los tres.

“Ya tengo dos años en Chihuahua, es que allá no hay apoyo ni escuela. Aquí trabaja una y ya hay dinero. Allá en Baborigame está muy feo, hay puros narcos, y por eso nos vinimos acá. De ahí, de Baborigame, está lejos Tierra Blanca, hacemos de camino casi dos horas. Allá se quedaron solas las casitas, nos corrieron los narcos, porque querían los terrenos de mi papá, y no se dejó, lo mataron a él y a mis hermanos. Puras mujeres quedamos, mi mamá se fue a otra parte de la sierra”, narró.

Entre sus necesidades, mencionó que para la casa necesita cobijas y despensa; y le gustaría regalarle un carrito a cada uno de sus hijos, o una bicicleta como la que pide José Luis, pero el dinero no le alcanza para los alimentos y la renta, sería casi imposible sumar otro gasto más.

¿Desea ayudar?

Lidia y sus hijos reciben ayuda a través de la Campaña Navidar 2019 de El Heraldo de Chihuahua. Ambos niños de 5 y 2 años desean un carrito para Navidad, también una bicicleta para el hermanito mayor. José Luis necesita pantalones, por ser muy alto usa talla 12, y Bryan usa ropa talla 18 meses. También requieren despensa y cobijas.

Te puede interesar:

Local

Aislamiento forzoso a los paisanos en Gómez Farías

12 mil pesos de multa impondrá el municipio a quienes acudan a eventos públicos y privados y cárcel por 12 horas

Noroeste

Construirán nuevas carreteras en Uruachi y Maguarichi

Con una inversión de alrededor de 70 millones de pesos, informó la diputada del Distrito 13, Rocío Sarmiento

Noroeste

Llevan alimentos a familias indígenas

El comedor comunitario de La Junta tuvo que cerrarse por la contingencia por el coronavirus, por lo que el DIF Municipal llevó alimentos para un mes

Local

7 de cada 10 personas son vulnerables al Covid-19

Diabéticos e hipertensos se agregan a la lista de enfermos crónicos con bajas defensas; piden consumir alimentos sanos, frutas y verduras

Local

Aislamiento forzoso a los paisanos en Gómez Farías

12 mil pesos de multa impondrá el municipio a quienes acudan a eventos públicos y privados y cárcel por 12 horas

Local

Entregan insumos para fortalecer atención del Covid-19 en el Morelos

Esta entrega estuvo encabezada por el titular la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, Arturo Bonilla y Calderón

Sociedad

Por pandemia, suspenden desfile del Día del Trabajo

El líder nacional del STFRM Flores Morales llamó a los trabajadores del país a que tomen con responsabilidad esta situación

Sociedad

Diputada del PES da positivo a coronavirus

Reportan que María Rosete se encuentra estable y sigue todos los protocolos médicos establecidos

Sociedad

Puebla registra el primer deceso por Covid-19

La entidad se cataloga como la quinta con más casos