/ domingo 9 de junio de 2019

Pretende UACh profesionistas más competentes

Cambiará las formas de impartir planes y programas de estudio, asegura el doctor Salvador Malo, asesor del nuevo modelo educativo

El modelo educativo que construye la Universidad Autónoma de Chihuahua será único, se está confeccionando a la medida para que los futuros profesionistas egresen con mayores competencias y diversificación que les permita hacer para resolver y no sólo aprender, señaló el doctor Salvador Malo Álvarez, asesor de la Universidad Autónoma de Chihuahua para la creación del Modelo Educativo y Académico para el Desarrollo Sostenible.

Daniel Acosta

“La carrera es lo que uno hace en la vida, no lo que estudia”, afirmó el también director general de Educación Superior Universitaria de la Subsecretaría de Educación Superior (SES) de la Secretaría de Educación Pública (SEP), quien estuvo en la ciudad presidiendo los trabajos de la División de Cultura, Arte y Humanismo.

Aseguró que en la Universidad Autónoma de Chihuahua no van a cambiar los planes y los títulos, lo que está cambiando es la forma en que se está organizando la impartición de planes y programas de estudio. Esta universidad pública será de las primeras en realizar estos cambios para adaptarse al mundo globalizado.


UN MODELO EDUCATIVO ÚNICO

La construcción del modelo educativo se realiza en varias vertientes, una de ellas es la realización de foros por divisiones, como son Cultura, arte y humanismo; Producción y seguridad alimentaria; Justicia y Estado de derecho; Gestión, economía y equidad; Materia, energía y su transformación; y Salud y bienestar humano. De los cuales ya se han realizado tres y se espera que para el mes de septiembre estén concluidos.

El último foro fue la división de Cultura, arte y humanismo, donde la camaradería reinó durante los trabajos, donde se presentaron más de doce propuestas, “Son muy críticos en lo que está pasando, y eso le ayuda a la universidad para resolver sus problemas”, señaló el coordinador de la Renovación Universitaria

La metodología es a través de conformación de grupos para que reflexionen sobre el futuro de la división y que les gustaría que tuviera la división en la universidad. Donde los participantes deben tomar en cuenta la investigación, la docencia y la vinculación con otros sectores. Además se les hace especificar donde existe la brecha de lo que se tiene hoy y hacia donde se quiere llegar, para que ellos marquen las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades. “Es medio catártico porque hablan de sus debilidades como docentes, como institución”.

El trabajo continúa con el planteamiento de las soluciones y aportar proyectos sobre lo que quieren hacer. Deben establecer estrategias para obtener el resultado, para finalmente tener las propuestas de acciones. Ejemplificó que en la división se propuso crear un Instituto de Investigación y Creación en el área de humanidades y artísticas.

Salvador Malo destacó que su trabajo es hacer que aflore el conocimiento y el deseo para que lo hagan, ver que se comprometan a hacer estas cosas en beneficio de la comunidad universitaria.

A la par de los foros, se trabaja en el diseño de programas de asignaturas, experiencias educativas, tareas para que se tengan elementos para iniciar el cambio. Hay materias que todavía son de dictado de pizarrón y eso se culminará, porque se buscan competencias universitarias. Reconoció que el nombre de las materias ha generado polémica, pero son los mismos docentes quienes las están planteando como por ejemplo “Los números hablan”, donde se diseñó el curso de matemáticas de manera diferente, “Es absolutamente serio, son los mismos maestros los que están proponiendo a su manera, pero se les dice pruébenlo para ver si están aprendiendo más o menos”.

Se está generando más material para los primeros semestres, para que se arranque el modelo tras la aprobación del Consejo Universitario.


HOMBRES Y MUJERES TRABAJANDO

“No se puede hacer un cambios de estrategia, en este caso renovación universitaria, si los propios universitarios no lo toman como suyos”, comentó el doctor en Física.

Explicó que el rector Luis Alberto Fierro Ramírez se le presentó algunas cuestiones bajo principios filosóficos y de valores, luego el equipo liderado por Salvador Malo le presentó un paraguas de opciones, atendiendo el deseo de que la universidad se conformara por divisiones a fin de tuvieran mayor interacción como universidad y no como facultades oscuras y aisladas.

El modelo educativo y académico establece que los estudiantes van a tener una educación más flexible, una orientación de contexto real, transdisciplinaria con oportunidades de interactuar con otros campos; más centrada en problemas sociales y más sentidos de la comunidad y que los estudiantes van a poder tener certificaciones de lo que saben hacer.

“Cuando uno le pregunta a los jóvenes ‘¿Qué sabes hacer?’ Me enseñan el título, pero eso me dice que estudiaste, les cuesta trabajo decir qué saben hacer, porque no han aprendido que tienen que saber cosas y no sólo saber”.

Con el modelo, los que quieran pueden obtener certificaciones sobre sus habilidades, destrezas, algunas serán dominio de inglés, uso de tecnología de información, un estado contable, un diseño de una estructura. Les va a permitir a los jóvenes que por alguna razón tengan que abandonar los estudios pueden defenderse en la vida con los certificados que avalan que saben hacer cosas.


DIVERSIFICACIÓN EDUCATIVA VS. DESERCIÓN

La transformación a nivel mundial busca acortar los tiempos de estudio para que los estudiantes puedan cursar un doctorado exitoso entre los 25 y 30 años.

Recordó que el proceso de transformación en Europa inició en Polonia en 1998 y culminó en el 2010, todas cambiaron a un modelo de organización más parecido al anglosajón, es decir, la licenciatura es más corta y no lleva al título profesional “Es una cuestión que aquí asusta mucho a los jóvenes, ya que les brinda una educación más amplia”.

Explicó que en Estados Unidos los estudiantes egresan de un bachelor y si quieren tener el título de médico o ingeniero, deben ingresar a estudiar dos o tres años más para tener el título.

En la actualidad, el 40 por ciento de quienes ingresan a una carrea universitaria se quedan en el camino, entonces ese 40 por ciento a lo mejor no termina porque no quiere ser abogado, por ejemplo, se le brinda salidas alternas. “El programa no va a cambiar ante profesiones, quien ingrese porque quiere ser abogado se graduará como abogado, lo que estamos haciendo es brindarles alternativas a los estudiantes para que si quieren estudiar Periodismo o Ciencias Políticas no pierdan lo estudiado, sino que sean trayectorias múltiples”.

La opción de trayectorias múltiples que presenta el modelo es una forma de combatir la deserción escolar, ya que los estudiantes podrán cambiar de carrera sin perder su trayectoria académica. Se ha visto que muchos estudiantes culminan una carrera e inician otra porque no les satisfizo o simplemente se dedican a otra cosa distinta a lo que estudiaron.

“En México es absurdo que ni en la misma universidad se pueda cambiar de carrera, sino que tenga que terminar o desertar para empezar de cero. En México los jóvenes están hartos de estudiar porque la mayor parte de los jóvenes que quieren hacer maestría o doctorado primero deben terminar una licenciatura de cinco años, luego maestría dos o tres años, para luego estudiar doctorado. Eso es ir cuesta arriba”.

Afirmó que países como Australia y Canadá tienen un porcentaje mayor de jóvenes que desean estudiar un posgrado, ya que en México se les ponen muchas trabas. La juventud es más fácil para generar nuevas visiones, por lo que los doctorado de 25 a 30 años son exitosos, debido a que los jóvenes están menos entrenados a pensar de una forma y se les ocurren soluciones diferentes y generan cambios importantes.

El doctor Salvador Malo señaló que las competencias en los estudiantes son importantes, todos los países a excepción de América Latina no han cambiado la forma de organización, Chihuahua será una de las primeras, “A los chicos hay que meterles más diversos y enseñarlos a aprender a aprender, que sepan cómo tener habilidades de lectura, juntar concepto de una área a otra, darles una preparación integral y enamorarlos de la enseñanza y con ese babbage elegir si quieren un título profesional o irse a una maestría, pero ya entran sabiendo muchas cosas más”.

Ahondo que con el modelo no se les impide especializarse, simplemente irán avanzando por las materias que de alguna forma les interesa “hasta llegar la especialización que requieren en el mismo tiempo o más”.


TRONCOS COMUNES Y DOCENTES

La construcción se ha topado con algunas barreras, sobre todo en facultades que se consideran más longevas o prestigiadas. En los foros han presentado a personas que han triunfado en la vida, no precisamente con su título profesional, ya que lo que buscan es que docentes y alumnos de den cuenta que la carrera es lo que hace uno en la vida y no lo que estudia.

“Hay que dejar de encasillar a los jóvenes en estructuras muy rígidas, el mundo ha crecido mucho y la realidad es que cada vez se vuelve más compleja y requiere de diversas visiones y preparaciones para abordar la complejidad”.

El doctor mencionó que las carreras se van renovando y si se da una mayor diversificación y mayor interconexión en diversas áreas el éxito será absoluto.

Ante ello se ha planteado el tronco común, como se ha hecho en la Universidad de Arizona, donde no se cuenta con divisiones o facultades, sino que trabajan por problemas, asimismo el ITAM y el Tecnológico de Monterrey tienen trabajando así hace 60 años.

“La defensa gremial o de territorios falsos, es tan fuerte que parece que es una trasgresión al derecho juntarse con periodismo, pero tiene que juntarse con varias, pero no es un atentado es una hibridación que enriquece a todos”.

Sentenció que la universidad no puede cambiar si los maestros no cambian, ya que los principales interlocutores son los maestros. En ocasiones los profesores de carrera son académicos pero no tiene experiencia, por lo que deben enseñarle al chico a ganarse la vida. “Nuestros principales amigos y enemigos son los profesores, son a los que tenemos que atender porque si ellos no cambien no se puede dar la renovación”.

Reconoció que si ha habido algunos roces o discrepancias entre docentes, alumnos e incluso directivos, pero se trata de que ellos digan cómo lograr la mayor interacción en el mundo real.

La meta es que el modelo se aplique para julio de 2020, donde uno de los objetivos es que todos los estudiantes sepan inglés.

Te puede interesar:


El modelo educativo que construye la Universidad Autónoma de Chihuahua será único, se está confeccionando a la medida para que los futuros profesionistas egresen con mayores competencias y diversificación que les permita hacer para resolver y no sólo aprender, señaló el doctor Salvador Malo Álvarez, asesor de la Universidad Autónoma de Chihuahua para la creación del Modelo Educativo y Académico para el Desarrollo Sostenible.

Daniel Acosta

“La carrera es lo que uno hace en la vida, no lo que estudia”, afirmó el también director general de Educación Superior Universitaria de la Subsecretaría de Educación Superior (SES) de la Secretaría de Educación Pública (SEP), quien estuvo en la ciudad presidiendo los trabajos de la División de Cultura, Arte y Humanismo.

Aseguró que en la Universidad Autónoma de Chihuahua no van a cambiar los planes y los títulos, lo que está cambiando es la forma en que se está organizando la impartición de planes y programas de estudio. Esta universidad pública será de las primeras en realizar estos cambios para adaptarse al mundo globalizado.


UN MODELO EDUCATIVO ÚNICO

La construcción del modelo educativo se realiza en varias vertientes, una de ellas es la realización de foros por divisiones, como son Cultura, arte y humanismo; Producción y seguridad alimentaria; Justicia y Estado de derecho; Gestión, economía y equidad; Materia, energía y su transformación; y Salud y bienestar humano. De los cuales ya se han realizado tres y se espera que para el mes de septiembre estén concluidos.

El último foro fue la división de Cultura, arte y humanismo, donde la camaradería reinó durante los trabajos, donde se presentaron más de doce propuestas, “Son muy críticos en lo que está pasando, y eso le ayuda a la universidad para resolver sus problemas”, señaló el coordinador de la Renovación Universitaria

La metodología es a través de conformación de grupos para que reflexionen sobre el futuro de la división y que les gustaría que tuviera la división en la universidad. Donde los participantes deben tomar en cuenta la investigación, la docencia y la vinculación con otros sectores. Además se les hace especificar donde existe la brecha de lo que se tiene hoy y hacia donde se quiere llegar, para que ellos marquen las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades. “Es medio catártico porque hablan de sus debilidades como docentes, como institución”.

El trabajo continúa con el planteamiento de las soluciones y aportar proyectos sobre lo que quieren hacer. Deben establecer estrategias para obtener el resultado, para finalmente tener las propuestas de acciones. Ejemplificó que en la división se propuso crear un Instituto de Investigación y Creación en el área de humanidades y artísticas.

Salvador Malo destacó que su trabajo es hacer que aflore el conocimiento y el deseo para que lo hagan, ver que se comprometan a hacer estas cosas en beneficio de la comunidad universitaria.

A la par de los foros, se trabaja en el diseño de programas de asignaturas, experiencias educativas, tareas para que se tengan elementos para iniciar el cambio. Hay materias que todavía son de dictado de pizarrón y eso se culminará, porque se buscan competencias universitarias. Reconoció que el nombre de las materias ha generado polémica, pero son los mismos docentes quienes las están planteando como por ejemplo “Los números hablan”, donde se diseñó el curso de matemáticas de manera diferente, “Es absolutamente serio, son los mismos maestros los que están proponiendo a su manera, pero se les dice pruébenlo para ver si están aprendiendo más o menos”.

Se está generando más material para los primeros semestres, para que se arranque el modelo tras la aprobación del Consejo Universitario.


HOMBRES Y MUJERES TRABAJANDO

“No se puede hacer un cambios de estrategia, en este caso renovación universitaria, si los propios universitarios no lo toman como suyos”, comentó el doctor en Física.

Explicó que el rector Luis Alberto Fierro Ramírez se le presentó algunas cuestiones bajo principios filosóficos y de valores, luego el equipo liderado por Salvador Malo le presentó un paraguas de opciones, atendiendo el deseo de que la universidad se conformara por divisiones a fin de tuvieran mayor interacción como universidad y no como facultades oscuras y aisladas.

El modelo educativo y académico establece que los estudiantes van a tener una educación más flexible, una orientación de contexto real, transdisciplinaria con oportunidades de interactuar con otros campos; más centrada en problemas sociales y más sentidos de la comunidad y que los estudiantes van a poder tener certificaciones de lo que saben hacer.

“Cuando uno le pregunta a los jóvenes ‘¿Qué sabes hacer?’ Me enseñan el título, pero eso me dice que estudiaste, les cuesta trabajo decir qué saben hacer, porque no han aprendido que tienen que saber cosas y no sólo saber”.

Con el modelo, los que quieran pueden obtener certificaciones sobre sus habilidades, destrezas, algunas serán dominio de inglés, uso de tecnología de información, un estado contable, un diseño de una estructura. Les va a permitir a los jóvenes que por alguna razón tengan que abandonar los estudios pueden defenderse en la vida con los certificados que avalan que saben hacer cosas.


DIVERSIFICACIÓN EDUCATIVA VS. DESERCIÓN

La transformación a nivel mundial busca acortar los tiempos de estudio para que los estudiantes puedan cursar un doctorado exitoso entre los 25 y 30 años.

Recordó que el proceso de transformación en Europa inició en Polonia en 1998 y culminó en el 2010, todas cambiaron a un modelo de organización más parecido al anglosajón, es decir, la licenciatura es más corta y no lleva al título profesional “Es una cuestión que aquí asusta mucho a los jóvenes, ya que les brinda una educación más amplia”.

Explicó que en Estados Unidos los estudiantes egresan de un bachelor y si quieren tener el título de médico o ingeniero, deben ingresar a estudiar dos o tres años más para tener el título.

En la actualidad, el 40 por ciento de quienes ingresan a una carrea universitaria se quedan en el camino, entonces ese 40 por ciento a lo mejor no termina porque no quiere ser abogado, por ejemplo, se le brinda salidas alternas. “El programa no va a cambiar ante profesiones, quien ingrese porque quiere ser abogado se graduará como abogado, lo que estamos haciendo es brindarles alternativas a los estudiantes para que si quieren estudiar Periodismo o Ciencias Políticas no pierdan lo estudiado, sino que sean trayectorias múltiples”.

La opción de trayectorias múltiples que presenta el modelo es una forma de combatir la deserción escolar, ya que los estudiantes podrán cambiar de carrera sin perder su trayectoria académica. Se ha visto que muchos estudiantes culminan una carrera e inician otra porque no les satisfizo o simplemente se dedican a otra cosa distinta a lo que estudiaron.

“En México es absurdo que ni en la misma universidad se pueda cambiar de carrera, sino que tenga que terminar o desertar para empezar de cero. En México los jóvenes están hartos de estudiar porque la mayor parte de los jóvenes que quieren hacer maestría o doctorado primero deben terminar una licenciatura de cinco años, luego maestría dos o tres años, para luego estudiar doctorado. Eso es ir cuesta arriba”.

Afirmó que países como Australia y Canadá tienen un porcentaje mayor de jóvenes que desean estudiar un posgrado, ya que en México se les ponen muchas trabas. La juventud es más fácil para generar nuevas visiones, por lo que los doctorado de 25 a 30 años son exitosos, debido a que los jóvenes están menos entrenados a pensar de una forma y se les ocurren soluciones diferentes y generan cambios importantes.

El doctor Salvador Malo señaló que las competencias en los estudiantes son importantes, todos los países a excepción de América Latina no han cambiado la forma de organización, Chihuahua será una de las primeras, “A los chicos hay que meterles más diversos y enseñarlos a aprender a aprender, que sepan cómo tener habilidades de lectura, juntar concepto de una área a otra, darles una preparación integral y enamorarlos de la enseñanza y con ese babbage elegir si quieren un título profesional o irse a una maestría, pero ya entran sabiendo muchas cosas más”.

Ahondo que con el modelo no se les impide especializarse, simplemente irán avanzando por las materias que de alguna forma les interesa “hasta llegar la especialización que requieren en el mismo tiempo o más”.


TRONCOS COMUNES Y DOCENTES

La construcción se ha topado con algunas barreras, sobre todo en facultades que se consideran más longevas o prestigiadas. En los foros han presentado a personas que han triunfado en la vida, no precisamente con su título profesional, ya que lo que buscan es que docentes y alumnos de den cuenta que la carrera es lo que hace uno en la vida y no lo que estudia.

“Hay que dejar de encasillar a los jóvenes en estructuras muy rígidas, el mundo ha crecido mucho y la realidad es que cada vez se vuelve más compleja y requiere de diversas visiones y preparaciones para abordar la complejidad”.

El doctor mencionó que las carreras se van renovando y si se da una mayor diversificación y mayor interconexión en diversas áreas el éxito será absoluto.

Ante ello se ha planteado el tronco común, como se ha hecho en la Universidad de Arizona, donde no se cuenta con divisiones o facultades, sino que trabajan por problemas, asimismo el ITAM y el Tecnológico de Monterrey tienen trabajando así hace 60 años.

“La defensa gremial o de territorios falsos, es tan fuerte que parece que es una trasgresión al derecho juntarse con periodismo, pero tiene que juntarse con varias, pero no es un atentado es una hibridación que enriquece a todos”.

Sentenció que la universidad no puede cambiar si los maestros no cambian, ya que los principales interlocutores son los maestros. En ocasiones los profesores de carrera son académicos pero no tiene experiencia, por lo que deben enseñarle al chico a ganarse la vida. “Nuestros principales amigos y enemigos son los profesores, son a los que tenemos que atender porque si ellos no cambien no se puede dar la renovación”.

Reconoció que si ha habido algunos roces o discrepancias entre docentes, alumnos e incluso directivos, pero se trata de que ellos digan cómo lograr la mayor interacción en el mundo real.

La meta es que el modelo se aplique para julio de 2020, donde uno de los objetivos es que todos los estudiantes sepan inglés.

Te puede interesar:


Justicia

Defensa de Rosario Robles pide legalidad al CJF

Sus abogados ya le notificaron a la exsecretaria de Sedesol fue del parentesco del juez Delgadillo con la Diputada Dolores Padierna

Sociedad

Aún le faltan a México 40 años de pobreza

Bajo la actual tendencia, hasta 2060 todos los mexicanos tendrían acceso a la canasta básica

Policiaca

Balean a hombre en domicilio de Praderas de León

Sujeto armado ingreso a casa y se dio a la fuga tras el ataque