/ jueves 11 de abril de 2019

Prohibieron a estudiantes ir a la embajada de México

Dueño de la empresa RSC Ltd, temblaba cuando nombraban a la autoridad mexicana

Durante los 13 días que duró la investigación y juicio por el presunto delito de tráfico de personas, jamás se presentó personal de la Universidad de Ben-Gurión a testificar, únicamente fueron citados los dueños de la empresa RSC Ltd., personal administrativo de los dos hoteles y el abogado de oficio de la Embajada de México en Israel.

Los chihuahuenses que estaban de intercambio en Israel informaron que desde su arribo a la Ben-Gurion University of the Negev, campus Eilat, la institución estaba sola y fue hasta que investigaron los programas educativos que se dieron cuenta de que era periodo vacacional y por lo tanto eran los únicos que tomaban la clase de hebreo, además de los militares a quienes la universidad les facilitaba las instalaciones.

Este conflicto comenzó cuando los alumnos de la UACh, molestos y cansados por los malos tratos y la falta de un programa académico, enviaron un correo a una dirección de atención a estudiantes de la Universidad Ben-Gurión del Néguev, solicitando información sobre dicho programa educativo.

“Cuando les dijimos al dueño de la empresa, Ronen Shay, se puso como loco, me dijo que me largara, que estaba fuera del programa y que jamás me volvería a ver, mi compañero Adrián le decía que se calmara, pero seguía gritando y al ver que todos mis demás compañeros llegaron fue como se tranquilizó”, expresó Mario Duarte, uno de los jóvenes refugiados en Francia.

Los estudiantes platicaron que luego de ese incidente, Chelit Aviv, coordinadora del programa, le dijo al joven que le iban a dar otra oportunidad, pero debía enviar un correo a la universidad diciendo que todo se trataba de un error. Dicho correo fue redactado por el estudiante, pero antes de mandarlo, Cheliv le hizo correcciones y lo mandaron.

Aunado a eso, la mujer le pidió al coordinador de Servicios Internacionales, César Gutiérrez, que enviara un documento oficial, que dijera que los estudiantes se comprometían a no acercarse a la Embajada de México en Israel, cosa que no sucedió porque el coordinador comprendió que no podía coartar el derecho de los mexicanos a solicitar apoyo de su embajada.

Durante el juicio laboral para el desahogo de pruebas y testimonios, fueron citados todos los involucrados. Estaba la coordinadora del programa Chelit Raviv “Charlie”, el dueño de la empresa RSC Ltd. Ronen Shay y sus respectivos abogados; también los representantes legales de los hoteles, el abogado de la embajada de México, el canciller y los estudiantes mexicanos. En ningún momento estuvo presente personal de la Universidad de Ben-Gurión o sus abogados.

Cuando se comprueba la inocencia de los mexicanos, les retiran todos los cargos de delincuentes y para compensar los malos tratos, les ofrecen a los 15 mexicanos una visa de trabajo para que puedan realizar actividades laborales en aquel país, sin embargo las tres chihuahuenses deciden regresar de inmediato a México al quedar cancelado el programa de intercambio por la investigación que realizan. Solamente 4 alumnos de Acapulco aceptaron la visa para trabajar y el resto optó por volver a sus estados de origen.

“Es una experiencia indescriptible, pero si nosotras teníamos que pasar por esto para que no siguieran abusando de más estudiantes mexicanos, si la cárcel fue lo último que escalaron fue para que esto ya no pase, entonces valió la pena todo esto”, remarcó Paola Hernández.

Denisse Arjona manifestó que también se dijo en el juicio que antes de ellos participaron en dicho programa jóvenes de Brasil, quienes volvieron de inmediato a su país luego de las condiciones laborales y de estancia.

Los demás mexicanos siempre fueron obligados por sus instituciones a defender el programa, de los cuales solamente la estudiante de la Universidad Autónoma de Hidalgo defendió en el juicio a la empresa.

“Nos parecía increíble que viendo las condiciones en las que estábamos, los malos tratos y que la autoridad de Israel manifestó que existía un tráfico de personas con fines laborales, los directivos de las otras universidades les decía a los padres de los estudiantes de Acapulco que todo estaba bien y los chicos nos dejaron de hablar a nosotras por órdenes de sus escuelas”.

Te puede interesar:


Durante los 13 días que duró la investigación y juicio por el presunto delito de tráfico de personas, jamás se presentó personal de la Universidad de Ben-Gurión a testificar, únicamente fueron citados los dueños de la empresa RSC Ltd., personal administrativo de los dos hoteles y el abogado de oficio de la Embajada de México en Israel.

Los chihuahuenses que estaban de intercambio en Israel informaron que desde su arribo a la Ben-Gurion University of the Negev, campus Eilat, la institución estaba sola y fue hasta que investigaron los programas educativos que se dieron cuenta de que era periodo vacacional y por lo tanto eran los únicos que tomaban la clase de hebreo, además de los militares a quienes la universidad les facilitaba las instalaciones.

Este conflicto comenzó cuando los alumnos de la UACh, molestos y cansados por los malos tratos y la falta de un programa académico, enviaron un correo a una dirección de atención a estudiantes de la Universidad Ben-Gurión del Néguev, solicitando información sobre dicho programa educativo.

“Cuando les dijimos al dueño de la empresa, Ronen Shay, se puso como loco, me dijo que me largara, que estaba fuera del programa y que jamás me volvería a ver, mi compañero Adrián le decía que se calmara, pero seguía gritando y al ver que todos mis demás compañeros llegaron fue como se tranquilizó”, expresó Mario Duarte, uno de los jóvenes refugiados en Francia.

Los estudiantes platicaron que luego de ese incidente, Chelit Aviv, coordinadora del programa, le dijo al joven que le iban a dar otra oportunidad, pero debía enviar un correo a la universidad diciendo que todo se trataba de un error. Dicho correo fue redactado por el estudiante, pero antes de mandarlo, Cheliv le hizo correcciones y lo mandaron.

Aunado a eso, la mujer le pidió al coordinador de Servicios Internacionales, César Gutiérrez, que enviara un documento oficial, que dijera que los estudiantes se comprometían a no acercarse a la Embajada de México en Israel, cosa que no sucedió porque el coordinador comprendió que no podía coartar el derecho de los mexicanos a solicitar apoyo de su embajada.

Durante el juicio laboral para el desahogo de pruebas y testimonios, fueron citados todos los involucrados. Estaba la coordinadora del programa Chelit Raviv “Charlie”, el dueño de la empresa RSC Ltd. Ronen Shay y sus respectivos abogados; también los representantes legales de los hoteles, el abogado de la embajada de México, el canciller y los estudiantes mexicanos. En ningún momento estuvo presente personal de la Universidad de Ben-Gurión o sus abogados.

Cuando se comprueba la inocencia de los mexicanos, les retiran todos los cargos de delincuentes y para compensar los malos tratos, les ofrecen a los 15 mexicanos una visa de trabajo para que puedan realizar actividades laborales en aquel país, sin embargo las tres chihuahuenses deciden regresar de inmediato a México al quedar cancelado el programa de intercambio por la investigación que realizan. Solamente 4 alumnos de Acapulco aceptaron la visa para trabajar y el resto optó por volver a sus estados de origen.

“Es una experiencia indescriptible, pero si nosotras teníamos que pasar por esto para que no siguieran abusando de más estudiantes mexicanos, si la cárcel fue lo último que escalaron fue para que esto ya no pase, entonces valió la pena todo esto”, remarcó Paola Hernández.

Denisse Arjona manifestó que también se dijo en el juicio que antes de ellos participaron en dicho programa jóvenes de Brasil, quienes volvieron de inmediato a su país luego de las condiciones laborales y de estancia.

Los demás mexicanos siempre fueron obligados por sus instituciones a defender el programa, de los cuales solamente la estudiante de la Universidad Autónoma de Hidalgo defendió en el juicio a la empresa.

“Nos parecía increíble que viendo las condiciones en las que estábamos, los malos tratos y que la autoridad de Israel manifestó que existía un tráfico de personas con fines laborales, los directivos de las otras universidades les decía a los padres de los estudiantes de Acapulco que todo estaba bien y los chicos nos dejaron de hablar a nosotras por órdenes de sus escuelas”.

Te puede interesar:


Cuauhtémoc

Atender alerta por violencia de género es tarea de todos

Se requiere de un trabajo en conjunto en el cual participamos todos como un engranaje, expresó Delma Martínez de Colectiva de Estudios Feministas Mayé

Juárez

Proponen subir tarifa de transporte público a 11 pesos en Juárez

Los concesionarios de las diversas rutas, comentaron que para que haya modernización se debe subir la tarifa

Delicias

Comerciantes esperan repunte de ventas durante “El Buen Fin”

La situación es complicada para los comerciantes debido a los estragos de la pandemia, que provocó una disminución de un 50 a un 70 por ciento en sus ventas

Chihuahua

Protestan jubilados y pensionados de Ferrocarrileros

Con pancartas y cartulinas en las que exigían el pago de su jubilación; justicia para viudas e hijos de jubilados

Cuauhtémoc

Atender alerta por violencia de género es tarea de todos

Se requiere de un trabajo en conjunto en el cual participamos todos como un engranaje, expresó Delma Martínez de Colectiva de Estudios Feministas Mayé

Chihuahua

Resuelven mediadores de Justicia Cívica 270 conflictos entre vecinos

El proceso de Justicia Cívica tiene juicios breves, transparentes y apegados a los derechos humanos frente a un juez cívico

Chihuahua

Busca Municipio coordinación con vecinos a través del programa "Tocando Puertas"

Recorrieron las inmediaciones del parque Los Tronquitos para conocer las necesidades de la zona, que se ve afectada por inundaciones

Delicias

Presidirá Roberto Carreón la Comisión Anticorrupción

El diputado local anticipó que presentarán una iniciativa para modificar, en el Código Penal

Deportes

Vallina en la Carrera Freightliner GTM

“Correr como categoría telonera de la Fórmula 1 será una experiencia única”, dijo el chihuahuense