/ miércoles 9 de octubre de 2019

El pequeño, sucio y descuidado mundo de don Carlos

Requiere apoyo de varias estancias, pero hasta ahorita se lo han negado

Ojinaga, Chih.- Encerrado en un pequeño cuarto de block de 3 x 2.5 metros aproximadamente que cuenta con una puerta y una ventana maltrecha, transcurre la vida de don Carlos Román Solís, de 77 años de edad quien por causas desconocidas perdió la vista y desde entonces vive, (si a eso se le puede llamar vida) a cargo de una sobrina política.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Vecinas de Don Carlos, cansadas de ver las malas condiciones en las que vive, decidieron hacer una denuncia a través de este medio informativo, para que el DIF municipal, la regidora de grupos vulnerables o cualquier autoridad tome cartas en el asunto y apoyen a este señor de una u otra manera, porque no puede ser posible que en pleno siglo XXI, existan personas como él, con esta pésima calidad de vida.

Las molestas vecinas señalan que en ocasiones el señor se la pasa arrastrándose por el terreno hasta que llega a hacer sus necesidades fisiológicas a una letrina (cuando le va bien, porque si no se hace en sus ropas) y así de esta manera regresa a su dormitorio, el cual desde la puerta lo recibe con tremendo olor nauseabundo y muestras de ello por todo el piso, el colchón y sus propias ropas que no se cambian desde hace buen tiempo.

Al visitar el pequeño cuarto de Don Carlos para entrevistarlo, porque a pesar de todo él se encuentra en cabal estado de salud mental, señala que en su juventud trabajó en la agricultura, en la pizca del algodón, del melón y los trabajos que le salieran en el campo y que jamás se casó, por lo que ahora está a cargo de la esposa de un sobrino.

La señora encargada de don Carlos señala que este señor nació débil visual y que únicamente miraba con un ojo y así transcurrió toda su vida hasta que hace cerca de 19 años, ellos se hicieron cargo de lidiarlo, pero como 5 o 6 años atrás de plano quedó ciego completamente haciendo así más difícil la manera de cuidarlo.

En un principio, dice la sobrina política, no lo podían dejar solo porque salía por todo el patio de la casa ya que era muy inquieto e incluso se iba para la calle, por lo que se tuvieron que tomar otras medidas y finalmente optamos por hacerle un pequeño cerco de malla para que no se saliera y pudiera llegar hasta el baño (letrina).

En cuanto a los apoyos que las autoridades pudieran prestarle a Don Carlos por su situación, la encargada de cuidarlo señala que ninguna autoridad se ha presentado o la ha buscado para darle apoyo, refiriéndose al DIF municipal, señala que ya ha acudido en varias ocasiones pero le han negado el apoyo, apuntó que quien se acercó y le tomaron los datos fue la señora Melissa Franco delegada regional y algunos de sus colaboradores para tramitarle la tarjeta de 68 y más, para que reciba este apoyo económico.

Esperemos que al tener las autoridades conocimiento de la precaria situación en la que vive don Carlos tomen cartas en el asunto y le lleven apoyo para que mejore su forma de vida, o bien la ciudadanía le lleve al menos ropa para que se pueda asear mas seguido.

Don Carlos vive por la calle 18 #1512 de la colonia Porfirio Ornelas, y por su físico pudiera utilizar vestimenta talla M y pantalones 28 x 30 aproximadamente. De ante mano gracias por su apoyo.

Te puede interesar:

Ojinaga, Chih.- Encerrado en un pequeño cuarto de block de 3 x 2.5 metros aproximadamente que cuenta con una puerta y una ventana maltrecha, transcurre la vida de don Carlos Román Solís, de 77 años de edad quien por causas desconocidas perdió la vista y desde entonces vive, (si a eso se le puede llamar vida) a cargo de una sobrina política.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Vecinas de Don Carlos, cansadas de ver las malas condiciones en las que vive, decidieron hacer una denuncia a través de este medio informativo, para que el DIF municipal, la regidora de grupos vulnerables o cualquier autoridad tome cartas en el asunto y apoyen a este señor de una u otra manera, porque no puede ser posible que en pleno siglo XXI, existan personas como él, con esta pésima calidad de vida.

Las molestas vecinas señalan que en ocasiones el señor se la pasa arrastrándose por el terreno hasta que llega a hacer sus necesidades fisiológicas a una letrina (cuando le va bien, porque si no se hace en sus ropas) y así de esta manera regresa a su dormitorio, el cual desde la puerta lo recibe con tremendo olor nauseabundo y muestras de ello por todo el piso, el colchón y sus propias ropas que no se cambian desde hace buen tiempo.

Al visitar el pequeño cuarto de Don Carlos para entrevistarlo, porque a pesar de todo él se encuentra en cabal estado de salud mental, señala que en su juventud trabajó en la agricultura, en la pizca del algodón, del melón y los trabajos que le salieran en el campo y que jamás se casó, por lo que ahora está a cargo de la esposa de un sobrino.

La señora encargada de don Carlos señala que este señor nació débil visual y que únicamente miraba con un ojo y así transcurrió toda su vida hasta que hace cerca de 19 años, ellos se hicieron cargo de lidiarlo, pero como 5 o 6 años atrás de plano quedó ciego completamente haciendo así más difícil la manera de cuidarlo.

En un principio, dice la sobrina política, no lo podían dejar solo porque salía por todo el patio de la casa ya que era muy inquieto e incluso se iba para la calle, por lo que se tuvieron que tomar otras medidas y finalmente optamos por hacerle un pequeño cerco de malla para que no se saliera y pudiera llegar hasta el baño (letrina).

En cuanto a los apoyos que las autoridades pudieran prestarle a Don Carlos por su situación, la encargada de cuidarlo señala que ninguna autoridad se ha presentado o la ha buscado para darle apoyo, refiriéndose al DIF municipal, señala que ya ha acudido en varias ocasiones pero le han negado el apoyo, apuntó que quien se acercó y le tomaron los datos fue la señora Melissa Franco delegada regional y algunos de sus colaboradores para tramitarle la tarjeta de 68 y más, para que reciba este apoyo económico.

Esperemos que al tener las autoridades conocimiento de la precaria situación en la que vive don Carlos tomen cartas en el asunto y le lleven apoyo para que mejore su forma de vida, o bien la ciudadanía le lleve al menos ropa para que se pueda asear mas seguido.

Don Carlos vive por la calle 18 #1512 de la colonia Porfirio Ornelas, y por su físico pudiera utilizar vestimenta talla M y pantalones 28 x 30 aproximadamente. De ante mano gracias por su apoyo.

Te puede interesar:

Local

Resolución sobre extradición de César D. será en dos o tres días

La Juez consideró que no era materia en el asunto por el cual acusaban al ex gobernador, por lo que luego de finalizar dicha audiencia dijo que iba a analizar el caso

Local

Presentan resultados de INEGI

El estado de Chihuahua registró una población total de 3 millones 741 mil 869 habitantes, de los cuales la gran mayoría se concentran en el municipio de Juárez

Local

Más de 344 metros cúbicos ha rebacheado Obras Públicas Municipales

Proyecta una inversión durante 2021 de 32 millones de pesos, destinados a bacheo y recarpeteo

Turismo

Cinco motivos para practicar snorkel

Aprovecha que México tiene el segundo arrecife de coral más grande del mundo

Juárez

Visitará dirigente nacional de PES ciudad Juárez

Hugo Flores Cervantes, visitará mañana Ciudad Juárez para evaluar el trabajo local que el partido ha realizado en torno al proceso electoral,

Local

Presentan resultados de INEGI

El estado de Chihuahua registró una población total de 3 millones 741 mil 869 habitantes, de los cuales la gran mayoría se concentran en el municipio de Juárez

Local

Más de 344 metros cúbicos ha rebacheado Obras Públicas Municipales

Proyecta una inversión durante 2021 de 32 millones de pesos, destinados a bacheo y recarpeteo

Doble Vía

Estas son las misiones espaciales más esperadas en 2021

Estas misiones espaciales marcarán pauta para el futuro a través de ambiciosos proyectos

Local

Presenta Morena solicitud de revocación de suelo para El Platanito

El cambio de suelo que dejó de ser de recreación y deporte arbitrariamente sin ser votado en Cabildo, en el año 2019