/ miércoles 9 de octubre de 2019

El pequeño, sucio y descuidado mundo de don Carlos

Requiere apoyo de varias estancias, pero hasta ahorita se lo han negado

Ojinaga, Chih.- Encerrado en un pequeño cuarto de block de 3 x 2.5 metros aproximadamente que cuenta con una puerta y una ventana maltrecha, transcurre la vida de don Carlos Román Solís, de 77 años de edad quien por causas desconocidas perdió la vista y desde entonces vive, (si a eso se le puede llamar vida) a cargo de una sobrina política.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Vecinas de Don Carlos, cansadas de ver las malas condiciones en las que vive, decidieron hacer una denuncia a través de este medio informativo, para que el DIF municipal, la regidora de grupos vulnerables o cualquier autoridad tome cartas en el asunto y apoyen a este señor de una u otra manera, porque no puede ser posible que en pleno siglo XXI, existan personas como él, con esta pésima calidad de vida.

Las molestas vecinas señalan que en ocasiones el señor se la pasa arrastrándose por el terreno hasta que llega a hacer sus necesidades fisiológicas a una letrina (cuando le va bien, porque si no se hace en sus ropas) y así de esta manera regresa a su dormitorio, el cual desde la puerta lo recibe con tremendo olor nauseabundo y muestras de ello por todo el piso, el colchón y sus propias ropas que no se cambian desde hace buen tiempo.

Al visitar el pequeño cuarto de Don Carlos para entrevistarlo, porque a pesar de todo él se encuentra en cabal estado de salud mental, señala que en su juventud trabajó en la agricultura, en la pizca del algodón, del melón y los trabajos que le salieran en el campo y que jamás se casó, por lo que ahora está a cargo de la esposa de un sobrino.

La señora encargada de don Carlos señala que este señor nació débil visual y que únicamente miraba con un ojo y así transcurrió toda su vida hasta que hace cerca de 19 años, ellos se hicieron cargo de lidiarlo, pero como 5 o 6 años atrás de plano quedó ciego completamente haciendo así más difícil la manera de cuidarlo.

En un principio, dice la sobrina política, no lo podían dejar solo porque salía por todo el patio de la casa ya que era muy inquieto e incluso se iba para la calle, por lo que se tuvieron que tomar otras medidas y finalmente optamos por hacerle un pequeño cerco de malla para que no se saliera y pudiera llegar hasta el baño (letrina).

En cuanto a los apoyos que las autoridades pudieran prestarle a Don Carlos por su situación, la encargada de cuidarlo señala que ninguna autoridad se ha presentado o la ha buscado para darle apoyo, refiriéndose al DIF municipal, señala que ya ha acudido en varias ocasiones pero le han negado el apoyo, apuntó que quien se acercó y le tomaron los datos fue la señora Melissa Franco delegada regional y algunos de sus colaboradores para tramitarle la tarjeta de 68 y más, para que reciba este apoyo económico.

Esperemos que al tener las autoridades conocimiento de la precaria situación en la que vive don Carlos tomen cartas en el asunto y le lleven apoyo para que mejore su forma de vida, o bien la ciudadanía le lleve al menos ropa para que se pueda asear mas seguido.

Don Carlos vive por la calle 18 #1512 de la colonia Porfirio Ornelas, y por su físico pudiera utilizar vestimenta talla M y pantalones 28 x 30 aproximadamente. De ante mano gracias por su apoyo.

Te puede interesar:

Ojinaga, Chih.- Encerrado en un pequeño cuarto de block de 3 x 2.5 metros aproximadamente que cuenta con una puerta y una ventana maltrecha, transcurre la vida de don Carlos Román Solís, de 77 años de edad quien por causas desconocidas perdió la vista y desde entonces vive, (si a eso se le puede llamar vida) a cargo de una sobrina política.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Vecinas de Don Carlos, cansadas de ver las malas condiciones en las que vive, decidieron hacer una denuncia a través de este medio informativo, para que el DIF municipal, la regidora de grupos vulnerables o cualquier autoridad tome cartas en el asunto y apoyen a este señor de una u otra manera, porque no puede ser posible que en pleno siglo XXI, existan personas como él, con esta pésima calidad de vida.

Las molestas vecinas señalan que en ocasiones el señor se la pasa arrastrándose por el terreno hasta que llega a hacer sus necesidades fisiológicas a una letrina (cuando le va bien, porque si no se hace en sus ropas) y así de esta manera regresa a su dormitorio, el cual desde la puerta lo recibe con tremendo olor nauseabundo y muestras de ello por todo el piso, el colchón y sus propias ropas que no se cambian desde hace buen tiempo.

Al visitar el pequeño cuarto de Don Carlos para entrevistarlo, porque a pesar de todo él se encuentra en cabal estado de salud mental, señala que en su juventud trabajó en la agricultura, en la pizca del algodón, del melón y los trabajos que le salieran en el campo y que jamás se casó, por lo que ahora está a cargo de la esposa de un sobrino.

La señora encargada de don Carlos señala que este señor nació débil visual y que únicamente miraba con un ojo y así transcurrió toda su vida hasta que hace cerca de 19 años, ellos se hicieron cargo de lidiarlo, pero como 5 o 6 años atrás de plano quedó ciego completamente haciendo así más difícil la manera de cuidarlo.

En un principio, dice la sobrina política, no lo podían dejar solo porque salía por todo el patio de la casa ya que era muy inquieto e incluso se iba para la calle, por lo que se tuvieron que tomar otras medidas y finalmente optamos por hacerle un pequeño cerco de malla para que no se saliera y pudiera llegar hasta el baño (letrina).

En cuanto a los apoyos que las autoridades pudieran prestarle a Don Carlos por su situación, la encargada de cuidarlo señala que ninguna autoridad se ha presentado o la ha buscado para darle apoyo, refiriéndose al DIF municipal, señala que ya ha acudido en varias ocasiones pero le han negado el apoyo, apuntó que quien se acercó y le tomaron los datos fue la señora Melissa Franco delegada regional y algunos de sus colaboradores para tramitarle la tarjeta de 68 y más, para que reciba este apoyo económico.

Esperemos que al tener las autoridades conocimiento de la precaria situación en la que vive don Carlos tomen cartas en el asunto y le lleven apoyo para que mejore su forma de vida, o bien la ciudadanía le lleve al menos ropa para que se pueda asear mas seguido.

Don Carlos vive por la calle 18 #1512 de la colonia Porfirio Ornelas, y por su físico pudiera utilizar vestimenta talla M y pantalones 28 x 30 aproximadamente. De ante mano gracias por su apoyo.

Te puede interesar:

Local

Listo para su apertura el Paso Superior Valle Escondido

De acuerdo a lo anterior, se concretaría la obra de acuerdo al tiempo de ejecución esperado, en el que se programó la realización de los trabajos para concluir en un lapso de seis meses.

Deportes

Sube Gaby Villegas al podio en el Tlaxcala 60K de MTB

La ciclista de montaña chihuahuense se ubica en el tercer lugar elite femenil

Celebridades

Daddy Yankee firma contrato histórico y multimillonario con Universal

El acuerdo es uno de los más caros en la historia de la música latina

Deportes

Tres jugadores de Dorados contagiados por Covid-19

Suspenden juego ante correcaminos en el Manuel Bernardo Aguirre

Celebridades

Biden, la mejor opción: por primera vez "La Roca" revela por quién votará

Esta es la primera ocasión en que el actor hace público su apoyo por algún candidato

Local

No dejaremos el cheque en blanco a la dirigencia estatal del PAN: Mario Vázquez

Dijo estar de acuerdo en las alianzas pero que el partido debe encabezar con la candidatura electa por el método ordinario

Mundo

Proponen a médicos cubanos para Premio Nobel de la Paz

El gobierno cubano resaltó el rol esencial que resulta la solidaridad internacional para el alivio de las personas más vulnerables ante esta emergencia sanitaria

Local

Pide Bazán a Javier Corral acabar con la confrontación con AMLO

El diputado Omar Bazán, hizo un llamado al gobernador Javier Corral para que acabe con la confrontación que mantiene con el Gobierno Federal que encabeza López Obrador, y por el contrario abrir la puerta al diálogo institucional.