/ sábado 8 de septiembre de 2018

¿Quién está detrás de emboscada vs agentes de Fuerzas Estatales?

Tienen azotado a todos los pobladores

Creel, Chihuahua.- En esta zona de la sierra, César Daniel Manjarrez Alonso alias “el H2”, sucesor de Arturo Quintana Quintana alias “el 80”, y Julio César Olivas Torres alias “el Sexto”, se apoderaron de la región, tejieron nexos con las policías municipales para poder operar el trasiego de droga, secuestros, extorsiones y la tala ilegal de madera, delitos del orden federal, que para las autoridades estatales ha resultado difícil de combatir.

La sucesión del poder tras la captura, primero de “el 80” en el mes de mayo y posteriormente de “el Sexto”, segundo al mando de Arturo Quintana y preso en un penal del estado de Sonora, ha ocasionado que surjan nuevos liderazgos en las células que quedan del Cártel de Juárez, que al mismo tiempo se hace llamar Nuevo Cártel de Juárez.

Los movimientos de reagrupamiento de estos grupos en la sierra chihuahuense han ocasionado temor entre los pobladores y un enorme silencio cómplice, pues la gente no se atreve a denunciar los hechos de frente, pues sabe que los delincuentes “de todo se enteran y son capaces de ir por ellos, secuestrarlos y torturarlos hasta la muerte”, y en el peor de los casos ser arrojados a un barranco, de los que abundan, antes de que puedan ser encontrados por sus amigos y familiares.

Además existe la complicidad de quienes son amigos, conocidos o familiares de los delincuentes.

EL H2

A César Daniel Manjarrez Alonso, alias “el H2” se le atribuyen los recientes hechos de violencia en la Sierra Tarahumara, pues disputa a sangre y fuego la zona contra células del Cártel de Sinaloa, cuyo brazo armado es “Gente Nueva”.

Manjarrez Alonso heredó el liderazgo de dicha organización delictiva y defenderá su territorio a costa de lo que sea, y evitar así ser detenido por agentes estatales, federales o el Ejército mexicano.

A principios del mes de octubre del 2017, es decir hace casi un año, César Daniel atacó dos viviendas y se dijo que era responsable del secuestro de Cipriano “Pano” Escárcega, padre del líder criminal Julio César Escárcega Murillo, alias “el Tigre”, quien dirige el grupo Gente Nueva del Tigre en Cuauhtémoc.

“El H2” encabeza el grupo criminal al servicio del Nuevo Cártel de Juárez que opera en la región de Uruachi, municipio colindante con Chínipas y Urique, ambos controlados por sus rivales: grupo Gente Nueva.

Junto con César Daniel, también comanda el grupo su hermano Homero Manjarrez Alonso alias “el H7”, y dentro de la organización se encuentran familiares, también de apellidos Manjarrez, quienes conforman la célula criminal.

ARTURO QUINTANA

Identificado con el alias de “el 80”, Arturo Quintana Quintana fue el artífice de una red extensa de corrupción para poder traficar influencias, droga y hasta nombrar candidatos a diversas alcaldías, pero su suerte terminó en el mes mayo cuando elementos de Inteligencia del Ejército lo capturaron y trasladaron de manera inmediata a la Ciudad de México, en donde quedó internado en un penal de máxima seguridad.

En el mes de febrero de 2009 un enfrentamiento entre pistoleros y militares en Villa Ahumada, Chihuahua, dejó 20 delincuentes muertos y un soldado fallecido. A partir de ahí surgió la historia de ‘el 80’ y desde ese entonces su poder se hizo más notorio, pues logró convencer a políticos priistas de negociar ciertas candidaturas a las alcaldías de los municipios ubicados en la zona noroeste del estado de Chihuahua, lo que se ha convertido en un corredor natural para el traslado de droga a los Estados Unidos, sin ser molestados por policías municipales, estatales y federales.

El cártel de ‘La Línea’, comandado por Arturo Quintana, estaba integrado en la actualidad por más de 100 personas que operan a lo largo de la frontera de Ciudad Juárez y Texas.

EL SEXTO

El 14 de agosto de este año, personal del Ejército y la Policía Federal arrestaron en Ciudad Juárez a Julio César Oliva Torres, “el Sexto” o “el Sixto”, identificado como uno de los líderes del grupo delictivo La Línea, considerado el brazo armado del Cártel de Juárez.

“El Sexto” trabajaba bajo las órdenes de Carlos Arturo Quintana, “el Ochenta”, quien fue detenido meses atrás y que era el jefe de La Línea en la sierra de Chihuahua.

En la zona serrana se disputaba el control de las rutas de distribución de enervantes, así como el cultivo de amapola y marihuana, las organizaciones de La Línea y Gente Nueva, mientras que los primeros trabajan con el Cártel de Juárez los segundos forman parte del Cártel de Sinaloa.


Creel, Chihuahua.- En esta zona de la sierra, César Daniel Manjarrez Alonso alias “el H2”, sucesor de Arturo Quintana Quintana alias “el 80”, y Julio César Olivas Torres alias “el Sexto”, se apoderaron de la región, tejieron nexos con las policías municipales para poder operar el trasiego de droga, secuestros, extorsiones y la tala ilegal de madera, delitos del orden federal, que para las autoridades estatales ha resultado difícil de combatir.

La sucesión del poder tras la captura, primero de “el 80” en el mes de mayo y posteriormente de “el Sexto”, segundo al mando de Arturo Quintana y preso en un penal del estado de Sonora, ha ocasionado que surjan nuevos liderazgos en las células que quedan del Cártel de Juárez, que al mismo tiempo se hace llamar Nuevo Cártel de Juárez.

Los movimientos de reagrupamiento de estos grupos en la sierra chihuahuense han ocasionado temor entre los pobladores y un enorme silencio cómplice, pues la gente no se atreve a denunciar los hechos de frente, pues sabe que los delincuentes “de todo se enteran y son capaces de ir por ellos, secuestrarlos y torturarlos hasta la muerte”, y en el peor de los casos ser arrojados a un barranco, de los que abundan, antes de que puedan ser encontrados por sus amigos y familiares.

Además existe la complicidad de quienes son amigos, conocidos o familiares de los delincuentes.

EL H2

A César Daniel Manjarrez Alonso, alias “el H2” se le atribuyen los recientes hechos de violencia en la Sierra Tarahumara, pues disputa a sangre y fuego la zona contra células del Cártel de Sinaloa, cuyo brazo armado es “Gente Nueva”.

Manjarrez Alonso heredó el liderazgo de dicha organización delictiva y defenderá su territorio a costa de lo que sea, y evitar así ser detenido por agentes estatales, federales o el Ejército mexicano.

A principios del mes de octubre del 2017, es decir hace casi un año, César Daniel atacó dos viviendas y se dijo que era responsable del secuestro de Cipriano “Pano” Escárcega, padre del líder criminal Julio César Escárcega Murillo, alias “el Tigre”, quien dirige el grupo Gente Nueva del Tigre en Cuauhtémoc.

“El H2” encabeza el grupo criminal al servicio del Nuevo Cártel de Juárez que opera en la región de Uruachi, municipio colindante con Chínipas y Urique, ambos controlados por sus rivales: grupo Gente Nueva.

Junto con César Daniel, también comanda el grupo su hermano Homero Manjarrez Alonso alias “el H7”, y dentro de la organización se encuentran familiares, también de apellidos Manjarrez, quienes conforman la célula criminal.

ARTURO QUINTANA

Identificado con el alias de “el 80”, Arturo Quintana Quintana fue el artífice de una red extensa de corrupción para poder traficar influencias, droga y hasta nombrar candidatos a diversas alcaldías, pero su suerte terminó en el mes mayo cuando elementos de Inteligencia del Ejército lo capturaron y trasladaron de manera inmediata a la Ciudad de México, en donde quedó internado en un penal de máxima seguridad.

En el mes de febrero de 2009 un enfrentamiento entre pistoleros y militares en Villa Ahumada, Chihuahua, dejó 20 delincuentes muertos y un soldado fallecido. A partir de ahí surgió la historia de ‘el 80’ y desde ese entonces su poder se hizo más notorio, pues logró convencer a políticos priistas de negociar ciertas candidaturas a las alcaldías de los municipios ubicados en la zona noroeste del estado de Chihuahua, lo que se ha convertido en un corredor natural para el traslado de droga a los Estados Unidos, sin ser molestados por policías municipales, estatales y federales.

El cártel de ‘La Línea’, comandado por Arturo Quintana, estaba integrado en la actualidad por más de 100 personas que operan a lo largo de la frontera de Ciudad Juárez y Texas.

EL SEXTO

El 14 de agosto de este año, personal del Ejército y la Policía Federal arrestaron en Ciudad Juárez a Julio César Oliva Torres, “el Sexto” o “el Sixto”, identificado como uno de los líderes del grupo delictivo La Línea, considerado el brazo armado del Cártel de Juárez.

“El Sexto” trabajaba bajo las órdenes de Carlos Arturo Quintana, “el Ochenta”, quien fue detenido meses atrás y que era el jefe de La Línea en la sierra de Chihuahua.

En la zona serrana se disputaba el control de las rutas de distribución de enervantes, así como el cultivo de amapola y marihuana, las organizaciones de La Línea y Gente Nueva, mientras que los primeros trabajan con el Cártel de Juárez los segundos forman parte del Cártel de Sinaloa.


Policiaca

Presos 5 policías por muerte de detenido

De acuerdo con la necropsia de ley y el hallazgo de lesiones, quien en vida llevara el nombre de Leopoldo Eduardo Soto Cortéz de 48 años, falleció a causa de una asfixia mecánica

Local

Capturan al presunto asesino del jefe de Bomberos

Cargaba el arma con que presuntamente dio muerte al comandante Éver Mingura

Local

Viernes Santo: Pasión y muerte de Jesucristo

Hoy las calles de Chihuahua se convertirán en la vía dolorosa  para recordar la muerte de Jesús

Policiaca

Presos 5 policías por muerte de detenido

De acuerdo con la necropsia de ley y el hallazgo de lesiones, quien en vida llevara el nombre de Leopoldo Eduardo Soto Cortéz de 48 años, falleció a causa de una asfixia mecánica

Ciencia

Basura espacial se duplicará para 2030, según científico ruso

En la actualidad, el Sistema de Control Espacial ha catalogado más de 50 mil objetos espaciales

Mundo

Trump viajará a Japón a finales de mayo para reunirse con Abe y Naruhito

Trump será el primer líder extranjero en mantener un encuentro con Naruhito

Mundo

Informe de Mueller no demuestra injerencia de Rusia: Kremlin

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que Rusia, "al igual que antes", no acepta este tipo de acusaciones