/ lunes 27 de julio de 2020

Restaurante Degá cierra sus puertas tras 40 años

Hay muchos negocios ubicados en centros comerciales como el Degá, que pudieran correr la misma suerte

CD. JUÁREZ, Chih.- El restaurante Degá, que tenía en operación más de 40 años en el centro comercial Río Grande Mall, de la avenida Paseo Triunfo de la República y Adolfo López Mateos, cerró sus puertas definitivamente para unirse a 60 negocios del ramo que fueron víctimas de la crisis económica generada por la emergencia sanitaria que provocó la pandemia del Covid-19 que comenzó a agudizarse en nuestro país a partir de marzo de este año.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas en tu correo electrónico las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Cristina Cunningham Hidalgo, dirigente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), dijo que al prolongarse las restricciones de operación y ante la amenaza de regresar al color rojo del semáforo sanitario no se descarta que continúen los cierres.

Recordó que Vips, otro de los restaurantes que regularmente ha tenido una buena aceptación por parte de los comensales, también cerró su sucursal de la avenida Paseo Triunfo de la República, que se ubicaba a unos metros de la curva de San Lorenzo.

La dirigente señaló que Vips mantiene en activo su negocio de la avenida Ejército Nacional.

Añadió que hay muchos negocios ubicados en centros comerciales, como el Degá, que pudieran correr la misma suerte.

La dirigente no quiso mencionar nombres, pero dijo que hay un restaurante de la Paseo Triunfo de la República que tiene dos sucursales, una de ellas en alianza con un hotel ubicado frente al Hospital de la Mujer y otra en un centro comercial del Paseo de la Victoria, que podría cerrar una de las dos, debido a las bajas ventas y al acumulado que ha tenido en sus gastos.

Cunningham Hidalgo destacó que Vips de la Curva tenía afluencia pero no la suficiente, como ha ocurrido con el de la Ejército Nacional.

Añadió que ambos forman parte de corporativos que tienen que ver la viabilidad de continuar con sus negocios o no.

Degá corresponde a una cadena que tiene su base en la capital del estado, mientras que el otro está en el interior del país.

Comentó que si bien es cierto se ha logrado un aumento en las ventas, que en los meses anteriores oscilaba entre el 15 y 25%, y ahora del 35 al 50%, el ingreso no es suficiente para sacar siquiera los gastos para llegar al punto de equilibrio.

Dijo que les preocupa que se regrese al color rojo del semáforo sanitario, que vendría a darle la puntilla a muchos negocios que están al borde de la quiebra.

La líder de restauranteros dijo que existe la amenaza de la autoridad sanitaria de sancionar tanto a empresarios como a ciudadanos que no sigan los protocolos sanitarios establecidos, pero consideró que no es la solución.

“No se ha realizado una campaña real de concientización dirigida a la gente, pero sí se han aplicado acciones restrictivas y coercitivas en contra de los negocios, no sólo por parte de las autoridades sanitarias, también por las de Gobernación, afectando aún más a quienes padecen la crisis económica actual”.

Si hablamos de los ciudadanos, una sanción de 200 pesos, por ejemplo, afectaría severamente sus ingresos.

No sólo debe haber acciones coercitivas en las que se apliquen sanciones económicas y de cárcel, dijo.

También se refirió a que las autoridades no tienen un plan “B” o “C”, para apoyar a los empresarios para que continúen adelante y sostengan las fuentes de empleo.

Es necesario también, insistió, en que se integren campañas de sensibilización, en que las autoridades salgan a la calle y busquen concientizar a los ciudadanos sobre lo que deben hacer para contribuir a frenar las posibilidades de contagio de Covid-19.

Destacó que ella estuvo al pendiente de la comparecencia de Mirna Beltrán, encargada actualmente de las acciones preventivas, pero sólo se habla de sanciones, no de acciones concretas para permitir que sobrevivan los negocios.

Reconoció que el gobierno del estado estableció programas para apoyar a las empresas, pero desgraciadamente no llegaron a la mayoría de la gente.

Te recomendamos:

Foto: Cortesía | Ricardo Ortega

CD. JUÁREZ, Chih.- El restaurante Degá, que tenía en operación más de 40 años en el centro comercial Río Grande Mall, de la avenida Paseo Triunfo de la República y Adolfo López Mateos, cerró sus puertas definitivamente para unirse a 60 negocios del ramo que fueron víctimas de la crisis económica generada por la emergencia sanitaria que provocó la pandemia del Covid-19 que comenzó a agudizarse en nuestro país a partir de marzo de este año.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas en tu correo electrónico las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Cristina Cunningham Hidalgo, dirigente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), dijo que al prolongarse las restricciones de operación y ante la amenaza de regresar al color rojo del semáforo sanitario no se descarta que continúen los cierres.

Recordó que Vips, otro de los restaurantes que regularmente ha tenido una buena aceptación por parte de los comensales, también cerró su sucursal de la avenida Paseo Triunfo de la República, que se ubicaba a unos metros de la curva de San Lorenzo.

La dirigente señaló que Vips mantiene en activo su negocio de la avenida Ejército Nacional.

Añadió que hay muchos negocios ubicados en centros comerciales, como el Degá, que pudieran correr la misma suerte.

La dirigente no quiso mencionar nombres, pero dijo que hay un restaurante de la Paseo Triunfo de la República que tiene dos sucursales, una de ellas en alianza con un hotel ubicado frente al Hospital de la Mujer y otra en un centro comercial del Paseo de la Victoria, que podría cerrar una de las dos, debido a las bajas ventas y al acumulado que ha tenido en sus gastos.

Cunningham Hidalgo destacó que Vips de la Curva tenía afluencia pero no la suficiente, como ha ocurrido con el de la Ejército Nacional.

Añadió que ambos forman parte de corporativos que tienen que ver la viabilidad de continuar con sus negocios o no.

Degá corresponde a una cadena que tiene su base en la capital del estado, mientras que el otro está en el interior del país.

Comentó que si bien es cierto se ha logrado un aumento en las ventas, que en los meses anteriores oscilaba entre el 15 y 25%, y ahora del 35 al 50%, el ingreso no es suficiente para sacar siquiera los gastos para llegar al punto de equilibrio.

Dijo que les preocupa que se regrese al color rojo del semáforo sanitario, que vendría a darle la puntilla a muchos negocios que están al borde de la quiebra.

La líder de restauranteros dijo que existe la amenaza de la autoridad sanitaria de sancionar tanto a empresarios como a ciudadanos que no sigan los protocolos sanitarios establecidos, pero consideró que no es la solución.

“No se ha realizado una campaña real de concientización dirigida a la gente, pero sí se han aplicado acciones restrictivas y coercitivas en contra de los negocios, no sólo por parte de las autoridades sanitarias, también por las de Gobernación, afectando aún más a quienes padecen la crisis económica actual”.

Si hablamos de los ciudadanos, una sanción de 200 pesos, por ejemplo, afectaría severamente sus ingresos.

No sólo debe haber acciones coercitivas en las que se apliquen sanciones económicas y de cárcel, dijo.

También se refirió a que las autoridades no tienen un plan “B” o “C”, para apoyar a los empresarios para que continúen adelante y sostengan las fuentes de empleo.

Es necesario también, insistió, en que se integren campañas de sensibilización, en que las autoridades salgan a la calle y busquen concientizar a los ciudadanos sobre lo que deben hacer para contribuir a frenar las posibilidades de contagio de Covid-19.

Destacó que ella estuvo al pendiente de la comparecencia de Mirna Beltrán, encargada actualmente de las acciones preventivas, pero sólo se habla de sanciones, no de acciones concretas para permitir que sobrevivan los negocios.

Reconoció que el gobierno del estado estableció programas para apoyar a las empresas, pero desgraciadamente no llegaron a la mayoría de la gente.

Te recomendamos:

Foto: Cortesía | Ricardo Ortega

Deportes

Alegna aprovecha nuevas tecnologías para entrenar

La andarina cuenta con la supervisión diaria de su entrenador Ignacio Zamudio Cruz, quien se encuentra en la Ciudad de México

Local

“El PIN Parental es sumamente regresivo a los derechos de la niñez”: Carrera

El diputado de Morena anunció que en caso de aprobarse la iniciativa en el Pleno, acudiría a la SCJN

Noroeste

Cuatro crímenes en un solo día, en Cuauhtémoc

Tres varones y una mujer, murieron de manera violenta en las últimas horas, confirmó la policía municipal

Local

Ajusta INE conclusión de precampañas

Chihuahua tiene como fecha límite para precampañas, hasta el 31 de enero del próximo año

Turismo

"Bonjour Quebec" y las razones que nos llaman para visitar Canadá

El destino francófono estrena campaña en paralelo con su reactivación turística

Local

El PRI está abierto a alianzas, pero aún no se concretan: Bazán

Destacó que el PRI abre las puertas a las alianzas con partidos políticos y organizaciones de la sociedad

Deportes

Alegna aprovecha nuevas tecnologías para entrenar

La andarina cuenta con la supervisión diaria de su entrenador Ignacio Zamudio Cruz, quien se encuentra en la Ciudad de México

Local

Negocios para fiestas esperan semáforo verde  

Erasmo García, ofrece su servicio de banquetes por redes sociales, y dijo que ha tenido que agotar todos sus ahorros para comprar lo indispensable para su esposa y dos hijos de 7 y 9 años

Aderezo

Receta: Tortitas de carne en salsa de dos chiles

Aprende a cocinar como si lo hiciera tu abue; con la pasión y la calidez de casa