/ sábado 13 de abril de 2019

Reintegraron al hogar a 18 jóvenes ingobernables

Permanecerán tres meses en programa, tras ser enviados por sus padres o por consumir drogas

Parte del programa Jóvenes y Adolescentes al Estudio, a cargo del oficial Fierro, se enfoca en reinsertar a estos menores de edad a sus familias y a la sociedad, tras ser solicitado el ingreso por los padres de familia; se les dota asimismo de becas de estudio de nivel secundaria y preparatoria.

Tan sólo el año pasado este programa logró que 18 jóvenes terminaran su educación secundaria y tras regresarlos con sus padres mejor integrados, firmaron un compromiso donde les otorgaban una beca para seguir estudiando su educación media superior.

El oficial Fierro, encargado del programa Jóvenes y Adolescentes al Estudio, señaló que el programa dura alrededor de tres meses, donde los jóvenes son canalizados desde el área de Trabajo Social de las escuelas secundarias, y a través del área de Trabajo Social de la licenciada María del Socorro Roacho.

Otros llegan por los mismos papás, que ya no saben qué hacer con sus hijos o cuando los detectan consumiendo algún tipo de droga, situación más común; los jóvenes tras la desintegración familiar se vuelven ingobernables.

El oficial Fierro agregó que los jóvenes que ellos atienden son aún rescatables y que sobre todo sus padres se comprometen a que acudan, o incluso solicitar el apoyo de la Policía Municipal para dar con ellos cuando escapan de casa.

“Aquí se atiende principalmente a jóvenes que caen en la ingobernabilidad y deserción escolar”; luego del examen antidoping autorizado por los padres es la mariguana la droga más detectada, seguida del cristal, y ya en muy pocos casos los solventes y pastillas.

“Nuestros jóvenes oscilan entre los 13 y 17 años de edad, a los cuales se les pone ante una psicóloga que valora si realmente el joven debe pasar por este programa o sólo es cuestión de trabajarlo desde casa, como anexo a las terapias de conducta y temas relacionados con la integración familiar, como el amor a sus padres, el programa cuenta con el taller de talabartería, donde aprenden a hacer varios artículos, y así creamos un oficio”.

“Asimismo pasan por procesos de acondicionamiento físico y trabajo en equipo, añadiéndoles terapias de violencia en casa, noviazgo, drogas… atacando sobre todo la desintegración familiar, desde el pasado 16 de noviembre del 2016 que iniciamos con este programa han pasado al menos 1,500 jóvenes por su proceso, y la mayoría opta por enderezar sus vidas, y regresan al entorno familiar integrándose de nuevo a su escuela normal, y vida de familia”, señaló el entrevistado.

Te puede interesar:

Parte del programa Jóvenes y Adolescentes al Estudio, a cargo del oficial Fierro, se enfoca en reinsertar a estos menores de edad a sus familias y a la sociedad, tras ser solicitado el ingreso por los padres de familia; se les dota asimismo de becas de estudio de nivel secundaria y preparatoria.

Tan sólo el año pasado este programa logró que 18 jóvenes terminaran su educación secundaria y tras regresarlos con sus padres mejor integrados, firmaron un compromiso donde les otorgaban una beca para seguir estudiando su educación media superior.

El oficial Fierro, encargado del programa Jóvenes y Adolescentes al Estudio, señaló que el programa dura alrededor de tres meses, donde los jóvenes son canalizados desde el área de Trabajo Social de las escuelas secundarias, y a través del área de Trabajo Social de la licenciada María del Socorro Roacho.

Otros llegan por los mismos papás, que ya no saben qué hacer con sus hijos o cuando los detectan consumiendo algún tipo de droga, situación más común; los jóvenes tras la desintegración familiar se vuelven ingobernables.

El oficial Fierro agregó que los jóvenes que ellos atienden son aún rescatables y que sobre todo sus padres se comprometen a que acudan, o incluso solicitar el apoyo de la Policía Municipal para dar con ellos cuando escapan de casa.

“Aquí se atiende principalmente a jóvenes que caen en la ingobernabilidad y deserción escolar”; luego del examen antidoping autorizado por los padres es la mariguana la droga más detectada, seguida del cristal, y ya en muy pocos casos los solventes y pastillas.

“Nuestros jóvenes oscilan entre los 13 y 17 años de edad, a los cuales se les pone ante una psicóloga que valora si realmente el joven debe pasar por este programa o sólo es cuestión de trabajarlo desde casa, como anexo a las terapias de conducta y temas relacionados con la integración familiar, como el amor a sus padres, el programa cuenta con el taller de talabartería, donde aprenden a hacer varios artículos, y así creamos un oficio”.

“Asimismo pasan por procesos de acondicionamiento físico y trabajo en equipo, añadiéndoles terapias de violencia en casa, noviazgo, drogas… atacando sobre todo la desintegración familiar, desde el pasado 16 de noviembre del 2016 que iniciamos con este programa han pasado al menos 1,500 jóvenes por su proceso, y la mayoría opta por enderezar sus vidas, y regresan al entorno familiar integrándose de nuevo a su escuela normal, y vida de familia”, señaló el entrevistado.

Te puede interesar:

Local

Conoce aquí las colonias más peligrosas de la ciudad

Alcanzan más del 50 por ciento de los delitos en tan sólo 18 colonias de la capital

Local

¿Seguir sembrando nogales o no?

Ante la sequía recurrente y la falta de agua, los especialistas advierten la necesidad de replantear las políticas públicas en uno de los principales cultivos… ¿Qué opinan los candidatos a la gubernatura?

Local

Investiga Fiscalía a policías que colaboran en la venta de ‘cristal’

Brindan protección y ayudan a eliminar a narcomenudistas en la ciudad

Local

Conoce aquí las colonias más peligrosas de la ciudad

Alcanzan más del 50 por ciento de los delitos en tan sólo 18 colonias de la capital

Local

Sufre Chihuahua intensa sequía desde el 2019

El Monitor de la Sequía de la Comisión Nacional del Agua revela que México ha registrado un 26 por ciento de menos lluvias

Local

Población indígena sufre muerte materna y adicciones

Además, desnutrición, tuberculosis y enfermedades respiratorias en tiempo de frío