/ miércoles 6 de diciembre de 2017

Requiere Heidy Zareth de leche deslactosada

Vive con su familia en un jacal en la colonia Las Norias, con muchas necesidades

Con apenas 15 meses de nacida, la pequeña Heidy Zareth Martínez Chávez ha logrado superar una serie de complicaciones de salud que le trajo ser intolerante a la lactosa, hasta que fue diagnosticada correctamente por su condición,  y sus padres Luisa Chávez y Sergio Martínez, hacen esfuerzos económicos para adquirir la costosa fórmula láctea, pues el ingreso del jefe de familia como obrero de construcción no le permite cubrir totalmente las necesidades de su familia.

 

Los tres integrantes de la familia habitan  un humilde cuarto de madera y hule con piso de tierra en la calle Noria de los Canos, en la colonia Las Norias al sur de la ciudad, donde no hay servicio de agua potable, y lo despoblado del Cerro Grande incrementa el viento y frío en la temporada.

Pablo Rodríguez

 

Gracias a un programa del DIF Estatal, la pequeña Heidy recibe leche especial cada dos meses, sin embargo, la dotación cubre sólo tres semanas de consumo de la pequeña. Por su parte Luisa, acudió a una familiar para que le comparta de su ración, y de esa manera hace malabares para cubrir la ingesta de la pequeña que no acepta la lactosa.

 

“Le dura semana y media una bolsa, y me dan dos bolsas, pero me la dan cada dos meses. No sé cuánto cuesta, yo le consigo con mi hermana que también le dan despensas del DIF y ella me regala una de sus bolsas. Le daba de cualquier lechita y se me ponía muy mala, tenía vómito y vómito. Su pancita luego luego se le inflamaba, como si se le fuera a reventar y batallamos mucho. Ya con esa leche del DIF que me dan ya está mejor”, comentó Luisa Irene agradecida.

 

A pesar de la situación adversa, los padres de familia inculcan en la bebé la gracia del nacimiento del Niño Dios y han instalado en la medida de sus posibilidades un pequeño arbolito decorado, con el que celebran la temporada navideña y dan gracias al Salvador, quien los ha sacado adelante en medio de muchas batallas.

 

“Ahora con el frío, sí nos ha calado, la niña ya se me enfermó y ahora ya está un poco mejor”, comentó sosteniendo a su pequeña en brazos, mientras la niña se le acomodaba tiernamente con las manitas alrededor del cuello. En ese sentido abundó diciendo que la familia requería cobijas y ropa más abrigadora para enfrentar la temporada invernal.

 

Los pañales que usa son etapa 5, usa ropa talla 18 meses y le gustan mucho las muñecas, sin embargo dijo que este año veía muy lejana la posibilidad de obsequiar algo a su pequeña, pues la situación económica y la inestabilidad de contratación para trabajadores en obras de construcción era tal, que no podía asegurar el recurso más que para cubrir los gastos de alimentación y las necesidades especiales de la bebé.

¿Desea ayudar?

Las donaciones a favor de la familia Martínez Chávez se reciben en las instalaciones de esta casa editora, ubicada en la avenida Universidad 2507, de la colonia San Felipe, o en el celular (614)181-4319, con la reportera Paloma Sánchez.

 

Necesidades:

  • Ropa abrigadora talla 18 meses y calzado para niña de un año y 3 meses de edad
  • Alimentos no perecederos
  • Cobijas
  • Fórmula deslactosada para bebé
  • Pañales etapa 5
  • Calentón de gas o eléctrico, pues al ser la vivienda de madera, corre peligro en caso de ser de leña

Con apenas 15 meses de nacida, la pequeña Heidy Zareth Martínez Chávez ha logrado superar una serie de complicaciones de salud que le trajo ser intolerante a la lactosa, hasta que fue diagnosticada correctamente por su condición,  y sus padres Luisa Chávez y Sergio Martínez, hacen esfuerzos económicos para adquirir la costosa fórmula láctea, pues el ingreso del jefe de familia como obrero de construcción no le permite cubrir totalmente las necesidades de su familia.

 

Los tres integrantes de la familia habitan  un humilde cuarto de madera y hule con piso de tierra en la calle Noria de los Canos, en la colonia Las Norias al sur de la ciudad, donde no hay servicio de agua potable, y lo despoblado del Cerro Grande incrementa el viento y frío en la temporada.

Pablo Rodríguez

 

Gracias a un programa del DIF Estatal, la pequeña Heidy recibe leche especial cada dos meses, sin embargo, la dotación cubre sólo tres semanas de consumo de la pequeña. Por su parte Luisa, acudió a una familiar para que le comparta de su ración, y de esa manera hace malabares para cubrir la ingesta de la pequeña que no acepta la lactosa.

 

“Le dura semana y media una bolsa, y me dan dos bolsas, pero me la dan cada dos meses. No sé cuánto cuesta, yo le consigo con mi hermana que también le dan despensas del DIF y ella me regala una de sus bolsas. Le daba de cualquier lechita y se me ponía muy mala, tenía vómito y vómito. Su pancita luego luego se le inflamaba, como si se le fuera a reventar y batallamos mucho. Ya con esa leche del DIF que me dan ya está mejor”, comentó Luisa Irene agradecida.

 

A pesar de la situación adversa, los padres de familia inculcan en la bebé la gracia del nacimiento del Niño Dios y han instalado en la medida de sus posibilidades un pequeño arbolito decorado, con el que celebran la temporada navideña y dan gracias al Salvador, quien los ha sacado adelante en medio de muchas batallas.

 

“Ahora con el frío, sí nos ha calado, la niña ya se me enfermó y ahora ya está un poco mejor”, comentó sosteniendo a su pequeña en brazos, mientras la niña se le acomodaba tiernamente con las manitas alrededor del cuello. En ese sentido abundó diciendo que la familia requería cobijas y ropa más abrigadora para enfrentar la temporada invernal.

 

Los pañales que usa son etapa 5, usa ropa talla 18 meses y le gustan mucho las muñecas, sin embargo dijo que este año veía muy lejana la posibilidad de obsequiar algo a su pequeña, pues la situación económica y la inestabilidad de contratación para trabajadores en obras de construcción era tal, que no podía asegurar el recurso más que para cubrir los gastos de alimentación y las necesidades especiales de la bebé.

¿Desea ayudar?

Las donaciones a favor de la familia Martínez Chávez se reciben en las instalaciones de esta casa editora, ubicada en la avenida Universidad 2507, de la colonia San Felipe, o en el celular (614)181-4319, con la reportera Paloma Sánchez.

 

Necesidades:

  • Ropa abrigadora talla 18 meses y calzado para niña de un año y 3 meses de edad
  • Alimentos no perecederos
  • Cobijas
  • Fórmula deslactosada para bebé
  • Pañales etapa 5
  • Calentón de gas o eléctrico, pues al ser la vivienda de madera, corre peligro en caso de ser de leña