/ viernes 1 de marzo de 2019

Se resisten los hombres a recibir atención psicológica

Por vergüenza y miedo al qué dirán prefiere no atenderse, siete de cada 10 no pide ayuda

La depresión en los hombres es la novena causa de discapacidad, mientras que en las mujeres es la primera, ello se debe a que la mujer con más frecuencia pide ayuda y el hombre por vergüenza y miedo al qué dirán prefiere no atenderse con un psicólogo o psiquiatra, pues 7 de cada 10 hombres no pide ayuda.

La maestra Sofía Álvarez Reza, responsable estatal de Salud Mental, explicó que la Organización Mundial de la Salud estima que 300 mil personas padecen depresión, lo que equivale a un 4 por ciento de la población. Siendo la población más vulnerable mujeres, jóvenes y adultos mayores.

“Se trata de un padecimiento serio y así como a las personas con hipertensión se les recomienda ir al médico, checarse y tomarse sus medicinas, igual debe ser en los trastornos mentales, porque al final del día somos seres integrales que necesitan una atención integral”, comentó.

Actualmente se considera la cuarta causa de discapacidad pero para 2020 se convertirá en la primera, en Chihuahua en las mujeres es la primera causa de discapacidad, debido a que tienen mayor susceptibilidad por el estrés y factores hormonales. Los hombres no buscan atención a pesar de que es un trastorno multifactorial que tiene que ver desde cuestiones biológicas hasta el mismo entorno en el que se desenvuelven.

En el 2018, del total de las detecciones que se realizaron en el primer nivel de atención un 12 por ciento presentó algún trastorno depresivo, en cuanto a las consultas el 24 por ciento correspondían a trastornos depresivos. En promedio la cantidad de detecciones fue de 8.7 por ciento. La mayor cantidad de detecciones en mujeres y hombres fue entre los 30 y 49 años de edad, en hombres detectados la mayor cantidad fue entre 15 y 19 años.

“Actualmente se conoce que hay 44 genes asociados a trastornos depresivos”, comentó la especialista, a ello se suma la cuestión hormonal con la producción de estrógenos y progesterona, sin olvidar a los neurotransmisores con alteraciones en la serotonina, noradrenalina y dopamina. También hay factores desde la familia como ambientes estresantes, violencia, parte social y cultural.

Los síntomas son alteraciones del sueño, del apetito, una baja concentración, disminución en la sensación de placer por cosas que antes disfrutaban, además disminuye la autoestima, aumenta la sensación de culpa e inutilidad. “La depresión puede ser persistente o recurrente, es decir, de repente aparece y se va, dependiendo de la cantidad de síntomas se puede catalogar como leve, moderada o grave”, explicó.

La prevalencia de la depresión en las mujeres es el doble de la que se registra en los hombres, la cual puede ser por la susceptibilidad de la mujer y los estresores, como puede ser la doble jornada, “Tenemos un trabajo en la mañana, pero además hay que llegar a la casa y hacerse responsable de la familia, casa, hijos”.

En cuanto a los hombres detalló que si presentan depresión prefieren recluirse y no hacerlo explícito debido a los constructos sociales para hombres.

Mencionó que una de las barrera para acceso a tratamiento es el estigma, en países muy desarrollados el 75 por ciento de personas que padecen algún trastorno mental piden ayuda, en Chihuahua 7 de cada 10 hombres no pide ayude, “La parte del estigma y el miedo a que van a decir si voy al psicólogo, le impide solicitar ayuda”.

La especialista subrayo que en muchas ocasiones las personas que se encuentran alrededor de la persona con depresión no comprenden que no es cuestión de actitud, sino que existen alteraciones que les impiden reaccionar, “Creo que debemos hacer el cambio de chip y no sólo señalar que está loquito o es medio flojo, pues se trata de un padecimiento serio”.

La atención integral a personas con padecimientos mentales parte de una evaluación psicoterapéutica, se realiza una evaluación para determinar si requiere de tratamiento farmacológico, además es importante que se trabaje con las redes de apoyo como son amigos cercanos, familia, ya que ellos irán abonando el material suficiente para que la persona pueda rehabilitarse del episodio que presenta.

Con la depresión se aprende a vivir, dependiendo de la capacidad de aprendizaje con el proceso de resiliencia.

Advirtió que lo importante es no ignorar lo que está sucediendo. “Es necesario mantenernos abiertos a la escucha, a tener la disponibilidad de empatía de ponernos en el zapato de nuestro familiar, amigo o colaborador e intentar percibir su realidad. Cada cabeza es un mundo y uno de los enemigos más grandes de los trastornos mentales es el silencio”.

Finalmente dijo que es importante pedir ayuda porque la gente siempre critica, pero el psiquiatra o el psicólogo podrán ayudar.

Te recomendamos:

La depresión en los hombres es la novena causa de discapacidad, mientras que en las mujeres es la primera, ello se debe a que la mujer con más frecuencia pide ayuda y el hombre por vergüenza y miedo al qué dirán prefiere no atenderse con un psicólogo o psiquiatra, pues 7 de cada 10 hombres no pide ayuda.

La maestra Sofía Álvarez Reza, responsable estatal de Salud Mental, explicó que la Organización Mundial de la Salud estima que 300 mil personas padecen depresión, lo que equivale a un 4 por ciento de la población. Siendo la población más vulnerable mujeres, jóvenes y adultos mayores.

“Se trata de un padecimiento serio y así como a las personas con hipertensión se les recomienda ir al médico, checarse y tomarse sus medicinas, igual debe ser en los trastornos mentales, porque al final del día somos seres integrales que necesitan una atención integral”, comentó.

Actualmente se considera la cuarta causa de discapacidad pero para 2020 se convertirá en la primera, en Chihuahua en las mujeres es la primera causa de discapacidad, debido a que tienen mayor susceptibilidad por el estrés y factores hormonales. Los hombres no buscan atención a pesar de que es un trastorno multifactorial que tiene que ver desde cuestiones biológicas hasta el mismo entorno en el que se desenvuelven.

En el 2018, del total de las detecciones que se realizaron en el primer nivel de atención un 12 por ciento presentó algún trastorno depresivo, en cuanto a las consultas el 24 por ciento correspondían a trastornos depresivos. En promedio la cantidad de detecciones fue de 8.7 por ciento. La mayor cantidad de detecciones en mujeres y hombres fue entre los 30 y 49 años de edad, en hombres detectados la mayor cantidad fue entre 15 y 19 años.

“Actualmente se conoce que hay 44 genes asociados a trastornos depresivos”, comentó la especialista, a ello se suma la cuestión hormonal con la producción de estrógenos y progesterona, sin olvidar a los neurotransmisores con alteraciones en la serotonina, noradrenalina y dopamina. También hay factores desde la familia como ambientes estresantes, violencia, parte social y cultural.

Los síntomas son alteraciones del sueño, del apetito, una baja concentración, disminución en la sensación de placer por cosas que antes disfrutaban, además disminuye la autoestima, aumenta la sensación de culpa e inutilidad. “La depresión puede ser persistente o recurrente, es decir, de repente aparece y se va, dependiendo de la cantidad de síntomas se puede catalogar como leve, moderada o grave”, explicó.

La prevalencia de la depresión en las mujeres es el doble de la que se registra en los hombres, la cual puede ser por la susceptibilidad de la mujer y los estresores, como puede ser la doble jornada, “Tenemos un trabajo en la mañana, pero además hay que llegar a la casa y hacerse responsable de la familia, casa, hijos”.

En cuanto a los hombres detalló que si presentan depresión prefieren recluirse y no hacerlo explícito debido a los constructos sociales para hombres.

Mencionó que una de las barrera para acceso a tratamiento es el estigma, en países muy desarrollados el 75 por ciento de personas que padecen algún trastorno mental piden ayuda, en Chihuahua 7 de cada 10 hombres no pide ayude, “La parte del estigma y el miedo a que van a decir si voy al psicólogo, le impide solicitar ayuda”.

La especialista subrayo que en muchas ocasiones las personas que se encuentran alrededor de la persona con depresión no comprenden que no es cuestión de actitud, sino que existen alteraciones que les impiden reaccionar, “Creo que debemos hacer el cambio de chip y no sólo señalar que está loquito o es medio flojo, pues se trata de un padecimiento serio”.

La atención integral a personas con padecimientos mentales parte de una evaluación psicoterapéutica, se realiza una evaluación para determinar si requiere de tratamiento farmacológico, además es importante que se trabaje con las redes de apoyo como son amigos cercanos, familia, ya que ellos irán abonando el material suficiente para que la persona pueda rehabilitarse del episodio que presenta.

Con la depresión se aprende a vivir, dependiendo de la capacidad de aprendizaje con el proceso de resiliencia.

Advirtió que lo importante es no ignorar lo que está sucediendo. “Es necesario mantenernos abiertos a la escucha, a tener la disponibilidad de empatía de ponernos en el zapato de nuestro familiar, amigo o colaborador e intentar percibir su realidad. Cada cabeza es un mundo y uno de los enemigos más grandes de los trastornos mentales es el silencio”.

Finalmente dijo que es importante pedir ayuda porque la gente siempre critica, pero el psiquiatra o el psicólogo podrán ayudar.

Te recomendamos:

Noroeste

Amanecen tres cuerpos colgados en puente de Cuauhtémoc

Otros dos cadáveres más fueron localizados en la carretera que conduce a La Junta

Delicias

Kalidoskopio

*Don Pedro e Infonavit *Visita de doña Cinthia *Estrellita de Selene

Finanzas

Inversión extranjera crece 1.5% en el primer semestre

La dependencia señaló que este incremento se concentró en los rubros de reinversiones y nuevas inversiones

Noroeste

Amanecen tres cuerpos colgados en puente de Cuauhtémoc

Otros dos cadáveres más fueron localizados en la carretera que conduce a La Junta

Mundo

Un hombre toma como rehenes a pasajeros y conductor de autobús en Brasil

Francotiradores de la policía tuvieron que intervenir para detenerlo; el sujeto amenazaba con incendiar la unidad de transporte