imagotipo

Rubén Núñez se quedará todavía unos días en el penal: Abogado

  • en México

El secretario general de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rubén Núñez Ginez, no salió libre ayer ante el plazo de cinco días otorgado por el Juzgado Segundo Mixto de Primera Instancia de Miahuatlán de Porfirio Díaz al Ministerio Público, para que se entere de las causas penales del fuero común imputadas, informó su abogado Hugo Serafín Paz García.

El defensor informó que el Juzgado Segundo Mixto de Primera Instancia, actuando vía exhorto del Juzgado Segundo de lo Penal del Distrito del Centro, había programado la audiencia este miércoles, donde eventualmente dejaría el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 13 de Mengolí de Morelos, Miahuatlán, pero el Ministerio Público remitió un escrito donde requirió un plazo de cinco días para conocer los dos expedientes penales.

Explicó que el Juzgado Segundo de lo Penal del Distrito del Centro dictó formal prisión a Núñez Ginez por los delitos de tentativa de homicidio y robo calificado, y como consecuencia quedó bajo proceso.

Sin embargo, observó que el secretario general de la sección 22 del SNTE podría quedar en libertad con el pago de una fianza por ser sujeto de ese derecho caucional.

Destacó que el Juzgado Segundo Mixto de Primera Instancia viola así los derechos humanos de Núñez Ginez porque según el Código Nacional de Procedimientos Penales, debió ser puesto a disposición del juez de la causa en un plazo de 48 horas, después de ser internado en el Cefereso número 13.

El “retraso” “Llevamos casi un mes pidiendo la audiencia, pero ahora con esto, nuevamente se retrasa”, señaló.

Paz García dijo que la determinación del Juzgado Segundo Mixto de Primera Instancia muestra un interés político por mantener al dirigente magisterial en la cárcel y así dejarlo en libertad, hasta la siguiente semana.

“Se están poniendo trabas y trabas. Indebidamente el Ministerio Público pidió más tiempo, indebidamente el juzgado se lo dio, cuando debieron ser 48 horas. Estamos peleando contra el gobierno”, asentó.