imagotipo

Emitió la CNDH recomendación a la Secretaría de Marina

  • Manrique Gandaria
  • en México

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la primer recomendación del año al titular de la Secretaría de Marina (Semar), Vidal Francisco Soberón Sanz, por el cateo ilegal, detención arbitraria, retención ilegal y tortura contra un hombre, en Culiacán, Sinaloa, atribuibles a elementos de esa institución, ya que se vulneraron los derechos humanos a la inviolabilidad del domicilio y a la privacidad; a la libertad, seguridad personal e integridad personal de la víctima.

El agraviado fue absuelto por las instancias judiciales que conocieron de la causa penal iniciada por las imputaciones formuladas en su contra por el Ministerio Público Federal.

El organismo defensor detalló que el 14 de noviembre de 2014, elementos del Ejército nacional y de la Semar, cubiertos con pasamontañas, irrumpieron violentamente, sin mandamiento judicial alguno, en el domicilio de la víctima, nombrándole por un apodo que no reconocía, lo golpearon y amenazaron para que les indicara “dónde estaban los demás”.

En presencia de una de sus hijas, de un año de edad, la esposa del agraviado recibió dos cachetadas de uno de los uniformados, por preguntar por qué golpeaban a su marido, en tanto otros elementos sacaron de la recámara a los otros dos hijos de la víctima, que entonces tendrían tres y siete años, respectivamente.

Acto seguido, los uniformados se llevaron detenido al hombre en una camioneta blanca, le quitaron sus pertenencias y lo ataron de manos y pies; le gritaron groserías, lo amenazaron y golpearon en el cuerpo con un palo, y con la mano abierta en la cabeza.

Los marinos le mostraron fotografías en una tableta electrónica y fue llevado a varios domicilios de la ciudad para que les dijera en cuáles vivían las personas retratadas. Al no proporcionarles la información que deseaban, lo trasladaron a una casa donde lo torturaron, cubriéndole la cabeza con bolsas de plástico, además de quemarle y arrancarle la piel de las plantas de los pies.

No conformes con ello, los marinos trasladaron al hombre a un destacamento de marinos a un costado del Parque “Ernesto Millán Escalante” de Culiacán; allí lo subieron a otra camioneta donde permaneció sentado varias horas, lo golpearon y amenazaron nuevamente.

Nueve horas después de la detención, fue llevado a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) y puesto a disposición del Ministerio Público Federal.

Tras concluir su investigación, la CNDH contó con elementos para acreditar que no existió participación de elementos del Ejército nacional en los hechos ocurridos el 14 de noviembre de 2014 y, por el contrario, se determinó la existencia de las citadas violaciones a los derechos humanos, atribuibles a los elementos de la Semar.

Por ello, la CNDH solicita al Secretario de Marina la reparación integral del daño al agraviado, su esposa y sus tres hijos, que incluya atención médica y psicológica; colaborar en el seguimiento de la averiguación previa que se instruye ante la PGR, y en el trámite y seguimiento de la queja que la Comisión Nacional presente ante la Inspección y Contraloría General de Marina en contra de dichos agentes navales.