/ lunes 1 de junio de 2020

Adiós a la gasolina más barata en Venezuela

El líder opositor Juan Guaidó rechazó el aumento y convocó a una sesión extraordinaria del Legislativo para debatir el tema

CARACAS. Los venezolanos perderán hoy el privilegio de decir que su gasolina es la más barata del mundo después de que el gobierno del socialista Nicolás Maduro anunciara un sustancial aumento que, en algunos casos, dejará el precio del carburante en 0.50 dólares por litro.

La medida, que entra en vigor hoy, era esperada desde principios de semana, luego de que Maduro advirtiera que los embarques de gasolina que llegaron recientemente de Irán, y en medio de una severa escasez, se compraron en dólares y deben venderse en dólares.

"Ha llegado la hora de avanzar hacia una nueva política (de precios)", dijo Maduro. El gobierno implementará una política de subsidios que permitirá la compra de 120 litros mensuales a un precio de 5 mil bolívares o 0.2 dólares por litro, según la tasa actual de cambio del Banco Central de Venezuela.

Bajo este esquema, los motoristas, una población que se hizo grande después que inició en 2014 la crisis que aun perdura, sólo podrán cargar 60 litros a precios subsidiados cada mes.

Pero después de este consumo, los venezolanos tendrán que pagar 0.50 dólares por litro, un precio insalvable para muchos en un país donde el salario mínimo, que perciben cerca de 7 millones de personas, es menor a los dos dólares mensuales.

Antes del aumento anunciado, el precio de la gasolina más cara en Venezuela, la de 95 octanos, era de 0.00006 bolívares.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

CARACAS. Los venezolanos perderán hoy el privilegio de decir que su gasolina es la más barata del mundo después de que el gobierno del socialista Nicolás Maduro anunciara un sustancial aumento que, en algunos casos, dejará el precio del carburante en 0.50 dólares por litro.

La medida, que entra en vigor hoy, era esperada desde principios de semana, luego de que Maduro advirtiera que los embarques de gasolina que llegaron recientemente de Irán, y en medio de una severa escasez, se compraron en dólares y deben venderse en dólares.

"Ha llegado la hora de avanzar hacia una nueva política (de precios)", dijo Maduro. El gobierno implementará una política de subsidios que permitirá la compra de 120 litros mensuales a un precio de 5 mil bolívares o 0.2 dólares por litro, según la tasa actual de cambio del Banco Central de Venezuela.

Bajo este esquema, los motoristas, una población que se hizo grande después que inició en 2014 la crisis que aun perdura, sólo podrán cargar 60 litros a precios subsidiados cada mes.

Pero después de este consumo, los venezolanos tendrán que pagar 0.50 dólares por litro, un precio insalvable para muchos en un país donde el salario mínimo, que perciben cerca de 7 millones de personas, es menor a los dos dólares mensuales.

Antes del aumento anunciado, el precio de la gasolina más cara en Venezuela, la de 95 octanos, era de 0.00006 bolívares.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

Local

Inconsciencia de la gente, principal causa del semáforo rojo

30 % de la ciudadanía es escéptica, considera que se trata de un invento de las autoridades

Finanzas

Consejos para proteger tus datos en compras online

Sigue estas recomendaciones de seguridad en compras a través de comercio electrónico

Local

Mano dura contra tianguistas por operativo Covid-19

Concentran tianguis al menos mil vendedores y más de mil 500 clientes

Local

Amar a Dios en tiempos de Covid-19

San Juditas, nueva devoción por aclamación popular sin temor al riesgo de contagio

Local

Productores reabren circulación del tren en Estación Consuelo

Este bloqueo generó afectaciones por encima de los 20 millones de pesos para las distintas industrias que circulan por esta vía, tras dos meses de bloqueo

Local

Francisco Sánchez, nuevo coordinador estatal de Movimiento Ciudadano

Se consolidará el proyecto ganador para la gubernatura, ganaremos alcaldías y diputaciones, aseguró Sánchez Villegas