imagotipo

Se cumplen 50 años de zona Cuauhtémoc

  • El Heraldo del Noroeste
  • en Noroeste

Febrero pero de 1967, se entregó la carta constitutiva que avaló la sexta zona en el estado dentro del beisbol de primera fuerza; oposición, situación económica y la falta de peloteros de calidad, fueron los primeros obstáculos a superar para entrar en la terna más competitiva del mejor beisbol de Chihuahua. Torres Abasta se oponía para no dar el aval a Cuauhtémoc, rememora don Luis Ledezma, testigo de la organización y el sueño por alcanzar el distintivo.

Cuauhtémoc era catalogado como un ranchito donde se jugaba el beisbol llanero. En la época ir al bar Fresita era el lugar donde se hablaba de beisbol, asistía Luis “Gato” Ruiz, originario de Durango, primero llegó a Parral, luego Delicias y de ahí Cuauhtémoc. Surge la idea de solicitar, aprovechando la amistad con el alto comisionado del beisbol, Guillermo “Memo” Ponce, quien por azar del destino llegó a esta ciudad, se finiquitó la reunión de las más especiales para proponer la inquietud.

Exigen estadios cerrados, se habilitó el deteriorado Faja de Oro en La Junta, Carichí, Namiquipa, se viajó a Parral para contratar jugadores del momento, para ello alrededor de 20 empresarios, entre ellos ganaderos, aportaban económicamente, sin embargo una de las penurias era contratar a jugadores se nos fueran; llegó Torres Abasta y les ponía cheque en blanco para fortalecer Delicias.

“El doctor Francisco Barba Cornejo encabeza un comité, no era comunión ver mujeres en un juego de beisbol, se hizo promoción para que tanto féminas como niños acudieran al estadio, ahí comenzaba el espectáculo del beisbol organizado”, recuerda don Luis Ledezma.

Los primeros porristas, Humberto Ramos, quien era empresario en el ramo de panadería, regalaba a jugadores pan para todo el año; Pedro Jiménez, Adolfo Castillo, Antonina Anchondo, conseguían autobuses, uno para hombres y otro para las damas, por cooperación voluntaria; estos personajes iconos en el ambiente del deporte rey.

Fieles testigos de la organización de Cuauhtémoc como sexta zona, fueron las hazañas históricas de Eligio Durón, quien ganó el primer juego para Cuauhtémoc como zona y el primer título o corona para la zona Leopoldo “Polo “Hernández (+), este último primer cuauhtemense que visitó la franela como zona. Mario fue el primer manager, luego Alfonso “Poncho” Torres, siguió Mauro Conteras.

En realidad fueron muchas personas de todos los extractos sociales quienes se unieron al sueño de convertir Cuauhtémoc como parte del máximo circuito organizado en beisbol, autoridades comerciantes que sería interminable mencionar a todos y cada una de ellas.

Don Luis Ledezma adelantó que Alfonso Alvarado Juárez, gerente del Salón de la Fama y Víctor Ordóñez Castillo, presidente de la sexta zona, definieron que en la serie inaugural del estatal 2017 se recuerde este hecho de hace 50 años. Mismo de historia y de grandes capítulos, concluyó.