imagotipo

Asesinan a cuatro tras emboscada en tramo a mesa del Huracán

  • El Heraldo del Noroeste
  • en Noroeste

La Fiscalía en la Zona Occidente declaró que fueron cuatro las personas que fallecieron al ser agredidas a balazos en El Largo Maderal, sobre un camino que lleva de Madera a La Mesa del Huracán, en el poblado de Las Pomas.

Murieron en el hecho Cosme Estrada Fuentes, de 57 años de edad y Guillermo Morales Márquez, 60 años, ambos con domicilio en El Largo Maderal; ellos eran los pagadores que llevaban la nómina del Municipio del ejido en la Mesa del Huracán y sus cuerpos fueron encontrados  en el interior de una pick up Toyota Tacoma 2012, con placas ED 41872, en la cual se desplazaban para cumplir con su trabajo.

Custodiaban a dichas personas dos agentes de la Policía Municipal de Madera, Luis Armando Álvarez Bencomo, 36 años y Jairo Obed Valdez Sarmiento; ambos con domicilio en Madera, Chihuahua. Los agentes tripulaban una unidad de la corporación tipo vagoneta, Dodge Durango 2004, con placas de circulación P-02387, en la cual también perdieron la vida por las descargas de bala que recibieron.

De acuerdo con la información de la Fiscalía en la Zona Occidente, los hechos se registraron aproximadamente a las siete de la noche del pasado viernes, a la altura del kilómetro 65+900 de la carretera Madera a Largo Maderal; asimismo confirmó que fueron aseguradas dos personas que deliberadamente obstaculizaban los trabajos de los agentes que comenzaron con las investigaciones.

Aparentemente el móvil de la acción fue el robo, sin embargo al arribo de personal de la Fiscalía y del Ejército, se encontró en el lugar un mensaje escrito que al parecer tiene como destinatarios a los integrantes de un grupo delictivo de la zona; no se da a conocer el contenido de dicho mensaje para no entorpecer las indagaciones.

La agresión se dio a la altura del poblado conocido como Las Pomas, de El Largo Maderal, lugar en donde a comienzos de octubre también perdieron la vida tres agentes de la Policía Municipal de Madera, al repeler la agresión de un grupo de hombres armados.