/ domingo 12 de julio de 2020

En el olvido antiguo Campo de Tiro de la Policía Municipal

Ese lugar actualmente un paisaje dominado por escombros y hierba, funge como cementerio

El antiguo Campo de Tiro de la Policía Municipal, en la prolongación de la avenida Teófilo Borunda, es hoy sólo “blanco” de nostálgicos recuerdos, no nada más de agentes que aprendieron a disparar en sus instalaciones, sino de quienes purgaron algún castigo allí como parte de “la fajina” y hasta el público que asistía a los concursos de puntería.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Por si faltara melancolía, ese lugar actualmente un paisaje dominado por escombros y hierba, funge como cementerio: bajo su superficie yacen olvidados varios elementos caninos que prestaron su servicio y entregaron, literal, su vida en aras de la seguridad de los chihuahuenses.

Más que sólo tiros

Con el tiempo, el campo comenzó a tomar forma y servir para otras cosas. En el sitio de acceso a vehículos se construyó una caseta de vigilancia con agente de guardia, uno de los pocos aspectos que “sobreviven” a la fecha del lugar.

Posteriormente se armó “la pista de infante”: un concentrado de obstáculos para entrenamiento de cadetes en formación.

El área también sirvió como espacio para reuniones y festejos al aire libre, y se prestó también a familiares de policías o clubes para que celebraran alguna fiesta. En asuntos más serios, se realizaron asimismo juntas estratégicas de mandos policiales con el director en turno de la Policía Municipal.

El representativo paraje igual sirvió como correctivo de varios que, por faltas al Bando de Policía y Buen Gobierno, fueron enviados a la famosa “fajina” (faena) para resarcir su infracción con labores de mantenimiento del campo, cuando don Refugio Ruvalcaba era mandamás de los uniformados.

Finalmente, el “campo” también adquirió la designación de “santo”, siendo ahí sepultados varios ejemplares caninos muertos en servicio. Hoy se aprecian lápidas de los fundadores del grupo especial K-9 de la corporación, precedente del actual cementerio en las instalaciones del Campo de Adiestramiento Canino (al norte de la ciudad) donde los agentes de cuatro patas son incinerados y sus cenizas colocadas en criptas.

Sólo recuerdos…

La decadencia del campo llegó cuando la loma donde se ubicaba comenzó a tornarse peligrosa para los civiles que llegaron a poblarla. Las armas se fajaron y en lugar de casquillos se sembraron pinos.

Sólo recuerdos quedan: su palapa, aún enverdecida por árboles que le rodean; de la pista de infante no hay más que paredes viejas; en el stand de tiro se yergue apenas la torre y permanece la mesa donde se colocaban las armas para recargar.

La techumbre, retirada. Todo es olvido y nostalgia para quienes pasan cerca y observan la arboleda que queda de unas instalaciones hoy en manos del Fideicomiso de las Tres Presas.


Te puede interesar:





El antiguo Campo de Tiro de la Policía Municipal, en la prolongación de la avenida Teófilo Borunda, es hoy sólo “blanco” de nostálgicos recuerdos, no nada más de agentes que aprendieron a disparar en sus instalaciones, sino de quienes purgaron algún castigo allí como parte de “la fajina” y hasta el público que asistía a los concursos de puntería.

Si te gusta estar informado, suscríbete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las mañanas las noticias más importantes de Chihuahua. Da clic aquí, es gratis

Por si faltara melancolía, ese lugar actualmente un paisaje dominado por escombros y hierba, funge como cementerio: bajo su superficie yacen olvidados varios elementos caninos que prestaron su servicio y entregaron, literal, su vida en aras de la seguridad de los chihuahuenses.

Más que sólo tiros

Con el tiempo, el campo comenzó a tomar forma y servir para otras cosas. En el sitio de acceso a vehículos se construyó una caseta de vigilancia con agente de guardia, uno de los pocos aspectos que “sobreviven” a la fecha del lugar.

Posteriormente se armó “la pista de infante”: un concentrado de obstáculos para entrenamiento de cadetes en formación.

El área también sirvió como espacio para reuniones y festejos al aire libre, y se prestó también a familiares de policías o clubes para que celebraran alguna fiesta. En asuntos más serios, se realizaron asimismo juntas estratégicas de mandos policiales con el director en turno de la Policía Municipal.

El representativo paraje igual sirvió como correctivo de varios que, por faltas al Bando de Policía y Buen Gobierno, fueron enviados a la famosa “fajina” (faena) para resarcir su infracción con labores de mantenimiento del campo, cuando don Refugio Ruvalcaba era mandamás de los uniformados.

Finalmente, el “campo” también adquirió la designación de “santo”, siendo ahí sepultados varios ejemplares caninos muertos en servicio. Hoy se aprecian lápidas de los fundadores del grupo especial K-9 de la corporación, precedente del actual cementerio en las instalaciones del Campo de Adiestramiento Canino (al norte de la ciudad) donde los agentes de cuatro patas son incinerados y sus cenizas colocadas en criptas.

Sólo recuerdos…

La decadencia del campo llegó cuando la loma donde se ubicaba comenzó a tornarse peligrosa para los civiles que llegaron a poblarla. Las armas se fajaron y en lugar de casquillos se sembraron pinos.

Sólo recuerdos quedan: su palapa, aún enverdecida por árboles que le rodean; de la pista de infante no hay más que paredes viejas; en el stand de tiro se yergue apenas la torre y permanece la mesa donde se colocaban las armas para recargar.

La techumbre, retirada. Todo es olvido y nostalgia para quienes pasan cerca y observan la arboleda que queda de unas instalaciones hoy en manos del Fideicomiso de las Tres Presas.


Te puede interesar:





Deportes

Operación de hombro fue todo un éxito: Quisia

Intervenida en la ciudad de Monterrey donde estará de baja dos semanas

Local

En el triángulo dorado ya siembran aguacate en vez de amapola

En dos años ya tienen plantados 40 mil árboles en 100 hectáreas

Local

Presenta Benjamín Carrera su informe legislativo

Destacó su trabajo en el Congreso del Estado, en el que presentó varias iniciativas en la acción legislativa, así como actividades y gestión en Ciudad Juárez

Sociedad

Reos pagan para cumplir sus penas en México

El traslado de los presos para que terminen aquí su condena es posible gracias a un tratado con EU de 1977

Finanzas

Volaris, listo para comerse el mercado: Enrique Beltranena

Enrique Beltranena, CEO de la firma, aseguró que cuentan con finanzas sólidas para enfrentar la crisis

Mundo

Mercados temen el "día después" de elección presidencial en EU

Si la elección es EU es muy apretada e interviene la Suprema Corte puede generar volatilidad

Política

Nahle impulsa una central nuclear en Baja California

Rocío Nahle aseguró a senadores que se harán análisis y consultas para su posible aprobación

Política

Gobernadores advierten riesgo del Pacto federal

Gobernadores y sociedad civil de 10 estados exigen un cambio de rumbo al presidente López Obrador

Cultura

Néstor García Canclini: repensando la globalización (y sus efectos)

Desde hace más de tres décadas, Néstor García Canclini es un referente cuando hablamos de temas como la globalización, el consumismo y la interculturalidad en América Latina