imagotipo

DOMINGO DE RÁFAGAS: Barrio y Corral, coincidencias-La alianza del “Baecismo”-Súper delegada en Pensiones

  • Luis Antonio Domínguez
  • en Rafagas

 

 

COINCIDENCIAS.- Los memoriosos traen al presente, en este agitado proceso de transición del sexenio de César Duarte al quinquenio de Javier Corral, lo que fue el gobierno panista de Francisco Barrio, quien ahora regresa como padrino del gobernador electo y como coordinador de los trabajos de recepción de la administración estatal.

COINCIDENCIAS I.- Quienes hablan del “deja vu” panista señalan que los conflictos con el magisterio, que Barrio Terrazas enfrentó con el entonces secretario de educación a la cabeza, Jesús Robles Villa, hoy aspirante a rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, no es lo único que puede ser coincidente en las dos administraciones, la pasada y la que está por comenzar, ya que se habla de un naciente problema con el sector educativo que le tocará a Corral Jurado.

COINCIDENCIAS II.- Tampoco es nada más el verdadero empoderamiento de grupos como El Barzón, que tuvieron su origen en el primer sexenio panista, como grupo opositor y ahora por pasar al otro lado del escritorio, luego de años de encabezar la protesta social contra el gobierno en turno; con Barrio nacieron algunas organizaciones que lo confrontaron y con Corral ahora llegan de la mano a los espacios del poder estatal.

CORRUPCIÓN.- La otra coincidencia política es la persecución contra el antecesor, pues Barrio como gobernador y Javier Corral como diputado integrante de la mayoría del PAN en el Congreso del Estado, duraron un año completo con las denuncias de corrupción en contra del priista Fernando Baeza, aunque jamás lo llevaron ante la justicia de manera formal.

MARCHA.- Tras un año de recibir la andanada del poder panista, Baeza Meléndez encabezó aquella famosa “marcha por la dignidad”, en octubre de 1993, una caminata desde el sur del estado hasta la capital, con el exgobernador a la cabeza, flanqueado por su sobrino, José Reyes Baeza, que después también sería gobernador, y la hoy senadora Graciela Ortiz González; ellos dos, de hecho, son recordados como los organizadores de ese recorrido con cientos de participantes.

PRONÓSTICO.- El primer año de Barrio, pues, fue de gran intensidad política por la pugna con el exgobernador, ya que un día las acusaciones salían del Ejecutivo, la Procuraduría, Educación, la Tesorería, y al otro del Congreso, donde Corral Jurado comenzaba su carrera de 25 años de legislador, estatal y federal. ¿Qué se puede esperar entonces, para el primer año del próximo gobierno? Lo mismo, independientemente claro, de que los priistas no han sido unos angelitos.

DERROTEROS.- Fue precisamente la “marcha por la dignidad” de Baeza con lo que se calmaron las tensiones, el ejercicio del poder de Barrio Terrazas tomó nuevos derroteros, como lo fue el llevar a un exalcalde de la capital a la cárcel, el priista Rodolfo Torres Medina, por el delito de peculado, por el que terminó absuelto mediante amparo.

PRIISTAS.- Una cosa fue el exgobernador de la región de Delicias y otra el ballezano, también fueron diferentes sus administraciones, sumado a que los tiempos han cambiado y a la popularidad de cada uno, se ve difícil, si no es que imposible, una marcha por la dignidad “Duartista”, pero es un hecho que el primer año de Corral o más, estará dedicado a César Duarte y cuando menos a una decena de los que han sido sus colaboradores principales.

DIGNIDAD.- Por cierto, ahora, a 24 años del primer año del primer gobierno panista de Chihuahua, se habla de una alianza del “Baecismo” con Corral Jurado, en honor a la civilidad política y otros conceptos que ni entre ellos se creen, lo que lleva a cuestionarse: ¿cuál dignidad hay ahora del “Baecismo” que presume haber pactado con el gobernador electo?

DIGNIDAD I.- ¿A poco ya se olvidaron los agravios, los ataques, la persecución de la que se quejaban los priistas de ese grupo, de parte de Barrio y el entonces diputado panista? Y si se olvidaron esos rencores y se negoció la dignidad, ¿cuáles fueron los intereses de fondo? ¿Cuál fue el acuerdo, el arreglo, la negociación, para qué ahora se presuma esa alianza?

DIGNIDAD II.- Porque no fue por mero amor al arte, tampoco por el entendimiento en aras de la tranquilidad de Chihuahua, esas cosas no se pueden creer de políticos que han estado en la cúspide del poder por décadas. Es más creíble que los cohesionen los odios al “Duartismo”, ¿pero es todo? ¿Qué otros intereses más están detrás? Claro que es interesante e importante descubrir el fondo real, más allá de los cuentos chinos del amor por Chihuahua que se inventan. Pero bueno.

MEMORIA.- En las lecciones de historia, y de historias que se entremezclan, precisamente dos de los que hoy se publicitan como aspirantes a rector de la UACH, tienen orígenes políticos en el primer sexenio de Francisco Barrio: Jesús Robles Villa y Alfredo de la Torre, el primero catedrático y el segundo exdirector de la Facultad de Contaduría, exdelegado de Relaciones Exteriores y excandidato del PRI a síndico en el pasado proceso electoral.

MAGISTERIO.- Robles Villa fue radical como secretario de educación en el sexenio de Barrio Terrazas, lo que llevó a las secciones 42 y 8 del SNTE a tomar las calles y al gobierno estatal a reprimir las manifestaciones. De manera resumida, dicen que el doctor aplicó una reforma educativa como la actual, sólo que sin reforma, para mandar a los comisionados sindicales a las aulas, ello llevó a que explotara la relación con el magisterio.

PARALIZADO.- Paralizado el magisterio, sin clases en las escuelas, sin negociaciones que valieran, el conflicto creció a tal punto que Robles Villa salió del gobierno, como ha debido abandonar otras tareas públicas, con el mismo Barrio Terrazas, al ser de tolerancia cero, lo que para los radicales representa una gran opción para la rectoría de la UACh, pero hay quienes lo ven como un gran riesgo de inestabilidad ante la falta de una mano negociadora.

ORIGEN.- El otro con origen político en el sexenio panista de Barrio es Alfredo de la Torre, quien fuera jefe de prensa con Rodolfo Torres Medina, cuando fue rector de la UACh y cuando fue presidente municipal de la capital, de donde salió para casi dos años después ser enviado a prisión acusado de peculado.

CONEXIÓN.- La conexión panista de De la Torre viene de su paso como colaborador de Torres Medina, pues muchos lo consideraron pieza clave para que quien fuera su jefe, rector y alcalde, cayera ante la justicia, al menos la justicia de los políticos, que es la revancha y la venganza de quienes llegan a sucederlos.

ENLACES.- Así se enlazan las historias de estos dos aspirantes a rector, así el pasado de los actores vigentes, algo que vale la pena rememorar, pues gobernadores, diputados, alcaldes y otros, no surgen de la nada.

ENCRUCIJADA.- De esta forma, la Universidad Autónoma de Chihuahua está en esa encrucijada: entre radicales, partidistas, institucionales, continuistas, y eso sin contar los recientes escándalos de corrupción que involucran al círculo cercano del rector Jesús Enrique Seáñez Sáenz.

MAESTROS.- Por cierto, los catedráticos de la UACh pusieron a circular a raíz del último desplegado de la Rectoría, que se contrapuso con el primero y “único” de la vez pasada, una carta sobre el ocaso de la rendición de cuentas y la transparencia en la Universidad, en la que hacen notar una falta grave de ese segundo comunicado del 17 de julio.

POSTURA.- “(…) nos percatamos de algo sumamente grave que denota la posición no de la Universidad como institución, sino de unas cuantas personas que se encuentran gestionando a la misma y cuya postura la dejaron ver muy en claro con el documento publicado en los medios”, critican los maestros sobre la primera falta observada, la confusión de la visión personal de los funcionarios con la visión institucional de la UACh.

FASCISTA.- “El párrafo noveno del desplegado de la Universidad sustenta que ningún particular está legitimado para poner en duda el trabajo de los órganos técnicos especializados en la materia (auditoría). ¿Es esto un régimen fascista-totalitario? ¿Acaso ningún universitario o ciudadano puede tener la capacidad individual o colectiva como sociedad para la crítica, vigilancia, exigencia de rendición de cuentas frente aquellos que manejan los recursos públicos?”, cuestionan.

OPACIDAD.- “Preguntamos: ¿porque aquellos funcionarios públicos que administran la UACh no desean que se analice su gestión de forma crítica? Sin duda esto viene a devorar y despreciar el único recurso de una democracia: la ciudadanía. Una universidad pública liderada por individuos que son indiferentes ante los ciudadanos, deslegitima la institución en vez de fortalecerla”, critican los catedráticos con mucha razón, pues es realmente increíble que se use el argumento de que no se puede criticar.

PATOLOGÍA.- Entre los maestros se habla de una patología con síntomas alarmantes, considerando el espíritu democrático como un rumor oído en la lejanía, lo que lleva a calificar a los funcionarios universitarios como meros gestores, tecnócratas, cuya medición es la supuesta eficiencia en estadísticas cuyo aliciente y motivación es obtener el poder, enriquecerse y regodearse en él, ostentarlo de forma desequilibrada, repartir gracias y anuencias a quienes más convenga.

PATOLOGÍA I.- “Cuando las personas que administran y gestionan la institución educativa manifiestan una serie de patologías de la burocracia, se cae en prácticas nefastas que se traducen en un desprecio a esa disidencia, sino que además las ataca, la deslegitima y les huye. Se tienen que decir las cosas como son y este es la situación actual en la Universidad Autónoma de Chihuahua”, concluyen.

ADELANTADOS.- Sobre la carrera por la dirigencia estatal del PAN para suceder a Mario Vázquez, dicen que no por mucho madrugar amanece más temprano y que por más que algunos anden desatados para una posible contienda interna o designación, pueden surgir otros perfiles que den la sorpresa, pues aunque el gobernador electo Javier Corral no pretende dominar por completo el partido, es lógico que sus cercanos también quieran pelear la posición.

PERFILES.- Pero por mientras surgen las sorpresas, por ahora están firmes Carlos Reyes, Mario Mata, Roberto Fuentes, José Luévano e incluso Jorge Issa, cuyos nombres son los que más suenan entre la militancia panista, que pretende una dirigencia madura que distinga el partido del gobierno y que también tenga como propósito fortalecer a la institución, no debilitarla con la idea de que al haber ganado una elección, ya tiene permanencia en el poder garantizada.

PERFILES I.- Mata Carrasco enfrenta el lastre de haber perdido en 2015 la diputación federal por Delicias, arrollado por el priista Tony Meléndez, derrota que de pasada le costó quedar fuera de la contienda interna por la candidatura a gobernador, ahora busca seguir vigente en este abanico de oportunidades que se abre para los panistas con el triunfo azul en las pasadas elecciones.

PERFILES II.- Roberto Fuentes es el combatiente jurídico del PAN, así que tiene méritos para suceder a Mario Vázquez en la dirigencia, pero ser considerado como parte del equipo oficial puede ser la gran desventaja en Acción Nacional, donde los panistas siempre votan contra la línea.

PERFILES III.- Luévano, por otra parte, está preparado en la misma secretaría general del PAN y ha ocupado la dirigencia de forma provisional, mientras Vázquez Robles fue candidato, pero nunca tuvo y al parecer no tendrá, el apoyo del grupo del saliente ni de los cercanos a Javier Corral, a quienes les dio la espalda cuando parecía que su proyecto no prendería.

FACTORES.- En la elección de nuevo dirigente serán varios los factores que intervengan, desde el gobernador electo que difícilmente se resistirá a ejercer el poder dentro de su partido, hasta los reacomodos que vienen ahora que el PAN ha reconquistado la gubernatura. Pero los tiempos formales marcan hasta diciembre el relevo y si se adelantan, a lo mucho serán para octubre, cuando comience la nueva administración estatal.

LECCIONES.- Entre las lecciones que dejó la elección pasada, ahora que el Instituto Nacional Electoral presentó los reportes de la fiscalización de las campañas, quedó en claro que el dinero no hizo candidatos, pues los que más gastaron fueron los que perdieron, lo que confirma que la incertidumbre democrática crece, por más billetes que se utilicen.

GASTO.- Enrique Serrano gastó 33.5 millones de pesos, José Luis “Chacho” Barraza 20.4 millones de pesos y Javier Corral 15.7 millones de pesos, lo que bastó a éste último para hacerse de la gubernatura; aunque, claro, es iluso creer que todos reportaron fielmente sus ingresos y egresos, dado que los alcances fiscalizadores de los organismos electorales son mínimos y los que saben apuntan que se gastan dos o tres veces más de lo oficial.

GASTO I.- Incluso en el supuesto de que las campañas cuestan mucho más de lo que se reporta, es evidente la falta de relación entre gasto-resultados, y a esto debe sumarse que Cruz Pérez Cuéllar y Jaime Beltrán del Río, de Movimiento Ciudadano y PRD, gastaron 5 y 3.2 millones de pesos respectivamente, para operar contra el candidato del PAN.

RELACIÓN.- En la capital del estado también fue evidente el fenómeno, pues la priista Lucía Chavira gastó 8.7 millones de pesos, el independiente Luis Enrique Terrazas 7.2 millones y la panista Maru Campos apenas 3.4 millones de pesos.

EXPULSIÓN.- Tal vez por hacer leña del árbol caído o por una legítima convicción política, el consejero priista Armando Barajas solicitó la expulsión del PRI de los gobernadores de Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo, César Duarte, Javier Duarte y Roberto Borge, todos en el mismo paquete, por dañar la imagen tricolor y violentar el código de justicia interno.

EXPULSIÓN I.- Barajas es el mismo priista que pidió la expulsión de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, aquel que fuera dirigente del PRI en el entonces Distrito Federal y que fue acusado de tener una banda de tratantes de mujeres, con eso de que en el tricolor confluye toda la fauna nociva conocida y por conocer.

EXTRAÑO.- Lo extraño para muchos es que el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, le dio entrada a la solicitud para poner en el banquillo de los acusados a sus gobernadores, lo que, sumado a la amplia difusión del caso, para algunos evidenció la mano del secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien parece estar detrás de todo.

INJUSTICIA.- Para los que defienden al chihuahuense, sin embargo, es injusto que se le quiera poner en el mismo paquete, pues Duarte Jáquez, afirman, no arrastra los mismos escándalos que sus compañeros y es el único que se ha atrevido a dar la cara en noticiarios nacionales y hasta en los escenarios más adversos para explicar los señalamientos en su contra.

ARGUMENTOS.- Lo peor, dicen, es que los argumentos para solicitar la expulsión de los gobernadores en el caso de Chihuahua, no le atañen a César Duarte, sino que corresponden a denuncias de la Auditoría Superior de la Federación del año 2009, cuando el mandatario era el priista José Reyes Baeza, hoy director del Issste.

DENUNCIAS.- Se trata, reportan los que saben, de 17 denuncias penales de la ASF por el uso de recursos federales etiquetados para fines específicos, en otros rubros y programas, pero del sexenio pasado, razón por la que el mismo Duarte Jáquez desestimó el intento del consejero Barajas por lograr sus 15 minutos de fama.

MILLÓN.- ¿De qué serán las denuncias penales correspondientes al sexenio pasado y que han estado ocultas hasta ahora que las saca el consejero y les presta oídos el CEN del PRI y Gobernación? Esa es la pregunta del millón.

DISCULPAS.- De nuevo los integrantes del Congreso Ciudadano arribaron a la torre legislativa el pasado viernes, aunque ahora sin Julián Le Barón, con la exigencia de una disculpa por parte de la presidenta de la Diputación Permanente, Laura Domínguez, y del priista juarense Daniel Murguía, por el trato que les dieron.

DISCULPAS I.- Ciertamente, dicen, la presidenta Domínguez se desesperó hasta contestarles que votó a favor de la bursatilización porque quiso, pero los priistas defienden a la diputada porque el contingente que llevó Le Barón la vez pasada al Congreso del Estado comenzó con insultos el intento de diálogo, lo que nunca lleva a buen puerto nada.

INSULTOS.- Va a estar en chino que el denominado Congreso Ciudadano logre su cometido de unas disculpas o más explicaciones que las ya brindadas por los priistas al aprobar la bursatilización, que han sido ampliamente difundidas, igual que las posturas del rebaño azul que coordina César Jáuregui, en contra del mecanismo de financiamiento.

INTERESES.- Eso lleva a cuestionarse, según los que saben, ¿qué intereses reales trae el organismo que se dice ciudadano, que encabezan a nivel nacional el chihuahuense Le Barón y el neolonés Gilberto Lozano, para aparecer en el ocaso del sexenio de César Duarte, en este agitado y convulso proceso de transición?

SÚPER.- De Nuevo Casas Grandes reportan que la delegada de Pensiones Civiles del Estado, Dalet Anaya García, tiene súper poderes, pues al mismo tiempo se desempeña como médico del Instituto Mexicano del Seguro Social y hasta hace unas semanas, además, traía brigadas de priistas a favor del entonces candidato del PRI a la gubernatura, Enrique Serrano.

SÚPER I.- Por si fuera poco, la doctora con clave del IMSS 98086712 y clave de PCE 5164, ocupa un cargo que ni siquiera existe en el organigrama de Pensiones Civiles del Estado, y en ambos trabajos sólo va a registrar asistencia, pues hasta la fecha se dice protegida del gobernador César Duarte y de Serrano Escobar, a cuyos parientes atendía personalmente cuando acudían a consulta en la región por recetas y otras ocurrencias, según ella misma presume.

SÚPER II.- Pero ni siquiera por eso han puesto atención a las quejas el delegado del IMSS, Cristian Rodallegas y el director de Pensiones, Sergio Martínez Garza, quienes voltean muy poco para aquella región del estado, ya que tal parece la instrucción que tienen es hacerse de la vista gorda con los casos de empleados con “súper poderes”.

RENUNCIA.- El gobernador electo Javier Corral Jurado renunció al consejo de Unión Ciudadana, la organización que encabeza el activista de izquierda Jaime García Chávez, de quien en apariencia comienza a tomar cierta distancia, en esta ocasión con el argumento de que la asociación “ciudadana” para hacer su labor crítica no puede tener al jefe del ejecutivo como integrante.

RAZONAMIENTO.- El razonamiento es muy válido, la distancia entre ambos es necesaria, pero la gente se pregunta cuál será el papel que ahora jugará García Chávez y Unión Ciudadana con Corral Jurado fuera de su membresía, porque la alianza y las coincidencias de intereses entre los dos personajes permanecen.

DENUNCIAS.- Más allá de los discursos y los rollos, la idea que queda es que Unión Ciudadana ahora será el “brazo ciudadano” del gobierno de Corral Jurado, donde tendrán origen algunas de las denuncias contra la administración de César Duarte, pues ni necesidad de que García Chávez esté, al menos formalmente, en la nómina pública.

DESABASTO.- Petróleos Mexicanos, desde la penumbra, porque nadie de la dependencia federal da la cara para ofrecer explicaciones coherentes, transparentes y convincentes, asegura que no hay riesgo de desabasto de combustibles por el paro en la refinería de Cadereyta, que obviamente no es una licuadora que se detiene y deja de producir, pero eso pocos lo saben porque la empresa es opaca por supuestas razones estratégicas o de seguridad nacional.

NERVIOSISMO.- Las dos veces que ha privado el caos en Chihuahua por falta de gasolina, para Pemex no fue desabasto atribuible a la distribución, sino un exceso de demanda provocada por el nerviosismo de los consumidores que llevó a todos a hacer compras de pánico por la escasez de gasolinas.

DESCONFIANZA.- Como quiera que sea, desabasto hubo, también caos, descontento, irritación que aunque Pemex no lo reconozca, tiene origen en la falta de credibilidad de la paraestatal, hoy denominada empresa productiva del estado, que ahora vuelve a salir con llamados a la calma que, en serio, generan más desconfianza dada su credibilidad que está por los suelos.

 

 

NOS INTERESA SU OPINIÓN, escríbanos al correo electrónico de Ráfagas: rafagas@elheraldodechihuahua.com.mx