imagotipo

Buscan ballenas grises aguas más cálidas

  • El Sudcaliforniano
  • en República

Científicos mexicanos que estudian el comportamiento de las ballenas grises (Eschrichtius robustus) en la Península de Baja California han detectado que en la presente temporada de avistamiento (diciembre-abril) estos cetáceos se están moviendo hacia el sur, buscando aguas más cálidas, debido a una disminución de la temperatura superficial del mar a causa de la variabilidad climática.

Respecto a 2016, en el inicio de temporada de este año se ha detectado un decremento en la abundancia de ballenas grises en las lagunas costeras de Ojo de Liebre y San Ignacio y, por el contrario, este decremento no se observa en el Complejo Lagunar de Bahía Magdalena, que se encuentra unos 280 km más al sur. Además han sido frecuentes los avistamientos en la región de Los Cabos, en el extremo de la Península de Baja California Sur, donde por lo general no hay ejemplares de esta especie o se observan aisladamente, dijo Jorge Urbán, profesor e investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, cuyo trabajo es apoyado por la Alianza WWF-Fundación Telmex Telcel.

El 16 de enero de 2017 se contaron 347 ballenas en la Laguna Ojo de Liebre frente a las 584 ballenas del 18 de enero de 2016 (40 por ciento menos); mientras el 19 de enero de 2017 se contaron 39 ballenas en la Laguna San Ignacio ante las 107 ballenas del 19 de enero de hace un año (63 por ciento menos).

Por el contrario en el complejo lagunar de Bahía Magdalena este año se observa un número similar al registrado en 2016 (67 ejemplares), y en la región de Los Cabos se han detectado más de 20 ballenas grises esta temporada. Las ballenas grises se congregan en estas tres lagunas -Ojo de Liebre, San Ignacio y Bahía Magdalena- durante la temporada invernal de reproducción, por lo que su población refleja el comportamiento demográfico del total de la población.

“Estos cambios en la distribución de la ballena gris son una respuesta de la población a los fenómenos oceanográficos de “El Niño” y “La Niña”, durante los cuales aumenta y disminuye la temperatura superficial del mar, respectivamente. Cuando la temperatura es elevada las ballenas se distribuyen más al norte y cuando es baja, como en esta temporada, las ballenas se distribuyen más al sur”, explicó Urbán. Agregó que este desplazamiento solo tendrá lugar durante años fríos, pues la tendencia general del cambio climático es que permanezcan más al norte debido al aumento de la temperatura del mar.