imagotipo

No cruzaron y hoy apoyan en albergue

  • La Voz de la Frontera
  • en República

Alejandro Domínguez, La Voz de la Frontera

Hoy la mayoría de los afrodescendientes ha cruzado hacia Estados Unidos o ha rentado casas en las colonias de la ciudad, pero los que quedan se encuentran trabajando, algunos incluso apoyando en las labores de los albergues que los acogieron en su periplo hacia Estados Unidos.

Debido a la alta demanda que se presentó en los últimos meses, el albergue para migrantes Alfa y Omega ha tenido que ampliarse y dividir a los mexicanos y centroamericanos de los afrodescendientes; sin embargo, esperan repunte, de nuevo, el arribo de personas.

Alberto Álvarez, el encargado, recuerda que en octubre presentaron una fuerte demanda, llegaron a tener entre 800 y 1,000 personas; por ello decidieron abrir otro espacio para dar cabida a tanta gente, algunos de ellos integrados ya a la plantilla, siempre muy cooperativos.

El sitio da asilo actualmente a entre 250 a 300 personas, la mayoría provenientes de Haití y de la República del Congo, ya que los migrantes mexicanos y centroamericanos, en general, se encuentran de paso.

Este centro cristiano apoya a los migrantes con alojamiento, comida gratis o incluso con 50 por ciento del pasaje del boleto de regreso a sus lugares de origen.