/ sábado 30 de marzo de 2024

Reeditan libros de los inicios de TVUNAM

Resultó muy interesante desde el principio por las posibilidades didácticas que representaba, dice Magdalena Acosta Urquidi, una de las autoras

El año de 1950 fue clave para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre otras cosas, por dos razones: el inicio de los trabajos de construcción de Ciudad Universitaria y la llegada de la televisión comercial a México, con la que la máxima casa de estudios entablaría una relación cambiante, que se extiende hasta a nuestros días.

Para recordar los inicios de este vínculo, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, junto a la Dirección General de Televisión Universitaria (TV UNAM), publican una nueva edición, corregida y aumentada, del libro “Televisión Universitaria. Tomo I. La UNAM y la TV: 1950-1984”, el cual no se reeditaba desde hace más de 40 años.

“La televisión ha sido muy importante para la UNAM porque ha sido la ventana de lo que acontece día con día en su realidad, tanto a nivel político-administrativo, como en sus diferentes campos de investigación, docencia y difusión de la cultura, que son sus funciones sustantivas”, explica la cineasta Magdalena Acosta Urquidi, coautora, junto al sociólogo Federico Dávalos, de esta novedad editorial.

Vocación que, según relata la investigadora, estuvo presente desde el momento en que los funcionarios universitarios tuvieron contacto por primera vez con un sistema de circuito cerrado de televisión, pasando por los esfuerzos de conseguir un canal propio, hasta el momento de la conformación e institucionalización, con la creación de la entonces Dirección General de Televisión Universitaria, durante la década de los 80.

“Era aquello algo muy novedoso, que les resultó muy interesante desde el principio por las posibilidades didácticas que representaba. Fue así que, por ejemplo, alumnos de medicina pudieron ver operaciones médicas en tiempo real. También les interesó, durante la construcción del Estadio Olímpico Universitario, por la posibilidad de transmitir la vida deportiva universitaria, como los partidos de futbol americano.

“Pero, por otro lado, les pareció una herramienta de suma importancia, desde la rectoría de Nabor Carrillo, por el enorme crecimiento de la población estudiantil, que les tenía muy preocupados porque, a pesar de la construcción de CU, notaron que el campus podía ser insuficiente”, agrega la cineasta, quien fue directora general de la Cineteca Nacional de 2001 a 2006.

INVESTIGACIÓN HEMEROGRÁFICA

De la investigación realizada por ambos especialistas en 1986, Magdalena Acosta Urquidi comenta que fue laboriosa, pues la misma universidad, como otras instituciones y empresas de telecomunicaciones, no guarda demasiados documentos de aquellos tiempos. Sin embargo, afirma que es a través de la investigación hemerográfica que pudieron dar con el pasado de la televisión universitaria.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Es entendible, porque, aunque era importante, la televisión no era la prioridad para la Universidad, había otras cosas que se estaban haciendo en ese momento, para las que dedicaban muchos recursos. Pero han sido los periódicos y otros materiales hemerográficos que nos dieron la oportunidad de conocer todo esto que presentamos en esa primera edición del libro, y que además nos dio la oportunidad de ubicar a quienes participaron en todo ello, como Raúl Cosío o Carlos Illescas y otras personalidades, a quienes entrevistamos entonces”, apunta.

El segundo tomo de Televisión Universitaria, que se publicará en los próximos meses, abarcará de 1985 hasta 2023 y se centra en describir el proceso hacia la autosuficiencia de este medio de comunicación universitario, así como la integración de nuevas tecnologías para volverse un medio multiplataforma.

El año de 1950 fue clave para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre otras cosas, por dos razones: el inicio de los trabajos de construcción de Ciudad Universitaria y la llegada de la televisión comercial a México, con la que la máxima casa de estudios entablaría una relación cambiante, que se extiende hasta a nuestros días.

Para recordar los inicios de este vínculo, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, junto a la Dirección General de Televisión Universitaria (TV UNAM), publican una nueva edición, corregida y aumentada, del libro “Televisión Universitaria. Tomo I. La UNAM y la TV: 1950-1984”, el cual no se reeditaba desde hace más de 40 años.

“La televisión ha sido muy importante para la UNAM porque ha sido la ventana de lo que acontece día con día en su realidad, tanto a nivel político-administrativo, como en sus diferentes campos de investigación, docencia y difusión de la cultura, que son sus funciones sustantivas”, explica la cineasta Magdalena Acosta Urquidi, coautora, junto al sociólogo Federico Dávalos, de esta novedad editorial.

Vocación que, según relata la investigadora, estuvo presente desde el momento en que los funcionarios universitarios tuvieron contacto por primera vez con un sistema de circuito cerrado de televisión, pasando por los esfuerzos de conseguir un canal propio, hasta el momento de la conformación e institucionalización, con la creación de la entonces Dirección General de Televisión Universitaria, durante la década de los 80.

“Era aquello algo muy novedoso, que les resultó muy interesante desde el principio por las posibilidades didácticas que representaba. Fue así que, por ejemplo, alumnos de medicina pudieron ver operaciones médicas en tiempo real. También les interesó, durante la construcción del Estadio Olímpico Universitario, por la posibilidad de transmitir la vida deportiva universitaria, como los partidos de futbol americano.

“Pero, por otro lado, les pareció una herramienta de suma importancia, desde la rectoría de Nabor Carrillo, por el enorme crecimiento de la población estudiantil, que les tenía muy preocupados porque, a pesar de la construcción de CU, notaron que el campus podía ser insuficiente”, agrega la cineasta, quien fue directora general de la Cineteca Nacional de 2001 a 2006.

INVESTIGACIÓN HEMEROGRÁFICA

De la investigación realizada por ambos especialistas en 1986, Magdalena Acosta Urquidi comenta que fue laboriosa, pues la misma universidad, como otras instituciones y empresas de telecomunicaciones, no guarda demasiados documentos de aquellos tiempos. Sin embargo, afirma que es a través de la investigación hemerográfica que pudieron dar con el pasado de la televisión universitaria.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Es entendible, porque, aunque era importante, la televisión no era la prioridad para la Universidad, había otras cosas que se estaban haciendo en ese momento, para las que dedicaban muchos recursos. Pero han sido los periódicos y otros materiales hemerográficos que nos dieron la oportunidad de conocer todo esto que presentamos en esa primera edición del libro, y que además nos dio la oportunidad de ubicar a quienes participaron en todo ello, como Raúl Cosío o Carlos Illescas y otras personalidades, a quienes entrevistamos entonces”, apunta.

El segundo tomo de Televisión Universitaria, que se publicará en los próximos meses, abarcará de 1985 hasta 2023 y se centra en describir el proceso hacia la autosuficiencia de este medio de comunicación universitario, así como la integración de nuevas tecnologías para volverse un medio multiplataforma.

Policiaca

Detienen a sobrino de "El Caballo" Lozoya y a dos más por posesión de droga en Parral

Luego de una revisión durante un operativo, los agentes encontraron entre sus pertenencias un envoltorio de plástico con 32.11 gramos de marihuana

Policiaca

Matan a joven motociclista en la colonia Obrera

El joven fue interceptado por sujetos armados en la avenida 20 de Noviembre y la calle 31a

Chihuahua

Tras dos meses, sigue desahogo de pruebas vs enfermero acusado de asesinar a familia

Según información de la TSJ, faltan aproximadamente 50 testigos por desahogar; por lo que continúa la fase de presentación de pruebas de la defensa

Chihuahua

Vapeadores pueden tener 50 veces más nicotina que los cigarros convencionales 

Existen varios estudios que han probado que el uso de vapeadores se relaciona con graves daños al sistema respiratorio

Chihuahua

¡Faltan datos! Imprecisa información de candidatos en el sitio del IEE Conóceles

De las 659 candidaturas para la presidencia municipal registradas ante el IEE, únicamente se tienen capturados dentro de este sistema los datos de 389 personas