/ jueves 21 de septiembre de 2023

Luchadores de plástico: cómo surgió el tradicional muñeco con rebaba

El 21 de septiembre se celebra el Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional Mexicano

Con motivo del Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional Mexicano, que se celebra cada 21 de septiembre, hoy te traemos la historia de Fernando González y su padre Don Mario, que fue el creador de los icónicos luchadores de plásticos, que ya son una tradición de los juguetes hechos en México.

Fernando González cuenta que se convirtió en el primer niño que jugó con un luchador mexicano hecho de plástico gracias al trabajo de su padre.

Te recomendamos: Contra las cuerdas: un retrato de la fortaleza de las mujeres a través de la lucha libre

Fernando hace la mayoría del trabajo y de momento sólo una persona le ayuda a pintarlos. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Don Mario empezó a trabajar en el tallado de figuras desde 1950, principalmente con imágenes religiosas.

Posteriormente, surgió la idea de moldear a los luchadores mexicanos hasta crear una serie de 10 figuras de la época dorada de la lucha libre para culminar con 30 modelos, de distintos tamaños, y 4 mascaritas.

"Mi padre trabajaba con su hermano, pero tuvieron que entregar el local y cada quien se llevó una parte de las figuras", dijo Fernando.


Fernando sosteniendo una fotografía de su padre Don Mario. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México


Don Mario talló en madera la imagen del Santo y otros luchadores mexicanos como el Cavernario Galindo, Mil Máscaras, René “Copetes” Guagardo, Blue Demon y muchos más, que terminaron siendo figuras icónicas con las que jugaban los niños desde 1950 y hasta la actualidad.

Ferando usando la máquina que moleda el plástico para las figuras. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

De formación artística, con estudios en la Academia de San Carlos, Don Mario ayudó con su trabajo a preservar el legado de la lucha libre mexicana incluso después de su muerte.

"Mi papá enfermó y ya no pudo trabajar en esto, pero yo desde chico trabajaba con él y pues seguí en el negocio hasta ahora", reveló su hijo.

Así quedan las figuras previo a ser pintadas y decoradas. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Las figuras de plástico, con la pose clásica de los luchadores, aún se venden hoy en los alrededores de la Arena México, la Arena Coliseo y también en la página de Facebook “Toys Luchas y +”.

El trabajo de Don Mario perdura en la infancia de muchas generaciones de niños mexicanos y hoy se expone en el Museo del Juguete Mexicano, incluso son objetos de coleccionismo que se adquieren por grandes cantidades de dinero.

Catálogo de los muñecos de luchadores. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

"Me mandan pedir figuras desde Estados Unidos y algunas partes de Sudamérica. Aquí en México tengo mis clientes, pero la mayoría de las piezas está en el Museo del Juguete. Tengo aproximadamente de 300 a 400 moldes de luchadores", señaló Fernando.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para enterarte de las noticias más importantes

Ahora, Fernando continúa con el legado de su papá y con un trabajo artesanal pintado a mano, que requiere de dos días para su culminación, y recrea imágenes de los luchadores mexicanos, con calidad bootleg, que son deseados en México, Estados Unidos, Sudamérica y Europa.

Las cabezas de los luchadores donde destacan las de El Santo y Blue Demon. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Con motivo del Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional Mexicano, que se celebra cada 21 de septiembre, hoy te traemos la historia de Fernando González y su padre Don Mario, que fue el creador de los icónicos luchadores de plásticos, que ya son una tradición de los juguetes hechos en México.

Fernando González cuenta que se convirtió en el primer niño que jugó con un luchador mexicano hecho de plástico gracias al trabajo de su padre.

Te recomendamos: Contra las cuerdas: un retrato de la fortaleza de las mujeres a través de la lucha libre

Fernando hace la mayoría del trabajo y de momento sólo una persona le ayuda a pintarlos. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Don Mario empezó a trabajar en el tallado de figuras desde 1950, principalmente con imágenes religiosas.

Posteriormente, surgió la idea de moldear a los luchadores mexicanos hasta crear una serie de 10 figuras de la época dorada de la lucha libre para culminar con 30 modelos, de distintos tamaños, y 4 mascaritas.

"Mi padre trabajaba con su hermano, pero tuvieron que entregar el local y cada quien se llevó una parte de las figuras", dijo Fernando.


Fernando sosteniendo una fotografía de su padre Don Mario. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México


Don Mario talló en madera la imagen del Santo y otros luchadores mexicanos como el Cavernario Galindo, Mil Máscaras, René “Copetes” Guagardo, Blue Demon y muchos más, que terminaron siendo figuras icónicas con las que jugaban los niños desde 1950 y hasta la actualidad.

Ferando usando la máquina que moleda el plástico para las figuras. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

De formación artística, con estudios en la Academia de San Carlos, Don Mario ayudó con su trabajo a preservar el legado de la lucha libre mexicana incluso después de su muerte.

"Mi papá enfermó y ya no pudo trabajar en esto, pero yo desde chico trabajaba con él y pues seguí en el negocio hasta ahora", reveló su hijo.

Así quedan las figuras previo a ser pintadas y decoradas. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Las figuras de plástico, con la pose clásica de los luchadores, aún se venden hoy en los alrededores de la Arena México, la Arena Coliseo y también en la página de Facebook “Toys Luchas y +”.

El trabajo de Don Mario perdura en la infancia de muchas generaciones de niños mexicanos y hoy se expone en el Museo del Juguete Mexicano, incluso son objetos de coleccionismo que se adquieren por grandes cantidades de dinero.

Catálogo de los muñecos de luchadores. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

"Me mandan pedir figuras desde Estados Unidos y algunas partes de Sudamérica. Aquí en México tengo mis clientes, pero la mayoría de las piezas está en el Museo del Juguete. Tengo aproximadamente de 300 a 400 moldes de luchadores", señaló Fernando.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para enterarte de las noticias más importantes

Ahora, Fernando continúa con el legado de su papá y con un trabajo artesanal pintado a mano, que requiere de dos días para su culminación, y recrea imágenes de los luchadores mexicanos, con calidad bootleg, que son deseados en México, Estados Unidos, Sudamérica y Europa.

Las cabezas de los luchadores donde destacan las de El Santo y Blue Demon. Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Deportes

¡Caen Dorados en Saltillo! Chihuahuenses pierden el primero de la serie en la LMB

Triunfaron los Saraperos de Saltillo con un marcador de 0 carreras a 2, en el primer juego de la serie disputado en el Estadio Francisco I. Madero

Policiaca

Reportan supuestas detonaciones de arma de fuego en la carretera a Juárez

Un hombre les indicó a los elementos que sujetos habían realizado disparos y asesinado a varios hombres, sin embargo, no se han encontrado evidencias hasta el momento

Chihuahua

Elecciones 2024: Quiénes son los candidatos a diputados federales en Chihuahua

¿Sabes qué hacen los diputados federales? Es importante conocer las funciones de los gobernantes para poder tomar una decisión informada a la hora de votar

Doble Vía

¡Un juguete, una sonrisa! Pasa un increíble domingo y haz feliz a un niño en el Electrojuguetón 

Este 28 de abril los pequeños emprendedores se juntan para poder dar un regalo a infantes en situación vulnerable este Día del Niño

Parral

Rafaguean vivienda y auto en Balleza; dejan amenaza escrita

El pasado domingo los propietarios encontraron una cartulina con una amenaza; la madrugada del lunes escucharon disparos fuera de su casa

Chihuahua

"Me torturaste, me encarcelaste": Encara Barousse a Corral durante foro en Sonora

El exdirigente priista recriminó al exgobernador que lo encarcelara, lo torturara y que al final del día no haya podido comprobarle ninguna de las acusaciones