/ viernes 6 de agosto de 2021

Tobosos: el pueblo indígena que venció al desierto en Jiménez

Dentro de este entorno inhóspito para la vida, se pueden encontrar los vestigios más increíbles de aquella civilización; en algún espacio fueron los amos del desierto

Por las sierras y llanuras del municipio más extenso del estado de Chihuahua, Jiménez, se pueden encontrar los restos de los antepasados, los indios Tobosos, como pedernales, hachas, pinturas rupestres y cavidades en rocas donde molían granos para su alimentación, estos tesoros tienen como asentamiento principal los cerros remontados, desierto adentro del Bolsón de Mapimí, al cual Jiménez forma parte.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Parral, Chihuahua y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

A 15 minutos de la cabecera municipal, por la carretera Jiménez-Torreón, se localiza el cerro de Los Reyes, el cual es parte de una cadena montañosa de baja altura, en donde los caminos ya establecidos a la cima del cerro, lo hacen de fácil acceso, se pueden encontrar al día de hoy y de manera muy escasa, los fragmentos de diversas puntas de flechas, las cuales corresponden a los indios Tobosos.

De acuerdo a fuentes de personas que se dedican a la búsqueda de fósiles y objetos de civilizaciones antiguas, platican que en la cúspide del cerro, hace más de 15 años atrás, se podían localizar, al ras de suelo, los fragmentos de diversas puntas de flecha, así como lugares de deshuesadero de pedernal, donde los indios dejaban los restos de la piedra trabajada.

Actualmente por las laderas del cerro de Los Reyes y en compañía de una pala, una brocha y mucha paciencia, es posible localizar algunos fragmentos de flecha de distintos materiales y tamaños, pero que en su mayoría solo corresponden a fragmentos, debido al transitar del tiempo y que los mejores especímenes ya fueron sustraídos del lugar.

Los indios Tobosos, fueron una tribu precolombina de México, que compartía similitudes con los apaches, y habitaron el desierto del Bolsón de Mapimí en los estados de Chihuahua y Coahuila, principalmente.

También llamados los maestros del arco, fueron una tribu que se caracterizó por ser nómada y el manejo de herramientas como el arco, la flecha, lanzas y hondas, para la cacería y defensa personal.

Otra de las características principales de los indios Tobosos, es que la tribu se resistió a las incursiones españolas, que a través de la religión sometían a los pueblos para después esclavizarlos, caso contrario en los Tobosos, ya que esta tribu encabezó diversas incursiones bélicas en contra de los españoles, en defensa de su territorio y su libertad.

Así mismo los Tobosos, comenzaron a atacar los asentamientos españoles en el año de 1640.

Los constantes ataques que los españoles a los Tobosos propinaron que la población fuera disminuyendo para el año de 1680 y para 1800 los pocos Tobosos que quedaban fueron poco a poco mezclándose, dándose el mestizaje.

Los Tobosos se caracterizaban por ser una etnia dura y que se defendía de ataques, motivo por el cual fueron catalogados como una tribu conflictiva o bélica.

Desierto adentro, a unos 70 Km de la cabecera municipal de Jiménez, en las sierras y llanuras del Bolsón de Mapimí, entre la geografía escarpada de los cerros, se pueden localizar diseminadas puntas de flechas y hachas de piedra, la cuales constituían la herramienta principal de sobrevivencia y caza de los indios Tobosos.

En el desierto del Bolsón de Mapimí, el cual se encuentra cerca de la Zona del Silencio, se pueden experimentar temperaturas de más de cuarenta grados centígrados y por las noches aún en temporadas de calor, la temperatura desciende drásticamente.

Dentro de este entorno aparentemente inhóspito para la vida, es donde se pueden encontrar los vestigios más increíbles de aquella civilización, los Tobosos, que en algún espacio y tiempo de la historia, fueron los amos del desierto.

Las puntas de flecha más increíbles, talladas de una sola pieza de mineral, hachas y hasta el arte rupestre de los indios.

Cerca de los balnearios de aguas termales, el Ojo de Caballo y las aguas termales de Los Remedios, a un costado se localiza una cadena montañosa, la cual se eleva por los 2100 metros sobre el nivel mar, donde se pueden localizar en la cima de la montaña, una cueva de grandes magnitudes la cual alberga las pinturas rupestres de los indios Tobosos.

De acuerdo al prestigioso arqueólogo y fotógrafo de la ciudad de Chihuahua, Alan Muñoz, expresa que las pinturas rupestres localizadas por las aguas termales de los Remedios, no hay muchos estudios respecto a estas, ni son muy formales, pero hay arqueólogos que reconocen las pinturas como parte de los Tobosos, aunque no se sabe la cronología exacta.

En investigaciones realizadas por Alan Muñoz, a las pinturas rupestres de Los Remedios mediante el software llamado DStretch, creado en el año del 2005 por Jon Harman, el cual funciona para el análisis del entorno de la imagen, mediante el estiramiento por descorrelación, con el fin de mejorar la forma sintética de la imagen, en esta caso imágenes de arte rupestre, donde diversas técnicas de filtros resaltan el entorno para poder identificar ciertos patrones o colores no apreciables, ha podido develar patrones y colores ocultos de los cuales el ojo humano no alcanza a percibir.

Así mismo algunos de los fragmentos de flecha y utensilios mostrados a continuación pertenecen a una colección privada, y cuyos especímenes fueron recolectados en el cerro de los reyes y en lo más profundo del desierto del Bolsón de Mapimí.

Algunas leyendas urbanas dicen, que por la sierra del Diablo, se localizan cuevas, donde se han encontrado construcciones muy antiguas así como utensilios muy rudimentarios, vasijas y canastos, los cuales podrían pertenecer a los indios Tobosos.

Los artefactos arqueológicos, que se localizan dentro de toda la extensión territorial del municipio de Jiménez, son el testimonio claro de los antepasados que habitaron hace siglos el municipio, los verdaderos dueños de esta tierra, los indios Tobosos.

Por las sierras y llanuras del municipio más extenso del estado de Chihuahua, Jiménez, se pueden encontrar los restos de los antepasados, los indios Tobosos, como pedernales, hachas, pinturas rupestres y cavidades en rocas donde molían granos para su alimentación, estos tesoros tienen como asentamiento principal los cerros remontados, desierto adentro del Bolsón de Mapimí, al cual Jiménez forma parte.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Parral, Chihuahua y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

A 15 minutos de la cabecera municipal, por la carretera Jiménez-Torreón, se localiza el cerro de Los Reyes, el cual es parte de una cadena montañosa de baja altura, en donde los caminos ya establecidos a la cima del cerro, lo hacen de fácil acceso, se pueden encontrar al día de hoy y de manera muy escasa, los fragmentos de diversas puntas de flechas, las cuales corresponden a los indios Tobosos.

De acuerdo a fuentes de personas que se dedican a la búsqueda de fósiles y objetos de civilizaciones antiguas, platican que en la cúspide del cerro, hace más de 15 años atrás, se podían localizar, al ras de suelo, los fragmentos de diversas puntas de flecha, así como lugares de deshuesadero de pedernal, donde los indios dejaban los restos de la piedra trabajada.

Actualmente por las laderas del cerro de Los Reyes y en compañía de una pala, una brocha y mucha paciencia, es posible localizar algunos fragmentos de flecha de distintos materiales y tamaños, pero que en su mayoría solo corresponden a fragmentos, debido al transitar del tiempo y que los mejores especímenes ya fueron sustraídos del lugar.

Los indios Tobosos, fueron una tribu precolombina de México, que compartía similitudes con los apaches, y habitaron el desierto del Bolsón de Mapimí en los estados de Chihuahua y Coahuila, principalmente.

También llamados los maestros del arco, fueron una tribu que se caracterizó por ser nómada y el manejo de herramientas como el arco, la flecha, lanzas y hondas, para la cacería y defensa personal.

Otra de las características principales de los indios Tobosos, es que la tribu se resistió a las incursiones españolas, que a través de la religión sometían a los pueblos para después esclavizarlos, caso contrario en los Tobosos, ya que esta tribu encabezó diversas incursiones bélicas en contra de los españoles, en defensa de su territorio y su libertad.

Así mismo los Tobosos, comenzaron a atacar los asentamientos españoles en el año de 1640.

Los constantes ataques que los españoles a los Tobosos propinaron que la población fuera disminuyendo para el año de 1680 y para 1800 los pocos Tobosos que quedaban fueron poco a poco mezclándose, dándose el mestizaje.

Los Tobosos se caracterizaban por ser una etnia dura y que se defendía de ataques, motivo por el cual fueron catalogados como una tribu conflictiva o bélica.

Desierto adentro, a unos 70 Km de la cabecera municipal de Jiménez, en las sierras y llanuras del Bolsón de Mapimí, entre la geografía escarpada de los cerros, se pueden localizar diseminadas puntas de flechas y hachas de piedra, la cuales constituían la herramienta principal de sobrevivencia y caza de los indios Tobosos.

En el desierto del Bolsón de Mapimí, el cual se encuentra cerca de la Zona del Silencio, se pueden experimentar temperaturas de más de cuarenta grados centígrados y por las noches aún en temporadas de calor, la temperatura desciende drásticamente.

Dentro de este entorno aparentemente inhóspito para la vida, es donde se pueden encontrar los vestigios más increíbles de aquella civilización, los Tobosos, que en algún espacio y tiempo de la historia, fueron los amos del desierto.

Las puntas de flecha más increíbles, talladas de una sola pieza de mineral, hachas y hasta el arte rupestre de los indios.

Cerca de los balnearios de aguas termales, el Ojo de Caballo y las aguas termales de Los Remedios, a un costado se localiza una cadena montañosa, la cual se eleva por los 2100 metros sobre el nivel mar, donde se pueden localizar en la cima de la montaña, una cueva de grandes magnitudes la cual alberga las pinturas rupestres de los indios Tobosos.

De acuerdo al prestigioso arqueólogo y fotógrafo de la ciudad de Chihuahua, Alan Muñoz, expresa que las pinturas rupestres localizadas por las aguas termales de los Remedios, no hay muchos estudios respecto a estas, ni son muy formales, pero hay arqueólogos que reconocen las pinturas como parte de los Tobosos, aunque no se sabe la cronología exacta.

En investigaciones realizadas por Alan Muñoz, a las pinturas rupestres de Los Remedios mediante el software llamado DStretch, creado en el año del 2005 por Jon Harman, el cual funciona para el análisis del entorno de la imagen, mediante el estiramiento por descorrelación, con el fin de mejorar la forma sintética de la imagen, en esta caso imágenes de arte rupestre, donde diversas técnicas de filtros resaltan el entorno para poder identificar ciertos patrones o colores no apreciables, ha podido develar patrones y colores ocultos de los cuales el ojo humano no alcanza a percibir.

Así mismo algunos de los fragmentos de flecha y utensilios mostrados a continuación pertenecen a una colección privada, y cuyos especímenes fueron recolectados en el cerro de los reyes y en lo más profundo del desierto del Bolsón de Mapimí.

Algunas leyendas urbanas dicen, que por la sierra del Diablo, se localizan cuevas, donde se han encontrado construcciones muy antiguas así como utensilios muy rudimentarios, vasijas y canastos, los cuales podrían pertenecer a los indios Tobosos.

Los artefactos arqueológicos, que se localizan dentro de toda la extensión territorial del municipio de Jiménez, son el testimonio claro de los antepasados que habitaron hace siglos el municipio, los verdaderos dueños de esta tierra, los indios Tobosos.

Chihuahua

Analizan incluir educación menstrual en escuelas

En México, el 43 por ciento de las niñas y adolescentes, prefieren quedarse en casa durante su periodo menstrual

Policiaca

Encuentran a hombre sin vida en colonia San Lázaro

Al lugar arribaron elementos de diversas corporaciones

Chihuahua

Analizan incluir educación menstrual en escuelas

En México, el 43 por ciento de las niñas y adolescentes, prefieren quedarse en casa durante su periodo menstrual

Policiaca

Encuentran a hombre sin vida en colonia San Lázaro

Al lugar arribaron elementos de diversas corporaciones

Sociedad

Canalizan hospitalizaciones por Covid-19 ante saturación de unidades médicas

Ante la saturación del área Covid del Centro Médico La Raza y el Carlos Mac Gregor, los pacientes que requieran hospitalización serán canalizados a otras unidades

Cultura

Presenta Ricardo Monreal su libro “Otro campo es posible” en la FIL 2021

El texto busca generar la inquietud en la ciudadanía ante los diversos problemas a los que ya se enfrenta el mundo

Chihuahua

Asegura FGE 53 propiedades a ARAS

Entre los aseguramientos se encuentran viviendas ubicadas en Rinconadas del Valle, San Francisco, Lomas de San Charbel, entre otros

Cultura

Lorenzo Córdova inauguró stand del INE en la FIL Guadalajara

Córdova Vianello, aseguró que un oscurantismo tipo medieval persigue a la ciencia, la democracia y las universidades