/ lunes 26 de febrero de 2024

De narcoavión a atractivo infantil; la aeronave que transportaba droga al "Triángulo "Dorado"

En 1991, una aeronave que transportaba 3.5 toneladas de droga, cayó en Ojito, Durango; hoy, es una herramienta de educación para los niños parralenses

Un avión tetramotor Douglas DC-6 que transportaba más de 3.5 toneladas de droga proveniente de Colombia al “Triángulo Dorado”, cayó en septiembre de 1991 a 60 kilómetros de Parral, en el pueblo de Ojito, Durango. Hoy es el principal atractivo de la Ciudad del Niño y un sitio de esparcimiento para la niñez parralense. La aeronave es parte de un escenario con columpios, resbaladillas y ciclovía, además de que ha sido retratada en varias series televisivas que abordan el tema del narcotráfico en el país.

➡️ Únete al canal de WhatsApp de El Heraldo de Chihuahua

Fue entre finales del mes de septiembre e inicios de octubre del año 1991, que el aeromotor despegó de Colombia con destino al estado de Chihuahua, México, donde aterrizaría en la zona del “Triángulo Dorado” conformado por la colindancia geográfica de los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

Con un aterrizaje forzoso, debido a una falla mecánica, los pilotos del narcoavión tuvieron que descender en dicho punto. En aquellas fechas el tráfico de drogas por México era controlado desde Colombia por los cárteles de Cali y Medellín, según archivos periodísticos.

Se menciona que el avión con la matrícula HP-3627X, pertenecía al cártel de Cali (enemigo del cártel de Medellín de Pablo Escobar), donde, de acuerdo al hecho, en ese vuelo se transportaban tres y media toneladas de droga, siendo su destinatario el narcotraficante Concepción Peña Rodríguez, alias "El Chon", originario de Parral, Chihuahua, quien fue detenido en el lugar por la Policía Judicial Federal, señalan las notas periodísticas de la época.

El avión tetramotor Douglas DC-6 cayó en septiembre de 1991 en Ojito, Durango, transportando 3.5 toneladas de droga. Foto: Archivo / El Sol de Parral

El avión que recorrió medio mundo en sus mejores años, venía desde Colombia y tras el proceso de aseguramiento y una revisión minuciosa por parte de las autoridades federales, que en su momento fue un espectáculo para los ciudadanos de la zona, esta aeronave quedó abandonada en el lugar por alrededor de quince años, hecho que ha sido explicado en varias series televisivas que tratan el tema del narcotráfico en el país.

El avión en su principio, en medio de la parcela de un señor de apellido Villalobos, a pie de la carretera, servía de escenario para las fotografías que curiosos se tomaban al pasar, al descubrir tremendo aparato en medio de la nada.

De esta manera, pasaron nueve años y a los primeros meses del año 2001, siendo Miguel Jurado Contreras alcalde de Hidalgo del Parral, en el estado de Chihuahua, solicitó al Gobierno Federal la custodia del aparato para colocarlo como atracción en un espacio de la Ciudad del Niño.

El traslado no fue nada fácil, pues recorrieron 60 kilómetros. Foto: Archivo / El Sol de Parral

Fue hasta el año 2005 cuando esta nave abandonada pudo ser adquirida, donde en la maniobra de traslado se implementó un trabajo minucioso que incluyó a decenas de personas, las que participaron en su traslado por más de 60 kilómetros, desde Ojito, Durango a Parral, Chihuahua.

El traslado del avión no fue cosa sencilla, lo dijo en una entrevista a este medio el exalcalde de Parral, destacando que Ojito, Durango, se encuentra a 60 kilómetros de distancia de Parral, donde al sacarlo de la milpa, en la cual estuvo estancado por catorce largos años, ocasionó muchos deterioros.

La logística fue encabezada por Flavio Acosta y Luis Sáenz, quienes se encontraban en la dirección de Obras Públicas coordinando las labores de montarlo en una grúa y por una carretera de doble sentido y angosta, llevarlo a su nuevo destino.

Tras su llegada a nuestra ciudad, el avión fue colocado en la Ciudad el Niño, donde fue rehabilitado y se le colocó una sala de conferencias con nuevos asientos, los cuales fueron donados por el desaparecido cine Alcázar, una pantalla, así como distintos tipos de señalamientos viales en sus paredes del fuselaje, además de sonido, y ha servido desde entonces para disfrute de los niños y en su momento como academia de vialidad para quienes tramitan sus licencias de conducir.

Foto: Isaac Molina / El Sol de Parral

Entonces en 2005, al llegar a Parral, esta aeronave resurge de sus cenizas: luego de haber servido para transporte de carga y pasajeros, mismo que trasladó droga en su último vuelo, ahora está convertido en un atractivo visual en un parque infantil conocido como "La Ciudad del Niño".

Ante la pandemia, "La Ciudad del Niño" estuvo cerrada por dos años, donde el actual edil, César Peña, en entrevista a este medio, informó que el avión servirá de lienzo para que se pinten murales y tenga un uso en el arte, y que de nueva cuenta volverá a servir para que los niños de educación básica tengan educación vial.

Foto: Isaac Molina / El Sol de Parral

El alcalde indicó que se encuentra en análisis un proyecto que se presentó por elementos de Vialidad, para el uso del avión, en lo que se venía utilizando con las clases de la escuela de vialidad y que sería en marzo cuando entre en funcionamiento.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

En este sentido, el alcalde Peña Valles, resaltó que el año pasado se llevaron a cabo dos actividades nada más, dónde fueron dos instituciones educativas las que acudieron a visitarlo y ahí se llevaron a cabo pláticas en el tema de que conozcan la Ciudad del Niño, así como el cuidado de los diferentes animales.

Nota publicada originalmente en: El Sol de Parral

Un avión tetramotor Douglas DC-6 que transportaba más de 3.5 toneladas de droga proveniente de Colombia al “Triángulo Dorado”, cayó en septiembre de 1991 a 60 kilómetros de Parral, en el pueblo de Ojito, Durango. Hoy es el principal atractivo de la Ciudad del Niño y un sitio de esparcimiento para la niñez parralense. La aeronave es parte de un escenario con columpios, resbaladillas y ciclovía, además de que ha sido retratada en varias series televisivas que abordan el tema del narcotráfico en el país.

➡️ Únete al canal de WhatsApp de El Heraldo de Chihuahua

Fue entre finales del mes de septiembre e inicios de octubre del año 1991, que el aeromotor despegó de Colombia con destino al estado de Chihuahua, México, donde aterrizaría en la zona del “Triángulo Dorado” conformado por la colindancia geográfica de los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

Con un aterrizaje forzoso, debido a una falla mecánica, los pilotos del narcoavión tuvieron que descender en dicho punto. En aquellas fechas el tráfico de drogas por México era controlado desde Colombia por los cárteles de Cali y Medellín, según archivos periodísticos.

Se menciona que el avión con la matrícula HP-3627X, pertenecía al cártel de Cali (enemigo del cártel de Medellín de Pablo Escobar), donde, de acuerdo al hecho, en ese vuelo se transportaban tres y media toneladas de droga, siendo su destinatario el narcotraficante Concepción Peña Rodríguez, alias "El Chon", originario de Parral, Chihuahua, quien fue detenido en el lugar por la Policía Judicial Federal, señalan las notas periodísticas de la época.

El avión tetramotor Douglas DC-6 cayó en septiembre de 1991 en Ojito, Durango, transportando 3.5 toneladas de droga. Foto: Archivo / El Sol de Parral

El avión que recorrió medio mundo en sus mejores años, venía desde Colombia y tras el proceso de aseguramiento y una revisión minuciosa por parte de las autoridades federales, que en su momento fue un espectáculo para los ciudadanos de la zona, esta aeronave quedó abandonada en el lugar por alrededor de quince años, hecho que ha sido explicado en varias series televisivas que tratan el tema del narcotráfico en el país.

El avión en su principio, en medio de la parcela de un señor de apellido Villalobos, a pie de la carretera, servía de escenario para las fotografías que curiosos se tomaban al pasar, al descubrir tremendo aparato en medio de la nada.

De esta manera, pasaron nueve años y a los primeros meses del año 2001, siendo Miguel Jurado Contreras alcalde de Hidalgo del Parral, en el estado de Chihuahua, solicitó al Gobierno Federal la custodia del aparato para colocarlo como atracción en un espacio de la Ciudad del Niño.

El traslado no fue nada fácil, pues recorrieron 60 kilómetros. Foto: Archivo / El Sol de Parral

Fue hasta el año 2005 cuando esta nave abandonada pudo ser adquirida, donde en la maniobra de traslado se implementó un trabajo minucioso que incluyó a decenas de personas, las que participaron en su traslado por más de 60 kilómetros, desde Ojito, Durango a Parral, Chihuahua.

El traslado del avión no fue cosa sencilla, lo dijo en una entrevista a este medio el exalcalde de Parral, destacando que Ojito, Durango, se encuentra a 60 kilómetros de distancia de Parral, donde al sacarlo de la milpa, en la cual estuvo estancado por catorce largos años, ocasionó muchos deterioros.

La logística fue encabezada por Flavio Acosta y Luis Sáenz, quienes se encontraban en la dirección de Obras Públicas coordinando las labores de montarlo en una grúa y por una carretera de doble sentido y angosta, llevarlo a su nuevo destino.

Tras su llegada a nuestra ciudad, el avión fue colocado en la Ciudad el Niño, donde fue rehabilitado y se le colocó una sala de conferencias con nuevos asientos, los cuales fueron donados por el desaparecido cine Alcázar, una pantalla, así como distintos tipos de señalamientos viales en sus paredes del fuselaje, además de sonido, y ha servido desde entonces para disfrute de los niños y en su momento como academia de vialidad para quienes tramitan sus licencias de conducir.

Foto: Isaac Molina / El Sol de Parral

Entonces en 2005, al llegar a Parral, esta aeronave resurge de sus cenizas: luego de haber servido para transporte de carga y pasajeros, mismo que trasladó droga en su último vuelo, ahora está convertido en un atractivo visual en un parque infantil conocido como "La Ciudad del Niño".

Ante la pandemia, "La Ciudad del Niño" estuvo cerrada por dos años, donde el actual edil, César Peña, en entrevista a este medio, informó que el avión servirá de lienzo para que se pinten murales y tenga un uso en el arte, y que de nueva cuenta volverá a servir para que los niños de educación básica tengan educación vial.

Foto: Isaac Molina / El Sol de Parral

El alcalde indicó que se encuentra en análisis un proyecto que se presentó por elementos de Vialidad, para el uso del avión, en lo que se venía utilizando con las clases de la escuela de vialidad y que sería en marzo cuando entre en funcionamiento.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

En este sentido, el alcalde Peña Valles, resaltó que el año pasado se llevaron a cabo dos actividades nada más, dónde fueron dos instituciones educativas las que acudieron a visitarlo y ahí se llevaron a cabo pláticas en el tema de que conozcan la Ciudad del Niño, así como el cuidado de los diferentes animales.

Nota publicada originalmente en: El Sol de Parral

Cultura

¡Un menú de primera! La Casona realizará un festival gourmet

El chef Carlos Omar Galán, de “Guzina Oaxaca Restaurante & Mezcal”, será quien ofrecerá un menú selecto para los comensales

Policiaca

Hallan cuerpo de hombre en colonia Valle de la Madrid; pudo ser golpeado hasta morir

Los elementos de la Fiscalía General del Estado se hicieron cargo de la escena para esclarecer lo sucedido

Juárez

Delegación Chihuahua se lleva 3 medallas de oro en taekwondo en los Juegos Conade 2024

Fueron nueve medallas las que consiguieron los deportistas chihuahuenses en el arranque de la competencia en tierras tapatías

Parral

Mantendrá SSPE vigilancia en Allende por enfrentamiento armado

Autoridades realizarán recorridos en brechas de terracería con el fin de inhibir la presencia de hombres armados

Delicias

Nogaleros reciben insectos benéficos para disminuir el uso de pesticidas

La entrega de estos insectos tuvo lugar en las instalaciones de la Asociación de Nogaleros de Delicias, con el fin de aliviar una de las problemáticas más importantes de los nogaleros