/ lunes 30 de septiembre de 2019

Venden sin regulación de todo para drogarse

En julio pasado fue clausurado uno de estos establecimientos al encontrar en su interior 5 kilos de mariguana

Sin ninguna regulación, ni oportunidad para ser sancionados por las autoridades de Coespris, locales comerciales en las zonas más concurridas de la capital del estado, conocidos como “smoke shops”, ofrecen a sus clientes los artículos necesarios para el consumo de drogas que van desde el tabaco hasta el cristal.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

De acuerdo con el coordinador de la Comisión Estatal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COESPRIS), Alejandro Torres, no existe algún tipo de regulación respecto a los artefactos utilizados para el consumo de estupefacientes, por lo que la venta de estos productos no es ilegal a pesar de incitar el consumo de drogas, en especial de la mariguana.

Estos diferentes artefactos están, en primera instancia, destinados para el consumo de tabaco, sin embargo, también son utilizadas para el consumo de las sustancias ilegales, siendo este fin el principal ingreso económico de los comerciantes que se ubican en las calles del Centro Histórico como la avenida Niños Héroes y la calle Victoria.

“Lo que estamos vendiendo aquí no es ilegal, si lo fuera no estaríamos en pleno centro de la ciudad. Lo que más compran son las pipas de vidrio para fumar cristal, pero también vienen por las de tabaco y mariguana que suelen ser de madera, ónix y acrílico. Viene gente de todo tipo, desde profesionistas hasta señores de la tercera edad que compran sus hojas de tabaco, no todos son chavitos malandros.”, indicó la dueña de uno de los locales ubicado en la avenida Niños Héroes.

Los precios varían, hay pequeñas pipas de vidrio que van desde los 25 pesos, hasta grandes artefactos, que a simple vista parecen difícil de usar, que sobre pasan los mil pesos.

El auge de estas tiendas se debe, en gran parte, a los vaporizadores o cigarros electrónicos, pues en los últimos años han crecido de manera exponencial acompañados de la venta de productos que sugieren el consumo de drogas ilegales.

Alejandro Martínez, un consumidor de cigarros electrónicos de 19 años, asegura que la variedad de sabores y productos es inmensa y que incluso en algunas “smoke shops” le ha tocado que le ofrezcan mota. “Había una tienda al norte de la ciudad, justo enfrente del campus universitario, en donde además de venderte todo tipo de pipas y productos para el consumo de mariguana también te vendían la droga; yo llegué a esa tienda pensando que vendían líquidos para vapear.”, dice el joven.

La mayoría de los dueños de dichas tiendas, aclaran que su actividad y los productos que en ellas comercializan son totalmente legales, sin embargo, son conscientes que la mayoría de sus clientes compran sus artículos para consumir drogas ilegales.

Omar Hernández, abogado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, realiza los siguientes cuestionamientos con respecto a estas tiendas: “¿Qué nos dice esta explosión de tiendas para accesorios para fumadores de mariguana y el propio consumo? Pues nos confirman el fracaso total de la prohibición y la existencia de un mercado que está en demanda de un producto. Para mí, la proliferación de estas tiendas es la manifestación del consumo que hay y el mercado que existe y aún no está completamente atendido; pese a la prohibición y el Estado omiso que no ha entrado a regular un producto, nos habla de un mercado atractivo, dependiendo de la regulación que se genere.”

De igual manera, Hernández aseguró que una de las formas de darse cuenta de que las áreas grises que existen en la ley en torno al consumo de la mariguana son reales es que el mercado se le ha ido adelantando a la legislación y está creciendo sin una regulación adecuada.

En una nota publicada por este medio de comunicación, se dio a conocer que las principales drogas que se consumen en el estado son, después del alcohol, la marihuana, cocaína, cristal, heroína y algunos solventes, según las estadísticas recabadas por el Consejo Estatal contra las Adicciones, con base a los resultados obtenidos en los pacientes que han sido atendidos; por lo que este tipo de tiendas ponen al alcance de cualquiera productos de todo tipo para realizar el consumo.

Te puede interesar:


Sin ninguna regulación, ni oportunidad para ser sancionados por las autoridades de Coespris, locales comerciales en las zonas más concurridas de la capital del estado, conocidos como “smoke shops”, ofrecen a sus clientes los artículos necesarios para el consumo de drogas que van desde el tabaco hasta el cristal.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

De acuerdo con el coordinador de la Comisión Estatal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COESPRIS), Alejandro Torres, no existe algún tipo de regulación respecto a los artefactos utilizados para el consumo de estupefacientes, por lo que la venta de estos productos no es ilegal a pesar de incitar el consumo de drogas, en especial de la mariguana.

Estos diferentes artefactos están, en primera instancia, destinados para el consumo de tabaco, sin embargo, también son utilizadas para el consumo de las sustancias ilegales, siendo este fin el principal ingreso económico de los comerciantes que se ubican en las calles del Centro Histórico como la avenida Niños Héroes y la calle Victoria.

“Lo que estamos vendiendo aquí no es ilegal, si lo fuera no estaríamos en pleno centro de la ciudad. Lo que más compran son las pipas de vidrio para fumar cristal, pero también vienen por las de tabaco y mariguana que suelen ser de madera, ónix y acrílico. Viene gente de todo tipo, desde profesionistas hasta señores de la tercera edad que compran sus hojas de tabaco, no todos son chavitos malandros.”, indicó la dueña de uno de los locales ubicado en la avenida Niños Héroes.

Los precios varían, hay pequeñas pipas de vidrio que van desde los 25 pesos, hasta grandes artefactos, que a simple vista parecen difícil de usar, que sobre pasan los mil pesos.

El auge de estas tiendas se debe, en gran parte, a los vaporizadores o cigarros electrónicos, pues en los últimos años han crecido de manera exponencial acompañados de la venta de productos que sugieren el consumo de drogas ilegales.

Alejandro Martínez, un consumidor de cigarros electrónicos de 19 años, asegura que la variedad de sabores y productos es inmensa y que incluso en algunas “smoke shops” le ha tocado que le ofrezcan mota. “Había una tienda al norte de la ciudad, justo enfrente del campus universitario, en donde además de venderte todo tipo de pipas y productos para el consumo de mariguana también te vendían la droga; yo llegué a esa tienda pensando que vendían líquidos para vapear.”, dice el joven.

La mayoría de los dueños de dichas tiendas, aclaran que su actividad y los productos que en ellas comercializan son totalmente legales, sin embargo, son conscientes que la mayoría de sus clientes compran sus artículos para consumir drogas ilegales.

Omar Hernández, abogado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, realiza los siguientes cuestionamientos con respecto a estas tiendas: “¿Qué nos dice esta explosión de tiendas para accesorios para fumadores de mariguana y el propio consumo? Pues nos confirman el fracaso total de la prohibición y la existencia de un mercado que está en demanda de un producto. Para mí, la proliferación de estas tiendas es la manifestación del consumo que hay y el mercado que existe y aún no está completamente atendido; pese a la prohibición y el Estado omiso que no ha entrado a regular un producto, nos habla de un mercado atractivo, dependiendo de la regulación que se genere.”

De igual manera, Hernández aseguró que una de las formas de darse cuenta de que las áreas grises que existen en la ley en torno al consumo de la mariguana son reales es que el mercado se le ha ido adelantando a la legislación y está creciendo sin una regulación adecuada.

En una nota publicada por este medio de comunicación, se dio a conocer que las principales drogas que se consumen en el estado son, después del alcohol, la marihuana, cocaína, cristal, heroína y algunos solventes, según las estadísticas recabadas por el Consejo Estatal contra las Adicciones, con base a los resultados obtenidos en los pacientes que han sido atendidos; por lo que este tipo de tiendas ponen al alcance de cualquiera productos de todo tipo para realizar el consumo.

Te puede interesar:


Local

Se cubre 90% del adeudo de agua a 5 días del límite

El reporte incluye los ajustes de la contabilidad del agua del río Bravo y transferencias de agua en las presas internacionales Amistad y Falcón

Finanzas

No subsistirán 3 de cada 10 gimnasios por reembolsos a sus clientes

“Castigan a los que se portan bien, por la culpa de los que no respetan las normas”: Propietario

Vivir+

Informa IMSS consecuencias de osteoporosis

Explicó que se trata de un padecimiento crónico y progresivo que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos, que supone un aumento de la fragilidad de los mismos y por ende, el riesgo de sufrir fracturas.

Local

Saturan recaudaciones por descuentos

Pese a las medidas de sanidad y distanciamiento social y conforme a los descuentos que ha ofertado el Gobierno del Estado, las recaudaciones de rentas se encuentran saturadas de contribuyentes que buscar aprovechar estos estímulos de fin de año.

Local

Cumple 12 horas manifestación de trasportistas

Buscan soluciones a sus peticiones por supuesta corrupción de agentes estatales que se encuentran asignados en las carreteras del estado

Aderezo

Ximbó: delicioso orgullo nativo de Actopan

En Hñahñu significa “corazón de maguey” y es una herencia culinaria de la familia Lugo Serrano que data del año 1987

Local

Llama Rocío Reza a unir esfuerzos contra repunte de Covid

Esfuerzos entre las alcaldías, Gobierno del Estado, iniciativa privada y sociedad en general para contener la escalada en el numero de contagios y defunciones por COVID-19

Noroeste

Vandalizan en tres fraccionamientos de Cuauhtémoc

Policía no respondió llamado de auxilio en la madrugada, navajearon llantas de automóviles