/ miércoles 29 de abril de 2020

Conferencias de AMLO van a saturar a la sociedad: académicos de UNAM

Académicos expertos en comunicación, temas sociales y política señalaron que saturar a la sociedad con mensajes de gobierno no implica necesariamente que ésta se convenza

Las recurrentes conferencias de prensa del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador sólo van a saturar a la sociedad con el efecto contrario a lo que está deseando, se trata de una "hiperpresencia", una "exagerada presencia en los medios que puede ser criticable", muestra que los cánones de la democracia no están sustentados en México, aunque hay quien considera que ello "no debe espantarnos", aseguraron académicos expertos en comunicación, temas sociales y política de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Luego de que López Obrador anunció esta mañana que se realizará una conferencia de prensa más para informar sobre la entrega de recursos sociales, con esa serán cuatro las sesiones que su gobierno tendrá por día desde Palacio Nacional para hablar sobre las actividades de su gabinete.

Por la mañana la conferencia que el presidente encabeza aborda todas las temáticas de su gobierno en la relación con empresarios, con gobiernos con el exterior, programas destinados a la población en situación de pobreza y de su relación con el resto de las fuerzas políticas.

Otra conferencia es la que se inició hace una semana, encabezada por la Secretaría de Economía y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde se da seguimiento a la autorización de los microcréditos; y la que se realiza por la noche en donde la Secretaría de Salud da seguimiento a la emergencia sanitaria. Todas esas conferencias convocadas en plena Fase 3 de Covid-19.

El fin de semana pasado, la Presidencia pidió a un grupo de reporteros que asistieron a las conferencias nocturnas ponerse en cuarentena debido a que uno de los funcionarios de Salud dio positivo a coronavirus.

Sobre las conferencias Raúl Trejo Delabre, investigador de la universidad dijo que el presiente sólo está creando una "tensión que creo que no le hace falta a nadie, el presidente López Obrador está haciendo un uso desmedido de los espacios".

En su opinión "la emergencia sanitaria y económica no se le enfrenta con declaraciones, cada vez más los medios y los ciudadanos tendrán que creer o no los mensajes gubernamentales".

Aseguró que "el manejo de la emergencia sanitaria es desafortunado y que hay mexicanos que antes respaldaban al presidente y lo han dejado de hacer; eso lo miden las encuestas que van variado. El presidente y su partido tiene hoy menos respaldo que antes por las torpezas que han cometido en atención de la epidemia".

Explicó que la manera más inmediata que Andrés Manuel López Obrador busca nuevos respaldos o recuperar los índices de aprobación que su gobierno tenía al inicio, hace poco más de un año, "es ocupar el espacio de manera obsesiva y acaparatoria en los medios. Me parece que a los mensajes de gobierno les va a ocurrir lo que le sucede a los gobiernos de todo el mundo o lo que le ha pasado a los gobiernos del PRI que al tratar de saturar los espacios en el ecosistema público, van a sufrir lo que en la historia de los medios es el efecto de saturación".

Significa que "saturar a la sociedad con mensajes de gobierno no implica necesariamente que la sociedad se convenza y al hacer un uso indiscriminado. El gobierno va a saturar a la sociedad y a propiciar una respuesta distinta a lo que está buscando".

Sergio Zermeño del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM dijo que un país que vive una crisis social previa a una crisis de salud como ésta "la presencia o el fortalecimiento de un Ejecutivo no debe espantarnos, es normal en una situación de guerra que el poder se concentre en el vértice dirigente".

Indicó que si ahorita se le critica porque "está nublando un poco la presencia del Poder Legislativo o del Poder Judicial con su hiperpresencia en los medios, puede ser un ejercicio para mostrar que los cánones de la democracia pues no están bien calcados en nuestro país".

Foto: Archivo gobierno de México

En realidad lo que requiere del país es una eficacia mayor. La guerra contra la corrupción es la adecuada porque cualquier eficacia política podría ir al fracaso, entonces "le doy el beneficio de la duda a diferencia de muchos críticos. Me parece que lo que hace el presidente con sus políticas sociales de emergencia ante la crisis y con su, quizá exagerada presencia en los medios, desde un punto de vista es criticable. Pero en una situación de guerra no podemos estar discutiendo en el parlamento durante 20 días si podemos compramos respiradores o no".

El investigador emérito de la universidad consideró que hay una amplia libertad de expresión en el país y hasta ahora nadie ha sufrido persecución por opinar. Si el sector empresarial considera que el presidente no lo apoya se va a generar una polarización que es natural en un cambio de régimen.

"Un régimen que no es favorable a los intereses de las grandes empresas va a generar reacciones, polarización, todo mundo va a empezar a decir que es un régimen dictatorial, que se parece a Maduro, etcétera. Ni modo, de otra manera había que dejar las cosas como estaban. Ni modo es el costo de intentar cambiar las cosas. Ojalá y resulte bien, que siga adelante".

Aseguró que como se conducen las acciones del gobierno ahora están "mucho mejor que lo que se hizo en los tres anteriores regímenes, yo lo veo mucho menos mal".

Para Luis Carlos Ugalde, consultor político, el presidente López Obrador "encabeza un gobierno unipersonal, populista y además el presidente tiene una incontinencia verbal que lo estimula a hablar y hablar".

Las conferencias que López Obrador encabeza tienen cada vez mayor duración, describió, "la de hoy fue de dos horas y 35 minutos y cada vez es más larga. Hay una audiencia pasiva que están en sus casas y obviamente para el gobierno penetrar en ese horario es una oportunidad para hacerse visible".

Considera que todo está enfocado a generar la impresión de que su gobierno está trabajando, "que el gobernó está a cargo del barco y eso genera una buena valoración de la sociedad".

Citó que la más reciente encuesta al respecto muestra que 73 por ciento de la población considera que el presidente está cumpliendo su papel y también muestra que en el caso de los gobernadores 70 por ciento de la ciudadanía los aprueba, "pero eso se va a modificar cuando sepamos el tamaño de la pandemia, cuando sepamos cómo fue la atención sanitaria, dependiendo de si hay o no caos en los centros de atención.

"También se modificarán cuando sepamos el tamaño de la crisis económica, pero por el momento el gobierno quiere dar la impresión de que está a cargo del barco, por eso usan los medios de comunicación para dar la impresión de que informan, aunque mucha de esa información es incompleta, contradictoria".

Con información de Elena Michel


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Las recurrentes conferencias de prensa del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador sólo van a saturar a la sociedad con el efecto contrario a lo que está deseando, se trata de una "hiperpresencia", una "exagerada presencia en los medios que puede ser criticable", muestra que los cánones de la democracia no están sustentados en México, aunque hay quien considera que ello "no debe espantarnos", aseguraron académicos expertos en comunicación, temas sociales y política de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Luego de que López Obrador anunció esta mañana que se realizará una conferencia de prensa más para informar sobre la entrega de recursos sociales, con esa serán cuatro las sesiones que su gobierno tendrá por día desde Palacio Nacional para hablar sobre las actividades de su gabinete.

Por la mañana la conferencia que el presidente encabeza aborda todas las temáticas de su gobierno en la relación con empresarios, con gobiernos con el exterior, programas destinados a la población en situación de pobreza y de su relación con el resto de las fuerzas políticas.

Otra conferencia es la que se inició hace una semana, encabezada por la Secretaría de Economía y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde se da seguimiento a la autorización de los microcréditos; y la que se realiza por la noche en donde la Secretaría de Salud da seguimiento a la emergencia sanitaria. Todas esas conferencias convocadas en plena Fase 3 de Covid-19.

El fin de semana pasado, la Presidencia pidió a un grupo de reporteros que asistieron a las conferencias nocturnas ponerse en cuarentena debido a que uno de los funcionarios de Salud dio positivo a coronavirus.

Sobre las conferencias Raúl Trejo Delabre, investigador de la universidad dijo que el presiente sólo está creando una "tensión que creo que no le hace falta a nadie, el presidente López Obrador está haciendo un uso desmedido de los espacios".

En su opinión "la emergencia sanitaria y económica no se le enfrenta con declaraciones, cada vez más los medios y los ciudadanos tendrán que creer o no los mensajes gubernamentales".

Aseguró que "el manejo de la emergencia sanitaria es desafortunado y que hay mexicanos que antes respaldaban al presidente y lo han dejado de hacer; eso lo miden las encuestas que van variado. El presidente y su partido tiene hoy menos respaldo que antes por las torpezas que han cometido en atención de la epidemia".

Explicó que la manera más inmediata que Andrés Manuel López Obrador busca nuevos respaldos o recuperar los índices de aprobación que su gobierno tenía al inicio, hace poco más de un año, "es ocupar el espacio de manera obsesiva y acaparatoria en los medios. Me parece que a los mensajes de gobierno les va a ocurrir lo que le sucede a los gobiernos de todo el mundo o lo que le ha pasado a los gobiernos del PRI que al tratar de saturar los espacios en el ecosistema público, van a sufrir lo que en la historia de los medios es el efecto de saturación".

Significa que "saturar a la sociedad con mensajes de gobierno no implica necesariamente que la sociedad se convenza y al hacer un uso indiscriminado. El gobierno va a saturar a la sociedad y a propiciar una respuesta distinta a lo que está buscando".

Sergio Zermeño del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM dijo que un país que vive una crisis social previa a una crisis de salud como ésta "la presencia o el fortalecimiento de un Ejecutivo no debe espantarnos, es normal en una situación de guerra que el poder se concentre en el vértice dirigente".

Indicó que si ahorita se le critica porque "está nublando un poco la presencia del Poder Legislativo o del Poder Judicial con su hiperpresencia en los medios, puede ser un ejercicio para mostrar que los cánones de la democracia pues no están bien calcados en nuestro país".

Foto: Archivo gobierno de México

En realidad lo que requiere del país es una eficacia mayor. La guerra contra la corrupción es la adecuada porque cualquier eficacia política podría ir al fracaso, entonces "le doy el beneficio de la duda a diferencia de muchos críticos. Me parece que lo que hace el presidente con sus políticas sociales de emergencia ante la crisis y con su, quizá exagerada presencia en los medios, desde un punto de vista es criticable. Pero en una situación de guerra no podemos estar discutiendo en el parlamento durante 20 días si podemos compramos respiradores o no".

El investigador emérito de la universidad consideró que hay una amplia libertad de expresión en el país y hasta ahora nadie ha sufrido persecución por opinar. Si el sector empresarial considera que el presidente no lo apoya se va a generar una polarización que es natural en un cambio de régimen.

"Un régimen que no es favorable a los intereses de las grandes empresas va a generar reacciones, polarización, todo mundo va a empezar a decir que es un régimen dictatorial, que se parece a Maduro, etcétera. Ni modo, de otra manera había que dejar las cosas como estaban. Ni modo es el costo de intentar cambiar las cosas. Ojalá y resulte bien, que siga adelante".

Aseguró que como se conducen las acciones del gobierno ahora están "mucho mejor que lo que se hizo en los tres anteriores regímenes, yo lo veo mucho menos mal".

Para Luis Carlos Ugalde, consultor político, el presidente López Obrador "encabeza un gobierno unipersonal, populista y además el presidente tiene una incontinencia verbal que lo estimula a hablar y hablar".

Las conferencias que López Obrador encabeza tienen cada vez mayor duración, describió, "la de hoy fue de dos horas y 35 minutos y cada vez es más larga. Hay una audiencia pasiva que están en sus casas y obviamente para el gobierno penetrar en ese horario es una oportunidad para hacerse visible".

Considera que todo está enfocado a generar la impresión de que su gobierno está trabajando, "que el gobernó está a cargo del barco y eso genera una buena valoración de la sociedad".

Citó que la más reciente encuesta al respecto muestra que 73 por ciento de la población considera que el presidente está cumpliendo su papel y también muestra que en el caso de los gobernadores 70 por ciento de la ciudadanía los aprueba, "pero eso se va a modificar cuando sepamos el tamaño de la pandemia, cuando sepamos cómo fue la atención sanitaria, dependiendo de si hay o no caos en los centros de atención.

"También se modificarán cuando sepamos el tamaño de la crisis económica, pero por el momento el gobierno quiere dar la impresión de que está a cargo del barco, por eso usan los medios de comunicación para dar la impresión de que informan, aunque mucha de esa información es incompleta, contradictoria".

Con información de Elena Michel


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Local

Marchan por sexto aniversario de caso Ayotzinapa

A seis años de la desaparición forzada de 43 normalistas

Justicia

Llevaran ante juez a responsable de agresión a ministerial

Preparan formulación de imputación contra Julio. Q., Quién en días pasados atacara a tiros a un agente de la fiscalía general del estado

Política

Instituciones se debilitan ante renuncia de funcionarios: Fernández Santillán

La renuncia de ocho funcionarios a la administración federal es una muestra de que en el actual Gobierno importa más la lealtad que la capacidad en detrimento de las instituciones

Sociedad

“Ya son seis años y no tenemos nada”: padres de los 43 normalistas a AMLO

El Presidente ofreció disculpas por lo que calificó como una gran injusticia cometida por el Estado mexicano

Doble Vía

Punto Gamer | El Príncipe de Persia regresa a la realeza

Este retorno no solo representa la portabilidad del título original hacia nuestros días, sino la oportunidad de poder remasterizar todos los detalles posibles.

Mundo

Amy Coney Barrett, la antítesis de la juez Ruth Bader Ginsburg

Actualmente jueza del Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito de EU, esta abogada de apenas 48 años parece ajustarse al libreto de esta Administración

Gossip

Aspiran al Ariel plasmando a México a través del cine

Los nominados a Película y Director para la edición 62 del Premio Ariel representan historias sobre la realidad de nuestro país, a partir de diversos géneros

Política

Violencia de género crece en la política; Tribunal recibe más casos

En las salas del Tribunal Electoral se atendieron 434 asuntos de 2015 hasta el corte de septiembre 2020