/ miércoles 25 de mayo de 2022

Masacre de Columbine: uno de los peores tiroteos en la historia de EU

Eric Harris y Dylan Klebold colocaron una bomba incendiaria cerca de la escuela y de la estación de bomberos, para después abrir fuego contra estudiantes y maestros

Hoy en día parece que hablar sobre tiroteos en escuelas es algo más común y menos difícil de lo que debería ser el pensar que podrían ocurrir. Sin embargo, el día 20 de abril de 1999, esa sensación no era así, pero ese día todo cambió.

Era la mañana de un martes, cuando los estudiantes de la Escuela Secundaria de Columbine en Colorado, Estados Unidos, Eric Harris y Dylan Klebold, llegaron al lugar y procedieron a colocar una bomba incendiaria cerca de la escuela y de la estación de bomberos, esto según informes, tenía la finalidad de distracción.

Te puede interesar: Alumnos y maestras asesinados en escuela de Texas estaban en el mismo salón

La bomba que estaba programada para estallar a las 11:14, no causó el impacto que los jóvenes habían pensado, de hecho, los vehículos en los que llegaron a la escuela, contenían bombas que se suponía detonarían a las 12:00 horas.

Eric Harris y Dylan Klebold fueron los autores del crimen/Foto: Cortesía | @eldiamantenegro

De igual manera y ya juntos, los chicos entraron a la cafetería de la escuela e instalaron dos bombas con 20 libras de gas propano, las cuales estallarían a las 11:17 horas lo cual no sucedió, pues de haberlo hecho, se especula que esto hubiera matado cerca de 488 estudiantes que se encontraban en dicho lugar.

Los jóvenes se quedaron en el estacionamiento a esperar que las bombas detonaran, incluso, se sabe que Harris se topó con un compañero llamado Brooks Brown, quien fumaba un cigarrillo, a lo cual le comentó que se fuera del lugar, pues las cosas se pondrían feas.

El terror comienza

Cuando los explosivos no detonaron, ambos (ya armados), caminaron hacia el lugar, subiendo las escaleras de la parte superior de la entrada Oeste.

En ese momento, Rachel Scott, de 17 años de edad, almorzaba con su amigo, Richard Castaldo, sentada en el césped al lado de la entrada Oeste. El mismo Castaldo, mencionaría más tarde que miró a uno de los chicos lanzar una bomba que no detonó como debería, por lo que no les tomó importancia.

Sin embargo, sacaron sus armas que ocultaban en unas gabardinas y abrieron fuego, impactando en cuatro ocasiones primero a Scott, muriendo en el instante, siendo así la primera víctima de un total de 13 esa mañana.

Castaldo recibió ocho impactos entre el pecho, brazos y abdomen, perdiendo el conocimiento, pero sobreviviendo.

Eric y Dylan encerraron a los estudiantes y comenzaron a disparar en distintas ocasiones/Foto: @elparrilla7

En ese mismo instante, Harris abrió fuego contra tres estudiantes que se encontraban por la escalera, Daniel Rohrbough, Sean Graves, de 15 años, y Lance Kirklin, de 16 años, sería Rohrbough quien moriría más tarde.

A pesar de estas acciones, algunos alumnos menores creyeron aun así que sólo se trataba de una broma por parte del par que eran de último año.

Te puede interesar: Seguridad: ¿Qué hacer antes, durante y después de una balacera?

Harris y Klebold concentraron su atención en cinco estudiantes que se encontraban sentados en una ladera de la entrada Oeste, de los cuales dos resultaron heridos, Michael Johnson, de 15 años, con disparos en la cara, pierna y brazo, pero logró huir, mientras que Mark Taylor de 16 años, fingió su muerte en el suelo con heridas en el pecho, pierna y brazos.

Klebold bajó los escalones, se dirigía a la cafetería, pero se distrajo con Kirklin, quien yacía en el suelo pidiendo ayuda, para darle un disparo crítico en la cabeza.

Disparó nuevamente a Rohrbough que ya estaba herido de muerte y pasó sobre Graves que había colapsado tras arrastrarse, entrando así a la cafetería probablemente para checar las bombas.

Harris por su parte, estaba en las escaleras y abrió fuego sobre varios estudiantes que huían del sitio, hiriendo de gravedad a Anne-Marie Hochhalter, de 17 años.

Los atacantes dispararon contra jóvenes en el campo de futbol, pero no alcanzaron a nadie, mientras todo esto ocurría, una maestra de artes, Patti Nielson y el estudiante de 17 años, Brian Anderson, caminaban hacía donde se escuchaba la conmoción.

Desde las 11:29 a las 11:36 ocurrió la horrenda masacre en la biblioteca/Foto: Cortesía | @imorfeoo

Leer Más: El tirador en Uvalde disparó a su abuela antes de masacre en primaria: las red flags del caso

Nielson creía que los estudiantes estaban haciendo una broma, por lo que les iba a pedir que pararan, pero al momento de intentar cruzar las puertas, los perpetradores abrieron fuego hacia los cristales, hiriendo con ellos a Anderson que quedó atrapado en medio y a Nielson en el hombro con metralla, por lo que escapó y advirtió del hecho a los jóvenes que estaban en la biblioteca, pidiéndoles que guardaran silencio y se ocultaran debajo de las mesas.

Neil Gardner, el oficial de recursos estudiantiles asignado a Columbine y que se encontraba armado, recibió una llamada donde explicaban de una chica herida y posteriormente sobre el tiroteo.

En ese momento, Harris abrió fuego contra él, pues se encontraba a sesenta metros en su vehículo, a lo que Gardner contestó, involucrándose en un tiroteo donde ninguno resultó herido.

Los jóvenes se replegaron hacia la escuela disparando a los estudiantes que miraban en los pasillos, así como a las ventanas.

A las 11:26, Harris volvió a la entrada y se inmiscuyó en un segundo tiroteo con Gardner. En ese momento, dos oficiales de policía, el motociclista Paul Smoker y el patrullero Scott Taborsky, habían llegado al lugar para atender la llamada sobre una mujer herida (Rachel Scott) y al escuchar los disparos, Smoker contestó ahuyentando a Harris.

Dave Sanders, un profesor de informática y de negocios, había ayudado a evacuar a los alumnos que se encontraban en la cafetería.

Sanders junto a un estudiante, se toparon con los asesinos en el pasillo, por lo que dieron la vuelta y corrieron. El joven logró escapar y refugiarse en un salón junto a otros 30 alumnos, pero Sanders recibió disparos en la espalda y cuello. El profesor también logró llegar al salón arrastrándose, pero falleció por pérdida de sangre, mientras que los alumnos pudieron evacuar.

Horror en la biblioteca

Desde las 11:29 a 11:36 horas, ocurrió una horrenda masacre en la biblioteca, en la cual se encontraban resguardados 52 estudiantes, 2 profesores y 2 bibliotecarios. Tan sólo en ese corto lapso de tiempo, se vivió el horror.

Ambos tiradores comenzaron a tirar bombas de mano en la cafetería en la entrada de la biblioteca, las cuales si detonaron.

Al entrar a la biblioteca, cerca de ahí, la maestra Patti Nielson ya hablaba con el 911 sobre los hechos. Según la historia de los estudiantes que se escondían en el sitio, los tiradores pidieron que se levantara.

Al ver que nadie lo hacía, pidió que lo hicieron quienes fueran atletas, pues los matarían, pero nadie hizo nada. En ese momento Harris disparó con una escopeta al escritorio sin saber que el estudiante Evan Todd, se escondía ahí; no fue herido por las balas.

Sin embargo, el joven de 16 años, Kyle Velásquez, no corrió con la misma suerte, pues al parecer no se había podido esconder de manera que se protegiera, estando debajo de la mesa de la computadora. Klebold disparó dándole en la cabeza y espalda, matándolo en el acto.

Ambos tiradores comenzaron a lanzar bombas de mano en la cafetería/Foto: @latercera

Ambos recargaron sus armas y dispararon hacia abajo por la ventana, donde se veía a algunos policías ayudando a escapar a estudiantes. Los uniformados respondieron a los disparos, pero nadie salió herido.

Klebold disparó hacia una mesa e hirió a tres estudiantes (Patrick Ireland, Daniel Steepleton y Makai Hall). Tras esto, Harris disparó sin mirar bajo un escritorio, hiriendo mortalmente en el cuello a Steven Curnow de 14 años e hirió a Kacey Ruegsegger, de 17 años, con un disparo que atravesó su mano y hombro, rozando su cuello, cortando una vena, comenzando a desangrarse y jadear.

Harris continuó matando a Cassie Bernall de 17 años de un disparo a la cabeza. Algunos alumnos declararon que el chico pronuncio un “te encontré” antes de disparar.

En ese momento, Klebold encontró a tres estudiantes más escondidos detrás de unas mesas (Isaiah Shoels. de 18 años, Matthew Kechter de 16 años y el hermano menor de la primera víctima, Craig Scott, de 16 años), los tres eran atletas populares en la escuela.

Al descubrirlos, el tirador llamó a Harris quien con la nariz sangrando, pues tras su último disparo la escopeta le golpeó en el rostro, se acercó.

Los estudiantes comentarían después que tanto Klebold como Harris se burlaban de Shoels por ser de raza negra, haciendo comentarios raciales.

Un total de 13 muertos y 24 heridos fue el saldo de la masacre/Foto: Cortesía | @skhunt92

Acto seguido Harris se agacho y disparó a corta distancia al joven en el pecho, asesinándolo. Klebold hizo lo propio y mató a Kechter. Por su parte, Scott fingió su muerte y logró salvarse.

Tras esto, dispararon de muerte a otros dos estudiantes e hirieron a otros más, todo en un lapso de sólo 6 minutos. En el lugar hubo un total de 10 muertos y 12 heridos. Algo curioso fue que los investigadores descubrieron después que contaban con municiones como para matarlos a todos.

A las 12:08 horas, ambos tiradores se quitaron la vida en la cafetería, culminando con 49 minutos de horror en el tiroteo, dejando un saldo total de 13 muertos y 24 heridos.

Al día siguiente, alumnos del instituto colocaron cruces frente al campus en honor a sus compañeros fallecidos y la escuela no volvió a entrar en funciones hasta después de 4 meses.

Antecedentes de los autores

Hasta el día de hoy se han barajado diversos motivos por los que los dos jóvenes cometieron estos actos tan atroces.

Ambos chicos habían sido inadaptados durante muchos años, incluso se conoce que sufrieron de bullyng por parte de otros estudiantes.

A pesar de que ambos mostraban indicios de lo que podría suceder, ni sus padres ni autoridades pusieron la atención debida.

El tiroteo dejó decenas de estudiantes heridos y muertos/Foto: @eldeloshilos

Hasta el día de hoy, la facilidad con la cual los menores de edad y cualquier persona en Estados Unidos puede hacerse de un arma de manera legal, es espantosa e incluso a pesar de todos los tiroteos ocurridos en escuelas, aún siguen culpando a cosas como los videojuegos y afirmando que este acceso a armas, no tiene nada que ver.

Dylan Klebold y Eric Harris contaban con 17 y 18 años, respectivamente el día del tiroteo, siendo un antes y un después en la cultura estadounidense, quienes implementaron el hecho de “tiroteo escolar”, incrementado ciertas seguridades en años posteriores.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Los perpetradores también dejaron varios vídeos y escritos en sus diarios en los que hablaban sobre los hechos que posteriormente realizaron. Se declaraban como seguidores de Hitler y cómo odiaban a la humanidad.

En la cultura popular el hecho inspiró a varias canciones y películas que hablaban sobre estos hechos, incluso y de manera lamentable, otros tiroteos.

Los estudiantes prepararon el tiroteo con anticipación/Foto: @imorfeoo

Una nueva tragedia enluta a Estados Unidos

Este martes 24 de mayo una nueva tragedia enlutó a Estados Unidos con un tiroteo que dejó, hasta el momento, 14 niños muertos.

El incidente ocurrió en el estado de Texas, en la ciudad de San Antonio, cuando un joven identificado como Salvador Ramos, de 18 años de edad, ingresó a la Robb Elementary School y disparó contra los estudiantes.

El joven hispano fue abatido por elementos de la policía cuando acudieron al rescate de los menores. Más de 30 niños resultaron lesionados y un maestro perdió la vida por las heridas de bala.

 

 

Nota publicada en El Sol de Hermosillo

Hoy en día parece que hablar sobre tiroteos en escuelas es algo más común y menos difícil de lo que debería ser el pensar que podrían ocurrir. Sin embargo, el día 20 de abril de 1999, esa sensación no era así, pero ese día todo cambió.

Era la mañana de un martes, cuando los estudiantes de la Escuela Secundaria de Columbine en Colorado, Estados Unidos, Eric Harris y Dylan Klebold, llegaron al lugar y procedieron a colocar una bomba incendiaria cerca de la escuela y de la estación de bomberos, esto según informes, tenía la finalidad de distracción.

Te puede interesar: Alumnos y maestras asesinados en escuela de Texas estaban en el mismo salón

La bomba que estaba programada para estallar a las 11:14, no causó el impacto que los jóvenes habían pensado, de hecho, los vehículos en los que llegaron a la escuela, contenían bombas que se suponía detonarían a las 12:00 horas.

Eric Harris y Dylan Klebold fueron los autores del crimen/Foto: Cortesía | @eldiamantenegro

De igual manera y ya juntos, los chicos entraron a la cafetería de la escuela e instalaron dos bombas con 20 libras de gas propano, las cuales estallarían a las 11:17 horas lo cual no sucedió, pues de haberlo hecho, se especula que esto hubiera matado cerca de 488 estudiantes que se encontraban en dicho lugar.

Los jóvenes se quedaron en el estacionamiento a esperar que las bombas detonaran, incluso, se sabe que Harris se topó con un compañero llamado Brooks Brown, quien fumaba un cigarrillo, a lo cual le comentó que se fuera del lugar, pues las cosas se pondrían feas.

El terror comienza

Cuando los explosivos no detonaron, ambos (ya armados), caminaron hacia el lugar, subiendo las escaleras de la parte superior de la entrada Oeste.

En ese momento, Rachel Scott, de 17 años de edad, almorzaba con su amigo, Richard Castaldo, sentada en el césped al lado de la entrada Oeste. El mismo Castaldo, mencionaría más tarde que miró a uno de los chicos lanzar una bomba que no detonó como debería, por lo que no les tomó importancia.

Sin embargo, sacaron sus armas que ocultaban en unas gabardinas y abrieron fuego, impactando en cuatro ocasiones primero a Scott, muriendo en el instante, siendo así la primera víctima de un total de 13 esa mañana.

Castaldo recibió ocho impactos entre el pecho, brazos y abdomen, perdiendo el conocimiento, pero sobreviviendo.

Eric y Dylan encerraron a los estudiantes y comenzaron a disparar en distintas ocasiones/Foto: @elparrilla7

En ese mismo instante, Harris abrió fuego contra tres estudiantes que se encontraban por la escalera, Daniel Rohrbough, Sean Graves, de 15 años, y Lance Kirklin, de 16 años, sería Rohrbough quien moriría más tarde.

A pesar de estas acciones, algunos alumnos menores creyeron aun así que sólo se trataba de una broma por parte del par que eran de último año.

Te puede interesar: Seguridad: ¿Qué hacer antes, durante y después de una balacera?

Harris y Klebold concentraron su atención en cinco estudiantes que se encontraban sentados en una ladera de la entrada Oeste, de los cuales dos resultaron heridos, Michael Johnson, de 15 años, con disparos en la cara, pierna y brazo, pero logró huir, mientras que Mark Taylor de 16 años, fingió su muerte en el suelo con heridas en el pecho, pierna y brazos.

Klebold bajó los escalones, se dirigía a la cafetería, pero se distrajo con Kirklin, quien yacía en el suelo pidiendo ayuda, para darle un disparo crítico en la cabeza.

Disparó nuevamente a Rohrbough que ya estaba herido de muerte y pasó sobre Graves que había colapsado tras arrastrarse, entrando así a la cafetería probablemente para checar las bombas.

Harris por su parte, estaba en las escaleras y abrió fuego sobre varios estudiantes que huían del sitio, hiriendo de gravedad a Anne-Marie Hochhalter, de 17 años.

Los atacantes dispararon contra jóvenes en el campo de futbol, pero no alcanzaron a nadie, mientras todo esto ocurría, una maestra de artes, Patti Nielson y el estudiante de 17 años, Brian Anderson, caminaban hacía donde se escuchaba la conmoción.

Desde las 11:29 a las 11:36 ocurrió la horrenda masacre en la biblioteca/Foto: Cortesía | @imorfeoo

Leer Más: El tirador en Uvalde disparó a su abuela antes de masacre en primaria: las red flags del caso

Nielson creía que los estudiantes estaban haciendo una broma, por lo que les iba a pedir que pararan, pero al momento de intentar cruzar las puertas, los perpetradores abrieron fuego hacia los cristales, hiriendo con ellos a Anderson que quedó atrapado en medio y a Nielson en el hombro con metralla, por lo que escapó y advirtió del hecho a los jóvenes que estaban en la biblioteca, pidiéndoles que guardaran silencio y se ocultaran debajo de las mesas.

Neil Gardner, el oficial de recursos estudiantiles asignado a Columbine y que se encontraba armado, recibió una llamada donde explicaban de una chica herida y posteriormente sobre el tiroteo.

En ese momento, Harris abrió fuego contra él, pues se encontraba a sesenta metros en su vehículo, a lo que Gardner contestó, involucrándose en un tiroteo donde ninguno resultó herido.

Los jóvenes se replegaron hacia la escuela disparando a los estudiantes que miraban en los pasillos, así como a las ventanas.

A las 11:26, Harris volvió a la entrada y se inmiscuyó en un segundo tiroteo con Gardner. En ese momento, dos oficiales de policía, el motociclista Paul Smoker y el patrullero Scott Taborsky, habían llegado al lugar para atender la llamada sobre una mujer herida (Rachel Scott) y al escuchar los disparos, Smoker contestó ahuyentando a Harris.

Dave Sanders, un profesor de informática y de negocios, había ayudado a evacuar a los alumnos que se encontraban en la cafetería.

Sanders junto a un estudiante, se toparon con los asesinos en el pasillo, por lo que dieron la vuelta y corrieron. El joven logró escapar y refugiarse en un salón junto a otros 30 alumnos, pero Sanders recibió disparos en la espalda y cuello. El profesor también logró llegar al salón arrastrándose, pero falleció por pérdida de sangre, mientras que los alumnos pudieron evacuar.

Horror en la biblioteca

Desde las 11:29 a 11:36 horas, ocurrió una horrenda masacre en la biblioteca, en la cual se encontraban resguardados 52 estudiantes, 2 profesores y 2 bibliotecarios. Tan sólo en ese corto lapso de tiempo, se vivió el horror.

Ambos tiradores comenzaron a tirar bombas de mano en la cafetería en la entrada de la biblioteca, las cuales si detonaron.

Al entrar a la biblioteca, cerca de ahí, la maestra Patti Nielson ya hablaba con el 911 sobre los hechos. Según la historia de los estudiantes que se escondían en el sitio, los tiradores pidieron que se levantara.

Al ver que nadie lo hacía, pidió que lo hicieron quienes fueran atletas, pues los matarían, pero nadie hizo nada. En ese momento Harris disparó con una escopeta al escritorio sin saber que el estudiante Evan Todd, se escondía ahí; no fue herido por las balas.

Sin embargo, el joven de 16 años, Kyle Velásquez, no corrió con la misma suerte, pues al parecer no se había podido esconder de manera que se protegiera, estando debajo de la mesa de la computadora. Klebold disparó dándole en la cabeza y espalda, matándolo en el acto.

Ambos tiradores comenzaron a lanzar bombas de mano en la cafetería/Foto: @latercera

Ambos recargaron sus armas y dispararon hacia abajo por la ventana, donde se veía a algunos policías ayudando a escapar a estudiantes. Los uniformados respondieron a los disparos, pero nadie salió herido.

Klebold disparó hacia una mesa e hirió a tres estudiantes (Patrick Ireland, Daniel Steepleton y Makai Hall). Tras esto, Harris disparó sin mirar bajo un escritorio, hiriendo mortalmente en el cuello a Steven Curnow de 14 años e hirió a Kacey Ruegsegger, de 17 años, con un disparo que atravesó su mano y hombro, rozando su cuello, cortando una vena, comenzando a desangrarse y jadear.

Harris continuó matando a Cassie Bernall de 17 años de un disparo a la cabeza. Algunos alumnos declararon que el chico pronuncio un “te encontré” antes de disparar.

En ese momento, Klebold encontró a tres estudiantes más escondidos detrás de unas mesas (Isaiah Shoels. de 18 años, Matthew Kechter de 16 años y el hermano menor de la primera víctima, Craig Scott, de 16 años), los tres eran atletas populares en la escuela.

Al descubrirlos, el tirador llamó a Harris quien con la nariz sangrando, pues tras su último disparo la escopeta le golpeó en el rostro, se acercó.

Los estudiantes comentarían después que tanto Klebold como Harris se burlaban de Shoels por ser de raza negra, haciendo comentarios raciales.

Un total de 13 muertos y 24 heridos fue el saldo de la masacre/Foto: Cortesía | @skhunt92

Acto seguido Harris se agacho y disparó a corta distancia al joven en el pecho, asesinándolo. Klebold hizo lo propio y mató a Kechter. Por su parte, Scott fingió su muerte y logró salvarse.

Tras esto, dispararon de muerte a otros dos estudiantes e hirieron a otros más, todo en un lapso de sólo 6 minutos. En el lugar hubo un total de 10 muertos y 12 heridos. Algo curioso fue que los investigadores descubrieron después que contaban con municiones como para matarlos a todos.

A las 12:08 horas, ambos tiradores se quitaron la vida en la cafetería, culminando con 49 minutos de horror en el tiroteo, dejando un saldo total de 13 muertos y 24 heridos.

Al día siguiente, alumnos del instituto colocaron cruces frente al campus en honor a sus compañeros fallecidos y la escuela no volvió a entrar en funciones hasta después de 4 meses.

Antecedentes de los autores

Hasta el día de hoy se han barajado diversos motivos por los que los dos jóvenes cometieron estos actos tan atroces.

Ambos chicos habían sido inadaptados durante muchos años, incluso se conoce que sufrieron de bullyng por parte de otros estudiantes.

A pesar de que ambos mostraban indicios de lo que podría suceder, ni sus padres ni autoridades pusieron la atención debida.

El tiroteo dejó decenas de estudiantes heridos y muertos/Foto: @eldeloshilos

Hasta el día de hoy, la facilidad con la cual los menores de edad y cualquier persona en Estados Unidos puede hacerse de un arma de manera legal, es espantosa e incluso a pesar de todos los tiroteos ocurridos en escuelas, aún siguen culpando a cosas como los videojuegos y afirmando que este acceso a armas, no tiene nada que ver.

Dylan Klebold y Eric Harris contaban con 17 y 18 años, respectivamente el día del tiroteo, siendo un antes y un después en la cultura estadounidense, quienes implementaron el hecho de “tiroteo escolar”, incrementado ciertas seguridades en años posteriores.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Los perpetradores también dejaron varios vídeos y escritos en sus diarios en los que hablaban sobre los hechos que posteriormente realizaron. Se declaraban como seguidores de Hitler y cómo odiaban a la humanidad.

En la cultura popular el hecho inspiró a varias canciones y películas que hablaban sobre estos hechos, incluso y de manera lamentable, otros tiroteos.

Los estudiantes prepararon el tiroteo con anticipación/Foto: @imorfeoo

Una nueva tragedia enluta a Estados Unidos

Este martes 24 de mayo una nueva tragedia enlutó a Estados Unidos con un tiroteo que dejó, hasta el momento, 14 niños muertos.

El incidente ocurrió en el estado de Texas, en la ciudad de San Antonio, cuando un joven identificado como Salvador Ramos, de 18 años de edad, ingresó a la Robb Elementary School y disparó contra los estudiantes.

El joven hispano fue abatido por elementos de la policía cuando acudieron al rescate de los menores. Más de 30 niños resultaron lesionados y un maestro perdió la vida por las heridas de bala.

 

 

Nota publicada en El Sol de Hermosillo

Chihuahua

Trámite de incapacidad laboral por Covid-19 será presencial a partir del 8 de agosto

Ante la reducción de contagios y disminución de solicitudes de incapacidad temporal para el trabajo, a partir del lunes se realizará en la clínica o el módulo de atención que corresponda

Chihuahua

Alcanza los 13.79 pesos el litro de gas LP en el Estado

En lo que respecta al tema de la gasolina, el precio promedio estatal ascendió a 20.54 pesos la verde, a 22.69 pesos la roja, y a 23.45 pesos el diesel

Chihuahua

Acusa Familia LeBarón a policías de NCG de sembrarles armas

“Tenemos mucho tiempo diciendo que la policía municipal de Nuevo Casas Grandes es corrupta y ayuda y protege a los criminales", mencionó Adrián LeBarón

Política

“No caeré en provocaciones”, responde Rocío Nahle ante señalamientos en su contra

Desde el pasado martes 2 de agosto la secretaria ha sido criticada por la oposición, debido a que se considera que la "Ley Nahle" fue hecha para beneficiarla

Sociedad

Muere una de las personas lesionadas tras explosión en fabrica de cartuchos en Morelos

Autoridades confirmaron el fallecimiento de una de las personas que resultaron lesionadas en la explosión al interior de Industrias Tecnos

Finanzas

Pide CCE Chihuahua cerrar filas ante el tema del agua

Ante un año tan seco como el actual, se debe cuidar a cabalidad cada gota de agua que se almacena en las presas de Chihuahua, mencionó Federico Baeza

Finanzas

Solidaridad de sindicatos ayudó a levantar huelga en Telmex, asegura líder del STRM

En general todas las centrales obreras, CTM, STUNAM, todos fueron muy solidarios con nosotros durante la huelga y les estamos muy agradecidos, comentó Francisco Hernández

Delicias

Busca el Municipio de Delicias incentivar los cultivos alternativos

El IDEA dará cursos gratuitos a para cultivar arándano, uva, espárrago, granado y nopal forrajero