/ viernes 12 de noviembre de 2021

Empresarios & Sociedad: Alexia, una alternativa de desarrollo profesional

Un proyecto de desarrollo alternativo para las jóvenes chihuahuenses de escasos recursos, encabezado por mujeres líderes y apoyado por empresarios comprometidos con las causas sociales

En el artículo de la semana pasada, comentamos del impulso que las mujeres tuvieron desde la fundación de las Damas de la Caridad en 1894, en esta ocasión abordaremos el caso de Alexia, un proyecto de desarrollo alternativo para las jóvenes chihuahuenses de escasos recursos, encabezado por mujeres líderes y apoyado por empresarios comprometidos con las causas sociales. Agradezco la información y comentarios de las señoras María Esther Mesta Soulé de Fernández y Rosario Soulé González de Mesta.

Antecedentes del proyecto.

El proyecto Alexia nace muchos años antes de verse concretado, a fines de los años 50, cuando un grupo de mujeres se inconforma por la impresión de los libros de texto únicos de la Secretaría de Educación Pública, en los que, a juzgar por este grupo de educadoras, se dejaba de lado la formación humanista cristiana. En la década de los 60, buscaron alternativas a la educación única oficial, mediante la elaboración de libros alternativos y el desarrollo de cursos para maestros, complementarios a la currícula de la Normal oficial.

Hacia 1969, con la entronización del obispo Adalberto Almeida Merino al Arzobispado de Chihuahua, este grupo de mujeres solicitaron permiso al prelado para dirigirse al episcopado de Alemania. Cabe señalar que el arzobispo Almeida, aplicó a la arquidiócesis un enfoque social en su pastoral religiosa, es decir, una proyección de la fe hacia manifestaciones externas y obras sociales, según la biografía escrita por el padre Dizán Vázquez, Don Adalberto, el arzobispo de la renovación conciliar.

María Esther Mesta Soulé y Rosario Soulé González. Foto: Cortesía | Alexia

Misereor y Adveniat.

El grupo de las educadoras se dirigió, concretamente, a la fundación alemana Misereor, una “obra episcopal […] para la cooperación al desarrollo. Desde hace 60 años Misereor lucha comprometidamente contra la pobreza en África, Asia, Oceanía y América Latina. Su ayuda se dirige a todas las personas necesitadas, sin distinción de religión, raza, color o sexo.”, se lee en su página.

También recurrieron a Adveniat: “la organización de ayuda de los católicos en Alemania al servicio de todas las personas en América Latina y el Caribe. Adveniat trabaja para que todos los seres humanos, como hijos de Dios, puedan colaborar en la construcción de un mundo mejor. Los proyectos de la contraparte contribuyen a superar la pobreza, posibilitar la participación de todos en el desarrollo de la sociedad, proteger la diversidad cultural, alcanzar la justicia para todos los seres humanos y cuidar y conservar la creación de Dios.”

El Centro de Formación Familiar Dale.

La señora Bertha Godoy de Ochoa les dirigió una carta para solicitar recursos que habrían de concretarse en la construcción del Centro de Formación Dale, dedicado a jóvenes mujeres de la ciudad, para el cual se le pidió al señor Roberto Schneider, ex presidente de la Empacadora de Chihuahua, la donación de un terreno, ex profeso. También apoyó el alcalde Ramón Reyes en la habilitación y sostenimiento del Centro, localizado en la calle Tamborell 4007, esquina con calle 40. El Ayuntamiento siguió apoyando con algunos recursos para el uso diario.

De este modo el Centro de Formación Dale, se abocó a la impartición de diversos talleres: de costura, gastronomía, artesanía, primeros auxilios, corte y confección, guitarra y belleza; todos ellos integrados en un enfoque de formación humanista cristiana. Igualmente, se impartían materias de Administración y Servicios empresariales que daban un perfil acorde al mercado.

La Escuela de Auxiliares de Enfermería “Alexia”.

Con el paso de los años, el Centro fue experimentando una evolución hacia el cuidado de la salud, de modo que en 1995, se convirtió en Escuela de Auxiliares de Enfermería y también se dispusieron los cursos de inglés y computación, sin dejar de fomentar la formación humanista cristiana. Catalina Russek de Cruz encabezó este proceso de renovación.

En los trípticos se establece que Alexia “busca ayudar a personas que necesitan de una carrera corta para su formación integral y crecimiento personal”. La publicidad, dirigida a donadores y colaboradores, menciona que: “para seguir trabajando necesitamos contar con su ayuda. Y así proporcionar a jóvenes que lo deseen una carrera y a la vez, un servicio muy importantes y meritorio a la comunidad.”

Se enfocaron a la población de mujeres jóvenes de 15 a 18 años de escasos recursos, por lo que siempre fue difícil que las estudiantes completaran sus colegiaturas, de modo que, desde un inicio, empresarios como los hermanos Mesta Soulé, Jorge Cruz Russek, Enrique Terrazas, Samuel Kalisch, la FECHAC, entre otros, han apoyado para solventar las finanzas del Centro.

Actualidad del proyecto.

La Escuela encontró un nicho laboral en la carrera de Auxiliar de Enfermera y se hizo notar por el cuidado y el trato de sus egresadas en las tareas cotidianas de hospitales y clínicas de la ciudad, al grado de que sus egresas comenzaron a ser demandadas por el sector de la salud. En 2006, obtuvo su RVOE, la oferta de la carrera de Enfermería General y, por primera vez, la inclusión de varones en sus aulas, donde el 80 % son mujeres.

Con ello, el impacto de la Escuela se hizo extendió así como el éxito del método humanista de formación desarrollado durante más de tres décadas. Hoy día, el proyecto Alexa se encamina al relevo en su Consejo de Administración, con el espíritu de renovación que se guía por las necesidades que va experimentando el sector de mujeres jóvenes con pocos recursos.

El Consejo de mujeres que han participado son: Ana María Cereceres, Carmen Olivares de Ostos, Rosario González Torres Torija, Emilia Touché de Ayub, María Luis Ugalde de Valdéz, Noelia Molina, María Luisa Lardizábal de Márquez, Delia Chávez de Rascón, Concepción Rodríguez de Aguirre, Rosa María Amaya de Sánchez, Josefina Terrazas Baeza, María Elena Ramonfaur, Beatriz Godoy de Ochoa, Emilia Badía de Corral, Blanca Borrego de Rodríguez, Inés Soulé de González, Catalina Russek de Cruz; y las señoras Rosario Soulé González de Mesta y María Esther Mesta de Fernández.

En el artículo de la semana pasada, comentamos del impulso que las mujeres tuvieron desde la fundación de las Damas de la Caridad en 1894, en esta ocasión abordaremos el caso de Alexia, un proyecto de desarrollo alternativo para las jóvenes chihuahuenses de escasos recursos, encabezado por mujeres líderes y apoyado por empresarios comprometidos con las causas sociales. Agradezco la información y comentarios de las señoras María Esther Mesta Soulé de Fernández y Rosario Soulé González de Mesta.

Antecedentes del proyecto.

El proyecto Alexia nace muchos años antes de verse concretado, a fines de los años 50, cuando un grupo de mujeres se inconforma por la impresión de los libros de texto únicos de la Secretaría de Educación Pública, en los que, a juzgar por este grupo de educadoras, se dejaba de lado la formación humanista cristiana. En la década de los 60, buscaron alternativas a la educación única oficial, mediante la elaboración de libros alternativos y el desarrollo de cursos para maestros, complementarios a la currícula de la Normal oficial.

Hacia 1969, con la entronización del obispo Adalberto Almeida Merino al Arzobispado de Chihuahua, este grupo de mujeres solicitaron permiso al prelado para dirigirse al episcopado de Alemania. Cabe señalar que el arzobispo Almeida, aplicó a la arquidiócesis un enfoque social en su pastoral religiosa, es decir, una proyección de la fe hacia manifestaciones externas y obras sociales, según la biografía escrita por el padre Dizán Vázquez, Don Adalberto, el arzobispo de la renovación conciliar.

María Esther Mesta Soulé y Rosario Soulé González. Foto: Cortesía | Alexia

Misereor y Adveniat.

El grupo de las educadoras se dirigió, concretamente, a la fundación alemana Misereor, una “obra episcopal […] para la cooperación al desarrollo. Desde hace 60 años Misereor lucha comprometidamente contra la pobreza en África, Asia, Oceanía y América Latina. Su ayuda se dirige a todas las personas necesitadas, sin distinción de religión, raza, color o sexo.”, se lee en su página.

También recurrieron a Adveniat: “la organización de ayuda de los católicos en Alemania al servicio de todas las personas en América Latina y el Caribe. Adveniat trabaja para que todos los seres humanos, como hijos de Dios, puedan colaborar en la construcción de un mundo mejor. Los proyectos de la contraparte contribuyen a superar la pobreza, posibilitar la participación de todos en el desarrollo de la sociedad, proteger la diversidad cultural, alcanzar la justicia para todos los seres humanos y cuidar y conservar la creación de Dios.”

El Centro de Formación Familiar Dale.

La señora Bertha Godoy de Ochoa les dirigió una carta para solicitar recursos que habrían de concretarse en la construcción del Centro de Formación Dale, dedicado a jóvenes mujeres de la ciudad, para el cual se le pidió al señor Roberto Schneider, ex presidente de la Empacadora de Chihuahua, la donación de un terreno, ex profeso. También apoyó el alcalde Ramón Reyes en la habilitación y sostenimiento del Centro, localizado en la calle Tamborell 4007, esquina con calle 40. El Ayuntamiento siguió apoyando con algunos recursos para el uso diario.

De este modo el Centro de Formación Dale, se abocó a la impartición de diversos talleres: de costura, gastronomía, artesanía, primeros auxilios, corte y confección, guitarra y belleza; todos ellos integrados en un enfoque de formación humanista cristiana. Igualmente, se impartían materias de Administración y Servicios empresariales que daban un perfil acorde al mercado.

La Escuela de Auxiliares de Enfermería “Alexia”.

Con el paso de los años, el Centro fue experimentando una evolución hacia el cuidado de la salud, de modo que en 1995, se convirtió en Escuela de Auxiliares de Enfermería y también se dispusieron los cursos de inglés y computación, sin dejar de fomentar la formación humanista cristiana. Catalina Russek de Cruz encabezó este proceso de renovación.

En los trípticos se establece que Alexia “busca ayudar a personas que necesitan de una carrera corta para su formación integral y crecimiento personal”. La publicidad, dirigida a donadores y colaboradores, menciona que: “para seguir trabajando necesitamos contar con su ayuda. Y así proporcionar a jóvenes que lo deseen una carrera y a la vez, un servicio muy importantes y meritorio a la comunidad.”

Se enfocaron a la población de mujeres jóvenes de 15 a 18 años de escasos recursos, por lo que siempre fue difícil que las estudiantes completaran sus colegiaturas, de modo que, desde un inicio, empresarios como los hermanos Mesta Soulé, Jorge Cruz Russek, Enrique Terrazas, Samuel Kalisch, la FECHAC, entre otros, han apoyado para solventar las finanzas del Centro.

Actualidad del proyecto.

La Escuela encontró un nicho laboral en la carrera de Auxiliar de Enfermera y se hizo notar por el cuidado y el trato de sus egresadas en las tareas cotidianas de hospitales y clínicas de la ciudad, al grado de que sus egresas comenzaron a ser demandadas por el sector de la salud. En 2006, obtuvo su RVOE, la oferta de la carrera de Enfermería General y, por primera vez, la inclusión de varones en sus aulas, donde el 80 % son mujeres.

Con ello, el impacto de la Escuela se hizo extendió así como el éxito del método humanista de formación desarrollado durante más de tres décadas. Hoy día, el proyecto Alexa se encamina al relevo en su Consejo de Administración, con el espíritu de renovación que se guía por las necesidades que va experimentando el sector de mujeres jóvenes con pocos recursos.

El Consejo de mujeres que han participado son: Ana María Cereceres, Carmen Olivares de Ostos, Rosario González Torres Torija, Emilia Touché de Ayub, María Luis Ugalde de Valdéz, Noelia Molina, María Luisa Lardizábal de Márquez, Delia Chávez de Rascón, Concepción Rodríguez de Aguirre, Rosa María Amaya de Sánchez, Josefina Terrazas Baeza, María Elena Ramonfaur, Beatriz Godoy de Ochoa, Emilia Badía de Corral, Blanca Borrego de Rodríguez, Inés Soulé de González, Catalina Russek de Cruz; y las señoras Rosario Soulé González de Mesta y María Esther Mesta de Fernández.

Chihuahua

Sorprende lluvia ligera dominical a capitalinos

En la zona de Cantera, hacia el Centro de la Ciudad, la lluvia continuó de manera constante

Finanzas

Chihuahua perdió 433 empleos durante julio del 2022: IMSS

Las entidades federativas que perdieron más plazas laborales durante julio del presente año fueron: Sonora, Yucatán y Sinaloa

Delicias

Busca el Municipio de Delicias incentivar los cultivos alternativos

El IDEA dará cursos gratuitos a para cultivar arándano, uva, espárrago, granado y nopal forrajero

Chihuahua

Ofrece UTCH Sur programas académicos de Logística y Mecatrónica en modalidad despresurizada

El modelo educativo despresurizado ofrece a las personas que ya forman parte del sector productivo, el poder terminar en tres años el nivel de Técnico Superior Universitario

Americano

Selección Mexicana Femenil de Futbol Americano terminó quinta en Campeonato Mundial

A pesar de los problemas que tuvieron para viajar al Campeonato Mundial que se realizó en Finlandia, la Selección Mexicana Femenil de Futbol America consiguió la victoria en todos sus partidos

Cultura

Recorrerá el cantante Álex Moreno América Latina con su música

Emprende su viaje en automóvil con su primer álbum de su autoría “Desde mi closet”, hasta llegar a Buenos Aires, Argentina

Chihuahua

Promociona el cantautor Freddie Alva el tema “Midnight Calle”

Colaboran junto al chihuahuense en esta producción Zack Merci y Steffani Milan; hasta el momento cuenta con 83 mil reproducciones en YouTube