/ domingo 17 de marzo de 2019

Apps de entrega de comida sin control, no existe entidad que las regule

Repartidores no tienen servicio médico y mucho menos incapacidad en caso de accidente

Trabajadores que se desempeñan dentro de plataformas de pedidos o entregas de alimentos laboran sin seguridad social, prestaciones de ley, ni certeza jurídica, dado que las empresas los dan de alta pero no se responsabilizan de sus repartidores, abonando a que las aplicaciones de comida sigan sin control.

De acuerdo con la secretaria del Trabajo, Ana Luisa Herrera Laso, hasta el momento no se cuenta con alguna queja o demanda de Uber Eats -la app más conocida en Chihuahua-, como para conocer los términos o formas en que se presta el servicio.

Lo que se sabe -dijo- es que los repartidores a través de la aplicación acuden a restaurantes o centros de comida rápida por los pedidos que se realizan por los usuarios; la aplicación envía al repartidor más cercano.

Además, “se tiene entendido que no hay horario o salario que se le cubra al repartidor, sólo una comisión por pedido entregado. Se podría decir que es una relación comercial triangulada entre la aplicación, los restaurantes o centros de comida y el repartidor. Al parecer no existe una relación laboral ya que no tiene las características o requisitos fundamentales para que se dé”, manifestó la funcionaria.

En este sentido, declaró en caso de que alguna persona tenga dudas, puede acudir a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo para ser escuchado y poder analizar los documentos que avalan el contrato.

Alberto, quien se desempeña en la empresa Uber, dio a conocer que al darse de “alta” en la plataforma para el servicio de trasporte se tiene la opción de activarse también para el servicio de entrega de alimentos; sin embargo, la mayoría prefiere evitar el uso su vehículo para ello, argumentando que no es redituable tomando en cuenta el combustible y tiempo invertido, sino que la mejor opción es hacerlo en motocicleta o bicicleta.

O bien, están quienes se unen a la empresa sólo en la modalidad de Uber Eats, una plataforma estadounidense de pedidos y entrega de alimentos en línea lanzada por Uber en el año 2014.

Explicó que de ejecutar dicho servicio en bicicleta o motocicleta es necesaria la adquisición de la clásica mochila color verde para el correcto manejo y conservación de los alimentos, la cual cuesta entre 350 y 400 pesos, además de presentar placas vigentes, licencia y tarjeta de circulación.

Según su experiencia, pueden generarse ingresos mensuales por 10 mil pesos, pero todavía hay que aportar la cantidad que “corresponde” a la empresa e invertir en la gasolina de la motocicleta para hacer más ágil la entrega, por lo que calcula una ganancia neta de aproximadamente 2 mil pesos a la semana.

Por otro lado, Pablo G. confirmó que dentro de este “empleo” no cuentan con servicio médico ni prestación alguna, agregando que es como un negocio propio, donde la persona sabe cuánto esfuerzo, tiempo y dinero le imprime.

Asimismo, precisó que el trabajador puede incluso dejar operar por tres meses y su cuenta sigue vigente; ésta se cancela cuando un cliente o usuario de la plataforma emite un reporte grave en contra.

Es bien sabido que empresas como Uber representan una oportunidad de empleo para varios, pero hay quienes preferirían un empleo con prestaciones de ley.

A pesar de que estas herramientas tienen un protocolo para dar de alta a los repartidores, una vez que forman parte de la empresa, no se responsabilizan de ellos, por lo que se quedan en estado de vulnerabilidad. Los repartidores coincidieron en señalar que sufrir un accidente es su principal preocupación, tomando en cuenta que no tienen un seguro médico; aparte, no cuentan con respaldo jurídico y desconocen si al llegar al destino sean víctimas de fraude o robo.

Te recomendamos:

Trabajadores que se desempeñan dentro de plataformas de pedidos o entregas de alimentos laboran sin seguridad social, prestaciones de ley, ni certeza jurídica, dado que las empresas los dan de alta pero no se responsabilizan de sus repartidores, abonando a que las aplicaciones de comida sigan sin control.

De acuerdo con la secretaria del Trabajo, Ana Luisa Herrera Laso, hasta el momento no se cuenta con alguna queja o demanda de Uber Eats -la app más conocida en Chihuahua-, como para conocer los términos o formas en que se presta el servicio.

Lo que se sabe -dijo- es que los repartidores a través de la aplicación acuden a restaurantes o centros de comida rápida por los pedidos que se realizan por los usuarios; la aplicación envía al repartidor más cercano.

Además, “se tiene entendido que no hay horario o salario que se le cubra al repartidor, sólo una comisión por pedido entregado. Se podría decir que es una relación comercial triangulada entre la aplicación, los restaurantes o centros de comida y el repartidor. Al parecer no existe una relación laboral ya que no tiene las características o requisitos fundamentales para que se dé”, manifestó la funcionaria.

En este sentido, declaró en caso de que alguna persona tenga dudas, puede acudir a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo para ser escuchado y poder analizar los documentos que avalan el contrato.

Alberto, quien se desempeña en la empresa Uber, dio a conocer que al darse de “alta” en la plataforma para el servicio de trasporte se tiene la opción de activarse también para el servicio de entrega de alimentos; sin embargo, la mayoría prefiere evitar el uso su vehículo para ello, argumentando que no es redituable tomando en cuenta el combustible y tiempo invertido, sino que la mejor opción es hacerlo en motocicleta o bicicleta.

O bien, están quienes se unen a la empresa sólo en la modalidad de Uber Eats, una plataforma estadounidense de pedidos y entrega de alimentos en línea lanzada por Uber en el año 2014.

Explicó que de ejecutar dicho servicio en bicicleta o motocicleta es necesaria la adquisición de la clásica mochila color verde para el correcto manejo y conservación de los alimentos, la cual cuesta entre 350 y 400 pesos, además de presentar placas vigentes, licencia y tarjeta de circulación.

Según su experiencia, pueden generarse ingresos mensuales por 10 mil pesos, pero todavía hay que aportar la cantidad que “corresponde” a la empresa e invertir en la gasolina de la motocicleta para hacer más ágil la entrega, por lo que calcula una ganancia neta de aproximadamente 2 mil pesos a la semana.

Por otro lado, Pablo G. confirmó que dentro de este “empleo” no cuentan con servicio médico ni prestación alguna, agregando que es como un negocio propio, donde la persona sabe cuánto esfuerzo, tiempo y dinero le imprime.

Asimismo, precisó que el trabajador puede incluso dejar operar por tres meses y su cuenta sigue vigente; ésta se cancela cuando un cliente o usuario de la plataforma emite un reporte grave en contra.

Es bien sabido que empresas como Uber representan una oportunidad de empleo para varios, pero hay quienes preferirían un empleo con prestaciones de ley.

A pesar de que estas herramientas tienen un protocolo para dar de alta a los repartidores, una vez que forman parte de la empresa, no se responsabilizan de ellos, por lo que se quedan en estado de vulnerabilidad. Los repartidores coincidieron en señalar que sufrir un accidente es su principal preocupación, tomando en cuenta que no tienen un seguro médico; aparte, no cuentan con respaldo jurídico y desconocen si al llegar al destino sean víctimas de fraude o robo.

Te recomendamos:

Chihuahua

Inversión histórica en obra hidráulica: PRI

El gobierno federal aportaría 500 mdp al rubro como parte del convenio de liberación de La Boquilla: PRI

Policiaca

Tras dictarle prisión preventiva “el Jaguar” es llevado al Altiplano

Prisión federal mexicana del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social de la Comisión Nacional de Seguridad en Santa Juana Centro, municipio de Almoloya de Juárez, Estado de México

Cultura

Exhiben arte infantil en el Museo Semilla

Alumnos de ICE muestran obras realizadas bajo la coordinación de la maestra Gabriela Fernández

Cultura

Del 25 al 29 de octubre realizan UACh su VI Semana de la Danza

Organiza el Grupo Disciplinario de Educación y Desarrollo de la Danza de la Facultad de Artes

Círculos

El cantautor Paco Lennon se presentará en centros de rehabilitación

Estará acompañado de terapeutas conferencistas como Martín Alanís y Catalina González

Círculos

Nino Téllez promociona su sencillo en Chihuahua

Su tema “El que sobra soy yo” ya se encuentra disponible en las diferentes plataformas

Sociedad

Anuncia AMLO incremento gradual de pensión Bienestar para adultos mayores

La subsecretaria del Bienestar explicó que se tiene la meta de incrementar la pensión de adultos mayores de 3 mil 100 pesos a 6 mil pesos en el 2024

Policiaca

Tras dictarle prisión preventiva “el Jaguar” es llevado al Altiplano

Prisión federal mexicana del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social de la Comisión Nacional de Seguridad en Santa Juana Centro, municipio de Almoloya de Juárez, Estado de México