/ miércoles 8 de julio de 2020

Marina detecta colusión entre narcos y personal de aduanas

Autoridades detectaron el modus operandi, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos que traen la droga

La Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de Marina (Semar) descubrieron colusión de personal de aduanas con el crimen organizado para el tráfico de fentanilo u otras drogas.

Tras un mes de investigaciones, las autoridades federales detectaron el modus operandi de estas bandas, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos y quienes se encargan de introducir a territorio nacional la mercancía ilegal, revelaron fuentes de la Marina.

Estos polizones que utiliza el narcotráfico se infiltran en los patios fiscales de los puertos para desde ahí abordar buques que transportan droga como fentalino o clorhidrato de cocaína.

La mercancía, que se mezcla entre la carga para evitar ser detectada, es echada al mar por estos polizontes, para después, ya en altamar, los polizontes se arrojan al agua junto con la droga para ser rescatados por lanchas rápidas que pueden localizarlos aún en plena noche, gracias a dispositivos GPS, señalan reportes de la Semar, y la FGR.

Esta forma de operar fue detectada en el puerto de Manzanillo, Colima, cuando un buque danés que zarpó de Ecuador, hizo escala en Panamá y tenía como destino Yokohama, Japón.

La embarcación atracó en el puerto de Manzanillo, donde dos empleados se escabulleron en uno de los patios fiscales para abordar el buque de manera clandestina a la espera de que zarpara.

“Al salir del puerto se lanzarían al agua (27 metros de la cubierta al espejo) en condiciones que les permitieran llegar minutos después al lugar donde se encontrarían con quien recibiría la droga, aun con los riesgos que implicaba esta acción. Gracias al GPS de la boya los localizarían y usarían unas lanchas para recogerlos y llevarlos a tierra”, señalan el reporte de la Semar y la FGR.

Los dos empleados de la empresa que resultaron detenidos fueron asegurados en el interior de uno de los patios fiscales, en donde ingresaron violando sus horarios de trabajo.

Las autoridades comenzaron una inspección del barco con el apoyo de caninos especializados en narcóticos de la FGR, detectaron dos costales de rafia de color negro con flanjas rojas y azules que no correspondían a la mercancía que se transportaba (chatarra de cobre), los cuales contenían polvo blanco con las características propias del clorhidrato de cocaína.

El Ministerio Publico calculó que la droga asegurada podría alcanzar un valor en el mercado negro de 28 millones 635 mil 718 pesos. La mercancía quedó a disposición del Ministerio Público junto con las dos personas detenidas.

Se señala que Juan “C” e Isidro “Z” los dos detenidos, son empleados de una empresa administradora de un Patio Fiscal del puerto de Manzanillo, Colima y tienen horarios bien definidos, el cual cumplido tienen que abandonar el lugar, sin embargo estos no lo hicieron, rompieron uno de los candados y subieron al buque.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

La Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de Marina (Semar) descubrieron colusión de personal de aduanas con el crimen organizado para el tráfico de fentanilo u otras drogas.

Tras un mes de investigaciones, las autoridades federales detectaron el modus operandi de estas bandas, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos y quienes se encargan de introducir a territorio nacional la mercancía ilegal, revelaron fuentes de la Marina.

Estos polizones que utiliza el narcotráfico se infiltran en los patios fiscales de los puertos para desde ahí abordar buques que transportan droga como fentalino o clorhidrato de cocaína.

La mercancía, que se mezcla entre la carga para evitar ser detectada, es echada al mar por estos polizontes, para después, ya en altamar, los polizontes se arrojan al agua junto con la droga para ser rescatados por lanchas rápidas que pueden localizarlos aún en plena noche, gracias a dispositivos GPS, señalan reportes de la Semar, y la FGR.

Esta forma de operar fue detectada en el puerto de Manzanillo, Colima, cuando un buque danés que zarpó de Ecuador, hizo escala en Panamá y tenía como destino Yokohama, Japón.

La embarcación atracó en el puerto de Manzanillo, donde dos empleados se escabulleron en uno de los patios fiscales para abordar el buque de manera clandestina a la espera de que zarpara.

“Al salir del puerto se lanzarían al agua (27 metros de la cubierta al espejo) en condiciones que les permitieran llegar minutos después al lugar donde se encontrarían con quien recibiría la droga, aun con los riesgos que implicaba esta acción. Gracias al GPS de la boya los localizarían y usarían unas lanchas para recogerlos y llevarlos a tierra”, señalan el reporte de la Semar y la FGR.

Los dos empleados de la empresa que resultaron detenidos fueron asegurados en el interior de uno de los patios fiscales, en donde ingresaron violando sus horarios de trabajo.

Las autoridades comenzaron una inspección del barco con el apoyo de caninos especializados en narcóticos de la FGR, detectaron dos costales de rafia de color negro con flanjas rojas y azules que no correspondían a la mercancía que se transportaba (chatarra de cobre), los cuales contenían polvo blanco con las características propias del clorhidrato de cocaína.

El Ministerio Publico calculó que la droga asegurada podría alcanzar un valor en el mercado negro de 28 millones 635 mil 718 pesos. La mercancía quedó a disposición del Ministerio Público junto con las dos personas detenidas.

Se señala que Juan “C” e Isidro “Z” los dos detenidos, son empleados de una empresa administradora de un Patio Fiscal del puerto de Manzanillo, Colima y tienen horarios bien definidos, el cual cumplido tienen que abandonar el lugar, sin embargo estos no lo hicieron, rompieron uno de los candados y subieron al buque.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

Comienzan a interponer quejas vs Great Fitness ante Profeco

Ante la noticia de cierre del gimnasio Great Fitness, más de 30 personas ya interpusieron su queja ante la Procuraduría Federal del Consumidor

Local

Aumenta demanda a carreras de salud

Ayer presentaron examen 5 mil jóvenes que buscan estudiar en la Alma Mater; hoy será la segunda ronda de evaluaciones vía virtual

Noroeste

Encuentran dos “encajuelados”, en Guerrero

El vehículo fue localizado abandonado cerca del poblado de Pedernales

Salud

Este sería el precio de vacuna contra Covid-19 de Moderna

El precio está por encima de los 19.50 dólares que adelantó Pfizer para la vacuna que desarrolla junto con la alemana BioNTech

Aderezo

Entre etiquetas de "oro" y catas de vino mexicano gratis

Conoce a las bodegas nacionales que han alcanzado el reconocimiento mundial y cómo puedes degustar de este elixir en tu hogar

Local

Siguen largas filas en Fonacot, hasta ocho horas de espera

Con algunas medidas de distancia, cubrebocas y otros más, son con las que están atendiendo a los interesados

Local

Venta de cubrebocas sigue siendo redituable

Varios vendedores se encuentran afuera de la Clinica Familiar 33, a donde acuden diariamente a ofertar cubrebocas de varios modelos y colores

Local

Comienzan a interponer quejas vs Great Fitness ante Profeco

Ante la noticia de cierre del gimnasio Great Fitness, más de 30 personas ya interpusieron su queja ante la Procuraduría Federal del Consumidor

Política

Proponen al Congreso de la Unión incluir materia escolar de educación alimentaria

El proyecto está alineado con el etiquetado de alimentos y la restricción de venta de alimentos “chatarra” en escuelas