/ viernes 14 de febrero de 2020

Mujeres que migran

Las mujeres son parte fundamental para reconstruir una sociedad donde predomina la violencia, las injusticias y los desasosiegos. Son ellas las que, a pesar de las circunstancias, inician procesos de transformación después de las tragedias, buscan mejorar las condiciones socio-económicas cuando escasean las oportunidades y hay desabasto, e intentan generar conciencia para rehumanizar a una sociedad abatida por conflictos y desesperanzas. Son ellas también las que son más vulnerables a sufrir abusos y discriminación; las menos protegidas y aplastadas, muchas veces sólo por el hecho de ser mujer.

Erika Maldonado es una de las fundadoras de COFAMIPRO (Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Progreso, Honduras) que, en 1999, lo iniciaron para la búsqueda de migrantes desaparecidos. Cuenta que su hija desapareció en una caravana. Su desesperación por saber qué había ocurrido, la hizo montarse en una caravana como madre para buscarla y así, comenzó la búsqueda de hijos “desvanecidos” en la ruta hacia Estados Unidos. A través de la radio, entrevistas y redes sociales, pudieron encontrar a varias personas, incluyendo a su hija quién se quedó varada en Tonalá, Chiapas. Después de un tiempo, la llamó para que la ayudara a regresar a casa, pero en el trayecto falleció. “Mi hija murió por la migración”; lo único que me tranquiliza es que aquí la tengo enterrada, -relata.

¿Por qué migró? Porque no podía trabajar aquí, era muy inseguro. Debía cruzar cerca de un río para ir a la fábrica y la asaltaron varias veces. Era vulnerable por ser mujer. Su sueño era construir un cuartito y ayudarme, y supo que no podría lograrlo aquí. ¿Por qué migran las personas ahora? En aquellos tiempos cuando iniciaron las caravanas, era por que no se ganaba nada y por la delincuencia. Ahora la gente se va por que están amenazadas, las han extorsionado, han matado a miembros de su familia y, mejor agarran camino. Ya no quieren morir en su tierra, prefieren hacerlo en el camino hacia algo mejor. ¿Quiénes los amenazan? Las Maras, los extorsionadores, el crimen organizado o más bien, el crimen autorizado, por que ahí están las autoridades de por medio. Antes la migración era por necesidad, no había vivienda, trabajo y oportunidades. Ahora se van para preservar su vida. Es una migración forzada. Ahora, con el inicio de la primera caravana del año (15 de enero) en San Pedro Sula, Honduras, son las mujeres quienes informan a las personas que migrarán que lo hagan de forma segura.

Ser mujer es difícil, y cuando se atraviesa la condición de migrante, situación de pobreza, violencia, la combinación es desoladora. Los comentarios racistas y xenófobos en nuestro país van en aumento ante las personas que cruzan la frontera para lograr el “sueño americano” (que probablemente no llegará). Se les margina, se consideran “amenaza”, ignorantes, criminales y, un sinfín de prejuicios más. Nos hemos convertido en aquello lo que “prometimos” destruir ante la discriminación que padecemos con nuestros “vecinos” norteños y, perdimos la capacidad empatía. Pongámonos en su lugar y entendamos que nadie deja su hogar por gusto. La esperanza de tener una vida mejor es lo último que muere y ellos, lo hacen en el trayecto.

Las mujeres son parte fundamental para reconstruir una sociedad donde predomina la violencia, las injusticias y los desasosiegos. Son ellas las que, a pesar de las circunstancias, inician procesos de transformación después de las tragedias, buscan mejorar las condiciones socio-económicas cuando escasean las oportunidades y hay desabasto, e intentan generar conciencia para rehumanizar a una sociedad abatida por conflictos y desesperanzas. Son ellas también las que son más vulnerables a sufrir abusos y discriminación; las menos protegidas y aplastadas, muchas veces sólo por el hecho de ser mujer.

Erika Maldonado es una de las fundadoras de COFAMIPRO (Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Progreso, Honduras) que, en 1999, lo iniciaron para la búsqueda de migrantes desaparecidos. Cuenta que su hija desapareció en una caravana. Su desesperación por saber qué había ocurrido, la hizo montarse en una caravana como madre para buscarla y así, comenzó la búsqueda de hijos “desvanecidos” en la ruta hacia Estados Unidos. A través de la radio, entrevistas y redes sociales, pudieron encontrar a varias personas, incluyendo a su hija quién se quedó varada en Tonalá, Chiapas. Después de un tiempo, la llamó para que la ayudara a regresar a casa, pero en el trayecto falleció. “Mi hija murió por la migración”; lo único que me tranquiliza es que aquí la tengo enterrada, -relata.

¿Por qué migró? Porque no podía trabajar aquí, era muy inseguro. Debía cruzar cerca de un río para ir a la fábrica y la asaltaron varias veces. Era vulnerable por ser mujer. Su sueño era construir un cuartito y ayudarme, y supo que no podría lograrlo aquí. ¿Por qué migran las personas ahora? En aquellos tiempos cuando iniciaron las caravanas, era por que no se ganaba nada y por la delincuencia. Ahora la gente se va por que están amenazadas, las han extorsionado, han matado a miembros de su familia y, mejor agarran camino. Ya no quieren morir en su tierra, prefieren hacerlo en el camino hacia algo mejor. ¿Quiénes los amenazan? Las Maras, los extorsionadores, el crimen organizado o más bien, el crimen autorizado, por que ahí están las autoridades de por medio. Antes la migración era por necesidad, no había vivienda, trabajo y oportunidades. Ahora se van para preservar su vida. Es una migración forzada. Ahora, con el inicio de la primera caravana del año (15 de enero) en San Pedro Sula, Honduras, son las mujeres quienes informan a las personas que migrarán que lo hagan de forma segura.

Ser mujer es difícil, y cuando se atraviesa la condición de migrante, situación de pobreza, violencia, la combinación es desoladora. Los comentarios racistas y xenófobos en nuestro país van en aumento ante las personas que cruzan la frontera para lograr el “sueño americano” (que probablemente no llegará). Se les margina, se consideran “amenaza”, ignorantes, criminales y, un sinfín de prejuicios más. Nos hemos convertido en aquello lo que “prometimos” destruir ante la discriminación que padecemos con nuestros “vecinos” norteños y, perdimos la capacidad empatía. Pongámonos en su lugar y entendamos que nadie deja su hogar por gusto. La esperanza de tener una vida mejor es lo último que muere y ellos, lo hacen en el trayecto.

Local

Aparece en video musical Delegado de SEGOB

En el video se puede ver al Delegado Federal, a bordo de un tractor, en una labor de cultivo, mientras Ximena interpreta el tema Un Paraíso Terrenal

Local

Exige Pavel Aguilar redoblen esfuerzos para localizar al alcalde de Temósachic

Aguilar Raynal, calificó como inadmisible las desapariciones de los alcaldes que se han suscitado en los últimos meses.

Deportes

Reactivación deportiva será bajo estrictos protocolos

Todas las ligas y torneos deberán cumplir con los protocolos que se requieren para el reinicio de las actividades

Gossip

Rock en Español de los 90 tendrá serie

Hari Sama prepara junto a Max Zunino la serie Los últimos análogos con lo mejor de la música de esa época para la productora francesa Gaumont Film

Sociedad

Campo en crisis, se reduce 76% zonas cultivables

En riesgo la producción, comercialización y exportación de alimentos, dicen agricultores

Cultura

Woody Allen desea “que la vida vuelva a ser lo que era”

En aislamiento, el director habla del estreno de Rifkin´s festival, que abre la edición 68 en San Sebastián

Gossip

Manuel para galanes, la nueva serie que te enseñará el arte de la seducción

La serie está disponible a través de Claro Video, en donde además de las participaciones de talento nacional, la audiencia mexicana conocerá a José Lombana y David Traslaviña

Mundo

El mundo demanda más comida de origen vegetal

La búsqueda de comida más saludable, sumada al cierre de rastros de carne por brotes de Covid, impulsan a la población a consumir estos productos, dice Nestlé

Gossip

Raperos mexicanos se enfrentarán en la segunda emisión de Combate Freestyle Space

El público puede participar de forma interactiva en las redes sociales de SPACE