/ domingo 16 de mayo de 2021

La Quinta Touché; la casa que se cimentó y se perdió en lágrimas

A esta hermosa casa, la rodea el misticismo, y se cuenta además, que su construcción está maldita debido al alto costo que por ella se tuvo que pagar

El relato auténtico lo puedes encontrar en Facebook: Crónicas de Terror en Chihuahua por Adrián Berrios

En la actualidad, no mucha gente estaría dispuesta a habitar una casa que ha sido colocada sobre un cementerio... La Quinta Touché, ubicada en la avenida Independencia y Bolívar, en el Centro de la capital de Chihuahua, cuenta con esa peculiaridad, pues fue colocada sobre lo que fue el Cementerio San Felipe, y no sólo eso, sino que fue además un hospital durante la época de la Revolución, cuando su dueño original, Jacobo Touché, un comerciante árabe que se instaló en la capital de Chihuahua, se vio obligado a abandonarla debido al conflicto bélico.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Parral y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

A esta hermosa casa, la rodea el misticismo, y se cuenta además, que su construcción está maldita debido al alto costo que por ella se tuvo que pagar, pues dejando de lado el hecho de que fue cimentada sobre un camposanto, esta fue construida gracias a las ganancias de una casa de apuestas, “El Cosmopolita”, que costó el llanto de innumerables personas que, víctimas de la afición al juego, perdían en ocasiones la vida misma tras ceder en sus patrimonios en las cartas, debido a lo cual, fue llamada “La Quinta de las Lágrimas”.

Fotos: Gerardo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Fue en el año 1888, durante la época de Porfirio Díaz, cuando Jacobo Touché, un comerciante viudo de tierras árabes, llegó con sus tres hijos a la ciudad de Chihuahua, donde en poco tiempo, y gracias a su habilidad como negociante, comenzó a fundar varios negocios en la capital del estado, siendo los más populares en su momento la fábrica de medias y calcetines, “La Favorita”, ubicada en las calles Rosales y Veintinueve, así como los Almacenes Touché.

Con el éxito que obtuvo en esta tierra árida, Jacobo decidió contraer nupcias por segunda ocasión, esta vez, con la señora María Lynden, de origen suizo, y con quien su familia se vio luego expandida con el nacimiento de tres retoños más.

Al crecer su familia así como su fortuna, Jacobo se decidió luego a construir una nueva residencia, pero estaba convencido de que esta debería estar a la altura de su alcurnia y fama, por lo que, luego de hacerse de un terreno del recién clausurado cementerio de San Felipe, solicitó sus servicios al arquitecto inglés George E. King, quien se encontraba en la ciudad construyendo el Teatro de los Héroes por encargo del entonces gobernador de Chihuahua, Miguel Ahumada.

Fue en el año 1904, cuando luego de tres años, la residencia fue finalmente inaugurada, mudándose de inmediato a ella la familia Touché.

La vivienda ubicada en lo que entonces era una zona exclusiva, fue bautizada pronto como la “Casa del Turco”, pero poco vivieron en ella sus habitantes, pues durante el inicio de la Revolución Mexicana estos tuvieron que abandonarla tras haber sido confiscada por el movimiento Villista, que se dedicó a adueñarse de propiedades de la burguesía chihuahuense.

Durante ese lapso, la Quinta Touché fue utilizada como Hospital, donde se sabe que murió en 1914 el general Toribio Ortega, luego de haber estado internado tras la batalla de Zacatecas, de donde llegó ya en estado agónico.

Diez años más tarde, en 1924, la casa fue consumida por el fuego, que luego de haber iniciado, fue imposible detener gracias al piso de madera de la construcción. Sin embargo, gracias a la intervención de los ingenieros Carlos Ochoa, Francisco Terrazas Falomir y Miguel Márquez, la casa tuvo un segundo aire al ser reconstruida en 1927 con el uso de la técnica conocida como Bóveda Catalana.

Como las golondrinas, tras recuperar su “nido”, la familia Touché recuperó su propiedad, sin embargo, de nuevo la desocuparon de manera definitiva en el año de 1975.

De la salida de los Touché de la casa, se dice que se debió a que su propietario la perdió en una apuesta, tras lo cual se encerró y lloró amargamente en su pasillo principal, completándose así un círculo de lágrimas arrancadas por la ludopatía. Hoy en día poco se sabe de quienes fueron sus dueños originales, pues la casa ha pasado por diferentes dueños hasta hoy en día, que ha pasado a ser propiedad el Municipio.

Facebook: Crónicas de Terror en Chihuahua

El relato auténtico lo puedes encontrar en Facebook: Crónicas de Terror en Chihuahua por Adrián Berrios

En la actualidad, no mucha gente estaría dispuesta a habitar una casa que ha sido colocada sobre un cementerio... La Quinta Touché, ubicada en la avenida Independencia y Bolívar, en el Centro de la capital de Chihuahua, cuenta con esa peculiaridad, pues fue colocada sobre lo que fue el Cementerio San Felipe, y no sólo eso, sino que fue además un hospital durante la época de la Revolución, cuando su dueño original, Jacobo Touché, un comerciante árabe que se instaló en la capital de Chihuahua, se vio obligado a abandonarla debido al conflicto bélico.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Parral y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

A esta hermosa casa, la rodea el misticismo, y se cuenta además, que su construcción está maldita debido al alto costo que por ella se tuvo que pagar, pues dejando de lado el hecho de que fue cimentada sobre un camposanto, esta fue construida gracias a las ganancias de una casa de apuestas, “El Cosmopolita”, que costó el llanto de innumerables personas que, víctimas de la afición al juego, perdían en ocasiones la vida misma tras ceder en sus patrimonios en las cartas, debido a lo cual, fue llamada “La Quinta de las Lágrimas”.

Fotos: Gerardo Aguirre | El Heraldo de Chihuahua

Fue en el año 1888, durante la época de Porfirio Díaz, cuando Jacobo Touché, un comerciante viudo de tierras árabes, llegó con sus tres hijos a la ciudad de Chihuahua, donde en poco tiempo, y gracias a su habilidad como negociante, comenzó a fundar varios negocios en la capital del estado, siendo los más populares en su momento la fábrica de medias y calcetines, “La Favorita”, ubicada en las calles Rosales y Veintinueve, así como los Almacenes Touché.

Con el éxito que obtuvo en esta tierra árida, Jacobo decidió contraer nupcias por segunda ocasión, esta vez, con la señora María Lynden, de origen suizo, y con quien su familia se vio luego expandida con el nacimiento de tres retoños más.

Al crecer su familia así como su fortuna, Jacobo se decidió luego a construir una nueva residencia, pero estaba convencido de que esta debería estar a la altura de su alcurnia y fama, por lo que, luego de hacerse de un terreno del recién clausurado cementerio de San Felipe, solicitó sus servicios al arquitecto inglés George E. King, quien se encontraba en la ciudad construyendo el Teatro de los Héroes por encargo del entonces gobernador de Chihuahua, Miguel Ahumada.

Fue en el año 1904, cuando luego de tres años, la residencia fue finalmente inaugurada, mudándose de inmediato a ella la familia Touché.

La vivienda ubicada en lo que entonces era una zona exclusiva, fue bautizada pronto como la “Casa del Turco”, pero poco vivieron en ella sus habitantes, pues durante el inicio de la Revolución Mexicana estos tuvieron que abandonarla tras haber sido confiscada por el movimiento Villista, que se dedicó a adueñarse de propiedades de la burguesía chihuahuense.

Durante ese lapso, la Quinta Touché fue utilizada como Hospital, donde se sabe que murió en 1914 el general Toribio Ortega, luego de haber estado internado tras la batalla de Zacatecas, de donde llegó ya en estado agónico.

Diez años más tarde, en 1924, la casa fue consumida por el fuego, que luego de haber iniciado, fue imposible detener gracias al piso de madera de la construcción. Sin embargo, gracias a la intervención de los ingenieros Carlos Ochoa, Francisco Terrazas Falomir y Miguel Márquez, la casa tuvo un segundo aire al ser reconstruida en 1927 con el uso de la técnica conocida como Bóveda Catalana.

Como las golondrinas, tras recuperar su “nido”, la familia Touché recuperó su propiedad, sin embargo, de nuevo la desocuparon de manera definitiva en el año de 1975.

De la salida de los Touché de la casa, se dice que se debió a que su propietario la perdió en una apuesta, tras lo cual se encerró y lloró amargamente en su pasillo principal, completándose así un círculo de lágrimas arrancadas por la ludopatía. Hoy en día poco se sabe de quienes fueron sus dueños originales, pues la casa ha pasado por diferentes dueños hasta hoy en día, que ha pasado a ser propiedad el Municipio.

Facebook: Crónicas de Terror en Chihuahua

Policiaca

Encuentran a persona asesinada a golpes en la Colonia Industrial

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del C4, donde se llevará a cabo la necropsia

Chihuahua

Localizan en Nayarit a Cynthia Martínez, desaparecida en Chihuahua

La mujer de 27 años fue vista por última vez en la capital y llevaba más de dos meses con reporte de ausencia

Guachochi

México Republicano se baja de la contienda a la alcaldía de Guachochi; se une a MC

El motivo es por la coincidencia de causas comunes, la vocación incluyente y la sensibilidad social, dijo Carlos Lara, quien se une a Manuel Pizarro, de Movimiento Ciudadano

Chihuahua

Proceso jurídico contra el Bienestar en Chihuahua es campaña en mi contra: Loera

Cuestionó la legitimidad del exempleado del Bienestar, Hugo Ruiz, entorno a quien lo está financiando

Finanzas

Arranca ”Actualizando el Arte de Vender” taller intensivo de la Escuela de Ventas de EVM

El taller se llevará a cabo durante cuatro sábados, iniciando el pasado 18 de mayo, de 9:00 a 13:00 horas, en las instalaciones de EVM

Chihuahua

Candidatos de “Juntos Defendamos Chihuahua” realizan convivio en Guerrero

En el evento estuvo el candidato a presidente municipal de este municipio, así como aspirantes a diputados y exfuncionarios que resaltaron la importancia del voto