/ viernes 29 de diciembre de 2023

¡No lo hagas! ¿Qué pasa si estoy tomando medicamentos y bebo alcohol?

La combinación de alcohol y medicamentos no es algo para tomar a la ligera, puede afectar desde la eficacia del tratamiento hasta provocar reacciones adversas graves

La combinación de alcohol y medicamentos no es un juego, es una práctica que conlleva riesgos serios para la salud y debe tomarse con extrema precaución, pues no sólo disminuye la eficacia del tratamiento, sino que puede desencadenar reacciones adversas que van desde náuseas y vómitos hasta problemas más graves como hemorragias internas, dificultades respiratorias y enfermedades del corazón.

Los medicamentos de venta libre y los naturistas, tampoco están exentos de esto, pues hay algunos que combinados con el alcohol, producen algunos efectos impredecibles, siendo potencialmente peligrosos para nuestro organismo.

¿Qué pasa si mezclo alcohol con medicamentos?

El Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo (National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism) del Gobierno de Estados Unidos, dio a conocer una lista de medicamentos que combinados con esta sustancia, ponen en riesgo nuestra salud y son los siguientes.

Te puede interesar: ¿Por qué te pones de mal humor cuando tienes hambre?

Foto: Anna Shvets | pexels.com

Medicamentos para la acidez estomacal, indigestión y agruras:

Componentes activos como la Nizatidina, Metoclopramida, Cimetidina y Ranitidina combinados con alcohol pueden llegar a provocar aceleración del ritmo cardiaco, cambios en tu presión sanguínea y aumento en los efectos de esta sustancia.

Medicamentos para las alergias resfríos y gripe:

Si tomas alcohol mientras consumes algún medicamento que contenga Loratadina, Hidroxizina, Difenhidramina, Desloratadina, Bromfeniramina, Clorfeniramina o Cetirizina, podrías experimentar letargo, mareos y, si bebes mucho, puedes aumentar el riesgo de sobredosis. Esto puede ser peligroso porque disminuye también tu estado de alerta.

Leer también: ¿Qué tanto se asocia la obesidad a las enfermedades de corazón?

Medicamentos para ansiedad y epilepsia:

Si consumes Lorazepam, buspirona, clonazepam, clordiazepóxido, paroxetina, diazepam o alprazolam, evita a toda costa consumir alcohol, pues podrías arriesgarte a que te den convulsiones, letargo, mareo, dificultad para respirar, pérdida de control del cuerpo y de memoria.

Foto: Castorly Stock | pexels.com


Medicamentos para tratar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH):

La Dextroanfetamina, el Metilfenidato, el Dexmetilfenidato, la Atomoxetina y la Lisdexanfetamina combinadas con alcohol podrían provocar desde mareos y letargos, hasta problemas de concentración, riesgo de problemas cardiacos e inclusive daño hepático.

Te puede interesar: ¡Salvando vidas! En dos años, aumentaron 62% los trasplantes de órganos y tejidos en Chihuahua

Medicamentos para la depresión:

Algunos componentes activos que se encuentran en los medicamentos para tratar la depresión, en combinación con el alcohol, podrían ser muy perjudiciales y afectar el tratamiento, además, puedes sentirte mareado y más deprimido de lo normal. Esta combinación también puede causar daño hepático, riesgo de presión arterial elevada y taquicardia.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Así que si consumes: Aripiprazol, Clomipramina, Citalopram, Clozapina, Duloxetina, Trazodona, Venlafaxina, Amitriptilina, Ziprasidona, Paliperidona, Escitalopram, Fluvoxamina, Fenelzina, Desipramina, Tranilcipromina, Paroxetina, Desevenlafaxina, o Fluoxetina, evita a toda costa mezclar tu medicamento con alcohol.

Foto: ready made | pexels.com

Medicamentos para la diabetes:

Si estás tratando de controlar la diabetes, y tomas Clorpropamida, Glipizida, Metformina, Gliburida, Tolbutamida o Tolazamida, es vital que no mezcles tus medicinas con ningún tipo de alcohol pues podrías presentar niveles de azúcar anormalmente bajos, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, cambios en tu presión sanguínea e incluso taquicardia.

Medicamentos para tratar infecciones:

Las infecciones de la garganta y del estómago están a la orden del día, por lo que si quieres tratar éstas o de otro tipo y estás tomando Nitrofurantoína, Metronidazol, Griseofulvina, Ketoconazol, Isoniazida, Cicloserina, Tinidazol o Azitromicina, evita mezclarlas con bebidas alcohólicas pues podría acelerar tu ritmo cardiaco, causarte cambios en la presión sanguínea, dolor de estómago, de cabeza, e inclusive daño hepático.

La combinación de alcohol y medicamentos no es un juego, es una práctica que conlleva riesgos serios para la salud y debe tomarse con extrema precaución, pues no sólo disminuye la eficacia del tratamiento, sino que puede desencadenar reacciones adversas que van desde náuseas y vómitos hasta problemas más graves como hemorragias internas, dificultades respiratorias y enfermedades del corazón.

Los medicamentos de venta libre y los naturistas, tampoco están exentos de esto, pues hay algunos que combinados con el alcohol, producen algunos efectos impredecibles, siendo potencialmente peligrosos para nuestro organismo.

¿Qué pasa si mezclo alcohol con medicamentos?

El Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo (National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism) del Gobierno de Estados Unidos, dio a conocer una lista de medicamentos que combinados con esta sustancia, ponen en riesgo nuestra salud y son los siguientes.

Te puede interesar: ¿Por qué te pones de mal humor cuando tienes hambre?

Foto: Anna Shvets | pexels.com

Medicamentos para la acidez estomacal, indigestión y agruras:

Componentes activos como la Nizatidina, Metoclopramida, Cimetidina y Ranitidina combinados con alcohol pueden llegar a provocar aceleración del ritmo cardiaco, cambios en tu presión sanguínea y aumento en los efectos de esta sustancia.

Medicamentos para las alergias resfríos y gripe:

Si tomas alcohol mientras consumes algún medicamento que contenga Loratadina, Hidroxizina, Difenhidramina, Desloratadina, Bromfeniramina, Clorfeniramina o Cetirizina, podrías experimentar letargo, mareos y, si bebes mucho, puedes aumentar el riesgo de sobredosis. Esto puede ser peligroso porque disminuye también tu estado de alerta.

Leer también: ¿Qué tanto se asocia la obesidad a las enfermedades de corazón?

Medicamentos para ansiedad y epilepsia:

Si consumes Lorazepam, buspirona, clonazepam, clordiazepóxido, paroxetina, diazepam o alprazolam, evita a toda costa consumir alcohol, pues podrías arriesgarte a que te den convulsiones, letargo, mareo, dificultad para respirar, pérdida de control del cuerpo y de memoria.

Foto: Castorly Stock | pexels.com


Medicamentos para tratar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH):

La Dextroanfetamina, el Metilfenidato, el Dexmetilfenidato, la Atomoxetina y la Lisdexanfetamina combinadas con alcohol podrían provocar desde mareos y letargos, hasta problemas de concentración, riesgo de problemas cardiacos e inclusive daño hepático.

Te puede interesar: ¡Salvando vidas! En dos años, aumentaron 62% los trasplantes de órganos y tejidos en Chihuahua

Medicamentos para la depresión:

Algunos componentes activos que se encuentran en los medicamentos para tratar la depresión, en combinación con el alcohol, podrían ser muy perjudiciales y afectar el tratamiento, además, puedes sentirte mareado y más deprimido de lo normal. Esta combinación también puede causar daño hepático, riesgo de presión arterial elevada y taquicardia.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Así que si consumes: Aripiprazol, Clomipramina, Citalopram, Clozapina, Duloxetina, Trazodona, Venlafaxina, Amitriptilina, Ziprasidona, Paliperidona, Escitalopram, Fluvoxamina, Fenelzina, Desipramina, Tranilcipromina, Paroxetina, Desevenlafaxina, o Fluoxetina, evita a toda costa mezclar tu medicamento con alcohol.

Foto: ready made | pexels.com

Medicamentos para la diabetes:

Si estás tratando de controlar la diabetes, y tomas Clorpropamida, Glipizida, Metformina, Gliburida, Tolbutamida o Tolazamida, es vital que no mezcles tus medicinas con ningún tipo de alcohol pues podrías presentar niveles de azúcar anormalmente bajos, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, cambios en tu presión sanguínea e incluso taquicardia.

Medicamentos para tratar infecciones:

Las infecciones de la garganta y del estómago están a la orden del día, por lo que si quieres tratar éstas o de otro tipo y estás tomando Nitrofurantoína, Metronidazol, Griseofulvina, Ketoconazol, Isoniazida, Cicloserina, Tinidazol o Azitromicina, evita mezclarlas con bebidas alcohólicas pues podría acelerar tu ritmo cardiaco, causarte cambios en la presión sanguínea, dolor de estómago, de cabeza, e inclusive daño hepático.

Chihuahua

Chihuahua logrará convertirse en la mejor ciudad de México para vivir: Marco Bonilla

Así lo expresó el candidato del PRI, PAN y PRD a la alcaldía de Chihuahua durante su cierre de campaña en el Palomar

Chihuahua

Pone Banda El Recodo a bailar a chihuahuenses en cierre de campaña de Bonilla

Fue el propio Marco Bonilla el encargado de hacer la presentación de ‘la madre de todas las bandas’

Chihuahua

Yo no voy a abandonar a Chihuahua: Se compromete Xóchitl Gálvez

La candidata les garantizó a los chihuahuenses que “vamos a resolver el tema del agua"

Chihuahua

Investigación por toma clandestina arroja pruebas contra Alfredo Lozoya: Maru Campos

"Se estaba aprovechando de sus influencias, para tener esta toma clandestina": Expresó la gobernadora de Chihuahua

Chihuahua

Candidatos del PT reparten volantes y calcomanías en cruceros de Chihuahua

Los abanderados por el Partido del Trabajo invitan al voto por los representantes de la 4T