/ lunes 31 de julio de 2023

¡Un pequeño gran luchador! Consigue Tadeo vencer al cáncer y toca la campana

Junto con sus padres y personal médico del Hospital Infantil de Especialidades dio la batalla a la enfermedad por año y medio

Tadeo tenía 18 meses de nacido e intentaba aprender a caminar cuando María Trinidad -su madre- detectó una “bolita” en su cuerpo que cambiaba de color y consistencia, y aunque en un principio pensó que era producto de un golpe, la persistencia de los cambios físicos se convirtió en señal de alarma ante una posible enfermedad.

Preocupados por la situación, María y su esposo Octaviano quienes viven en el Ejido Zaragoza ubicado en la zona rural del municipio de Jiménez, acudieron al Centro de Salud en busca de respuestas respecto a lo que ocurría con el menor de edad y, tras una revisión de rutina, el médico los derivó al Hospital Regional de Jiménez donde les dijeron que podía ser una hernia por lo que era necesario realizarle un ultrasonido.

“Le hicieron la sonografía y no salió nada. Le dieron medicamento, pero no mejoró, al contrario, la bolita iba creciendo; lo que me inquietaba es que estaba cambiando de color y se ponía dura. Como madre una sabe cuándo las cosas no están bien y algo no estaba bien aquí”, recuerda María.

Foto: Cortesía Gobierno del Estado

➡️ Recibe las noticias directo a tu celular. Suscríbete aquí a nuestro canal de WhatsApp

El instinto materno les llevó de regreso al hospital donde le practicaron un nuevo ultrasonido. Las noticias no fueron buenas: Tadeo tenía un tumor testicular y lo más probable es que fuera maligno. Además, el cáncer empezaba a migrar y diseminarse en otras partes del cuerpo. Los pulmones podían ser los siguientes hospederos. Las “bolitas” aparecieron en tórax y abdomen.

“En ese momento sentí que se me venía el mundo encima porque el niño había pasado por muchas cosas desde su nacimiento. Me dijeron que lo más seguro es que sí fuera cáncer por lo que necesitaban enviarlo a Chihuahua para que lo atendieran”.

El destino colocó a María y Octaviano en una encrucijada donde todo parecía en contra. Tuvieron que dejar su trabajo en el campo, otros dos hijos pequeños y enfrentarse a la posibilidad de no encontrar espacio en el hospital o contagiarse de COVID.

Sabían que la vida de Tadeo era lo más importante y lo arriesgaron todo.

“Era época de COVID y en Chihuahua no estaban consultando y pues no iban a poder darnos una cita. Nos vinimos así, sin cita y sin nada, solo con la referencia del hospital. Era arriesgarnos a que nos diera COVID o salvar la vida de nuestro hijo, optamos por salvarle la vida. En el Hospital Infantil Tadeo entró a consulta externa y de allí lo enviaron con un Pediatra quien nos dijo que mi hijo no podía estar esperando; tenía que ser ingresado de inmediato. Todo fue muy rápido. Lo internaron y lo operaron para quitarle su testículo”.

María reconoce que la suerte jugó a su favor, pero también, encontraron un equipo médico y de enfermería que se sumó incondicionalmente a la lucha por la vida de Tadeo al igual que lo hacen con el resto de los niños y niñas que ingresan al área de oncología.

“Tuvimos mucha suerte porque desde el primer momento tuvimos muy buen trato de todo el personal; los médicos nos decían que iba a estar bien porque Tadeo era un guerrero. Mi niño nació prematuro, sin signos vitales y pudo sobreponerse. Entrar al área de oncología es muy duro, ver a los niños es difícil porque la enfermedad daña mucho a los pacientes y a los padres. Como madre debes estar al pendiente de tu hijo para que no se vaya a quitar la aguja, que no se tape, que el niño coma. Tadeo era un bebé y tuvimos que estar al cien por ciento con él. Si yo bajaba mi esposo subía a cuidarlo y las enfermeras nos ayudaban también”.

La enfermedad de Tadeo trastocó el núcleo de esta familia dedicada a las labores del campo, particularmente a Mateo, hermano mellizo, quien a su corta edad resintió el abandono forzado de sus padres por la enfermedad. Sin embargo, el vínculo filial entre los infantes no solo se mantuvo sino que se fortaleció y a pesar de sus escasos años de vida, Mateo de alguna forma apoyaba a su hermano.

“Mateo ahora entiende que vamos a llevar a su hermano al doctor. Sí resintió un poco que lo dejáramos solo porque estaba muy chiquito. Cuando Tadeo se quedó sin cabello por la quimioterapia, Mateo pedía que lo peináramos igual, que le hiciera un chongo a Tadeo igual que a él”.

Fueron 7 meses recibiendo quimioterapia y un año de vigilancia médica continua los que Tadeo tuvo que sobrellevar en la lucha contra el cáncer, en donde ha obtenido triunfos que sumados pueden llevarlo a la victoria.

“El menor fue diagnosticado con un tumor maligno en el testículo, sin embargo, con una cirugía y con el tratamiento adecuado de quimioterapia, logró superar esta etapa”, señala Claudia Selene Portillo Zavala, Oncóloga Pediatra adscrita al Hospital Infantil, quien atendió al niño, mismo que deberá llevar un seguimiento puntual durante un período de 5 años, con el objetivo de valorar su desarrollo y asegurarse que la enfermedad no vuelva.

José Octaviano, padre de Tadeo, habla de las dificultades que un trastorno como el cáncer significa para las familias y reconoce el compromiso con el cual el personal médico y de enfermería atendió a su vástago. Además, agradece al personal de salud y al Gobierno del Estado, que con estas acciones hacen posible que la vida de un niño sea mejor.

Octaviano, al igual que María, narra que en el nosocomio se realizaron todos los estudios necesarios para identificar el padecimiento, así como el procedimiento quirúrgico y posterior tratamiento médico para extirpar el tumor, controlar el avance de la enfermedad y continuar hacia la remisión.

Por su parte, la doctora Selene Portillo Zavala indica que, en este caso, afortunadamente los padres actuaron a tiempo y gracias a ello su pequeño hijo ha dado pasos hacia adelante y pudo concluir el tratamiento.

La especialista hace un llamado a los padres de familia a estar atentos ante los signos de alarma del cáncer infantil, entre los que destacan: cambio en el estado de ánimo, pérdida de apetito, presencia de fiebre o infecciones recurrentes, sangrado en la nariz o encías, así como bolitas en el cuello o las axilas. En caso de ser detectados, se debe acudir inmediatamente al pediatra para descartar la enfermedad o en caso de confirmarse, se refiera con el especialista.

Así, tras poco más de un año y medio de su diagnóstico, Tadeo toca la campana como símbolo del logro que significa la conclusión del tratamiento contra el cáncer, enfermedad que lo llevó a la frontera entre la vida y la muerte pero que, gracias a la batalla de su propio cuerpo, al amor de la familia y los cuidados médicos, hoy puede avanzar hacia un futuro mejor como todas las niñas y niños merecen.

Foto: Cortesía Gobierno del Estado

Son 42 menores los que han terminado su tratamiento en la actual administración

Durante la actual Administración estatal, 26 niñas y niños han tocado la campana en el Hospital Infantil de Especialidades de Chihuahua, como símbolo de que han terminado su tratamiento, y se encuentran en la fase de vigilancia de su padecimiento.

En el Hospital Infantil de Especialidades de Juárez, 16 menores de edad han terminado su tratamiento, desde septiembre del 2021.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Desde el inicio del servicio con los Aceleradores Lineales, gracias a la técnica de radioterapia, a 5 niños se les ha brindado el tratamiento completo en el Centro Estatal de Cancerología de Chihuahua y a otros 5 menores de edad, en el Centro Regional de Radioterapia Zona Norte. Ahora ellos tienen menor probabilidad de que la enfermedad se vuelva a manifestar o tener alguna recaída.

La Secretaría de Salud cuenta con el Programa de Atención a la Salud de la Infancia y la Adolescencia (PASIA), cuyo principal objetivo es promover la prevención, el diagnóstico oportuno y el seguimiento del tratamiento del cáncer en los niños.

Desde el 2018 a la fecha, gracias a las estrategias y coordinación de actividades de las unidades médicas de la Secretaría de Salud, 110 niñas y niños han concluido su tratamiento de manera exitosa, de acuerdo con el tipo de cáncer que les fue diagnosticado, en diferentes centros especializados y hospitales del Gobierno del Estado.

Tadeo tenía 18 meses de nacido e intentaba aprender a caminar cuando María Trinidad -su madre- detectó una “bolita” en su cuerpo que cambiaba de color y consistencia, y aunque en un principio pensó que era producto de un golpe, la persistencia de los cambios físicos se convirtió en señal de alarma ante una posible enfermedad.

Preocupados por la situación, María y su esposo Octaviano quienes viven en el Ejido Zaragoza ubicado en la zona rural del municipio de Jiménez, acudieron al Centro de Salud en busca de respuestas respecto a lo que ocurría con el menor de edad y, tras una revisión de rutina, el médico los derivó al Hospital Regional de Jiménez donde les dijeron que podía ser una hernia por lo que era necesario realizarle un ultrasonido.

“Le hicieron la sonografía y no salió nada. Le dieron medicamento, pero no mejoró, al contrario, la bolita iba creciendo; lo que me inquietaba es que estaba cambiando de color y se ponía dura. Como madre una sabe cuándo las cosas no están bien y algo no estaba bien aquí”, recuerda María.

Foto: Cortesía Gobierno del Estado

➡️ Recibe las noticias directo a tu celular. Suscríbete aquí a nuestro canal de WhatsApp

El instinto materno les llevó de regreso al hospital donde le practicaron un nuevo ultrasonido. Las noticias no fueron buenas: Tadeo tenía un tumor testicular y lo más probable es que fuera maligno. Además, el cáncer empezaba a migrar y diseminarse en otras partes del cuerpo. Los pulmones podían ser los siguientes hospederos. Las “bolitas” aparecieron en tórax y abdomen.

“En ese momento sentí que se me venía el mundo encima porque el niño había pasado por muchas cosas desde su nacimiento. Me dijeron que lo más seguro es que sí fuera cáncer por lo que necesitaban enviarlo a Chihuahua para que lo atendieran”.

El destino colocó a María y Octaviano en una encrucijada donde todo parecía en contra. Tuvieron que dejar su trabajo en el campo, otros dos hijos pequeños y enfrentarse a la posibilidad de no encontrar espacio en el hospital o contagiarse de COVID.

Sabían que la vida de Tadeo era lo más importante y lo arriesgaron todo.

“Era época de COVID y en Chihuahua no estaban consultando y pues no iban a poder darnos una cita. Nos vinimos así, sin cita y sin nada, solo con la referencia del hospital. Era arriesgarnos a que nos diera COVID o salvar la vida de nuestro hijo, optamos por salvarle la vida. En el Hospital Infantil Tadeo entró a consulta externa y de allí lo enviaron con un Pediatra quien nos dijo que mi hijo no podía estar esperando; tenía que ser ingresado de inmediato. Todo fue muy rápido. Lo internaron y lo operaron para quitarle su testículo”.

María reconoce que la suerte jugó a su favor, pero también, encontraron un equipo médico y de enfermería que se sumó incondicionalmente a la lucha por la vida de Tadeo al igual que lo hacen con el resto de los niños y niñas que ingresan al área de oncología.

“Tuvimos mucha suerte porque desde el primer momento tuvimos muy buen trato de todo el personal; los médicos nos decían que iba a estar bien porque Tadeo era un guerrero. Mi niño nació prematuro, sin signos vitales y pudo sobreponerse. Entrar al área de oncología es muy duro, ver a los niños es difícil porque la enfermedad daña mucho a los pacientes y a los padres. Como madre debes estar al pendiente de tu hijo para que no se vaya a quitar la aguja, que no se tape, que el niño coma. Tadeo era un bebé y tuvimos que estar al cien por ciento con él. Si yo bajaba mi esposo subía a cuidarlo y las enfermeras nos ayudaban también”.

La enfermedad de Tadeo trastocó el núcleo de esta familia dedicada a las labores del campo, particularmente a Mateo, hermano mellizo, quien a su corta edad resintió el abandono forzado de sus padres por la enfermedad. Sin embargo, el vínculo filial entre los infantes no solo se mantuvo sino que se fortaleció y a pesar de sus escasos años de vida, Mateo de alguna forma apoyaba a su hermano.

“Mateo ahora entiende que vamos a llevar a su hermano al doctor. Sí resintió un poco que lo dejáramos solo porque estaba muy chiquito. Cuando Tadeo se quedó sin cabello por la quimioterapia, Mateo pedía que lo peináramos igual, que le hiciera un chongo a Tadeo igual que a él”.

Fueron 7 meses recibiendo quimioterapia y un año de vigilancia médica continua los que Tadeo tuvo que sobrellevar en la lucha contra el cáncer, en donde ha obtenido triunfos que sumados pueden llevarlo a la victoria.

“El menor fue diagnosticado con un tumor maligno en el testículo, sin embargo, con una cirugía y con el tratamiento adecuado de quimioterapia, logró superar esta etapa”, señala Claudia Selene Portillo Zavala, Oncóloga Pediatra adscrita al Hospital Infantil, quien atendió al niño, mismo que deberá llevar un seguimiento puntual durante un período de 5 años, con el objetivo de valorar su desarrollo y asegurarse que la enfermedad no vuelva.

José Octaviano, padre de Tadeo, habla de las dificultades que un trastorno como el cáncer significa para las familias y reconoce el compromiso con el cual el personal médico y de enfermería atendió a su vástago. Además, agradece al personal de salud y al Gobierno del Estado, que con estas acciones hacen posible que la vida de un niño sea mejor.

Octaviano, al igual que María, narra que en el nosocomio se realizaron todos los estudios necesarios para identificar el padecimiento, así como el procedimiento quirúrgico y posterior tratamiento médico para extirpar el tumor, controlar el avance de la enfermedad y continuar hacia la remisión.

Por su parte, la doctora Selene Portillo Zavala indica que, en este caso, afortunadamente los padres actuaron a tiempo y gracias a ello su pequeño hijo ha dado pasos hacia adelante y pudo concluir el tratamiento.

La especialista hace un llamado a los padres de familia a estar atentos ante los signos de alarma del cáncer infantil, entre los que destacan: cambio en el estado de ánimo, pérdida de apetito, presencia de fiebre o infecciones recurrentes, sangrado en la nariz o encías, así como bolitas en el cuello o las axilas. En caso de ser detectados, se debe acudir inmediatamente al pediatra para descartar la enfermedad o en caso de confirmarse, se refiera con el especialista.

Así, tras poco más de un año y medio de su diagnóstico, Tadeo toca la campana como símbolo del logro que significa la conclusión del tratamiento contra el cáncer, enfermedad que lo llevó a la frontera entre la vida y la muerte pero que, gracias a la batalla de su propio cuerpo, al amor de la familia y los cuidados médicos, hoy puede avanzar hacia un futuro mejor como todas las niñas y niños merecen.

Foto: Cortesía Gobierno del Estado

Son 42 menores los que han terminado su tratamiento en la actual administración

Durante la actual Administración estatal, 26 niñas y niños han tocado la campana en el Hospital Infantil de Especialidades de Chihuahua, como símbolo de que han terminado su tratamiento, y se encuentran en la fase de vigilancia de su padecimiento.

En el Hospital Infantil de Especialidades de Juárez, 16 menores de edad han terminado su tratamiento, desde septiembre del 2021.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Desde el inicio del servicio con los Aceleradores Lineales, gracias a la técnica de radioterapia, a 5 niños se les ha brindado el tratamiento completo en el Centro Estatal de Cancerología de Chihuahua y a otros 5 menores de edad, en el Centro Regional de Radioterapia Zona Norte. Ahora ellos tienen menor probabilidad de que la enfermedad se vuelva a manifestar o tener alguna recaída.

La Secretaría de Salud cuenta con el Programa de Atención a la Salud de la Infancia y la Adolescencia (PASIA), cuyo principal objetivo es promover la prevención, el diagnóstico oportuno y el seguimiento del tratamiento del cáncer en los niños.

Desde el 2018 a la fecha, gracias a las estrategias y coordinación de actividades de las unidades médicas de la Secretaría de Salud, 110 niñas y niños han concluido su tratamiento de manera exitosa, de acuerdo con el tipo de cáncer que les fue diagnosticado, en diferentes centros especializados y hospitales del Gobierno del Estado.

Deportes

Da box cuatro medallas de oro a Chihuahua en Nacionales Conade

Se suben al podio en equipos con un total de once medallas en la justa

Policiaca

Rescatan a hombre de incendio en la Josefa Ortiz de Domínguez

Los bomberos y la policía municipal respondieron a esta emergencia

Chihuahua

Registra Chihuahua 126 daños por calor extremo desde 2023

El año pasado se reportó un deceso por golpe calor

Chihuahua

Alistan mobiliario en la Plaza del Ángel previo a la Marea Rosa

Este sábado comenzó la instalación de mobiliario para la concentración que se realizará el día 19 de mayo en apoyo a la candidata de la Coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez

Chihuahua

Vinculan a proceso a mujer por feminicidio ocurrido en la Lealtad I

La víctima se encontraba a bordo de una pickup marca Dodge, línea RAM de modelo reciente, cuando fue atacada con disparos

Chihuahua

Chihuahuense logra plata dentro de Gran Premio Cantones de la Coruña en España

Alegna González logra plata tras parar el cronómetro en 1:26:55 en la prueba de los 20 kilómetros en españa manteniendo un buen ritmo previo a su competencia en los próximos Juegos Olímpicos de París 2024