/ jueves 31 de agosto de 2023

Agosto y septiembre, época de las inundaciones más trágicas de Parral

Miles de parralenses se han visto afectados por las inundaciones que han azotado la ciudad entre los años 1794 y 2008

Aunque Parral se caracteriza por poseer un clima relativamente seco durante la mayor parte del año; el panorama suele ser diferente en los meses de agosto y septiembre, caracterizados por la llegada del Monzón Mexicano que trae consigo fuertes lluvias e incluso tormentas de gran intensidad; dichos fenómenos climáticos sería siempre una bendición si no fuera porque la Madre Naturaleza es impredecible y así como trae tiempos de bonanza, también suele descargar toda su furia y provocar desastrosas inundaciones que arrasan con todo a su paso. ¿Por qué ocurre esto y cuáles han sido los peores desastres que dejaron su huella en la ciudad?

La ciudad de Hidalgo del Parral, Chihuahua, se ha visto afectada por diversas inundaciones que dejaron una huella imborrable en la memoria de los habitantes, quienes han llegado a perder su patrimonio e incluso hasta a sus seres queridos debido a la fuerza imparable de las lluvias, que arrasan con todo a su paso y dejan únicamente una estela de destrucción y muerte.

La impredecible naturaleza suele traer tiempos de bonanza, pero también periodos de muerte y destrucción. Foto: Archivo | El Sol de Parral


En la mente de los parralenses aún resuena el recuerdo de aquellos fatídicos días en que la tragedia y el luto llenaron a decenas de familias. Pues a lo largo de la historia, se registran estos desastres desde el ya lejano año 1794, hasta la más reciente en agosto del 2008.

Te puede interesar: Casi el 100% del territorio de Chihuahua presenta algún grado de sequía

¿Porqué agosto y septiembre es época de inundaciones?

Se dice que Parral desde sus inicios, fue edificado en una zona inestable debido a su geografía, que es básicamente un "agujero" rodeado de montañas, en el cual, las viviendas y edificios se iban construyendo en torno a las ricas vetas de plata que dieron origen a la comunidad.

Aunado a lo anterior, la ciudad es atravesada por el cauce del río San Gregorio, mejor conocido como Río Parral, así como de múltiples arroyos, cuyas aguas en algunos casos suelen provenir desde las tierras altas de la Sierra Tarahumara, haciendo que en tiempo de lluvias, el cauce de agua se incremente de manera notable.

Durante la mayor parte del año, el agua no suele representar ningún riesgo para los habitantes, dado que las lluvias no suelen presentarse con regularidad; no obstante, al llegar agosto y septiembre, las precipitaciones pluviales se vuelven mucho más comunes.

Leer también: Monzón mexicano mantiene lluvias en la Sierra Tarahumara

La llegada del Monzón Mexicano puede propiciar la aparición de tormentas, acompañadas de granizo y actividad eléctrica. Foto: Pixabay


Es en estos meses cuando se presenta en Chihuahua el fenómeno climatológico del Monzón Mexicano, el cual propicia la aparición de lluvias acompañadas de granizo y actividad eléctrica. Se estima que en el norte del país, más del 60% de las lluvias anuales se presentan durante este lapso de tiempo, por lo que aumenta la probabilidad de inundaciones y desbordamientos en ríos y arroyos.

¿Cuáles inundaciones han azotado Parral en agosto y septiembre?

Históricamente, se tiene registro de ocho inundaciones que han afectado a Parral, siendo las primeras en los años 1794, 1832 y 1837; lamentablemente, no hay mucha información fidedigna al respecto por lo que se desconoce la magnitud de las mismas, así como la cantidad de víctimas, si es que las hubo.

Fue hasta el año 1928, en la cuarta gran inundación, cuando se constató oficialmente la ocurrencia de este desastre, aunque sin entrar mucho en detalles, solo se sabe que fue debido a la creciente del río.

Te puede interesar: Sequía amenaza a 14 mil ganaderos de la región sur; podría duplicarse precio de la alfalfa

Escena que se repetiría poco tiempo después, el día 7 de septiembre de 1932, cuando de acuerdo a los registros, el desastre se originó por las fuertes lluvias sobre la región conocida como Sierra del Astillero, provocando que el río Parral desbordara y destruyera un aproximado 250 viviendas y edificios, abarcando desde la colonia Las Huertas hasta el Molino del Retiro.

Posteriormente, el 24 y 25 de septiembre de 1936, Parral fue afectado por otra devastadora inundación, la cual, según los registros, fue aún mayor que la de 1932, debido a que el nivel del agua subió a niveles nunca antes vistos.

Se dice que la creciente del río llegó hasta lo que hoy son las canchas del club Río de Janeiro, donde antiguamente se encontraba el Hospital de Jesús, y alcanzó una altura de un metro con cincuenta centímetros.

Inundación de 1944, la más devastadora de todas

Fue el 08 de septiembre pero de 1944, cuando Parral sufrió la que es considerada como la inundación más devastadora de entre todas las que han afectado a la ciudad, la cual dejó como saldo 31 personas fallecidas, aunque se hablaba de hasta 75 víctimas fatales.

Demetrio Corral, un parralense al que le toco vivir esta aterradora vivencia, menciona que el trágico suceso afectó a miles de familias de la ciudad durante esa fatídica noche del 8 de septiembre de 1944. Señala que fue una noche tan aterradora, que hasta la luz eléctrica se interrumpía constantemente, quedando todo en la más absoluta obscuridad; "Una noche fúnebre”.

“Parral se convirtió en un enorme lago y el agua llegaba hasta la Plaza Principal, Flores Magón, cruce con 20 de Noviembre, Plazuela Victoria, tocó hasta las banquetas altas de la Villa de Grado, antigua Casa Stallforth, calle Agustín Melgar o del Pueblo, Barrio de Peña Pobre, hoy colonia Talleres, calles Ángel Trías, Capitán Blanco y Plazuela Meoqui”, aseveró.

Como consecuencia de esta catástrofe, alrededor de mil casas quedaron destruidas y al menos tres mil 416 personas perdieron sus hogares, los puentes dañados fueron reconstruidos y poco a poco Parral y sus habitantes se fueron recuperando de tan lamentables hechos.

Fue durante este trágico evento que tuvo lugar la historia de uno de los más grandes héroes de la ciudad, Jesús Valdez “El Cuadrado”, quien salvó a varias personas durante el desastre; sin embargo, lamentablemente perdió la vida al ser electrocutado por un cable suelto de alta tensión, mientras realizaba labores de rescate.

"Agosto Negro", el caso más reciente en agosto del 2008

La ciudad quedó marcada por la noche del sábado 30 y la madrugada del domingo 31 de agosto del año 2008, cuando las intensas lluvias convertidas en una tromba, azotaron a la Capital del Mundo y es que para estas fechas vienen los recuerdos de la tragedia para todos los vivimos esos momentos, sobre todo por el sector del arroyo El Alamillo, donde el agua sumió a la zona en una escena apocalíptica.

➡️ Recibe las noticias directo a tu celular. Suscríbete aquí a nuestro canal de WhatsApp

Las intensas lluvias se hicieron presentes alrededor de las 10:00 de la noche, las cuales azotaron a la ciudad con gran fuerza a partir de las 3:00 de la mañana del día siguiente, la intensa precipitación trajo como consecuencia que desbordara el río Parral, afectando los sectores de las colonias Che Guevara, La PRI, Las Quintas, el arroyo El Alamillo; entre otras.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Después, las corrientes del río Parral se abrieron paso por la colonia Las Fuentes, avanzando por la calle Churubusco y posteriormente por la colonia El Parque, dejando a su paso una senda de horror y destrucción. La inundación del año 2008 fue la peor que ha afectado el municipio desde el año 1944, donde el agua que había dado vida y estabilidad a los ciudadanos, se convirtió en el origen del dolor y el desastre de los parralenses.

Se estima que en agosto del 2008, en un fin de semana había caído más de la mitad de las lluvias de todo el año. Foto: Archivo | El Sol de Parral


El Panteón de Dolores quedó desolado, ya que la corriente afectó un total de dos mil 127 tumbas, los cadáveres fueron extraídos y flotaban sobre el agua. Los testigos oculares describen la escena como un paisaje deprimente, con un olor entre lo nauseabundo, y la tristeza, entre el instinto de supervivencia y el deseo de encontrar aquellos seres que el río arrastró.

Además se reportaron 157 viviendas rurales destruidas, 42 de ellas con pérdida total, 158 hectáreas de cultivos siniestrados y 33 norias clausuradas. El desastre cobró las vidas de al menos cuatro parralenses, Manuel Cervantes, Claudia Ivonne Castelo Sotelo de 20 años, Jaime Armando Alvarado Suarez de 19 años y el regidor Gerardo Montes Molina; aunque se dice que pudieron haber sido más víctimas.

Publicada originalmente en El Sol de Parral

Aunque Parral se caracteriza por poseer un clima relativamente seco durante la mayor parte del año; el panorama suele ser diferente en los meses de agosto y septiembre, caracterizados por la llegada del Monzón Mexicano que trae consigo fuertes lluvias e incluso tormentas de gran intensidad; dichos fenómenos climáticos sería siempre una bendición si no fuera porque la Madre Naturaleza es impredecible y así como trae tiempos de bonanza, también suele descargar toda su furia y provocar desastrosas inundaciones que arrasan con todo a su paso. ¿Por qué ocurre esto y cuáles han sido los peores desastres que dejaron su huella en la ciudad?

La ciudad de Hidalgo del Parral, Chihuahua, se ha visto afectada por diversas inundaciones que dejaron una huella imborrable en la memoria de los habitantes, quienes han llegado a perder su patrimonio e incluso hasta a sus seres queridos debido a la fuerza imparable de las lluvias, que arrasan con todo a su paso y dejan únicamente una estela de destrucción y muerte.

La impredecible naturaleza suele traer tiempos de bonanza, pero también periodos de muerte y destrucción. Foto: Archivo | El Sol de Parral


En la mente de los parralenses aún resuena el recuerdo de aquellos fatídicos días en que la tragedia y el luto llenaron a decenas de familias. Pues a lo largo de la historia, se registran estos desastres desde el ya lejano año 1794, hasta la más reciente en agosto del 2008.

Te puede interesar: Casi el 100% del territorio de Chihuahua presenta algún grado de sequía

¿Porqué agosto y septiembre es época de inundaciones?

Se dice que Parral desde sus inicios, fue edificado en una zona inestable debido a su geografía, que es básicamente un "agujero" rodeado de montañas, en el cual, las viviendas y edificios se iban construyendo en torno a las ricas vetas de plata que dieron origen a la comunidad.

Aunado a lo anterior, la ciudad es atravesada por el cauce del río San Gregorio, mejor conocido como Río Parral, así como de múltiples arroyos, cuyas aguas en algunos casos suelen provenir desde las tierras altas de la Sierra Tarahumara, haciendo que en tiempo de lluvias, el cauce de agua se incremente de manera notable.

Durante la mayor parte del año, el agua no suele representar ningún riesgo para los habitantes, dado que las lluvias no suelen presentarse con regularidad; no obstante, al llegar agosto y septiembre, las precipitaciones pluviales se vuelven mucho más comunes.

Leer también: Monzón mexicano mantiene lluvias en la Sierra Tarahumara

La llegada del Monzón Mexicano puede propiciar la aparición de tormentas, acompañadas de granizo y actividad eléctrica. Foto: Pixabay


Es en estos meses cuando se presenta en Chihuahua el fenómeno climatológico del Monzón Mexicano, el cual propicia la aparición de lluvias acompañadas de granizo y actividad eléctrica. Se estima que en el norte del país, más del 60% de las lluvias anuales se presentan durante este lapso de tiempo, por lo que aumenta la probabilidad de inundaciones y desbordamientos en ríos y arroyos.

¿Cuáles inundaciones han azotado Parral en agosto y septiembre?

Históricamente, se tiene registro de ocho inundaciones que han afectado a Parral, siendo las primeras en los años 1794, 1832 y 1837; lamentablemente, no hay mucha información fidedigna al respecto por lo que se desconoce la magnitud de las mismas, así como la cantidad de víctimas, si es que las hubo.

Fue hasta el año 1928, en la cuarta gran inundación, cuando se constató oficialmente la ocurrencia de este desastre, aunque sin entrar mucho en detalles, solo se sabe que fue debido a la creciente del río.

Te puede interesar: Sequía amenaza a 14 mil ganaderos de la región sur; podría duplicarse precio de la alfalfa

Escena que se repetiría poco tiempo después, el día 7 de septiembre de 1932, cuando de acuerdo a los registros, el desastre se originó por las fuertes lluvias sobre la región conocida como Sierra del Astillero, provocando que el río Parral desbordara y destruyera un aproximado 250 viviendas y edificios, abarcando desde la colonia Las Huertas hasta el Molino del Retiro.

Posteriormente, el 24 y 25 de septiembre de 1936, Parral fue afectado por otra devastadora inundación, la cual, según los registros, fue aún mayor que la de 1932, debido a que el nivel del agua subió a niveles nunca antes vistos.

Se dice que la creciente del río llegó hasta lo que hoy son las canchas del club Río de Janeiro, donde antiguamente se encontraba el Hospital de Jesús, y alcanzó una altura de un metro con cincuenta centímetros.

Inundación de 1944, la más devastadora de todas

Fue el 08 de septiembre pero de 1944, cuando Parral sufrió la que es considerada como la inundación más devastadora de entre todas las que han afectado a la ciudad, la cual dejó como saldo 31 personas fallecidas, aunque se hablaba de hasta 75 víctimas fatales.

Demetrio Corral, un parralense al que le toco vivir esta aterradora vivencia, menciona que el trágico suceso afectó a miles de familias de la ciudad durante esa fatídica noche del 8 de septiembre de 1944. Señala que fue una noche tan aterradora, que hasta la luz eléctrica se interrumpía constantemente, quedando todo en la más absoluta obscuridad; "Una noche fúnebre”.

“Parral se convirtió en un enorme lago y el agua llegaba hasta la Plaza Principal, Flores Magón, cruce con 20 de Noviembre, Plazuela Victoria, tocó hasta las banquetas altas de la Villa de Grado, antigua Casa Stallforth, calle Agustín Melgar o del Pueblo, Barrio de Peña Pobre, hoy colonia Talleres, calles Ángel Trías, Capitán Blanco y Plazuela Meoqui”, aseveró.

Como consecuencia de esta catástrofe, alrededor de mil casas quedaron destruidas y al menos tres mil 416 personas perdieron sus hogares, los puentes dañados fueron reconstruidos y poco a poco Parral y sus habitantes se fueron recuperando de tan lamentables hechos.

Fue durante este trágico evento que tuvo lugar la historia de uno de los más grandes héroes de la ciudad, Jesús Valdez “El Cuadrado”, quien salvó a varias personas durante el desastre; sin embargo, lamentablemente perdió la vida al ser electrocutado por un cable suelto de alta tensión, mientras realizaba labores de rescate.

"Agosto Negro", el caso más reciente en agosto del 2008

La ciudad quedó marcada por la noche del sábado 30 y la madrugada del domingo 31 de agosto del año 2008, cuando las intensas lluvias convertidas en una tromba, azotaron a la Capital del Mundo y es que para estas fechas vienen los recuerdos de la tragedia para todos los vivimos esos momentos, sobre todo por el sector del arroyo El Alamillo, donde el agua sumió a la zona en una escena apocalíptica.

➡️ Recibe las noticias directo a tu celular. Suscríbete aquí a nuestro canal de WhatsApp

Las intensas lluvias se hicieron presentes alrededor de las 10:00 de la noche, las cuales azotaron a la ciudad con gran fuerza a partir de las 3:00 de la mañana del día siguiente, la intensa precipitación trajo como consecuencia que desbordara el río Parral, afectando los sectores de las colonias Che Guevara, La PRI, Las Quintas, el arroyo El Alamillo; entre otras.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Después, las corrientes del río Parral se abrieron paso por la colonia Las Fuentes, avanzando por la calle Churubusco y posteriormente por la colonia El Parque, dejando a su paso una senda de horror y destrucción. La inundación del año 2008 fue la peor que ha afectado el municipio desde el año 1944, donde el agua que había dado vida y estabilidad a los ciudadanos, se convirtió en el origen del dolor y el desastre de los parralenses.

Se estima que en agosto del 2008, en un fin de semana había caído más de la mitad de las lluvias de todo el año. Foto: Archivo | El Sol de Parral


El Panteón de Dolores quedó desolado, ya que la corriente afectó un total de dos mil 127 tumbas, los cadáveres fueron extraídos y flotaban sobre el agua. Los testigos oculares describen la escena como un paisaje deprimente, con un olor entre lo nauseabundo, y la tristeza, entre el instinto de supervivencia y el deseo de encontrar aquellos seres que el río arrastró.

Además se reportaron 157 viviendas rurales destruidas, 42 de ellas con pérdida total, 158 hectáreas de cultivos siniestrados y 33 norias clausuradas. El desastre cobró las vidas de al menos cuatro parralenses, Manuel Cervantes, Claudia Ivonne Castelo Sotelo de 20 años, Jaime Armando Alvarado Suarez de 19 años y el regidor Gerardo Montes Molina; aunque se dice que pudieron haber sido más víctimas.

Publicada originalmente en El Sol de Parral

Deportes

A por la revancha: revivirán Caudillos y Dinos la final del Tazón México VI

La escuadra de Caudillos enfrentará a una de las peores ofensivas del torneo, ya que el equipo de Dinos, solo ha generado 71 puntos

Salud

Capacitan a veteranos de la Cruz Roja de Juárez, Delicias, Cuauhtémoc y Chihuahua

En la reunión Estatal de veteranos de Cruz Roja del estado de Chihuahua

Chihuahua

Presentarán denuncia por terrorismo ante FGR por masacre de la familia LeBarón

Entregarán nueva evidencia para integrar la denuncia penal que pretenden formular los representantes de esta comunidad mormona

Policiaca

Localizan toma de huachicol en la carretera a Aldama

Laboran fuerzas federales y personal de Pemex para clausurarla

Cuauhtémoc

"Pura Santa Muerte": Relacionan a pandilla con dos homicidios en Cuauhtémoc

La incursión de pandillas en delitos de alto impacto causa preocupación en la comunidad y las autoridades

Chihuahua

Aseguran armas, drogas y detienen a sujeto durante cateo en Juárez

La operación resultó en la detención en flagrancia de Francisco A. D., de 33 años de edad