/ domingo 16 de septiembre de 2018

--Gobierno del PAN sin panistas --Claro el dominio de Morena --El INE y Tribunal, a evaluación

Nuestra columna política Ráfagas

APUESTAS.- Las apuestas en los corrillos judiciales están a todo lo que dan, en torno a la que se dice inminente libertad del exsecretario general adjunto del PRI Nacional, Alejandro Gutiérrez “la Coneja”, pues aunque hace unos meses la justicia federal parecía haber retomado el rumbo, las recientes decisiones burdas para no enjuiciarlo y favorecerlo han puesto los momios a favor del también exsenador coahuilense, operador del exdirigente Manlio Fabio Beltrones.


VÍCTIMA.- Dicen que el tiempo es demasiado, de aquí a finales de noviembre, para impedir con recursos y más litigios, que la justicia federal lo favorezca con la libertad, por lo que sería una hombrada de Javier Corral y la Operación Justicia para Chihuahua, lograr retenerlo en el Cereso de Aquiles Serdán, donde está desde el pasado mes de diciembre.


VÍCTIMA I.- El amparo que presumen tanto Corral como su consejero jurídico, para que el estado de Chihuahua tenga la calidad de víctima o parte ofendida, finalmente se dirime en la justicia federal, y pues ya es muy claro el sesgo de los jueces y el papel defensor de la PGR, como para creer que no será un proceso simulado.


CHICANAS.- Entre las chicanerías de una para librarse del peso de la ley y de otra para impedir que sea favorecido tan descaradamente por la justicia federal y la Procuraduría General de la República, reteniéndolo en prisión a contrapelo de las decisiones judiciales, aseguran que la lleva de ganar la primera parte, pues todavía la federación tiene su poder, así esté en sus estertores la administración actual.


SORPRESA.- Por eso la sorpresa no será que salga, al precio que sea pagarán su impunidad “la Coneja” y su círculo, que se dice alcanza hasta el presidente Peña Nieto; la sorpresa sería que Corral, el fiscal César Augusto Peniche y el consejero jurídico Jorge Espinoza, lo logren retener en prisión y enjuiciarlo.


TEATRO.- Pero el teatro montado por la PGR y la justicia federal sobre “la Coneja”, parece que no es un hecho separado de la protección en general que se le brinda al exgobernador César Duarte, a quien le han admitido demandas de amparo ante juzgados del Estado de México, contra toda lógica.


JUSTICIA.- Hasta en los tribunales federales de Chihuahua, que no han sido declarados competentes para llevar esas demandas de amparo, se habla de que todo el montaje no es sólo para favorecer a “la Coneja”, también es para el prófugo Duarte Jáquez, lo que hace inimaginable el nivel de compromiso que tuvo, o tiene, con el presidente Enrique Peña Nieto y el PRI Nacional, que son los patrocinadores de tal nivel de protección.


DIRIGENCIA.- En la pelea por la dirigencia estatal del PAN, los panistas apuestan doble contra sencillo a que en una contienda abierta no gana el candidato que impulse el gobernador Javier Corral, por dos aspectos principales: la incongruencia mostrada en las batallas internas y la administración pública plagada de todo, menos de militantes azules.


DIRIGENCIA I.- Definidos los grupos que van a buscar la dirigencia nacional, la fórmula de Marko Cortés y Héctor Larios, en alianza con Rafael Moreno Valle; Ernesto Ruffo Appel, Manuel Gómez Morín y José Luis Espinoza, Corral Jurado fue sacado de la jugada en la que se anticipaba como protagonista, por parte de los gobernadores panistas y otros grupos de influencia en Acción Nacional, que finalmente se aliaron para repartirse lo que quedó del partido tras las elecciones.


DIRIGENCIA II.- Su apuesta por Carlos Medina Plascencia primero y luego por el nieto de Gómez Morín, en ese discurso general del regreso a las prácticas democráticas en el PAN, podrá estar viva sólo si alguno de los inscritos en la pelea la absorbe. Pero a nivel local el mensaje de Corral en esta nueva batalla interna molestó a la militancia panista, porque en su estado pretende imponer dirigente, por encima de los principios que reclama a nivel nacional.


PRÁCTICAS.- Con qué cara, critican, lanza señalamientos de las prácticas de los grupos a nivel nacional para regentear el partido descalabrado por las elecciones, si en Chihuahua, igual o peor de descalabrado tras el proceso electoral, pide el derecho de designar al dirigente de entre sus piezas, primero Fernando Álvarez para reelegirse, quien ya dijo que siempre no para quedarse en su pluri; o Rocío Reza, exsecretaria de Desarrollo Municipal, llegada de una derrota en la contienda.


INCONGRUENCIA.- Es una incongruencia, pues, que los panistas no perdonan, ni siquiera los que confían en el discurso y avalan la actuación de Corral Jurado como gobernador del Estado, que sí los hay dentro del PAN, pero cada vez son menos.


GOBIERNO.- La otra que no perdonan, dicen, es que la administración estatal no tiene panistas. Es falso, aseguran, que el PAN está en el Gobierno del Estado, si casi no hay secretarios con la doctrina del PAN, si casi no hay directores o jefes de las áreas más destacadas, que sean parte de las filas del PAN.


GOBIERNO I.- Es un gobierno del PAN sin panistas, lo que parece imposible, pero es real. El partido paga el costo político de las decisiones del gobierno, pero el partido no está en el gobierno, pues se cuentan con los dedos de una mano los funcionarios de alto nivel del albiazul. Y se acaba de ver otra vez con los cambios presentados el viernes.


ALTOS.- En un somero recuento, el fiscal general César Peniche no es del PAN y en la dependencia no hay panistas; el secretario de Salud recién nombrado, Jesús Enrique Grajeda, tampoco, como no lo era Ernesto Ávila, el que se acaba de ir luego de una polémica gestión; Educación ni Pablo Cuarón ni Carlos González tienen militancia; el secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana, menos; la secretaria de Cultura, Concepción Landa, no. Y así se pueden contar hacia abajo.


ALTOS I.- En el primer nivel panistas son César Jáuregui Robles, Arturo Fuentes Vélez, Ana Herrera, pero operadores con los principios azules y presencia en las filas, sólo están en segundo o tercer nivel, si bien va.


DATO.- Otro botón de muestra simple: en Ciudad Juárez trabaja medio centenar de panistas en el Gobierno del Estado, de más de mil militantes registrados en el padrón oficial y de miles de plazas de las que dispone la burocracia estatal.


DERROTA.- ¿Requiere de más explicaciones la escandalosa derrota de Ramón Galindo Noriega, revivido como subsecretario luego de haber sido relegado al tercer lugar en las elecciones por la presidencia municipal? Eso sin contar cómo le fue al albiazul en las diputaciones federales y locales.


VACÍO.- Ese vacío panista en el gobierno de Corral es entonces la causa de la molestia del panismo, que carga todas las malas de la administración estatal y ni una de las buenas, pues la burocracia ha engordado en el Ejecutivo, en el Poder Judicial, organismos descentralizados y autónomos, pero siguen siendo otros, no los que se la rifan con los colores, los principios y la camiseta del PAN.


PIERDE.- Así, la incongruencia de exigir apertura y democracia en la dirigencia nacional y a la vez querer una dirigencia estatal sometida; y el gobierno del PAN sin panistas, lleva a pensar a los militantes en que en una eventual contienda interna, el gobernador Corral perdería con el gallo que jugara, pues si bien su escudo de honestidad está intacto y nadie le puede reclamar algún acto de corrupción, el de la eficiencia y la congruencia ya tiene algunos agujeros muy visibles.

CAMINO.- La mala noticia es para los que esperan una competencia real para elegir al nuevo dirigente estatal del PAN, pues si se vencen las resistencias del grupo municipal de María Eugenia Campos, César Jáuregui Moreno, Mario Vázquez Robles y Miguel La Torre Sáenz, le queda el camino libre a Corral Jurado para designar dirigente.


SERIEDAD.- Si el grupo panista de la capital no da batalla y apoya al candidato del Palacio de Gobierno, el aspirante que vaya por la libre, en este caso el exdiputado Jorge Espino, que es quien ha despuntado, la tendrá bastante difícil para hacerle frente a esa alianza.


ERROR.- En el reparto de las comisiones del Congreso del Estado, la negociación del PAN y Morena también dejó como lectura lo que en el Partido del Trabajo consideran la traición de Miguel Ángel Colunga al eterno dueño del PT, Rubén Aguilar, a quien dejaron fuera de los acuerdos.


ERROR I.- El coordinador de la bancada del PAN, Fernando Álvarez Monje, hizo lo suyo, reclamar las posiciones que consideran vitales para mantener cierto control del Legislativo, mientras que Colunga desafió el acuerdo con el PT y favoreció a Omar Bazán del PRI, en esa alianza de minorías que avanza con firmeza.


ERROR II.- Lo interesante será ver de quién fue el error, si de Aguilar Jiménez al reaccionar como ofendido y decirse traicionado por Colunga; o de éste por darle la espalda al aliado electoral, que en realidad no aportó una gran votación a la causa de Andrés Manuel López Obrador, pero prestó el membrete para la coalición Juntos Haremos Historia.


ERROR III.- Lo que hoy se dice es que el error fue de Rubén Aguilar, pues Morena va en ascenso y si no despilfarra su capital político, en unos años el PT se expondrá, otra vez, a perder el registro, a menos que la astucia política de su dueño, que se niega a jubilarse, lo salve.


COMISIONES.- Por cierto, las lecturas sobre la integración de las comisiones de dictamen legislativo se dividen entre quienes las consideran irrelevantes y las que ven que hay señales de control ya sea del PAN o de Morena.


CONTROL.- El reparto es un asunto de acuerdos, de negociaciones, pero también de poder y de control, y aunque hay una para cada legislador, no todas trabajan al mismo ritmo ni ven asuntos políticos, además de que su integración refleja el peso de cada bancada para la toma de decisiones.


CONTROL I.- ¿Por qué se afirma que Morena tomó el control y no el PAN, como bancada mayoritaria, aunque disminuida? Sencillo, nomás hay que ver la conformación de cada una, más allá del diputado presidente, que coordina los trabajos, pero no decide solo, tiene que hacerlo con mayoría. Veamos sólo las más importantes.


OPOSITORES.- Las comisiones de Gobernación son de puros opositores: Miguel La Torre del PAN, confrontado con el Palacio de Gobierno, y Omar Bazán, dirigente estatal del PRI. Ellos las presiden.


OPOSITORES I.- Está de más decir que la comisión primera es la importante y la segunda es de relleno. Pero con La Torre están Francisco Chávez de Morena, René Frías de Nueva Alianza, Rubén Aguilar del PT y Alejandro Gloria del Verde. Con Bazán van Ana Carmen Estrada de Morena como secretaria y de vocales Rosa Isela Gaytán, Georgina Bujanda de Acción Nacional y Lorenzo Arturo Parga de Movimiento Ciudadano. ¿Quién tiene el control? Es obvio, ¿no?


PRESUPUESTO.- La Comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda Pública fue la única que el PAN pudo retener, con Jesús Valenciano como presidente, pero tiene de secretario a Misael Máynez de Encuentro Social y de vocales a Miguel Ángel Colunga de Morena, Rocío Sarmiento de Movimiento Ciudadano y Alejandro Gloria del Verde. El panista indudablemente batallará para lograr acuerdos con esa composición, ni cómo cerrar los ojos a eso.


JUSTICIA.- La Comisión de Justicia tendrá un peso especial en el arranque de esta legislatura, sobre todo por el análisis para designaciones de magistrados por 15 años que están en puerta y que son importantes como para quedarse al garete o para entregarse totalmente al Ejecutivo. Esta quedó en manos de Marisela Sáenz Moriel, de Encuentro Social.


JUSTICIA I.- Como secretaria la acompañará Rocío Guadalupe Sarmiento de Movimiento Ciudadano, Gustavo de la Rosa Hickerson y Francisco Chávez Herrera de Morena y Georgina Bujanda del PAN. Evidente quién tiene el control.


ANTICORRUPCIÓN.- La Comisión Anticorrupción, que también pesará en esta legislatura, la encabeza Ana Carmen Estrada de Morena y lleva como integrantes a Omar Bazán del PRI, Marisela Sáenz de Encuentro Social y los panistas Blanca Gámez y Jorge Soto, este último como secretario, pero además de que políticamente la bandera la pierde el PAN, esta cerrará la pinza de la Comisión de Fiscalización.


FISCALIZACIÓN.- Y finalmente, de las comisiones que no son irrelevantes, está la de Fiscalización, que preside el coordinador de Morena, Miguel Ángel Colunga, y se integra por Misael Máynez del PES, Omar Bazán del PRI, Carmen González del PAN y Rocío Sarmiento de Movimiento Ciudadano. Más claro ni el agua.

SIMPLONES.- Contra la idea que sostienen todavía algunos ingenuos simplones, en el sentido de que el PAN, como mayoría invisible, retiene el control del Congreso del Estado, la realidad se impone en el análisis de todas las comisiones, cuya conformación habla de una pérdida de peso político enorme para la bancada azul.


EVALUACIÓN.- El calificativo de reprobados que se llevaron el Tribunal Estatal Electoral y el Instituto Nacional Electoral, al término del proceso 2017-2018 que recién concluyó oficialmente esta semana, lo critican quienes ven en los magistrados del primero una actuación muy práctica que corrigió el resultado en Juárez y ya.


EVALUACIÓN I.- Dicen que la sentencia del TEE, con los votos a favor de Víctor Yuri Zapata, José Ramírez Salcedo, César Wong Meraz y Julio César Merino, y el voto en contra de Adrián Jáquez Flores, resolvió el triunfo del independiente Armando Cabada sobre el abanderado de Morena, Javier González Mocken, contrario a lo que determinó la Asamblea Municipal Electoral de Juárez, decisión que fue avalada en la sala regional y luego en la superior del tribunal federal.


EVALUACIÓN II.- Sin detenerse en lo colateral, señalan, al TEE lo avaló el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que confirmó el triunfo independiente sobre Morena. Y punto.


TRIBUNALES.- Sin embargo, si se analiza a profundidad el trabajo del TEE de Chihuahua y las sentencias en torno al caso Juárez, los magistrados locales no midieron sus actos ni sus dichos, y despotricaron con todo contra el Instituto Estatal Electoral, en lo que el TEPJF jamás le dio la razón al organismo jurisdiccional local.


HISTORIA.- La historia empezó con el cómputo de la Asamblea Municipal de Juárez que dio como triunfador con 981 votos a Javier González Mocken. Tanto este como Cabada impugnaron ante el TEE, y el tribunal decidió anular la votación de una casilla por inconsistencia en la cantidad de boletas recibidas y 20 casillas más por indebida integración, así como la captura de 43 actas por errores cometidos durante el cómputo de la asamblea juarense.


RESULTADOS.- La sentencia del TEE modificó los resultados, dando como ganador al candidato independiente Armando Cabada por 848 votos, y es aquí donde los sabios del tribunal local se fueron con todo en contra de los operadores de la elección, el IEE, a quienes catalogaron de inoperantes, tendenciosos, delincuentes electorales y demás linduras, aprovechando sus 5 minutos de fama de cada tres años, que es cuando trabajan.


IMPUGNACIONES.- Luego vinieron las impugnaciones en la Sala Guadalajara del TEPJF, que revocó el cómputo del TEE por haber sido limitado y falto de certeza; y se dio a la tarea de capturar la totalidad de las actas, con nuevos resultados.


DECISIÓN.- Se encontraron 81 errores de captura (el 4 por ciento del total de las casillas computadas) y se le reasignaron al candidato independiente 56 votos, que originalmente fueron para “candidato no registrado”. En este primer procedimiento, González Mocken salió ganando con 133 de diferencia.


DETERMINANTE.- El determinante, si se analiza a fondo la resolución, fue el segundo paso que aplicó la Sala Guadalajara. Derivado del nuevo análisis de causales de nulidad, revocó la anulación de una casilla y anuló 24 casillas por indebida integración, que se refiere a ciudadanos que no pertenecen a la sección y actuaron como funcionarios de casilla.


FALLA.- Por esta deficiencia -similar a la que ocurrió en Buenaventura, otra elección polémica- de una labor que realiza el Instituto Nacional Electoral, no el IEE, el resultado definitivo fue a favor de Armando Cabada por 489 votos.


APRECIACIONES.- En la última instancia, la Sala Superior del TEPJF, se confirmó la sentencia de la Sala Regional Guadalajara, donde se aprecia que aun con 81 errores de captura y revaloración de 56 votos reservados, la Asamblea Municipal de Juárez entregó correctamente la constancia de mayoría al candidato ganador hasta ese momento, que era Javier González Mocken.


SESGO.- De igual forma la Sala Regional Guadalajara, confirmada por la Sala Superior, determinó que los errores de captura fueron aleatorios, no sistemáticos ni sesgados para beneficiar o perjudicar a alguno de los candidatos, como lo infirieron los magistrados estatales que, hay que insistir, antes eran 3 y ahora son 5, pero de todos modos no dan los resultados deseados, con la pulcritud requerida para dar certidumbre en un proceso electoral.


CONCLUSIÓN.- Lo que cambió el resultado de la elección y al ganador de la misma fueron las 24 casillas anuladas a causa de la integración misma que corresponde al INE, y todo el show generado por los magistrados de vistas a la Fiscalía, a la Fepade y hasta al Vaticano y a la ONU, fue eso, puro show, producto del protagonismo excesivo. El caso es que el TEE demuestra una vez más que es una instancia que tiende a complicar las cosas más que resolverlas con claridad.


PATALEO.- Por cierto, todavía a estas alturas el excandidato de Morena, que finalmente fue derrotado, Javier González Mocken, insiste en patalear por el fallo institucional en su contra, pues dicen que no pierde ocasión para decir que ganó en las urnas, pero los tribunales anularon indebidamente sus votos, cuando lo correcto que debe hacer es callarse y acatar las sentencias dictadas, aunque no le gusten.

TRIUNFO.- Acarició el triunfo y contra todos los pronósticos y hasta contra la lógica se impuso su contrincante independiente, quien por su cuenta aguantó las presiones políticas que buscaban hacerle aceptar la derrota; pero la pelea terminó con el fallo de la última instancia y ahora se ve mal que siga con su pataleo y hasta es impráctico que lo haga, porque puede dejar de ser un buen activo para Morena.


FAVOR.- Quien sea que le esté ayudando al diputado priista Jesús Velázquez en su obstinada lucha por la coordinación de la bancada, en realidad quiere hundirlo, eso concluyen los observadores tricolores que todavía no creen que en serio el legislador haya recurrido a los tribunales en un juicio de protección de sus derechos políticos, porque no lo dejan ser el pastor del reducido y dividido rebaño del PRI en el Congreso del Estado.


FAVOR I.- El favor que deben hacerle al diputado, aseguran, es convencerlo de que haga las paces con el dirigente estatal Omar Bazán, la coordinadora designada Rosy Gaytán y su otra compañera, Betty Chávez, quien al final hizo uso de razón y decidió registrarse como integrante de la bancada tricolor, ante los intentos radicales de Velázquez.


JURÍDICO.- Jurídicamente su reclamo no tiene asidero, señalan, pues los diputados sean plurinominales o de mayoría son iguales ante la ley, y los estatutos que dan facultades al partido para designar coordinador parlamentario representan la quintaesencia de la partidocracia que rige al sistema, así que ni por dónde atacar la decisión.


OBSESIÓN.- Políticamente, ¿cómo va a llegar a reclamar una coordinación si, como se habían hecho los cálculos elementales en un principio, tiene al 75 por ciento en contra de su obsesión por ser el líder del rebaño priista? En fin, lo dicho: lo que natura no da, la constancia de mayoría no presta.





NOS INTERESA SU OPINIÓN, escríbanos al correo electrónico de Ráfagas: rafagas@elheraldodechihuahua.com.mx


APUESTAS.- Las apuestas en los corrillos judiciales están a todo lo que dan, en torno a la que se dice inminente libertad del exsecretario general adjunto del PRI Nacional, Alejandro Gutiérrez “la Coneja”, pues aunque hace unos meses la justicia federal parecía haber retomado el rumbo, las recientes decisiones burdas para no enjuiciarlo y favorecerlo han puesto los momios a favor del también exsenador coahuilense, operador del exdirigente Manlio Fabio Beltrones.


VÍCTIMA.- Dicen que el tiempo es demasiado, de aquí a finales de noviembre, para impedir con recursos y más litigios, que la justicia federal lo favorezca con la libertad, por lo que sería una hombrada de Javier Corral y la Operación Justicia para Chihuahua, lograr retenerlo en el Cereso de Aquiles Serdán, donde está desde el pasado mes de diciembre.


VÍCTIMA I.- El amparo que presumen tanto Corral como su consejero jurídico, para que el estado de Chihuahua tenga la calidad de víctima o parte ofendida, finalmente se dirime en la justicia federal, y pues ya es muy claro el sesgo de los jueces y el papel defensor de la PGR, como para creer que no será un proceso simulado.


CHICANAS.- Entre las chicanerías de una para librarse del peso de la ley y de otra para impedir que sea favorecido tan descaradamente por la justicia federal y la Procuraduría General de la República, reteniéndolo en prisión a contrapelo de las decisiones judiciales, aseguran que la lleva de ganar la primera parte, pues todavía la federación tiene su poder, así esté en sus estertores la administración actual.


SORPRESA.- Por eso la sorpresa no será que salga, al precio que sea pagarán su impunidad “la Coneja” y su círculo, que se dice alcanza hasta el presidente Peña Nieto; la sorpresa sería que Corral, el fiscal César Augusto Peniche y el consejero jurídico Jorge Espinoza, lo logren retener en prisión y enjuiciarlo.


TEATRO.- Pero el teatro montado por la PGR y la justicia federal sobre “la Coneja”, parece que no es un hecho separado de la protección en general que se le brinda al exgobernador César Duarte, a quien le han admitido demandas de amparo ante juzgados del Estado de México, contra toda lógica.


JUSTICIA.- Hasta en los tribunales federales de Chihuahua, que no han sido declarados competentes para llevar esas demandas de amparo, se habla de que todo el montaje no es sólo para favorecer a “la Coneja”, también es para el prófugo Duarte Jáquez, lo que hace inimaginable el nivel de compromiso que tuvo, o tiene, con el presidente Enrique Peña Nieto y el PRI Nacional, que son los patrocinadores de tal nivel de protección.


DIRIGENCIA.- En la pelea por la dirigencia estatal del PAN, los panistas apuestan doble contra sencillo a que en una contienda abierta no gana el candidato que impulse el gobernador Javier Corral, por dos aspectos principales: la incongruencia mostrada en las batallas internas y la administración pública plagada de todo, menos de militantes azules.


DIRIGENCIA I.- Definidos los grupos que van a buscar la dirigencia nacional, la fórmula de Marko Cortés y Héctor Larios, en alianza con Rafael Moreno Valle; Ernesto Ruffo Appel, Manuel Gómez Morín y José Luis Espinoza, Corral Jurado fue sacado de la jugada en la que se anticipaba como protagonista, por parte de los gobernadores panistas y otros grupos de influencia en Acción Nacional, que finalmente se aliaron para repartirse lo que quedó del partido tras las elecciones.


DIRIGENCIA II.- Su apuesta por Carlos Medina Plascencia primero y luego por el nieto de Gómez Morín, en ese discurso general del regreso a las prácticas democráticas en el PAN, podrá estar viva sólo si alguno de los inscritos en la pelea la absorbe. Pero a nivel local el mensaje de Corral en esta nueva batalla interna molestó a la militancia panista, porque en su estado pretende imponer dirigente, por encima de los principios que reclama a nivel nacional.


PRÁCTICAS.- Con qué cara, critican, lanza señalamientos de las prácticas de los grupos a nivel nacional para regentear el partido descalabrado por las elecciones, si en Chihuahua, igual o peor de descalabrado tras el proceso electoral, pide el derecho de designar al dirigente de entre sus piezas, primero Fernando Álvarez para reelegirse, quien ya dijo que siempre no para quedarse en su pluri; o Rocío Reza, exsecretaria de Desarrollo Municipal, llegada de una derrota en la contienda.


INCONGRUENCIA.- Es una incongruencia, pues, que los panistas no perdonan, ni siquiera los que confían en el discurso y avalan la actuación de Corral Jurado como gobernador del Estado, que sí los hay dentro del PAN, pero cada vez son menos.


GOBIERNO.- La otra que no perdonan, dicen, es que la administración estatal no tiene panistas. Es falso, aseguran, que el PAN está en el Gobierno del Estado, si casi no hay secretarios con la doctrina del PAN, si casi no hay directores o jefes de las áreas más destacadas, que sean parte de las filas del PAN.


GOBIERNO I.- Es un gobierno del PAN sin panistas, lo que parece imposible, pero es real. El partido paga el costo político de las decisiones del gobierno, pero el partido no está en el gobierno, pues se cuentan con los dedos de una mano los funcionarios de alto nivel del albiazul. Y se acaba de ver otra vez con los cambios presentados el viernes.


ALTOS.- En un somero recuento, el fiscal general César Peniche no es del PAN y en la dependencia no hay panistas; el secretario de Salud recién nombrado, Jesús Enrique Grajeda, tampoco, como no lo era Ernesto Ávila, el que se acaba de ir luego de una polémica gestión; Educación ni Pablo Cuarón ni Carlos González tienen militancia; el secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana, menos; la secretaria de Cultura, Concepción Landa, no. Y así se pueden contar hacia abajo.


ALTOS I.- En el primer nivel panistas son César Jáuregui Robles, Arturo Fuentes Vélez, Ana Herrera, pero operadores con los principios azules y presencia en las filas, sólo están en segundo o tercer nivel, si bien va.


DATO.- Otro botón de muestra simple: en Ciudad Juárez trabaja medio centenar de panistas en el Gobierno del Estado, de más de mil militantes registrados en el padrón oficial y de miles de plazas de las que dispone la burocracia estatal.


DERROTA.- ¿Requiere de más explicaciones la escandalosa derrota de Ramón Galindo Noriega, revivido como subsecretario luego de haber sido relegado al tercer lugar en las elecciones por la presidencia municipal? Eso sin contar cómo le fue al albiazul en las diputaciones federales y locales.


VACÍO.- Ese vacío panista en el gobierno de Corral es entonces la causa de la molestia del panismo, que carga todas las malas de la administración estatal y ni una de las buenas, pues la burocracia ha engordado en el Ejecutivo, en el Poder Judicial, organismos descentralizados y autónomos, pero siguen siendo otros, no los que se la rifan con los colores, los principios y la camiseta del PAN.


PIERDE.- Así, la incongruencia de exigir apertura y democracia en la dirigencia nacional y a la vez querer una dirigencia estatal sometida; y el gobierno del PAN sin panistas, lleva a pensar a los militantes en que en una eventual contienda interna, el gobernador Corral perdería con el gallo que jugara, pues si bien su escudo de honestidad está intacto y nadie le puede reclamar algún acto de corrupción, el de la eficiencia y la congruencia ya tiene algunos agujeros muy visibles.

CAMINO.- La mala noticia es para los que esperan una competencia real para elegir al nuevo dirigente estatal del PAN, pues si se vencen las resistencias del grupo municipal de María Eugenia Campos, César Jáuregui Moreno, Mario Vázquez Robles y Miguel La Torre Sáenz, le queda el camino libre a Corral Jurado para designar dirigente.


SERIEDAD.- Si el grupo panista de la capital no da batalla y apoya al candidato del Palacio de Gobierno, el aspirante que vaya por la libre, en este caso el exdiputado Jorge Espino, que es quien ha despuntado, la tendrá bastante difícil para hacerle frente a esa alianza.


ERROR.- En el reparto de las comisiones del Congreso del Estado, la negociación del PAN y Morena también dejó como lectura lo que en el Partido del Trabajo consideran la traición de Miguel Ángel Colunga al eterno dueño del PT, Rubén Aguilar, a quien dejaron fuera de los acuerdos.


ERROR I.- El coordinador de la bancada del PAN, Fernando Álvarez Monje, hizo lo suyo, reclamar las posiciones que consideran vitales para mantener cierto control del Legislativo, mientras que Colunga desafió el acuerdo con el PT y favoreció a Omar Bazán del PRI, en esa alianza de minorías que avanza con firmeza.


ERROR II.- Lo interesante será ver de quién fue el error, si de Aguilar Jiménez al reaccionar como ofendido y decirse traicionado por Colunga; o de éste por darle la espalda al aliado electoral, que en realidad no aportó una gran votación a la causa de Andrés Manuel López Obrador, pero prestó el membrete para la coalición Juntos Haremos Historia.


ERROR III.- Lo que hoy se dice es que el error fue de Rubén Aguilar, pues Morena va en ascenso y si no despilfarra su capital político, en unos años el PT se expondrá, otra vez, a perder el registro, a menos que la astucia política de su dueño, que se niega a jubilarse, lo salve.


COMISIONES.- Por cierto, las lecturas sobre la integración de las comisiones de dictamen legislativo se dividen entre quienes las consideran irrelevantes y las que ven que hay señales de control ya sea del PAN o de Morena.


CONTROL.- El reparto es un asunto de acuerdos, de negociaciones, pero también de poder y de control, y aunque hay una para cada legislador, no todas trabajan al mismo ritmo ni ven asuntos políticos, además de que su integración refleja el peso de cada bancada para la toma de decisiones.


CONTROL I.- ¿Por qué se afirma que Morena tomó el control y no el PAN, como bancada mayoritaria, aunque disminuida? Sencillo, nomás hay que ver la conformación de cada una, más allá del diputado presidente, que coordina los trabajos, pero no decide solo, tiene que hacerlo con mayoría. Veamos sólo las más importantes.


OPOSITORES.- Las comisiones de Gobernación son de puros opositores: Miguel La Torre del PAN, confrontado con el Palacio de Gobierno, y Omar Bazán, dirigente estatal del PRI. Ellos las presiden.


OPOSITORES I.- Está de más decir que la comisión primera es la importante y la segunda es de relleno. Pero con La Torre están Francisco Chávez de Morena, René Frías de Nueva Alianza, Rubén Aguilar del PT y Alejandro Gloria del Verde. Con Bazán van Ana Carmen Estrada de Morena como secretaria y de vocales Rosa Isela Gaytán, Georgina Bujanda de Acción Nacional y Lorenzo Arturo Parga de Movimiento Ciudadano. ¿Quién tiene el control? Es obvio, ¿no?


PRESUPUESTO.- La Comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda Pública fue la única que el PAN pudo retener, con Jesús Valenciano como presidente, pero tiene de secretario a Misael Máynez de Encuentro Social y de vocales a Miguel Ángel Colunga de Morena, Rocío Sarmiento de Movimiento Ciudadano y Alejandro Gloria del Verde. El panista indudablemente batallará para lograr acuerdos con esa composición, ni cómo cerrar los ojos a eso.


JUSTICIA.- La Comisión de Justicia tendrá un peso especial en el arranque de esta legislatura, sobre todo por el análisis para designaciones de magistrados por 15 años que están en puerta y que son importantes como para quedarse al garete o para entregarse totalmente al Ejecutivo. Esta quedó en manos de Marisela Sáenz Moriel, de Encuentro Social.


JUSTICIA I.- Como secretaria la acompañará Rocío Guadalupe Sarmiento de Movimiento Ciudadano, Gustavo de la Rosa Hickerson y Francisco Chávez Herrera de Morena y Georgina Bujanda del PAN. Evidente quién tiene el control.


ANTICORRUPCIÓN.- La Comisión Anticorrupción, que también pesará en esta legislatura, la encabeza Ana Carmen Estrada de Morena y lleva como integrantes a Omar Bazán del PRI, Marisela Sáenz de Encuentro Social y los panistas Blanca Gámez y Jorge Soto, este último como secretario, pero además de que políticamente la bandera la pierde el PAN, esta cerrará la pinza de la Comisión de Fiscalización.


FISCALIZACIÓN.- Y finalmente, de las comisiones que no son irrelevantes, está la de Fiscalización, que preside el coordinador de Morena, Miguel Ángel Colunga, y se integra por Misael Máynez del PES, Omar Bazán del PRI, Carmen González del PAN y Rocío Sarmiento de Movimiento Ciudadano. Más claro ni el agua.

SIMPLONES.- Contra la idea que sostienen todavía algunos ingenuos simplones, en el sentido de que el PAN, como mayoría invisible, retiene el control del Congreso del Estado, la realidad se impone en el análisis de todas las comisiones, cuya conformación habla de una pérdida de peso político enorme para la bancada azul.


EVALUACIÓN.- El calificativo de reprobados que se llevaron el Tribunal Estatal Electoral y el Instituto Nacional Electoral, al término del proceso 2017-2018 que recién concluyó oficialmente esta semana, lo critican quienes ven en los magistrados del primero una actuación muy práctica que corrigió el resultado en Juárez y ya.


EVALUACIÓN I.- Dicen que la sentencia del TEE, con los votos a favor de Víctor Yuri Zapata, José Ramírez Salcedo, César Wong Meraz y Julio César Merino, y el voto en contra de Adrián Jáquez Flores, resolvió el triunfo del independiente Armando Cabada sobre el abanderado de Morena, Javier González Mocken, contrario a lo que determinó la Asamblea Municipal Electoral de Juárez, decisión que fue avalada en la sala regional y luego en la superior del tribunal federal.


EVALUACIÓN II.- Sin detenerse en lo colateral, señalan, al TEE lo avaló el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que confirmó el triunfo independiente sobre Morena. Y punto.


TRIBUNALES.- Sin embargo, si se analiza a profundidad el trabajo del TEE de Chihuahua y las sentencias en torno al caso Juárez, los magistrados locales no midieron sus actos ni sus dichos, y despotricaron con todo contra el Instituto Estatal Electoral, en lo que el TEPJF jamás le dio la razón al organismo jurisdiccional local.


HISTORIA.- La historia empezó con el cómputo de la Asamblea Municipal de Juárez que dio como triunfador con 981 votos a Javier González Mocken. Tanto este como Cabada impugnaron ante el TEE, y el tribunal decidió anular la votación de una casilla por inconsistencia en la cantidad de boletas recibidas y 20 casillas más por indebida integración, así como la captura de 43 actas por errores cometidos durante el cómputo de la asamblea juarense.


RESULTADOS.- La sentencia del TEE modificó los resultados, dando como ganador al candidato independiente Armando Cabada por 848 votos, y es aquí donde los sabios del tribunal local se fueron con todo en contra de los operadores de la elección, el IEE, a quienes catalogaron de inoperantes, tendenciosos, delincuentes electorales y demás linduras, aprovechando sus 5 minutos de fama de cada tres años, que es cuando trabajan.


IMPUGNACIONES.- Luego vinieron las impugnaciones en la Sala Guadalajara del TEPJF, que revocó el cómputo del TEE por haber sido limitado y falto de certeza; y se dio a la tarea de capturar la totalidad de las actas, con nuevos resultados.


DECISIÓN.- Se encontraron 81 errores de captura (el 4 por ciento del total de las casillas computadas) y se le reasignaron al candidato independiente 56 votos, que originalmente fueron para “candidato no registrado”. En este primer procedimiento, González Mocken salió ganando con 133 de diferencia.


DETERMINANTE.- El determinante, si se analiza a fondo la resolución, fue el segundo paso que aplicó la Sala Guadalajara. Derivado del nuevo análisis de causales de nulidad, revocó la anulación de una casilla y anuló 24 casillas por indebida integración, que se refiere a ciudadanos que no pertenecen a la sección y actuaron como funcionarios de casilla.


FALLA.- Por esta deficiencia -similar a la que ocurrió en Buenaventura, otra elección polémica- de una labor que realiza el Instituto Nacional Electoral, no el IEE, el resultado definitivo fue a favor de Armando Cabada por 489 votos.


APRECIACIONES.- En la última instancia, la Sala Superior del TEPJF, se confirmó la sentencia de la Sala Regional Guadalajara, donde se aprecia que aun con 81 errores de captura y revaloración de 56 votos reservados, la Asamblea Municipal de Juárez entregó correctamente la constancia de mayoría al candidato ganador hasta ese momento, que era Javier González Mocken.


SESGO.- De igual forma la Sala Regional Guadalajara, confirmada por la Sala Superior, determinó que los errores de captura fueron aleatorios, no sistemáticos ni sesgados para beneficiar o perjudicar a alguno de los candidatos, como lo infirieron los magistrados estatales que, hay que insistir, antes eran 3 y ahora son 5, pero de todos modos no dan los resultados deseados, con la pulcritud requerida para dar certidumbre en un proceso electoral.


CONCLUSIÓN.- Lo que cambió el resultado de la elección y al ganador de la misma fueron las 24 casillas anuladas a causa de la integración misma que corresponde al INE, y todo el show generado por los magistrados de vistas a la Fiscalía, a la Fepade y hasta al Vaticano y a la ONU, fue eso, puro show, producto del protagonismo excesivo. El caso es que el TEE demuestra una vez más que es una instancia que tiende a complicar las cosas más que resolverlas con claridad.


PATALEO.- Por cierto, todavía a estas alturas el excandidato de Morena, que finalmente fue derrotado, Javier González Mocken, insiste en patalear por el fallo institucional en su contra, pues dicen que no pierde ocasión para decir que ganó en las urnas, pero los tribunales anularon indebidamente sus votos, cuando lo correcto que debe hacer es callarse y acatar las sentencias dictadas, aunque no le gusten.

TRIUNFO.- Acarició el triunfo y contra todos los pronósticos y hasta contra la lógica se impuso su contrincante independiente, quien por su cuenta aguantó las presiones políticas que buscaban hacerle aceptar la derrota; pero la pelea terminó con el fallo de la última instancia y ahora se ve mal que siga con su pataleo y hasta es impráctico que lo haga, porque puede dejar de ser un buen activo para Morena.


FAVOR.- Quien sea que le esté ayudando al diputado priista Jesús Velázquez en su obstinada lucha por la coordinación de la bancada, en realidad quiere hundirlo, eso concluyen los observadores tricolores que todavía no creen que en serio el legislador haya recurrido a los tribunales en un juicio de protección de sus derechos políticos, porque no lo dejan ser el pastor del reducido y dividido rebaño del PRI en el Congreso del Estado.


FAVOR I.- El favor que deben hacerle al diputado, aseguran, es convencerlo de que haga las paces con el dirigente estatal Omar Bazán, la coordinadora designada Rosy Gaytán y su otra compañera, Betty Chávez, quien al final hizo uso de razón y decidió registrarse como integrante de la bancada tricolor, ante los intentos radicales de Velázquez.


JURÍDICO.- Jurídicamente su reclamo no tiene asidero, señalan, pues los diputados sean plurinominales o de mayoría son iguales ante la ley, y los estatutos que dan facultades al partido para designar coordinador parlamentario representan la quintaesencia de la partidocracia que rige al sistema, así que ni por dónde atacar la decisión.


OBSESIÓN.- Políticamente, ¿cómo va a llegar a reclamar una coordinación si, como se habían hecho los cálculos elementales en un principio, tiene al 75 por ciento en contra de su obsesión por ser el líder del rebaño priista? En fin, lo dicho: lo que natura no da, la constancia de mayoría no presta.





NOS INTERESA SU OPINIÓN, escríbanos al correo electrónico de Ráfagas: rafagas@elheraldodechihuahua.com.mx


Local

Violaron todas las prohibiciones en el Humedal de Meoqui

Han provocado la huida de aves silvestres y protegidas

Local

Helicóptero de la Policía Federal sobrevuela la presa del Rejón

Participó con sobrevuelos en la 15a carrera contra las adicciones

República

Asesinan al presidente local de la Coparmex en Parral

El cuerpo de Uriel Loya quedó tendido a un lado de su camioneta

Policiaca

Ejecutan a Presidente de Coparmex en Parral

Las autoridades se encuentran realizando las indagatorias correspondientes

OMG!

Sí, Asia me violó cuando tenía 17 años: Jimmy Bennett

El actor y músico reiteró las acusaciones en entrevista exclusiva con el programa “Non è l’Arena” de la televisora italiana La7

Justicia

México inicia proceso para extraditar al exguerrillero chileno “Comandante Emilio"

Raúl Escobar Poblete permanece encarcelado en el país por secuestro

Mundo

Al menos 4 heridos en marcha contra Ortega en Nicaragua

Los manifestantes se dispersaron y buscaron refugios en casas vecinas y en la parroquia católica Nuestra Señora de Las Américas,