/ domingo 5 de diciembre de 2021

Inquietudes de un hombre "de-mente"

La memoria impulsa a continuar la lucha cotidiana en contra del machismo en todas sus manifestaciones

Rescatar la memoria

¿Para qué cambiar de idea si el mundo entero repite lo mismo? ¡Enigmas y más enigmas!, reflexiona la periodista argentina Marcela Heredia sobre el Covid-19. La idea anterior viene a cuento sobre una pandemia más despiadada y humillante, pero que se ha vuelto (más peligrosa y brutal) cotidiana y aceptada como normal: el machismo exacerbado.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Poco impactan las agresiones diarias en los medios contra mujeres y niñas, las autoridades atienden las visitas internacionales auditoras de recuentos y estadísticas de mujeres golpeadas, violadas, desaparecidas y asesinadas, se convoca a reuniones, con poca asistencia, se registran escasas protestas y festejos luctuosos; se conmemoran los aniversarios anuales femeninos de la ONU (25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer), al tiempo que desfilan, de manera selectivamente corporal, atractivas damas locales, con miras a concursos internacionales, mientras que en números considerables de hogares se incrementa el infierno familiar, debido a la pandemia. El mal global se siente, se impone, se respira y se multiplica, porque es parte de la vida cotidiana patriarcal machista. “En México dos de cada tres mujeres han sido violentadas por un macho al menos una vez en su vida”: José Blanco. La Jornada, 30/Nov./2021).

Cuando a Mafalda le preguntaron por qué la realidad se presentaba macabra y caricaturesca, respondió de manera sencilla: “el mundo marcha al revés”. Casi nadie entendió la “inocente” respuesta. A más de una se le quedó clavada la espinita y buscaba explicación del porqué la mujer nacía con una permanente dependencia y sumisión sagrada y humana, a través de los siglos. “El feminicidio es la punta del iceberg del machismo y la misoginia, y lo tenemos en todo el mundo. Es como el ADN de nuestras sociedades”: Paola Calvo. Proceso, 21/Nov./2021.

La respuesta resultó un misterio. Al principio Dios creó la humanidad con el enigma individual de dispareja, pero con la libertad de que se fundiera en pareja. Calma. Parece que en el reparto al hombre le tocó menos; alcanzó la corporalidad con el instinto desbocado (diría Freud) y la razón ¿con plena conciencia? (ratificaría Descartes), según esto, y parece que nada más.

La mujer salió ganando con el sentido de transmitir la vida, a la par que con los mismos dones no le escatimó el placer. Acaparó la ternura, el cuidado y las lágrimas, hizo suyo el orden y la limpieza, resultó más fuerte, resistente y constante, incluyó en su naturaleza servir a los demás, de manera natural acaparó la seducción y según esto quedó enriquecida con las emociones y sentimientos.

La versión que nos dan de la historia es que, en los pueblos originarios, primigenios, no era tan marcada la división de la humanidad. Todo fue que el hombre, desde el trajín práctico, descubriera el valor, sentido y dimensión de las palabras y se apropiara de ellas como género institucional: guerra, razón, ley, dinero, política, religión, y las declaró parte de la naturaleza humana masculina y las trastocó en poder sagrado llamado machismo. Fue cuando el mundo se puso al revés hasta llegar a nuestros días, como dice Mafalda. Hasta de la mitología se valió para justificar, su poder: “Telémaco le dice a Penélope: vete a tus aposentos mujer; los cantares los debemos de escribir los hombres”, cita de Marion Reimers, El País, 30/Nov./2021.

Aproximación a una interpretación del machismo

A mediados del siglo pasado impactó y hasta perturbó el libro del endocrinólogo español Gregorio Marañón: “Estados intersexuales del hombre y la mujer”, ahora la traigo a colación no de manera textual, sino como me gustaría recordarla. Según esto, el hombre en su conformación interna, personalidad y temperamento fue condimentado con una partícula de levadura femenina y la mujer, por el contrario, también fue horneada con un tanto de levadura masculina.

El machismo irrumpe cuando el hombre niega, ignora y prescinde de ese segmento femenino con el que fue creado, de manera inconsciente, para entender el mundo diferente de la mujer, y entonces no existe más que la imagen entronizada de macho que le devuelve el espejo, es decir, se queda como hombre incompleto y pobre. Resulta difícil la aceptación del condimento porque le da miedo terminar afeminado, de ahí que “mi’jo debe ser muy hombre”. Pero no sabe de lo que se pierde al negarse a captar el tierno y maravilloso cielo de la mujer. El macho espeso rebuzna cuando proclama: “la mujer no piensa”. La mujer va por su camino: se inspira, intuye, se mueve con “otra lógica”, que las más de las veces resulta difícil de entender para el conocimiento diferente masculino. Da lástima la mujer cuando se convierte en cómplice y cae en las garras de la cultura machista, “así quiero a mi viejo”, y la modosita se siente muñeca y reina de aparador cuando la saca a exhibir su novio.

La mujer comienza a despertar y a desmantelar el edificio, teoría y práctica de la doctrina dictatorial machista. Un ejemplo de toma de conciencia: la Cruz de Clavos de Chihuahua capital y de Ciudad Juárez sacó a más de una madre de la casa, de la cocina para ir a fijar una foto, prender un recuerdo o encender veladora en la cruz, por su hija asesinada, por la hermana desaparecida o por la niña violada, aparte de que esa madre dolorida levantó la voz y se unió al coro de mujeres en protesta cuando reclaman justicia a las autoridades.

Dos ejemplos de valor femenino. “Paloma Angélica Escobar Ledezma, quien se encontraba desaparecida desde hace 27 días, fue encontrada muerta en el kilómetro 4.5 de la carretera a Aldama”. “El 18 de marzo, Norma Ledezma, madre de Paloma, se plantó frente al Palacio de Gobierno en compañía de otras madres que reclamaban una investigación seria sobre el paradero de sus hijas al gobernador Patricio Martínez”. El Heraldo, marzo 31/2002. Desde entonces hasta el día de hoy Norma ha dedicado su vida a ser voz, protesta y reclamo por las mujeres desaparecidas y asesinadas.

“Hoy se cumplen dos años del asesinato de Marisela Escobedo, quien murió a las puertas de Palacio de Gobierno del Estado en el año 2010, exigiendo justicia por el asesinato contra su hija, Rubí Frayre Escobedo”- El Heraldo, Dic. 17/2012. Cuando vaya al Palacio de Gobierno deténgase en la entrada y vea la placa homenaje a esta valiente mujer de la justicia femenina y de vergüenza para las autoridades.

La memoria impulsa a continuar la lucha cotidiana en contra del machismo en todas sus manifestaciones.


Rescatar la memoria

¿Para qué cambiar de idea si el mundo entero repite lo mismo? ¡Enigmas y más enigmas!, reflexiona la periodista argentina Marcela Heredia sobre el Covid-19. La idea anterior viene a cuento sobre una pandemia más despiadada y humillante, pero que se ha vuelto (más peligrosa y brutal) cotidiana y aceptada como normal: el machismo exacerbado.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Juárez y Parral directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Poco impactan las agresiones diarias en los medios contra mujeres y niñas, las autoridades atienden las visitas internacionales auditoras de recuentos y estadísticas de mujeres golpeadas, violadas, desaparecidas y asesinadas, se convoca a reuniones, con poca asistencia, se registran escasas protestas y festejos luctuosos; se conmemoran los aniversarios anuales femeninos de la ONU (25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer), al tiempo que desfilan, de manera selectivamente corporal, atractivas damas locales, con miras a concursos internacionales, mientras que en números considerables de hogares se incrementa el infierno familiar, debido a la pandemia. El mal global se siente, se impone, se respira y se multiplica, porque es parte de la vida cotidiana patriarcal machista. “En México dos de cada tres mujeres han sido violentadas por un macho al menos una vez en su vida”: José Blanco. La Jornada, 30/Nov./2021).

Cuando a Mafalda le preguntaron por qué la realidad se presentaba macabra y caricaturesca, respondió de manera sencilla: “el mundo marcha al revés”. Casi nadie entendió la “inocente” respuesta. A más de una se le quedó clavada la espinita y buscaba explicación del porqué la mujer nacía con una permanente dependencia y sumisión sagrada y humana, a través de los siglos. “El feminicidio es la punta del iceberg del machismo y la misoginia, y lo tenemos en todo el mundo. Es como el ADN de nuestras sociedades”: Paola Calvo. Proceso, 21/Nov./2021.

La respuesta resultó un misterio. Al principio Dios creó la humanidad con el enigma individual de dispareja, pero con la libertad de que se fundiera en pareja. Calma. Parece que en el reparto al hombre le tocó menos; alcanzó la corporalidad con el instinto desbocado (diría Freud) y la razón ¿con plena conciencia? (ratificaría Descartes), según esto, y parece que nada más.

La mujer salió ganando con el sentido de transmitir la vida, a la par que con los mismos dones no le escatimó el placer. Acaparó la ternura, el cuidado y las lágrimas, hizo suyo el orden y la limpieza, resultó más fuerte, resistente y constante, incluyó en su naturaleza servir a los demás, de manera natural acaparó la seducción y según esto quedó enriquecida con las emociones y sentimientos.

La versión que nos dan de la historia es que, en los pueblos originarios, primigenios, no era tan marcada la división de la humanidad. Todo fue que el hombre, desde el trajín práctico, descubriera el valor, sentido y dimensión de las palabras y se apropiara de ellas como género institucional: guerra, razón, ley, dinero, política, religión, y las declaró parte de la naturaleza humana masculina y las trastocó en poder sagrado llamado machismo. Fue cuando el mundo se puso al revés hasta llegar a nuestros días, como dice Mafalda. Hasta de la mitología se valió para justificar, su poder: “Telémaco le dice a Penélope: vete a tus aposentos mujer; los cantares los debemos de escribir los hombres”, cita de Marion Reimers, El País, 30/Nov./2021.

Aproximación a una interpretación del machismo

A mediados del siglo pasado impactó y hasta perturbó el libro del endocrinólogo español Gregorio Marañón: “Estados intersexuales del hombre y la mujer”, ahora la traigo a colación no de manera textual, sino como me gustaría recordarla. Según esto, el hombre en su conformación interna, personalidad y temperamento fue condimentado con una partícula de levadura femenina y la mujer, por el contrario, también fue horneada con un tanto de levadura masculina.

El machismo irrumpe cuando el hombre niega, ignora y prescinde de ese segmento femenino con el que fue creado, de manera inconsciente, para entender el mundo diferente de la mujer, y entonces no existe más que la imagen entronizada de macho que le devuelve el espejo, es decir, se queda como hombre incompleto y pobre. Resulta difícil la aceptación del condimento porque le da miedo terminar afeminado, de ahí que “mi’jo debe ser muy hombre”. Pero no sabe de lo que se pierde al negarse a captar el tierno y maravilloso cielo de la mujer. El macho espeso rebuzna cuando proclama: “la mujer no piensa”. La mujer va por su camino: se inspira, intuye, se mueve con “otra lógica”, que las más de las veces resulta difícil de entender para el conocimiento diferente masculino. Da lástima la mujer cuando se convierte en cómplice y cae en las garras de la cultura machista, “así quiero a mi viejo”, y la modosita se siente muñeca y reina de aparador cuando la saca a exhibir su novio.

La mujer comienza a despertar y a desmantelar el edificio, teoría y práctica de la doctrina dictatorial machista. Un ejemplo de toma de conciencia: la Cruz de Clavos de Chihuahua capital y de Ciudad Juárez sacó a más de una madre de la casa, de la cocina para ir a fijar una foto, prender un recuerdo o encender veladora en la cruz, por su hija asesinada, por la hermana desaparecida o por la niña violada, aparte de que esa madre dolorida levantó la voz y se unió al coro de mujeres en protesta cuando reclaman justicia a las autoridades.

Dos ejemplos de valor femenino. “Paloma Angélica Escobar Ledezma, quien se encontraba desaparecida desde hace 27 días, fue encontrada muerta en el kilómetro 4.5 de la carretera a Aldama”. “El 18 de marzo, Norma Ledezma, madre de Paloma, se plantó frente al Palacio de Gobierno en compañía de otras madres que reclamaban una investigación seria sobre el paradero de sus hijas al gobernador Patricio Martínez”. El Heraldo, marzo 31/2002. Desde entonces hasta el día de hoy Norma ha dedicado su vida a ser voz, protesta y reclamo por las mujeres desaparecidas y asesinadas.

“Hoy se cumplen dos años del asesinato de Marisela Escobedo, quien murió a las puertas de Palacio de Gobierno del Estado en el año 2010, exigiendo justicia por el asesinato contra su hija, Rubí Frayre Escobedo”- El Heraldo, Dic. 17/2012. Cuando vaya al Palacio de Gobierno deténgase en la entrada y vea la placa homenaje a esta valiente mujer de la justicia femenina y de vergüenza para las autoridades.

La memoria impulsa a continuar la lucha cotidiana en contra del machismo en todas sus manifestaciones.


Chihuahua

Cambiará la vida de “El Oasis” después de 50 años: Maru Campos

Las mejoras anunciadas son parte de un esfuerzo mayor de la administración estatal por implementar políticas públicas de inclusión

Policiaca

Le fallan los frenos y se mete con todo y troca a Oxxo en Aldama

La tienda Oxxo sufrió daños significativos en su estructura debido al impacto

Salud

¿Qué es la dismorfia corporal? El trastorno que afecta a especialmente a los jóvenes

Pese a que cada vez es más común este trastorno, no existen estadísticas al respecto, pero la Subsecretaría de Prevención y Atención a la Salud menciona que las principales formas u obsesiones son con respecto al cuerpo o peso en general

Guachochi

Piden habitantes de Guachochi ayuda ante amenazas de El Cheyenne

De manera anónima, denunciaron que el estado solo tuvo presencia durante el ultramaratón de hace una semana

Chihuahua

Tensión entre tianguistas y agentes de gobernación, en la colonia Cerro Grande

Los comerciantes señalan que las autoridades de gobernación no respetan estos permisos y les dificultan realizar sus actividades comerciales diarias