/ sábado 2 de marzo de 2019

"Pensaron que ya estábamos muertas"

Lupita Parra Álvarez fue víctima circunstancial de la fuerte balacera que sacudió al pueblo de Álvaro Obregón

El calor penetrando entre su pierna, mano y brazo, le hacían pensar que estaba perdiendo la vida, los gritos de desesperación y las súplicas de ese momento, le hacían creer que era el final para ella y sus dos hijas, pero siempre agradece a Dios a cada instante que puede seguir abrazando a sus hijas y estar en vida de nuevo con su familia.

Lupita Parra Álvarez fue víctima circunstancial de la fuerte balacera que sacudió al pueblo de Álvaro Obregón, donde el pasado miércoles un grupo de delincuentes le arrebató la vida a por lo menos cinco personas y dejó hasta cuatro personas lesionadas, quienes no estaban relacionadas con estos hechos.

Recordar los sucesos le ocasiona algo de sensibilidad, reconoce que Dios le dio una segunda oportunidad de seguir viviendo y que a pasar de recibir los disparos en su cuerpo debe seguir adelante por sus dos hijas quienes vivieron de primera mano el atentado y donde una de ellas resultó con lesiones de gravedad que la mantiene hospitalizada.

Lo que parecía ser un viaje cotidiano a la tienda para comprar algunos alimentos para la cena, se transformó en una de las peores escenas de las que haya apreciado la joven madre, ya que apreció cómo sus hijas sufrían y presenciar cómo una de ellas moría desangrada por los impactos de bala, le hacían retomar fuerzas de seguir adelante durante este enfrentamiento, a pesar de que los impactos seguían llegando contra su cuerpo.

Lupita recuerda que por la noche decidió salir por algunos alimentos a la tienda porque se preparaban para alistar a sus dos menores para mandarlas a dormir, por lo que decidieron salir a comprar algo para la cena y realizar las actividades normales ya que el día jueves tendrían que ir a la escuela.

Sin embargo, al momento de salir del establecimiento y tomar las calles que la conducirían a su hogar en Rubio, escuchó unas detonaciones y bombas que sonaban de manera constante, por lo que decidió tomar una ruta alterna para no pasar por la calle principal donde presuntamente estaban los sujetos armados.

Anuncia Andrés Manuel el programa "Tandas para el Bienestar"

Reconoce que ésa no fue la mejor decisión ya que entre una de las intersecciones se topó con varias camionetas que estaban realizando disparos, y fue cuando debió pisar el acelerador para escapar del lugar, pero en cambio los delincuentes decidieron dispararle sin imaginar que se trataba de una mujer inofensiva acompañada de sus dos hijas.

“Estas personas nos confundieron, tuve que acelerar a fondo para evitar que nos siguieran disparando, pensaron que estábamos muertas y luego se retiraron del lugar, fue cuando yo pedí ayuda para que nos trasladaran a un hospital, ya que yo y una de mis hijas estábamos sangrando”, comentó Lupita Parra, entre los recuerdos que tiene del enfrentamiento en el Seccional de Álvaro Obregón, donde fue una víctima circunstancial de los hechos.

Aunque la mamá de las niñas fue dada de alta del Hospital Ángeles en Cuauhtémoc, las cicatrices y los daños le siguen recordando ese lamentable suceso, ya que ella durante el trayecto donde se encaró con los pistoleros, recibió cinco disparos, tres en una pierna, uno en el brazo y uno más en una mano.

“Gracias a Dios que a pesar de los orificios, los disparos no afectaron mis huesos o algún órgano que tuviera complicaciones en mi salud, sólo tengo puntadas y tengo que ir cada semana a hacerme curaciones en todas las heridas, lo que más nos preocupa a la familia como a los conocidos es el estado de salud de mi hija Ivanna”, dijo.

Por otra parte, en ese mismo vehículo viajaban sus dos hijas, una de ellas resultó ilesa, mientras que la otra se mantiene hospitalizada en Chihuahua, con un estatus de delicada, pero estable, a espera de los resultados que arroje la primera cirugía que le practicaron los doctores en la capital del estado.

Reanudan búsqueda de más cuerpos en tiro de mina

La menor de cinco años, Ivanna Parra, viajaba en el asiento delantero del vehículo, y durante el enfrentamiento recibió tres impactos de arma de fuego, que dieron en la zona del vientre y uno más en una pierna, por lo cual fue trasladada de gravedad a las instalaciones de un hospital el día de los hechos.

Ivanna fue intervenida quirúrgicamente el jueves por la mañana, donde los doctores del hospital tuvieron que recortar algunos órganos como el intestino y estómago para evitar que la lesión le trajera complicaciones a la salud, y sigue en observación por parte de los médicos para ver su evolución en su estado de salud.

Su madre, explica que desde el día de los hechos no ha podido ver a su hija, pues ella estuvo internada en Cuauhtémoc y su hija, por las complicaciones y daños internos, tuvo que ser trasladada a un hospital en Chihuahua, para que la intervinieran por lo que se encuentra a cargo de familiares quienes la cuidan en lo que su madre pueda viajar a la ciudad.

“He podido hablar con ella, está bien y consciente, la extraño mucho porque desde la noche de ese día no la he podido ver, estoy esperando que mi condición mejore para poder ir a acompañarla para que siga saliendo adelante, parece que los resultados van favoreciendo y esperemos que así sigan”, comentó la madre.

Muere conductora en choque, acababa de dejar a su sobrina en escuela

La familia se encuentra agradecida de que Lupita y sus dos hijas sigan con vida, ya que conocen de primera mano la forma en que atacaron los delincuentes aquella noche y saben que de no actuar de esa manera, hubieran muerto esa noche por el grupo de pistoleros quienes no respetaron a la población y su inocencia.

Es lo más lamentable, las víctimas colaterales que estuvieron en ese momento y que recibieron ráfagas del fuego cruzado y que uno de ellos perdió la vida cuando acudía al cajero del único banco que hay, Pedro Gutiérrez Galaviz de 41 años y quien deja viuda a su esposa y huérfanos a 5 hijos. Presidente seccional Carlos Chaparro.

Amigos y conocidos de la madre y sus dos hijas, quienes radican en Rubio y Cuauhtémoc, iniciaron una campaña de apoyo, en la que solicitan donativos en una cuenta bancaria para que cuente con los suficientes fondos económicos para costear medicinas y visitas hospitalarias, ya que no han tenido algún acercamiento de las autoridades para obtener algún tipo de ayuda.

A través de las redes sociales hicieron el llamado a los conocidos y público en general a que se sumaran a esta campaña de donativos, para que los interesados en apoyar realicen algún depósito a la cuenta de Lupita Parra.

Este es el número de cuenta Bancomer al que pueden realizar cualquier depósito: 4152313502819274


Te puede interesar:

El calor penetrando entre su pierna, mano y brazo, le hacían pensar que estaba perdiendo la vida, los gritos de desesperación y las súplicas de ese momento, le hacían creer que era el final para ella y sus dos hijas, pero siempre agradece a Dios a cada instante que puede seguir abrazando a sus hijas y estar en vida de nuevo con su familia.

Lupita Parra Álvarez fue víctima circunstancial de la fuerte balacera que sacudió al pueblo de Álvaro Obregón, donde el pasado miércoles un grupo de delincuentes le arrebató la vida a por lo menos cinco personas y dejó hasta cuatro personas lesionadas, quienes no estaban relacionadas con estos hechos.

Recordar los sucesos le ocasiona algo de sensibilidad, reconoce que Dios le dio una segunda oportunidad de seguir viviendo y que a pasar de recibir los disparos en su cuerpo debe seguir adelante por sus dos hijas quienes vivieron de primera mano el atentado y donde una de ellas resultó con lesiones de gravedad que la mantiene hospitalizada.

Lo que parecía ser un viaje cotidiano a la tienda para comprar algunos alimentos para la cena, se transformó en una de las peores escenas de las que haya apreciado la joven madre, ya que apreció cómo sus hijas sufrían y presenciar cómo una de ellas moría desangrada por los impactos de bala, le hacían retomar fuerzas de seguir adelante durante este enfrentamiento, a pesar de que los impactos seguían llegando contra su cuerpo.

Lupita recuerda que por la noche decidió salir por algunos alimentos a la tienda porque se preparaban para alistar a sus dos menores para mandarlas a dormir, por lo que decidieron salir a comprar algo para la cena y realizar las actividades normales ya que el día jueves tendrían que ir a la escuela.

Sin embargo, al momento de salir del establecimiento y tomar las calles que la conducirían a su hogar en Rubio, escuchó unas detonaciones y bombas que sonaban de manera constante, por lo que decidió tomar una ruta alterna para no pasar por la calle principal donde presuntamente estaban los sujetos armados.

Anuncia Andrés Manuel el programa "Tandas para el Bienestar"

Reconoce que ésa no fue la mejor decisión ya que entre una de las intersecciones se topó con varias camionetas que estaban realizando disparos, y fue cuando debió pisar el acelerador para escapar del lugar, pero en cambio los delincuentes decidieron dispararle sin imaginar que se trataba de una mujer inofensiva acompañada de sus dos hijas.

“Estas personas nos confundieron, tuve que acelerar a fondo para evitar que nos siguieran disparando, pensaron que estábamos muertas y luego se retiraron del lugar, fue cuando yo pedí ayuda para que nos trasladaran a un hospital, ya que yo y una de mis hijas estábamos sangrando”, comentó Lupita Parra, entre los recuerdos que tiene del enfrentamiento en el Seccional de Álvaro Obregón, donde fue una víctima circunstancial de los hechos.

Aunque la mamá de las niñas fue dada de alta del Hospital Ángeles en Cuauhtémoc, las cicatrices y los daños le siguen recordando ese lamentable suceso, ya que ella durante el trayecto donde se encaró con los pistoleros, recibió cinco disparos, tres en una pierna, uno en el brazo y uno más en una mano.

“Gracias a Dios que a pesar de los orificios, los disparos no afectaron mis huesos o algún órgano que tuviera complicaciones en mi salud, sólo tengo puntadas y tengo que ir cada semana a hacerme curaciones en todas las heridas, lo que más nos preocupa a la familia como a los conocidos es el estado de salud de mi hija Ivanna”, dijo.

Por otra parte, en ese mismo vehículo viajaban sus dos hijas, una de ellas resultó ilesa, mientras que la otra se mantiene hospitalizada en Chihuahua, con un estatus de delicada, pero estable, a espera de los resultados que arroje la primera cirugía que le practicaron los doctores en la capital del estado.

Reanudan búsqueda de más cuerpos en tiro de mina

La menor de cinco años, Ivanna Parra, viajaba en el asiento delantero del vehículo, y durante el enfrentamiento recibió tres impactos de arma de fuego, que dieron en la zona del vientre y uno más en una pierna, por lo cual fue trasladada de gravedad a las instalaciones de un hospital el día de los hechos.

Ivanna fue intervenida quirúrgicamente el jueves por la mañana, donde los doctores del hospital tuvieron que recortar algunos órganos como el intestino y estómago para evitar que la lesión le trajera complicaciones a la salud, y sigue en observación por parte de los médicos para ver su evolución en su estado de salud.

Su madre, explica que desde el día de los hechos no ha podido ver a su hija, pues ella estuvo internada en Cuauhtémoc y su hija, por las complicaciones y daños internos, tuvo que ser trasladada a un hospital en Chihuahua, para que la intervinieran por lo que se encuentra a cargo de familiares quienes la cuidan en lo que su madre pueda viajar a la ciudad.

“He podido hablar con ella, está bien y consciente, la extraño mucho porque desde la noche de ese día no la he podido ver, estoy esperando que mi condición mejore para poder ir a acompañarla para que siga saliendo adelante, parece que los resultados van favoreciendo y esperemos que así sigan”, comentó la madre.

Muere conductora en choque, acababa de dejar a su sobrina en escuela

La familia se encuentra agradecida de que Lupita y sus dos hijas sigan con vida, ya que conocen de primera mano la forma en que atacaron los delincuentes aquella noche y saben que de no actuar de esa manera, hubieran muerto esa noche por el grupo de pistoleros quienes no respetaron a la población y su inocencia.

Es lo más lamentable, las víctimas colaterales que estuvieron en ese momento y que recibieron ráfagas del fuego cruzado y que uno de ellos perdió la vida cuando acudía al cajero del único banco que hay, Pedro Gutiérrez Galaviz de 41 años y quien deja viuda a su esposa y huérfanos a 5 hijos. Presidente seccional Carlos Chaparro.

Amigos y conocidos de la madre y sus dos hijas, quienes radican en Rubio y Cuauhtémoc, iniciaron una campaña de apoyo, en la que solicitan donativos en una cuenta bancaria para que cuente con los suficientes fondos económicos para costear medicinas y visitas hospitalarias, ya que no han tenido algún acercamiento de las autoridades para obtener algún tipo de ayuda.

A través de las redes sociales hicieron el llamado a los conocidos y público en general a que se sumaran a esta campaña de donativos, para que los interesados en apoyar realicen algún depósito a la cuenta de Lupita Parra.

Este es el número de cuenta Bancomer al que pueden realizar cualquier depósito: 4152313502819274


Te puede interesar:

Policiaca

Detienen a banda “robacelulares”  

Por lo menos hurtaron 100 de los aparatos telefónicos

Local

Necesario tener más conciencia

“Realmente no tenemos la idea de lo que es tener un hijo con discapacidad”

Finanzas

Boeing estima que el 737 MAX podría volver a volar a finales de año

La compañía señaló que hará una provisión de 4 mil 900 millones de dólares para cubrir costos ocasionados después de dos accidentes del 737 MAX en los que murieron 346 personas

Gossip

[Video] Hicieron el Kamehameha más grande del mundo y lograron el Récord Guinness

Se reúnen seguidores de la serie en el marco de la Comic Con San Diego

Policiaca

Detienen a banda “robacelulares”  

Por lo menos hurtaron 100 de los aparatos telefónicos

Deportes

Van por el título

Abanderan a la selección nacional de maxibaloncesto femenil de la categoría mayores de 65 años

Deportes

Roller Derby van por el pase al Nacional

Los próximos 10 y 11 de agosto, Chihuahua será sede de la fase Estatal Roller Derby

Local

Necesario tener más conciencia

“Realmente no tenemos la idea de lo que es tener un hijo con discapacidad”