/ miércoles 21 de abril de 2021

Sin autorización para verter aguas residuales en Chuviscar

Conagua, JMAS niegan otorgar permisos para esta empresa, nadie sanciona o corrige el daño al medio ambiente

Pese a las condiciones severas de sequía que enfrenta la ciudad como gran parte del estado, la empresa Grupo Bafar utiliza la presa Chuviscar para la descarga de aguas residuales que reúne la empresa embutidora, lo cual no está concesionado o cuenta con permiso de ninguna autoridad para realizar esta contaminación en esta área natural.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Parral y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Desde hace más de seis meses vecinos y activistas protectores del medioambiente localizaron el ducto de agua que conecta a la empresa Bafar con la presa Chuvíscar, donde se trasladan decenas de metros cúbicos de agua contaminada que termina en la presa antes mencionada.

La Dirección Local, la Dirección General del Organismo de Cuenca Río Bravo, la Subdirección General de Administración del Agua, pertenecientes a la Comisión Nacional del Agua, así como la Junta Municipal del Agua (JMAS), negaron haber entregado algún permiso o concesión para que la empresa realizara cualquier tipo de descargas a este cuerpo de agua, pero tampoco se hacen responsables por sancionar o retirar este ducto.

Vecinos de la colonia Esperanza desde el mes de febrero comenzaron a denunciar a través de redes sociales la afectación que se había generado en el sector, debido a la descarga de aguas residuales, así como la tala de varios árboles por parte de la empresa embutidora que instaló esta línea de desagüe.

Dicho por los vecinos del sector, los líquidos que se están vertiendo en la presa Chuviscar generan mal olor y la muerte de varias especies que habitaban en ese lugar, ya que ahora se encuentra cubierta con mezcla de químicos contaminantes y desechos que terminan a lo largo y ancho de este cuerpo de agua.

El día 18 de febrero la Junta Municipal de Agua y Saneamiento dio a conocer a través de un comunicado que las descargas de aguas residuales que se han vertido en la presa Chuvíscar no pertenecen al organismo, sino a una procesadora de alimentos que se encuentra en esa zona.

Personal de la JMAS acudió a la inspección del lugar y detectó una línea de descarga que derrama el líquido de lo que parece ser agua residual sin tratar, “el organismo aclaró que la procesadora de alimentos cuenta con una planta tratadora de aguas residuales, cuyo permiso le fue otorgado por la Conagua, por lo que no es competencia de la JMAS realizar la sanción correspondiente, sino de la Conagua”.

Al consultar dicha información con la Comisión Nacional del Agua, a través de la unidad de transparencia, la dependencia federal informó que la Subdirección General de Administración del Agua Coordinación de Proyectos Transversales, Transparencia e Innovación, al 25 de febrero, no cuenta con algún permiso o concesión otorgada para verter aguas en esa zona.

“Esta Subdirección General otorga el poder jurídico para la explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales, y de sus bienes públicos inherentes a través de títulos de concesión; por lo que, derivado de la búsqueda exhaustiva, minuciosa y razonada, en los archivos y bases de datos de las áreas que hubieran podido contar con la información peticionada, como lo es la Gerencia del Registro Público de Derechos de Agua, así como en la base de datos del Registro Público de Derechos de Agua, se hace de su conocimiento que no se localizó registro alguno de título de concesión o permiso de descarga de aguas residuales para la presa Chuviscar, ubicado en el municipio de Chihuahua”, refirió el documento.

Por su parte, el 5 de marzo, el organismo de Cuenta Río Bravo, de la Comisión Nacional del Agua, indicó que derivado de la consulta de sus sistemas de control y registro de trámites y servicios tanto de la Dirección de Administración del Agua en el Organismo de Cuenca Río Bravo, “no se tiene información administrativa relacionada a permisos de descarga otorgados para verter agua residual en dicha obra; igualmente es de precisar que en todo caso la gestión y tramitación de cualquier concesión y/o permiso cuya obra o cuerpo receptor se localiza en la jurisdicción del estado de Chihuahua, se atiende directamente por la Unidad Administrativa cuya circunscripción en todo caso corresponderá a la misma Dirección Local Chihuahua”.

El 24 de marzo, la Dirección Local Chihuahua de la Comisión Nacional del Agua negó tener algún documento o permiso que permita la descarga en esa zona de la ciudad de Chihuahua, por lo cual nadie otorgó un permiso o concesión para realizar este tipo de acciones en la presa Chuvíscar, pero tampoco nadie se hizo cargo de investigar o sancionar estos hechos.

Te puede interesar:

Pese a las condiciones severas de sequía que enfrenta la ciudad como gran parte del estado, la empresa Grupo Bafar utiliza la presa Chuviscar para la descarga de aguas residuales que reúne la empresa embutidora, lo cual no está concesionado o cuenta con permiso de ninguna autoridad para realizar esta contaminación en esta área natural.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Parral y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Desde hace más de seis meses vecinos y activistas protectores del medioambiente localizaron el ducto de agua que conecta a la empresa Bafar con la presa Chuvíscar, donde se trasladan decenas de metros cúbicos de agua contaminada que termina en la presa antes mencionada.

La Dirección Local, la Dirección General del Organismo de Cuenca Río Bravo, la Subdirección General de Administración del Agua, pertenecientes a la Comisión Nacional del Agua, así como la Junta Municipal del Agua (JMAS), negaron haber entregado algún permiso o concesión para que la empresa realizara cualquier tipo de descargas a este cuerpo de agua, pero tampoco se hacen responsables por sancionar o retirar este ducto.

Vecinos de la colonia Esperanza desde el mes de febrero comenzaron a denunciar a través de redes sociales la afectación que se había generado en el sector, debido a la descarga de aguas residuales, así como la tala de varios árboles por parte de la empresa embutidora que instaló esta línea de desagüe.

Dicho por los vecinos del sector, los líquidos que se están vertiendo en la presa Chuviscar generan mal olor y la muerte de varias especies que habitaban en ese lugar, ya que ahora se encuentra cubierta con mezcla de químicos contaminantes y desechos que terminan a lo largo y ancho de este cuerpo de agua.

El día 18 de febrero la Junta Municipal de Agua y Saneamiento dio a conocer a través de un comunicado que las descargas de aguas residuales que se han vertido en la presa Chuvíscar no pertenecen al organismo, sino a una procesadora de alimentos que se encuentra en esa zona.

Personal de la JMAS acudió a la inspección del lugar y detectó una línea de descarga que derrama el líquido de lo que parece ser agua residual sin tratar, “el organismo aclaró que la procesadora de alimentos cuenta con una planta tratadora de aguas residuales, cuyo permiso le fue otorgado por la Conagua, por lo que no es competencia de la JMAS realizar la sanción correspondiente, sino de la Conagua”.

Al consultar dicha información con la Comisión Nacional del Agua, a través de la unidad de transparencia, la dependencia federal informó que la Subdirección General de Administración del Agua Coordinación de Proyectos Transversales, Transparencia e Innovación, al 25 de febrero, no cuenta con algún permiso o concesión otorgada para verter aguas en esa zona.

“Esta Subdirección General otorga el poder jurídico para la explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales, y de sus bienes públicos inherentes a través de títulos de concesión; por lo que, derivado de la búsqueda exhaustiva, minuciosa y razonada, en los archivos y bases de datos de las áreas que hubieran podido contar con la información peticionada, como lo es la Gerencia del Registro Público de Derechos de Agua, así como en la base de datos del Registro Público de Derechos de Agua, se hace de su conocimiento que no se localizó registro alguno de título de concesión o permiso de descarga de aguas residuales para la presa Chuviscar, ubicado en el municipio de Chihuahua”, refirió el documento.

Por su parte, el 5 de marzo, el organismo de Cuenta Río Bravo, de la Comisión Nacional del Agua, indicó que derivado de la consulta de sus sistemas de control y registro de trámites y servicios tanto de la Dirección de Administración del Agua en el Organismo de Cuenca Río Bravo, “no se tiene información administrativa relacionada a permisos de descarga otorgados para verter agua residual en dicha obra; igualmente es de precisar que en todo caso la gestión y tramitación de cualquier concesión y/o permiso cuya obra o cuerpo receptor se localiza en la jurisdicción del estado de Chihuahua, se atiende directamente por la Unidad Administrativa cuya circunscripción en todo caso corresponderá a la misma Dirección Local Chihuahua”.

El 24 de marzo, la Dirección Local Chihuahua de la Comisión Nacional del Agua negó tener algún documento o permiso que permita la descarga en esa zona de la ciudad de Chihuahua, por lo cual nadie otorgó un permiso o concesión para realizar este tipo de acciones en la presa Chuvíscar, pero tampoco nadie se hizo cargo de investigar o sancionar estos hechos.

Te puede interesar:

Chihuahua

¡Alivio para el bolsillo! Baja precio del Gas LP; costará 19.58 pesos por kilo y 10.57 por litro

El tanque de gas de 30 kilos estará en 587.4 pesos y el de 45 kilos en 881.1 pesos

Parral

Incursionan municipios de López y Coronado en el cultivo de sandía por primera vez

Aunque fueron sólo cuatro hectáreas las producidas durante 2023 obtuvieron un producto de calidad y que fue redituable: Roberto Baca, Sader

Parral

Necesario, protocolo de actuación en caso de violencia contra maestros: Sindicato

La agresión de un padre de familia hacia un profesor en primaria de Parral pone sobre la mesa la necesidad de generar un marco legal que proteja a los docentes: Mayela Alvídrez, coordinadora del SNTE

Parral

Registra región sur seis muertes dolosas de mujeres en el año; sólo dos se consideran feminicidio

El término “feminicidio” hace referencia a un tipo de homicidio específico en el que un varón asesina a una mujer, joven o niña por ser del sexo femenino

Chihuahua

Programa Destilichadero: ¿Cuáles son las colonias que visitará durante esta semana?

Este programa consiste en la retirada de los desechos de grandes dimensiones de las viviendas, mismos que el camión recolector no puede trasladar

Chihuahua

Propone Omar Bazán generar espacios públicos seguros para las mujeres

El diputado del PRI comentó que si las autoridades trabajan en crear espacios seguros, las mujeres podrán disfrutar plenamente de su entorno, viviendo libres de violencia