/ sábado 10 de noviembre de 2018

Maquiavélicos y pitufo fregaderas

Este miércoles los semáforos de la política nacional centellaron amarillo rojo después que El Financiero publicó una supuesta declaración de Salinas de Gortari, que el país estaba viviendo un momento maquiavélico, que la república puede “desaparecer o renacer”, que detonó un tsunami de angustia, indignación o por lo menos desconcierto moreno.

El jueves Salinas de Gortari aclaró en una carta que “durante el evento mencioné un libro publicado hace 50 años por J.G.A. Pocock, y cuyo título es precisamente “El momento maquiavélico”, donde cité la definición que hace el autor del libro sobre ese evento. Pero en ningún momento hice referencia a México ni al momento actual, como equivocadamente se publicó”.

El jueves mientras se discutía la reaparición del monstruo Salinas de Gortari los morenos se aventaron otra travesura financiera, una iniciativa legislativa para disminuir algunas de las comisiones por servicios que cobran de los bancos y la desaparición de otras, ¡y que tumban el índice de la Bolsa de Valores! con una caída de más o menos el 10 por ciento del valor de las acciones de los bancos que cotizan, y que se dispara el dólar hasta los 20 pesos con 50 centavos, ah qué mocosos ignorantes tan traviesos.

Después de todas las estupideces de la semana, como anticipamos en artículos anteriores, es probable que Banxico eleve la tasa de interés de referencia un cuarto de punto 0.25% el 15 de noviembre. Así que preparémonos para pagar más dinero en la próxima mensualidad de la tarjeta y o cualquier otro crédito. Todo porque AMLO no será florero ni los morenos de mesita del florero.

Pasando a la elección del presidente nacional del PAN, en Chihuahua lleva meses una campaña de pitufo informadores digitales, a los que les caen centavos municipales, que ya contagió a los medios tradicionales, donde se califica a Manuel Gómez Morín Martínez del Río de junior desvergonzado, mientras tratan respetuosamente a su rival Marco Cortez, que nos visitó esta semana. He leído y escuchado las más ignominiosas opiniones sobre Manuel de panistas locales que imaginaba sensatos, opiniones que rayan en la difamación.

Aclaro que renuncié al PAN desde el 2001 pero conozco personalmente a Manuel desde 1982 y en alguna ocasión pasé un fin de semana en la casa de campo de su familia en Malinalco. Dicho lo anterior, en la Ciudad de México existían en aquellos años dos grupos de familias propietarias de empresas y bancos, la gente calificada como “gente bien”, católica, conservadora, con tradición, educación y una conducta respetuosa hacia todas las personas sin importar su condición y origen, que a pesar de sus millones vivían una vida sin pretensiones similar a la de la clase media alta, y otra surgida de la revolución, especialmente en el sexenio de Miguel Alemán de nuevos ricos pretenciosos, pedantes, algunos majaderos con hijos que eran todos unos juniors.

Manuel pertenece al primer grupo, donde ningún flojo, majadero e incompetente escalaba en la jerarquía de las empresas de la familia, porque a las “ovejas negras”, que las había, se las mantenía a distancia sin sufrir penurias económicas.

Juan José Rodríguez Prats, editorialista de Excélsior, ex diputado federal y ex miembro del CEN, denunció ante el PAN y públicamente al competidor de Manuel, Marko Cortez https://www.excelsior.com.mx/opinion/juan-jose-rodriguez-prats/la-tragedia-del-pan/1274007, que en Chihuahua apoya Maru Campos, por sacarle algunos milloncejos a ricos michoacanos a cambio de futuras ventajas si ganaba la gubernatura de Michoacán, que no logró, pero después apoyó al Cerillo Anaya para que se embolsara la candidatura del PAN a la Presidencia de la República.




Este miércoles los semáforos de la política nacional centellaron amarillo rojo después que El Financiero publicó una supuesta declaración de Salinas de Gortari, que el país estaba viviendo un momento maquiavélico, que la república puede “desaparecer o renacer”, que detonó un tsunami de angustia, indignación o por lo menos desconcierto moreno.

El jueves Salinas de Gortari aclaró en una carta que “durante el evento mencioné un libro publicado hace 50 años por J.G.A. Pocock, y cuyo título es precisamente “El momento maquiavélico”, donde cité la definición que hace el autor del libro sobre ese evento. Pero en ningún momento hice referencia a México ni al momento actual, como equivocadamente se publicó”.

El jueves mientras se discutía la reaparición del monstruo Salinas de Gortari los morenos se aventaron otra travesura financiera, una iniciativa legislativa para disminuir algunas de las comisiones por servicios que cobran de los bancos y la desaparición de otras, ¡y que tumban el índice de la Bolsa de Valores! con una caída de más o menos el 10 por ciento del valor de las acciones de los bancos que cotizan, y que se dispara el dólar hasta los 20 pesos con 50 centavos, ah qué mocosos ignorantes tan traviesos.

Después de todas las estupideces de la semana, como anticipamos en artículos anteriores, es probable que Banxico eleve la tasa de interés de referencia un cuarto de punto 0.25% el 15 de noviembre. Así que preparémonos para pagar más dinero en la próxima mensualidad de la tarjeta y o cualquier otro crédito. Todo porque AMLO no será florero ni los morenos de mesita del florero.

Pasando a la elección del presidente nacional del PAN, en Chihuahua lleva meses una campaña de pitufo informadores digitales, a los que les caen centavos municipales, que ya contagió a los medios tradicionales, donde se califica a Manuel Gómez Morín Martínez del Río de junior desvergonzado, mientras tratan respetuosamente a su rival Marco Cortez, que nos visitó esta semana. He leído y escuchado las más ignominiosas opiniones sobre Manuel de panistas locales que imaginaba sensatos, opiniones que rayan en la difamación.

Aclaro que renuncié al PAN desde el 2001 pero conozco personalmente a Manuel desde 1982 y en alguna ocasión pasé un fin de semana en la casa de campo de su familia en Malinalco. Dicho lo anterior, en la Ciudad de México existían en aquellos años dos grupos de familias propietarias de empresas y bancos, la gente calificada como “gente bien”, católica, conservadora, con tradición, educación y una conducta respetuosa hacia todas las personas sin importar su condición y origen, que a pesar de sus millones vivían una vida sin pretensiones similar a la de la clase media alta, y otra surgida de la revolución, especialmente en el sexenio de Miguel Alemán de nuevos ricos pretenciosos, pedantes, algunos majaderos con hijos que eran todos unos juniors.

Manuel pertenece al primer grupo, donde ningún flojo, majadero e incompetente escalaba en la jerarquía de las empresas de la familia, porque a las “ovejas negras”, que las había, se las mantenía a distancia sin sufrir penurias económicas.

Juan José Rodríguez Prats, editorialista de Excélsior, ex diputado federal y ex miembro del CEN, denunció ante el PAN y públicamente al competidor de Manuel, Marko Cortez https://www.excelsior.com.mx/opinion/juan-jose-rodriguez-prats/la-tragedia-del-pan/1274007, que en Chihuahua apoya Maru Campos, por sacarle algunos milloncejos a ricos michoacanos a cambio de futuras ventajas si ganaba la gubernatura de Michoacán, que no logró, pero después apoyó al Cerillo Anaya para que se embolsara la candidatura del PAN a la Presidencia de la República.




sábado 10 de noviembre de 2018

Maquiavélicos y pitufo fregaderas

sábado 03 de noviembre de 2018

AICM de NY a Macuspana

sábado 27 de octubre de 2018

Predial y consulta AIM

sábado 20 de octubre de 2018

Pro AMLO o Pro VIDA

sábado 13 de octubre de 2018

Ficosec, niebla sin cimientos

sábado 29 de septiembre de 2018

Nuestros gobernantes, ¿podrán…?

sábado 22 de septiembre de 2018

Problemas a la vista ¿y el rumbo…?

sábado 15 de septiembre de 2018

¡Estrenando gobierno estatal...!

Cargar Más